216 puntos de vista


Una vez m谩s nos volvemos a encontrar un caso de violencia machista en el que se pone el foco en la re-victimizaci贸n de la persona agredida. La 煤nica herramienta que nos ofrece el sistema judicial para solventar los problemas que denunciamos desde el transfeminismo, tales como (violencias, agresiones y todo tipo de discriminaciones) es ACUDIR A LA V脥A PENAL. Esto supone un proceso en el que en ning煤n momento se tienen en cuenta los cuidados y reparaci贸n de la persona agredida, y que lejos de ello, pone en duda una y otra vez la veracidad su testimonio. Como tal, supone un proceso doloroso y traum谩tico para la mayor铆a de las mujeres, donde somos humilladas, cuestionadas y re-victimizadas. En ning煤n momento se trabaja la ra铆z del problema ni sus causas, ni como sujetos agredidos se nos pone en el centro.

Es importante tener en cuenta que aunque al sistema judicial penal se le introduzca perspectiva de g茅nero, vamos a caer en asumir unas leyes que han sido creadas desde el actual sistema racista, clasista y patriarcal. Deber铆amos de tener claro que este sistema nunca nos va a CUIDAR, NI A REPARAR, NI A HACERNOS SENTIR M脕S SEGURAS. Todo lo contrario: nos infantiliza, nos victimiza y nos cuestiona. Es el Estado el que toma la responsabilidad de castigarnos como la soluci贸n a los diferentes conflictos que surgen entre las personas y nos despoja de la posibilidad de gestionar los conflictos entre nosotras y como nosotras querr铆amos.

Las soluciones que se proponen desde el Estado pasan siempre por el castigo en sus diferentes formas y cuyo m谩ximo exponente es LA C脕RCEL. Se trata de un sistema violento que s贸lo genera m谩s violencia, ya que posee una estructura basada en la opresi贸n, la dominaci贸n y la jerarquizaci贸n de la instituci贸n penitenciaria sobre las persona presas, sobre sus mentes y cuerpos, con unos efectos devastadores para ellas, y muchas veces irreversibles. El sistema penitenciario reproduce y legitima las desigualdades estructurales sobre las que se asienta. El principal efecto negativo del punitivismo es que nunca parte de un an谩lisis de las causas de los problemas sociales, al considerar que los delitos son exclusivamente responsabilidad de las personas que los cometen. Como soluci贸n estas personas son apartadas de la sociedad, pensando que as铆 el problema desaparece, aunque sabemos que se trata de un 鈥減arche temporal鈥.

La Instituci贸n Penitenciaria no tiene por objeto el tratamiento de los agresores para que aquellas conductas de dominaci贸n, violencia y agresi贸n no se vuelvan a cometer, sino que inculcan el miedo a ser castigado de nuevo y volver a la c谩rcel; y 茅sta, por su esencia y sus din谩micas (ya mencionadas algunas de ellas) est谩 bien lejos de ser un lugar id贸neo para este aprendizaje. Este trabajo, independiente del sistema penal y penitenciario y s铆 de car谩cter social, deber铆a ir enfocado en crear conciencia de que esas actitudes son impermisibles porque no respetan la integridad, f铆sica y psicol贸gica, de las personas y provocan un enorme da帽o.




Fuente: Campazgz.wordpress.com