April 5, 2022
De parte de Desinformemonos
47 puntos de vista

Desinformémonos

https://desinformemonos.org
Periodismo de abajo
Mon, 04 Apr 2022 19:04:53 +0000
es

hourly

1

Tren Maya pasará por encima de cuevas sagradas, denuncian ambientalistas
https://desinformemonos.org/tren-maya-pasara-por-encima-de-cuevas-sagradas-denuncian-ambientalistas/
https://desinformemonos.org/tren-maya-pasara-por-encima-de-cuevas-sagradas-denuncian-ambientalistas/#respond

Mon, 04 Apr 2022 17:45:06 +0000

https://desinformemonos.org/?p=185477

<![CDATA[

Videos: Tania Ramírez Ciudad de México | Desinformémonos. «Encima de estos espacios que eran sagrados para los mayas piensan pasar el tren», denunciaron activistas que realizaron trabajos de exploración en las cuevas por las que pasará el megaproyecto del Tren Maya, en el nuevo trazo del tramo 5, kilómetro 55, en Quintana Roo. A través […]

La entrada Tren Maya pasará por encima de cuevas sagradas, denuncian ambientalistas aparece primero en Desinformémonos.

]]>
<![CDATA[

Videos: Tania Ramírez

Ciudad de México | Desinformémonos. «Encima de estos espacios que eran sagrados para los mayas piensan pasar el tren», denunciaron activistas que realizaron trabajos de exploración en las cuevas por las que pasará el megaproyecto del Tren Maya, en el nuevo trazo del tramo 5, kilómetro 55, en Quintana Roo.

A través de videos de la exploración, los activistas también señalaron que en las cuevas hay agua que se verá afectada por las obras y el funcionamiento del tren.

A principios de marzo, activistas y organizaciones ambientales denunciaron el inicio de los trabajos de desmonte y deforestación en la selva virgen de Playa del Carmen para construir el tramo 5 del Tren Maya, que irá de Cancún a Tulúm, a pesar de no contar con permisos ambientales, estudios ni programas de reubicación de flora y fauna silvestre.

En diversas ocasiones organizaciones ambientales, pueblos indígenas, activistas y especialistas han denunciado las amenazas que representa el Tren Maya para los ecosistemas y el sistema de ríos subterráneos en la Península de Yucatán, así como las violaciones a los derechos de las comunidades mayas que no fueron consultadas conforme a los estándares internacionales y que han sido despojadas de sus territorios.

Las imágenes de la devastación ambiental por el tramo 5 fueron difundidas en redes sociales, lo que provocó que más personas y colectivos se unieran al rechazo hacia el megaproyecto.

La entrada Tren Maya pasará por encima de cuevas sagradas, denuncian ambientalistas aparece primero en Desinformémonos.

]]>

https://desinformemonos.org/tren-maya-pasara-por-encima-de-cuevas-sagradas-denuncian-ambientalistas/feed/
0

Animación sobre Agricultura 4.0: Vigilancia en los territorios
https://desinformemonos.org/animacion-sobre-agricultura-4-0-vigilancia-en-los-territorios/
https://desinformemonos.org/animacion-sobre-agricultura-4-0-vigilancia-en-los-territorios/#respond

Mon, 04 Apr 2022 17:17:06 +0000

https://desinformemonos.org/?p=185473

<![CDATA[

Vigilancia, ordenamiento territorial y reforestación forzada se imponen sobre las comunidades campesinas. La Marcha Mundial de las Mujeres, Red TECLA, Grupo ETC y REDES-Amigos de la Tierra Uruguay comparten esta animación sobre la Agricultura 4.0. La llamada agricultura 4.0 articula cambios en la manera como se hace la agricultura, impactando directamente a las agricultoras y […]

La entrada Animación sobre Agricultura 4.0: Vigilancia en los territorios aparece primero en Desinformémonos.

]]>
<![CDATA[

Vigilancia, ordenamiento territorial y reforestación forzada se imponen sobre las comunidades campesinas. La Marcha Mundial de las Mujeres, Red TECLA, Grupo ETC y REDES-Amigos de la Tierra Uruguay comparten esta animación sobre la Agricultura 4.0.

La llamada agricultura 4.0 articula cambios en la manera como se hace la agricultura, impactando directamente a las agricultoras y agricultores campesinos. Estos cambios tienen que ver con el uso de tecnologías digitales en las máquinas agrícolas y nuevos equipamientos, como drones y sensores, cada vez más automatizados.

Con el uso de estas tecnologías y equipamientos, la extracción de datos sobre el clima, el suelo y el manejo, y su procesamiento por parte de las grandes empresas, se vuelven centrales. Estas grandes bases de datos permiten que la agricultura sea cada vez más parte del circuito financiarizado del capital, organizado por la especulación.

Publicado originalmente en Red TECLA

La entrada Animación sobre Agricultura 4.0: Vigilancia en los territorios aparece primero en Desinformémonos.

]]>

https://desinformemonos.org/animacion-sobre-agricultura-4-0-vigilancia-en-los-territorios/feed/
0

Mujeres mazatecas lanzan petición por libertad de los presos de Eloxochitlán
https://desinformemonos.org/mujeres-mazatecas-lanzan-peticion-por-libertad-de-los-presos-de-eloxochitlan/
https://desinformemonos.org/mujeres-mazatecas-lanzan-peticion-por-libertad-de-los-presos-de-eloxochitlan/#respond

Mon, 04 Apr 2022 16:45:34 +0000

https://desinformemonos.org/?p=185469

<![CDATA[

Ciudad de México | Desinformémonos. El colectivo de mujeres Mazatecas por la Libertad lanzó una petición para exigir que el gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat, libere a los siete presos políticos de Eloxochitlán de Flores Magón, que desde hace ocho años permanecen detenidos y sin sentencia, a pesar de que «en el juicio ya está […]

La entrada Mujeres mazatecas lanzan petición por libertad de los presos de Eloxochitlán aparece primero en Desinformémonos.

]]>
<![CDATA[

Ciudad de México | Desinformémonos. El colectivo de mujeres Mazatecas por la Libertad lanzó una petición para exigir que el gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat, libere a los siete presos políticos de Eloxochitlán de Flores Magón, que desde hace ocho años permanecen detenidos y sin sentencia, a pesar de que «en el juicio ya está demostrada su inocencia» y «ya está comprobada la fabricación de delitos y pruebas contra ellos».

En la petición, las mujeres mazatecas aseguraron que el proceso contra los siete presos políticos «está marcado por la dilación sistemática propiciada por el Poder Judicial», además de que está obstaculizado «por el tráfico de influencias y el conflicto de interés».

«La corrupción y la consigna política pisotean todo ordenamiento legal, desconocen todo derecho que asiste a los presos», señaló el colectivo en la petición, que busca reunir mil 500 firmas por la libertad de s Francisco Durán Ortíz, Jaime Betanzos Fuentes, Herminio Monfil Avendaño, Fernando Gavito Martínez, Alfredo Bolaños Pacheco, Omar Hugo Morales Álvarez e Isaías Gallardo Álvarez.

La exigencia de las mujeres es que el gobernador de Oaxaca emita las órdenes correspondientes para el cumplimiento del ordenamiento legal (federal y local) que reconoce la inocencia de los siete indígenas de Eloxochitlán y prevé su liberación inmediata.

Firma la petición aquí

A continuación la petición completa.

Son indígenas mazatecos que llevan 8 años sin sentencia. En diciembre de 2018, fueron reconocidos como presos políticos dentro del Programa Federal para la detección de esos casos.

CARTA AL GOBERNADOR DE OAXACA MÉXICO:

Maestro Alejandro Ismael Murat Hinojosa.
Gobernador del Estado de Oaxaca.

Le pedimos que libere a siete indígenas mazatecos, originarios de Eloxochitlán de Flores Magón, la tierra que vio nacer al hombre más puro de México. Es inconcebible que, a 100 años de la muerte de Ricardo Flores Magón, sus paisanos Francisco Durán Ortíz, Jaime Betanzos Fuentes, Herminio Monfil Avendaño, Fernando Gavito Martínez, Alfredo Bolaños Pacheco, Omar Hugo Morales Álvarez e Isaías Gallardo Álvarez, sigan presos por consigna política; llevan ocho años sin sentencia. Su proceso está marcado por la dilación sistemática propiciada por el Poder Judicial, también es obstaculizado por el tráfico de influencias y el conflicto de interés. En el juicio ya está demostrada su inocencia, ya está comprobada la fabricación de delitos y pruebas contra ellos; veinte sentencias de libertad, a favor de personas que fueron acusadas con los mismos cargos que los presos, son la mejor prueba de su inocencia. Pero la corrupción y la consigna política, pisotean todo ordenamiento legal, desconocen todo derecho que asiste a los presos. Por lo cual, con base en el artículo 81, fracciones I, II y XXVIII de la Constitución Política del Estado Libre y Soberano de Oaxaca, le pedimos, Gobernador, emita las órdenes correspondientes para el exacto cumplimiento del ordenamiento legal (federal y local) que reconoce la inocencia de los siete indígenas de Eloxochitlán y prevé su liberación inmediata; y, en consecuencia, sean excarcelados.

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

¿Quienes son los presos políticos mazatecos de Eloxochitlán?

https://fb.watch/bQXOSYKQbF/

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Al público solidario: Nuestros hijos, hermanos, esposos y padres tienen derecho a ser libres, ayúdanos compartiendo, reenviando y firmando la petición.

Muchas gracias.

Atentamente Mazatecas por la Libertad

La entrada Mujeres mazatecas lanzan petición por libertad de los presos de Eloxochitlán aparece primero en Desinformémonos.

]]>

https://desinformemonos.org/mujeres-mazatecas-lanzan-peticion-por-libertad-de-los-presos-de-eloxochitlan/feed/
0

Barro Rojo cuestiona las estridencias del ser mexicano
https://desinformemonos.org/barro-rojo-cuestiona-las-estridencias-del-ser-mexicano/
https://desinformemonos.org/barro-rojo-cuestiona-las-estridencias-del-ser-mexicano/#respond

Mon, 04 Apr 2022 16:30:47 +0000

https://desinformemonos.org/?p=185466

<![CDATA[

Foto: Barry Domínguez. A 40 años de su fundación, la compañía de danza contemporánea Barro Rojo Arte Escénico presentó tres funciones de su coreografía Mextridente en la Sala Miguel Covarrubias del Centro Cultural Universitario, invitada por Danza UNAM. La primera fue la noche del viernes 25 de marzo ante un público mayoritariamente joven, testigo de […]

La entrada Barro Rojo cuestiona las estridencias del ser mexicano aparece primero en Desinformémonos.

]]>
<![CDATA[

Foto: Barry Domínguez.

A 40 años de su fundación, la compañía de danza contemporánea Barro Rojo Arte Escénico presentó tres funciones de su coreografía Mextridente en la Sala Miguel Covarrubias del Centro Cultural Universitario, invitada por Danza UNAM. La primera fue la noche del viernes 25 de marzo ante un público mayoritariamente joven, testigo de una pieza de gran formato, y que es resultado de un trabajo colectivo bajo la dirección artística de Laura Rocha y Francisco Illescas, con la colaboración de Roberto Solís, Julio Hernández y Miguel Gamero.

La obra invita al espectador a reflexionar acerca de quiénes somos y en dónde estamos situados como mexicanos, así como de qué manera la tradición y nuestras raíces culturales quedan expresadas en el cuerpo que habitamos. El montaje apuesta a cuestionarnos qué significa ser mexicano hoy en día, reconociendo al mismo tiempo nuestras estridencias detonadas por la violencia que nos acecha cotidianamente. En esta pieza es recurrente la simbología en movimiento, a la vez que un espíritu festivo y la exposición de una tragedia sonorizada en un ¡ay! de dolor.

Geografías musicales

Mextridente va de la frivolidad de una pasarela de moda que expone diferentes signos en cada uno de los vestuarios, al juego de sombras de quienes desde el fondo del escenario se van transformando con diferentes poses en mujeres de la tierra, trabajadoras domésticas e indígenas. Es aquí precisamente cuando arranca el recorrido por diversas geografías musicales, en las que pasado y presente se diluyen en imágenes que son latidos profundos.

Ritmos urbanos fusionados con música autóctona. Percusiones y ocarinas resaltan ese México estridente, juego de dos palabras que nos develan “situaciones complejas y habituales que traslucen hechos de análoga gravedad”. Mujeres que le lloran a sus muertos, paradójicamente mujeres fuertes y en constante lucha que juntas dan el siguiente paso. La diversidad les acompaña: rarámuris por la indumentaria, visibilizadas por derecho propio, o bien con otro vestuario a fin de explorar otras formas distintas de ver y de estar en el mundo.

Continuas resignificaciones en Mextridente, aquí sumamos todos y hacemos acto de presencia. Hombres y mujeres nos identificamos con los tres colores patrios que surgen lumínicos del piso o que, de igual modo, ondean entre largos telones blancos, como columnas donde el futuro no reposa.

Mextridente nos propone un encuentro con la mexicanidad, no para exaltarla y querer recuperar los actos del pasado, sino como terco pretexto para movernos a hacer algo a la voz de ya, al mostrarnos de tajo un México que vuelve anónimos la violencia, la corrupción y los feminicidios.

Con este montaje Barro Rojo evidencia la función social de la danza, nutre el espacio escénico con honda creatividad, variedad en la técnica y una constelación de movimientos como sucesión de sentimientos encontrados. La compañía apela a nuestros afectos y nos invita, como espectadores, a retirar los escombros de un tiempo astillado.

Barro Rojo nació en 1982 en la Universidad Autónoma de Guerrero y dos años después se convirtió en compañía independiente ya en Ciudad de México. Se ha presentado tanto en recintos culturales como en plazas públicas, calles y espacios alternativos de México, Latinoamérica, Estados Unidos y Europa. Dirigida desde 1994 por la coreógrafa y bailarina Laura Rocha, su trabajo se sustenta en la investigación experimental, teórica y pedagógica, y también en el teatro, la música, la plástica, la dimensión físico-atlética, las artes marciales, la tecnología, la poesía y la intuición, con lo que ha hecho una aportación innegable a la danza contemporánea en México.

Publicado originalmente en Gaceta UNAM

La entrada Barro Rojo cuestiona las estridencias del ser mexicano aparece primero en Desinformémonos.

]]>

https://desinformemonos.org/barro-rojo-cuestiona-las-estridencias-del-ser-mexicano/feed/
0

«Nulas», acciones de las autoridades contra las granjas porcícolas: colectivos de Yucatán
https://desinformemonos.org/nulas-acciones-de-las-autoridades-contra-las-granjas-porcicolas-colectivos-de-yucatan/
https://desinformemonos.org/nulas-acciones-de-las-autoridades-contra-las-granjas-porcicolas-colectivos-de-yucatan/#respond

Mon, 04 Apr 2022 16:10:06 +0000

https://desinformemonos.org/?p=185462

<![CDATA[

Ciudad de México | Desinformémonos. Colectivos mayas de Yucatán manifestaron su sorpresa frente a que la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) señalara como problema ambiental el aumento de las granjas porcícolas, cuando «ninguna autoridad» ha escuchado a las organizaciones y comunidades que llevan años en la lucha contra su imposición y han […]

La entrada «Nulas», acciones de las autoridades contra las granjas porcícolas: colectivos de Yucatán aparece primero en Desinformémonos.

]]>
<![CDATA[

Ciudad de México | Desinformémonos. Colectivos mayas de Yucatán manifestaron su sorpresa frente a que la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) señalara como problema ambiental el aumento de las granjas porcícolas, cuando «ninguna autoridad» ha escuchado a las organizaciones y comunidades que llevan años en la lucha contra su imposición y han denunciado sus impactos ambientales y sociales.

«Hasta la fecha son nulas las acciones que desde el Ejecutivo federal (y del estatal) se han implementado para detener esta actividad que afecta gravemente a nuestros pueblos», indicaron en una carta dirigida al presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) y a la Semarnat, institución que el pasado 25 de marzo señaló la deforestación, las afectaciones a la salud y la contaminación como consecuencias del «crecimiento indiscriminado» de las granjas porcícolas.

Los colectivos, entre los que se encuentran Kana’an Ts’onot (Guardianes de los Cenotes) y Cantukún, destacaron que, «de los múltiples viajes que el representante del Ejecutivo y su comitiva han hecho a la península de Yucatán, en ninguno de ellos se ha posicionado sobre el tema o reunido con las comunidades afectadas por esta industria».

«Tampoco hemos tenido respuesta de la encargada de Semarnat, a pesar de que le hicimos una invitación expresa a finales del año pasado para reunirse y escuchar a los pueblos afectados por la industria porcina», denunciaron los colectivos en la misiva.

Por ello, invitaron a las autoridades a realizar una visita entre el 6 y 13 de abril al pueblo maya de Homún, que desde hace seis años defiende los cenotes de una megagranja de 49 mil cerdos, para que se entable una mesa de diálogo para la protección del agua, el medio ambiente, la salud y los derechos de los mayas.

«Esperamos que las autoridades y dependencias además tomen las acciones correspondientes para garantizar nuestros derechos», añadieron en la carta.

Los colectivos, entre los que también se encuentran el Consejo Maya del Poniente de Yucatán «Chik´in-já» y Kanan Lu´um Chapab (Defensores de la Tierra), recordaron que el establecimiento sin consulta previa de las granjas porcícolas representan una violación a la autonomía y libre determinación de los pueblos, así como implican afectaciones a la tierra, el agua, los recursos naturales y las formas de vida.

A continuación la carta completa:

Lic. Andrés Manuel López Obrador

Presidente de los Estados Unidos Mexicanos

Ing. María Luisa Albores González

Secretaria de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT)

Las suscritas y suscritos, representantes de diversos pueblos mayas de la península de Yucatán, afectadas por la implementación de granjas porcinas en nuestro territorio, acudimos a ustedes para manifestar lo siguiente: 

PRIMERO. Como es de su conocimiento, la porcicultura a gran escala en el estado de Yucatán se ha consolidado como una actividad económica en los últimos años, siendo nuestro estado la región con mayor crecimiento en ese rubro a nivel nacional. El establecimiento de granjas con miles de cabezas de cerdos, es una actividad empresarial que tiene múltiples impactos ambientales y se ha desarrollado en nuestros territorios, violando nuestra autonomía y libre determinación, y afectando gravemente nuestra tierra, agua, recursos naturales y formas de vida. A raíz de ello muchos pueblos, entre ellos los que suscribimos, hemos denunciado por diversas vías las afectaciones ambientales, sociales, culturales y territoriales que esta industria a gran escala nos genera, solicitando a los tres niveles de gobierno la implementación de medidas normativas y administrativas que pongan freno a esta actividad y garanticen nuestro derecho a la libre determinación y a un medio ambiente sano. Como lo es la denuncia popular con número  PFPA/5.3/2C.28.2/00006-19, que presentamos 21 pueblos mayas ante Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) a finales del 2020. Hasta la fecha ninguna autoridad nos ha escuchado. 

SEGUNDO. Es por ello que, con asombro notamos que en el comunicado de prensa número 19/22, emitido el 25 de marzo del presente año, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), admite que uno de los principales problemas ambientales en la península de Yucatán es el incremento de granjas de cerdos. De manera textual, dicho boletín señala que: 

“Se permitió el crecimiento indiscriminado de granjas porcícolas. Por ejemplo, en el estado de Yucatán la Asociación de Porcicultores local ha mencionado tener al menos 500 granjas en 50 municipios de la entidad, cuyas afectaciones a la salud humana y ambiental por deforestación, desequilibrio ecológico y contaminación de cenotes es innegable, y se acrecienta por las características cársticas de sus suelos.”

Nos sorprende esta afirmación, no porque no sea cierta, sino porque hasta la fecha son nulas las acciones que desde el Ejecutivo Federal (y del Estatal), se han implementado para detener esta actividad que afecta gravemente a nuestros pueblos. Sobre el particular es preciso recordarle que, de los múltiples viajes que el representante del Ejecutivo y su comitiva han hecho a la península de Yucatán, en ninguno de ellos se ha posicionado sobre el tema o reunido con las comunidades afectadas por esta industria para escucharnos y atender nuestras peticiones al respecto. Tampoco hemos tenido respuesta de la encargada de SEMARNAT, a pesar de que le hicimos una invitación expresa a finales del año pasado para reunirse y escuchar a los pueblos afectados por la industria porcina.

TERCERO. Frente a esta situación, nuevamente y de manera abierta, queremos invitarles a que se reúnan con los pueblos que estamos, a través de diversas vías, haciendo frente a esta industria que contamina nuestro territorio, el agua y pone en riesgo nuestra subsistencia e identidad cultural. Queremos contarle de viva voz las afectaciones que vivimos y las medidas que, en ejercicio de nuestro derecho a la libre determinación, hemos tomado y que no han sido respetadas por las autoridades de ningún nivel. En el contexto de un país pluricultural como el nuestro, resulta indispensable el diálogo intercultural horizontal entre los pueblos originarios y las autoridades en turno, de tal manera que la perspectiva de desarrollo regional tome en consideración la mirada y proyecto de vida de esos pueblos, obligación derivada del Artículo 2 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, del Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), y de la Declaración de Naciones Unidas sobre Pueblos Indígenas. 

Ante este panorama, les extendemos una invitación para visitarnos entre el 6 al 13 de abril en el pueblo de Homún, donde desde hace 6 años llevamos un proceso de defensa de nuestro territorio y nuestra agua de las operaciones de una mega granja de 49,000 cerdos. Nosotros y otros pueblos que viven los impactos de esa industria queremos entablar una mesa de diálogo sobre las acciones que se deben llevar a cabo para proteger el agua, el medio ambiente, la salud y nuestros derechos como pueblo maya. Esperamos que las autoridades y dependencias además tomen las acciones correspondientes para garantizar nuestros derechos. 

Atentamente: 

Comité maya de Homún “Kana’an Ts’onot” (Guardianes de los Cenotes)

Consejo Maya del Poniente de Yucatán “Chik´in-já”

Colectivo Cantukún

La Esperanza de Sitilpech

Comité Vecinal de Yaxkukul

Kanan Lu´um Chapab (Defensores de la Tierra)

Misioneros A.C.

La entrada «Nulas», acciones de las autoridades contra las granjas porcícolas: colectivos de Yucatán aparece primero en Desinformémonos.

]]>

https://desinformemonos.org/nulas-acciones-de-las-autoridades-contra-las-granjas-porcicolas-colectivos-de-yucatan/feed/
0

Desde Donbass, contra la guerra y contra la paz
https://desinformemonos.org/desde-donbass-contra-la-guerra-y-contra-la-paz-2/
https://desinformemonos.org/desde-donbass-contra-la-guerra-y-contra-la-paz-2/#respond

Mon, 04 Apr 2022 15:22:09 +0000

https://desinformemonos.org/?p=185427

<![CDATA[

Un viajero que cruce las inmensas estepas del suroriente europeo, de lo que antes era la URSS, no diferenciaría su parte rusa de la parte ucraniana, ni por el paisaje natural ni por el humano. El nombre de estas tierras, Donbass, es la abreviación de la “Cuenca de Donets”, por el río que la atraviesa, […]

La entrada Desde Donbass, contra la guerra y contra la paz aparece primero en Desinformémonos.

]]>
<![CDATA[

Un viajero que cruce las inmensas estepas del suroriente europeo, de lo que antes era la URSS, no diferenciaría su parte rusa de la parte ucraniana, ni por el paisaje natural ni por el humano. El nombre de estas tierras, Donbass, es la abreviación de la “Cuenca de Donets”, por el río que la atraviesa, y representa un territorio minero y obrero, la zona de los enormes yacimientos de carbón y el histórico centro de la industria metalúrgica, cuando Ucrania todavía soviética, era el principal productor de acero de Europa. Si nos profundizamos algo en la historia, veremos en estos lugares las huellas de las caballerías de la guerra civil entre los rojos y los blancos hace poco más de un siglo, y retrocediendo un poco más, escucharemos los gritos y cantos de los cosacos que cumpliendo la voluntad de la zarina Catalina la Grande, a cambio de su promesa de libertad y autonomía, se movían desde la república rebelde de Zaporozhskaya Sech (ahora Ucrania) hacia el norte del Cáucaso para hacerse cargo de la defensa de la frontera austral del imperio ruso. Justo aquí se formó la división geográfica dentro de la cultura cosaca, un ejemplo más de la enorme cercanía entre dos pueblos vecinos, aunque los de al lado ucraniano se llaman “cosacos” y los del lado ruso “casacos”, los unen las mismas palabras, las mismas canciones y los mismos recuerdos.

El pasado más reciente del Donbass, el de la Segunda guerra Mundial que para nosotros siempre será la Gran Guerra Patria, está asociado con la historia de la “Joven Guardia”, una organización clandestina de las juventudes comunistas que resistieron la ocupación nazi y al final de la guerra fueron delatados, agarrados y después de brutales torturas, fusilados.

Es una tierra infinita, apacible, de múltiples colores y temperaturas, abierta a los vientos, que parece atraer por su riqueza y su ubicación, es apetecible para todos.

Ahora la palabra Donbass se repite en los medios, tratándose esta vez, del nombre del epicentro de una guerra en el corazón de Europa. La parte principal de la Cuenca de Donets ha pertenecido a Ucrania. Sin embargo, casi toda su población, ha sido de familias rusas o de la zona donde los ucranianos siempre han hablado ruso y culturalmente poco tienen que ver con las regiones occidentales del país. Cuando Ucrania era un país bilingüe y pacífico, cuando era una de las repúblicas soviéticas y hasta las primeras décadas de su independencia, nadie aquí estuvo preocupado por revisar los mapas ni las fronteras históricas. En el medio de una enorme diversidad cultural, lingüística y religiosa dentro de las repúblicas de la ex URSS, todos entendíamos que las cosas que nos unían eran muchas más y que en el mundo no existían pueblos más cercanos que el ruso y el ucraniano, que varios consideraban partes inseparables del mismo pueblo. Dondass era la última frontera y el punto de la confluencia entre los dos.

Sigue leyendo

La entrada Desde Donbass, contra la guerra y contra la paz aparece primero en Desinformémonos.

]]>

https://desinformemonos.org/desde-donbass-contra-la-guerra-y-contra-la-paz-2/feed/
0

Cuando el apartheid se mete en tu cama
https://desinformemonos.org/cuando-el-apartheid-se-mete-en-tu-cama/
https://desinformemonos.org/cuando-el-apartheid-se-mete-en-tu-cama/#respond

Mon, 04 Apr 2022 15:18:51 +0000

https://desinformemonos.org/?p=185438

<![CDATA[

«Cuando estaba en secundaria, mi profesor de historia enfatizaba que una de las señales más clarasde la transformación de Alemania en un estado totalitario en los años treinta era la intervención del gobierno en la vida afectiva de la ciudadanía: la prohibición a la población “aria”de tener relaciones sentimentales con personas “indeseables” como las judías.»Uri […]

La entrada Cuando el apartheid se mete en tu cama aparece primero en Desinformémonos.

]]>
<![CDATA[

«Cuando estaba en secundaria, mi profesor de historia enfatizaba que una de las señales más claras
de la transformación de Alemania en un estado totalitario en los años treinta era la intervención del gobierno en la vida afectiva de la ciudadanía: la prohibición a la población “aria”
de tener relaciones sentimentales con personas “indeseables” como las judías.»
Uri Yacobi Keller (investigador judío-alemán)

Hace poco más de una década, escribía en mi blog, a partir del caso de una pareja palestina amenazada de separación forzada: «En el marco de una escalada de leyes y políticas racistas, la Suprema Corte israelí recientemente ratificó la “constitucionalidad” (en un país que no tiene Constitución) de la Ley de Ciudadanía de 2003, que apunta, como tantas otras en ese país, a forzar una mayoría demográfica para justificar el carácter judío del Estado. Entre otras cosas, la ley niega a la población árabe palestina con ciudadanía israelí (que es el 20% del país) el derecho a vivir dentro del territorio israelí con cónyuges provenientes de los territorios ocupados o de “países enemigos” (definidos por la ley como Siria, Líbano, Iraq e Irán). Miles de parejas y familias palestinas, así, se ven amenazadas por la inminente “deportación” de uno de sus integrantes hacia su lugar de origen, en los territorios ocupados; la alternativa que les queda es vivir separados o abandonar Israel.»

La llamada Ley de Ciudadanía y Entrada en Israel −una “orden temporal” renovada 21 veces durante casi dos décadas− ha sido un rasgo definitorio del control israelí sobre la población palestina a ambos lados de la Línea Verde: ataca directamente su derecho a amar, a casarse, a criar a sus hijas e hijos y a vivir juntos bajo el mismo techo. El pasado 10 de marzo, y tras meses de discusión, el Parlamento israelí aprobó una nueva versión que hace aún más racista esa ley. «Resulta más xenófoba o racista (que otras leyes) porque no sólo da derechos y privilegios adicionales a la población judía, sino que niega ciertos derechos fundamentales sólo a la población árabe», dijo Reut Shaer, abogada de la Asociación de Derechos Civiles de Israel (ACRI).

Esta ley es uno de los tantos instrumentos racistas del Estado de Israel, que no solo refleja su obsesión por la demografía en todo el territorio de la Palestina histórica, sino también un objetivo aún más perverso, que está detrás de todas las políticas israelíes hacia la población palestina: hacer que su vida sea invivible e inviable para que abandone su tierra natal. En otras palabras, es una de las tantas expresiones del régimen de apartheid existente en Israel; más allá de la legislación militar que gobierna a la población palestina en los territorios ocupados, dentro mismo del Estado hay más de 65 leyes que discriminan a la población no judía y aseguran que tenga menos derechos, tal como ha documentado ADALAH, el Centro Legal para los Derechos de la Minoría Árabe en Israel. Y es lo que justifica el creciente consenso internacional de que el apartheid existe desde el Mediterráneo al Jordán, como ya hemos explicado.

Son innumerables las familias y parejas palestinas que se ven afectadas por esta ley racista, que no solo niega la ciudadanía sino también la residencia y la unificación familiar a quienes tienen distinto estatuto legal y documento de identidad. Es especialmente grave en Jerusalén Este, donde la población palestina con documento azul no puede vivir en la ciudad con sus cónyuges de Cisjordania (con documento verde); por eso muchas parejas viven separadas, a ambos lados del Muro (a menudo a pocos kilómetros de distancia), o uno de los cónyuges tiene que vivir ilegalmente en la ciudad, sin derechos civiles ni sociales, y bajo riesgo de que se le descubra y se le “deporte” de la ciudad. El centro de derechos humanos Saint Yves (de la diócesis católica) lleva adelante muchos casos judiciales de familias en esta situación. Y cuando se trata de parejas o familias divididas entre Cisjordania/Jerusalén y la bloqueada Gaza, sus integrantes pasan muchos años sin poder siquiera viajar para visitarse, por lo cual solo pueden mantener relaciones virtuales. Bajo el slogan «Love under apartheid» diversos artículos, películas y otros materiales dan cuenta de esta realidad. «So close and yet so far» (Tan cerca y sin embargo tan lejos) es una serie de animaciones cortas de Visualizing Palestine que cuenta las historias de cinco familias palestinas separadas por esta política israelí.

Según el analista Amjad Iraqi (palestino con ciudadanía israelí), cuando la ley se promulgó por primera vez en 2003, se buscó justificarla como una política de inmigración “normal” o como una “medida de seguridad” en medio de la segunda intifada; ambos argumentos son falaces: otra ley racista, la Ley del Retorno, otorga solo a un grupo étnico-religioso –el judío– el derecho a inmigrar y recibir la ciudadanía israelí, mientras lo niega a la población árabe originaria expulsada en 1948 y a sus descendientes (y a la del territorio ocupado); además, a miles de trabajadores palestinos se les permite entrar en Israel cada día (siempre y cuando regresen al territorio ocupado al terminar la jornada).

Con el paso del tiempo, y haciendo a un lado las sutilezas del lenguaje, la clase dirigente israelí fue dejando claro el verdadero objetivo de la ley: la ingeniería demográfica. Ya en 2005, al renovar la ‘orden temporal’, el entonces primer ministro Ariel Sharon declaró: «No hay necesidad de esconderse detrás de argumentos de seguridad. Lo que importa es la existencia de un Estado judío.» El más alto tribunal de Israel siguió la misma línea: en su sentencia de 2012, que confirmaba la prohibición, el presidente de la Corte Suprema, Asher Grunis, opinó: «Los derechos humanos no son una receta para el suicidio nacional.»

La nueva versión señala explícitamente que su objetivo es restringir el estatus de las personas procedentes de «países hostiles o de la región», haciendo hincapié en la identidad y los intereses de Israel como «Estado judío y democrático». En resumen, el número de personas «no judías» con ciudadanía israelí −palestinas nativas− debe ser reducido activamente y por cualquier medio. En 2021, el arquitecto de la coalición post-Netanyahu y ministro de Relaciones Exteriores, el ‘centrista’ Yair Lapid, declaró abiertamente: «No hay necesidad de rehuir la esencia de esta ley. Es una de las herramientas para garantizar una mayoría judía en Israel.» Y en febrero de este año, la derechista ministra del Interior, Ayelet Shaked, que actualmente se encarga de supervisar las solicitudes de unificación familiar, también dejó claro: «No hay que andarse con rodeos: la ley tiene razones demográficas.»

Algunos miembros del Knesset dijeron expresamente que la ley pretende impedir el retorno de la población palestina refugiada desde la limpieza étnica (la Nakba) que acompañó la implantación del Estado; y todo ello, mientras Israel se disponía a acoger a miles de personas refugiadas de Ucrania (preferentemente judías, por supuesto). «El Estado de Israel es judío y así seguirá siendo», dijo Simcha Rothman, del partido de extrema derecha Sionismo Religioso, que presentó la ley junto con la ministra del Interior. «Ahora, si Dios quiere, el escudo defensivo de Israel se verá significativamente reforzado», dijo en el Knesset horas antes de la votación.

ADALAH ya presentó un recurso ante la Corte Suprema contra la nueva Ley de Ciudadanía y Entrada en Israel. El recurso exige que la ley sea revocada porque es intrínsecamente discriminatoria, viola los derechos constitucionales fundamentales y es contraria al derecho internacional. Pero fue la Corte Suprema la que en 2012 avaló la versión anterior de dicha ley; por ello el activista y académico Uri Yacobi Keller afirmó entonces: «Ahora es cuando la comunidad internacional debería (…) aplicar una fuerte presión sobre el Estado racista del cual la Corte forma parte, y debería expulsar a Israel de la comunidad de Estados “democráticos”. (…) La comunidad internacional también tiene que dejarle claro a la Corte Suprema de Israel que no va a tolerar leyes antidemocráticas, y que nadie va a tomar en serio a un órgano que dicta semejantes leyes.»

Y Amjad Iraqi –diez años después− señaló: «La comunidad internacional tiene asumido como un dogma que Israel será para siempre un “Estado judío”. Lo que no se ha preguntado −o no se ha cuestionado− es qué implica hacer cumplir esa visión. La respuesta está en esta horrible ley, una de las muchas que invaden y despojan los espacios más íntimos de la vida palestina para preservar la supremacía de un grupo sobre otro.» Y concluyó de manera contundente: «¿Cuántos gobernantes israelíes más tienen que declarar descaradamente sus intenciones, y cuántas leyes racistas más tienen que aprobarse, para que el mundo acepte que Israel es y quiere ser un Estado de apartheid?»

La entrada Cuando el apartheid se mete en tu cama aparece primero en Desinformémonos.

]]>

https://desinformemonos.org/cuando-el-apartheid-se-mete-en-tu-cama/feed/
0

Hacia infancias dignas y libres
https://desinformemonos.org/hacia-infancias-dignas-y-libres/
https://desinformemonos.org/hacia-infancias-dignas-y-libres/#respond

Mon, 04 Apr 2022 14:57:28 +0000

https://desinformemonos.org/?p=185424

<![CDATA[

En el trayecto del bus rumbo al centro norte de Quito —mismo que iba con la mayoría de sus asientos llenos—, iban estudiantes, trabajadores, madres, lectores, comerciantes y artistas que ponen sus talentos en el transporte público. En una parada se subió un grupo de chamxs1 que aparentaban edad de quince, pero sus rostros evidenciaban […]

La entrada Hacia infancias dignas y libres aparece primero en Desinformémonos.

]]>
<![CDATA[

Foto: Andrea Murcia | Cuartoscuro

En el trayecto del bus rumbo al centro norte de Quito —mismo que iba con la mayoría de sus asientos llenos—, iban estudiantes, trabajadores, madres, lectores, comerciantes y artistas que ponen sus talentos en el transporte público. En una parada se subió un grupo de chamxs1 que aparentaban edad de quince, pero sus rostros evidenciaban entre once y doce. Ellxs iban conversando de un hermano o primo que el día anterior había violentado a una de sus amigas, que no estaba en ese momento con ellxs; decían que la mamá de esta chica, niña o chama estaba enojada porque al llegar a la casa no había comida hecha, y encima la encontraron llorando. De pronto, empezaron a quedarse de unx en unx en las paradas y, quienes quedaron de último en el bus, al bajarse, arracharon un par de celulares de la primera fila de asientos.

Podríamos decir que, sin importar nuestras geografías, hemos visto o escuchado situaciones similares. Y ante estas surgen dos imaginarios: primero, estxs niñxs, chamxs o chicxs “no tienen futuro”; segundo, este mismo grupo debe empezar a ser apartado de la “sociedad”. Estos imaginarios se convierten en mecanismos, con los cuales se normaliza su separación; por ejemplo, la educación para este grupo ha de ser limitada y categorizadora, aquella que les señala como extraños o —peor aún— como casos perdidos. Otra situación es aquella con la que normalizamos las violencias a las y en las infancias.

Si bien, durante los últimos, años en el movimiento social —determinados sectores— se han percatado de la importancia de trabajar para tener infancias libres, pero ¿cuán cerca nos encontramos de estas? También cabe preguntarnos ¿para cuáles infancias?, ¿para quiénes hay Montessori?, ¿con quiénes se trabajan las maternidades y crianzas conscientes? Estas preguntas surgen porque el propio movimiento social también va experimentando cambios, entre ellos el irse sosteniendo de la comodidad académica y sus entendidxs; y ante ello, el reto está en poder encontrar los puntos comunes que aporten a la desconstrucción de las formas impuestas y normalizadas.

Seguramente, esta lejanía con las infancias es una forma más que nos han enseñado. Desde las aulas nos indican obstinadamente que “debemos hacer caso —entre otras cosas— al adultx”. Es de esta manera, como desde este segundo espacio se va forjando el adultocentrismo; el primer espacio se da en las relaciones familiares y, un tercer espacio es durante las infinitas opciones de interacción social.

De lo anterior, hagamos un ejercicio de memoria; recordemos nuestras aulas ¿cómo están distribuidas?, ¿con quiénes me junto?, ¿qué cosas me cuestan más; ante cuáles me llenan de adjetivos, buenos o malos? En nuestras escuelas podemos ir identificando tantas formas que nos hicieron o nos hacen lo que somos; fue como el primer lugar en el cual debíamos enfrentar situaciones desde los aprendizajes familiares. Siguiendo en esas escuelas podemos recordar ¿por qué mencionábamos que tal niñx era odiosx, fex, raritx…? Y, en caso de haberlo vivido, ¿cómo se dio una pelea de niñxs? Es probable que haciendo este ejercicio identifiquemos el peso que han tomado las opiniones de adultxs en nuestras vidas.

La crítica aquí va hacía las imposiciones y censuras que se sustentan desde la dinámica patriarcal y colonial; porque desde las construcciones colectivas y desde la búsqueda de otras formas de vida se apuesta por un trabajo de redes conformado por distintas generaciones, para que compartan desde la escucha y participación en procesos de des(re)aprender.

Continuando con el ejercicio de memoria, vamos a las familias durante nuestra infancia; ¿logramos recordar sí alguna ocasión fueron aceptadas opiniones que dimos con claridad y que no fueron burladas o silenciadas con el comentario: “eres muy niñx para darte cuenta”? En la dinámica familiar ¿cómo tomaban la incomodidad con tíxs, primxs o cercanxs?, ¿de quiénes sentíamos aceptación y de quiénes rechazo? Las familias pueden doler en nuestros procesos futuros —o presentes—porque dieron poco valor a nuestras emociones, expresiones verbales, no verbales y corporales. Es posible que recordemos lugares a los que íbamos en familia, ciertos parques o fiestas; y en ello, a quién no le ofrecieron al señor o señora que pasaba por la calle por “ser malcriadx” o, le dieron un chirlazo2 para que se calme. Esperando que este rememorar sea crítico —en el sentido de verlo con sabiduría— ¿en cuántas borracheras de lxs adultxs dijimos “no quiero tomar cuando sea grande”?

En la familia —aquella que es y la que se encuentra— desarrollamos desde peques, formas que nos permitan ser, pertenecer y sobrevivir para llenar vacíos o minimizar las grietas que se formaron en la infancia. Desde la educación cuestionamos la violencia, porque ha sido normalizada desde la mirada correctiva de educar a golpes. Con este intento de acercamiento, escribimos desde el sueño de construir infancias libres, porque las queremos libres de estereotipos, de mutilaciones genitales, de ser mulas3, de la hipersexualidad infantil, de explotación, de sumisión, de ser racializadas y de las múltiples violencias.

1 Chamxs: expresión para referirse a una persona que está entre la infancia y la adolescencia.

2 Chirlazo: golpe o bofetada.

3 Mula: persona que es usada para contrabando de algún objeto o sustancia.

La entrada Hacia infancias dignas y libres aparece primero en Desinformémonos.

]]>

https://desinformemonos.org/hacia-infancias-dignas-y-libres/feed/
0

Desde Donbass, contra la guerra y contra la paz
https://desinformemonos.org/desde-donbass-contra-la-guerra-y-contra-la-paz/
https://desinformemonos.org/desde-donbass-contra-la-guerra-y-contra-la-paz/#respond

Mon, 04 Apr 2022 14:43:09 +0000

https://desinformemonos.org/?p=185398

<![CDATA[

Foto: Víctimas de la caída del misil Punto U Donetsk Un viajero que cruce las inmensas estepas del suroriente europeo, de lo que antes era la URSS, no diferenciaría su parte rusa de la parte ucraniana, ni por el paisaje natural ni por el humano. El nombre de estas tierras, Donbass, es la abreviación de […]

La entrada Desde Donbass, contra la guerra y contra la paz aparece primero en Desinformémonos.

]]>
<![CDATA[

Foto: Víctimas de la caída del misil Punto U Donetsk

Un viajero que cruce las inmensas estepas del suroriente europeo, de lo que antes era la URSS, no diferenciaría su parte rusa de la parte ucraniana, ni por el paisaje natural ni por el humano. El nombre de estas tierras, Donbass, es la abreviación de la “Cuenca de Donets”, por el río que la atraviesa, y representa un territorio minero y obrero, la zona de los enormes yacimientos de carbón y el histórico centro de la industria metalúrgica, cuando Ucrania todavía soviética, era el principal productor de acero de Europa. Si nos profundizamos algo en la historia, veremos en estos lugares las huellas de las caballerías de la guerra civil entre los rojos y los blancos hace poco más de un siglo, y retrocediendo un poco más, escucharemos los gritos y cantos de los cosacos que cumpliendo la voluntad de la zarina Catalina la Grande, a cambio de su promesa de libertad y autonomía, se movían desde la república rebelde de Zaporozhskaya Sech (ahora Ucrania) hacia el norte del Cáucaso para hacerse cargo de la defensa de la frontera austral del imperio ruso. Justo aquí se formó la división geográfica dentro de la cultura cosaca, un ejemplo más de la enorme cercanía entre dos pueblos vecinos, aunque los de al lado ucraniano se llaman “cosacos” y los del lado ruso “casacos”, los unen las mismas palabras, las mismas canciones y los mismos recuerdos.

El pasado más reciente del Donbass, el de la Segunda guerra Mundial que para nosotros siempre será la Gran Guerra Patria, está asociado con la historia de la “Joven Guardia”, una organización clandestina de las juventudes comunistas que resistieron la ocupación nazi y al final de la guerra fueron delatados, agarrados y después de brutales torturas, fusilados.

Es una tierra infinita, apacible, de múltiples colores y temperaturas, abierta a los vientos, que parece atraer por su riqueza y su ubicación, es apetecible para todos.

Ahora la palabra Donbass se repite en los medios, tratándose esta vez, del nombre del epicentro de una guerra en el corazón de Europa. La parte principal de la Cuenca de Donets ha pertenecido a Ucrania. Sin embargo, casi toda su población, ha sido de familias rusas o de la zona donde los ucranianos siempre han hablado ruso y culturalmente poco tienen que ver con las regiones occidentales del país. Cuando Ucrania era un país bilingüe y pacífico, cuando era una de las repúblicas soviéticas y hasta las primeras décadas de su independencia, nadie aquí estuvo preocupado por revisar los mapas ni las fronteras históricas. En el medio de una enorme diversidad cultural, lingüística y religiosa dentro de las repúblicas de la ex URSS, todos entendíamos que las cosas que nos unían eran muchas más y que en el mundo no existían pueblos más cercanos que el ruso y el ucraniano, que varios consideraban partes inseparables del mismo pueblo. Dondass era la última frontera y el punto de la confluencia entre los dos.

Todo cambió en febrero del 2014. El golpe de estado en la capital ucraniana Kiev, mundialmente publicitado como la “Revolución del Maidán”, llevó al poder las fuerzas de la ultraderecha nacionalista. El proyecto de las nuevas autoridades consistía en imponer a toda costa y a todos, su única agenda antirrusa, pro-occidental y extremadamente anticomunista y todos los que no estuvieran de acuerdo se les declaraba traidores, separatistas o agentes de Putin. Ante la desobediencia de la población de Donbass a las órdenes del nuevo gobierno de Kiev y al masivo desconocimiento de su legitimidad, sucedió una verdadera rebelión civil (una especie de “antimaidan”). El gobierno nacionalista de Kiev, el 14 de abril de 2014, empiezó la “Operación Antiterrorista” atacando con todo su poderío militar los territorios rebeldes. La gente de Donbass, como pudo, con y sin la ayuda militar y logística rusa, resistió. Se proclamaron dos repúblicas populares independientes: la de Donetsk y la de Lugansk, por el nombre de sus capitales municipales. Hasta el 22 de febrero de 2022, Rusia no reconocía la independencia de estas repúblicas, dando la oportunidad al gobierno ucraniano de integrarlas al país, cumpliendo los Acuerdos de Minsk, firmados por Ucrania en 2014, donde se estaba previsto el esquema de solución al conflicto armado sin perder estos territorios. Se planeaba la posibilidad de una autonomía cultural, devolviéndole al ruso la categoría del idioma del estado en esta región, donde es nativo para todos: rusos, ucranianos, judíos y decenas de otras nacionalidades.

Ayuda militar rusa en Volnovaja

Durante casi 8 años de guerra en Donbass, que tuvo sus fases calientes y frías, varios organismos de derechos humanos permanecieron sordos y ciegos ante cientos denuncias de las repúblicas rebeldes, sobre los asesinatos y torturas de miles de civiles por parte del ejército ucraniano. Y mucho más que el ejército regular, los sembradores de terror fueron los batallones paramilitares de la ultraderecha ucraniana: “Azov”, “Aydar”, “Dnepr” y otros. Del paramilitarismo callejero de los tiempos revueltos del Maidan, ellos llegaron a ser parte del ministerio de defensa de Ucrania y se convirtieron en los principales grupos de choque de las fuerzas armadas ucranianas en Donbass. En los territorios bajo control ucraniano ellos crearon verdaderos campos de concentración y centros de tortura para los rebeldes presos y civiles sospechosos de simpatizar con Rusia.

Cuando los combates en Donbass terminaron con los acuerdos de Minsk, jamás cumplidos por Ucrania, las partes beligerantes llegaron a una línea de división armada en la región de Donetsk y de Lugansk. Aunque las capitales regionales y sus alrededores quedaron bajo dominio rebelde, casi 2/3 del territorio del Donbass ucraniano quedó controlado por el gobierno de Kiev y las fuerzas militares, apoyadas por los batallones de ultraderecha, que se instalaron allí como un ejército de ocupación.

En casi 8 años las repúblicas independientes, a pesar de todo el apoyo de Rusia, que el gobierno ucraniano siempre presentó como una invasión y una injerencia en sus asuntos internos, no estaban reconocidas políticamente por ningún país del mundo, muchos de sus habitantes optaron por salir a Ucrania y a Rusia y los que se quedaron obtuvieron pasaportes que no tenían validez afuera y la situación económica de la región seguía agravándose. En los últimos años, antes del reconocimiento de las repúblicas el 22 de febrero, el gobierno ruso facilitó los tramites para entregar la nacionalidad rusa a todos los habitantes de Donbass interesados, despertando una reacción furiosa de Kiev. En Ucrania todavía quedaban las esperanzas de reintegrar estos territorios ya que al gobierno de Kiev sólo le faltaba empezar a cumplir los acuerdos de Minsk. Mientras tanto, la OTAN rellenaba a Ucrania con las armas más modernas, sus instructores entrenaban al ejército y a los paramilitares para matar y todos los medios, las 24 horas sembraban el odio hacia Rusia.

A mediados de febrero de este año la situación de Donbass cambió. La artillería ucraniana abrió fuego intenso contra el territorio rebelde causando decenas de muertos civiles. Se declaró la evacuación de los niños hacia Rusia. Putin reconoció la independencia de las repúblicas, poniendo fin a la larga espera por el cumplimiento de los acuerdos de Minsk, el parlamento ruso aprobó el uso de las tropas en el extranjero. Los gobiernos de las repúblicas rebeldes exigieron inmediato retiro de las tropas ucranianas de todo el territorio de Donbass. Frente a la previsible negativa ucraniana, las fuerzas rusas y de Donetsk y Lugansk, la noche del 24 de febrero atacaron las instalaciones militares en todo el territorio de Ucrania y las fuerzas terrestres entraron, a lo largo de casi toda la frontera.

Los medios de todo el mundo de inmediato, armaron una campaña antirrusa sin precedentes. Ojalá todas las guerras de las últimas décadas hubieran tenido una décima parte del fervor pacifista de ésta. Es la primera operación militar iniciada, no por las potencias occidentales, sino contra su más fiel súbdito en Europa. Es legítimo estar contra la guerra, pero habría que ser muy ingenuo para creer, que los EEUU, Inglaterra y sus aliados, aplicando todo tipo de sanciones contra Rusia, mostrándole al mundo su versión de la tragedia, realmente buscasen defender alguno de los valores, que sistemáticamente pisotearon durante toda su historia. Hay una campaña mediática preparada con mucho cálculo y antelación, y más que el pacifismo, su fin es deshumanizar a Rusia y todo lo ruso, preparando el terreno en el subconsciente colectivo mundial para acabar con este país, considerándolo como fuente de todos los problemas para “el mundo civilizado”.

La magia negra de la guerra cambia los colores y las percepciones de la realidad. Con los primeros misiles rusos caídos en Ucrania, su presidente – un estafador, delincuente, payaso y cómplice de los nazis – se convirtió en un héroe nacional. Volodymyr Zelensky por fin hace lo único que sabe hacer bien: actuar. El control de los medios, multiplicado por el miedo y la ignorancia hace olvidarlo todo. Y “el mundo civilizado”, como nunca, “solidario y pacifista”, se “solidariza” con Ucrania enviándole toneladas de armas y municiones, incentivando más muertes y satanizando a Chéjov, Chaikovski, Gagarin y a otros “votantes” de Putin.

Gorlovka, un paisaje urbano

Desde la guerra en Yugoslavia sabemos que los “misiles inteligentes” nunca son tan inteligentes, y si, han muertos muchos niños y civiles y hasta los militares ucranianos engañados también son víctimas y eso es terrible y se entiende lo que se siente. Pero quizás, la peor mentira de los medios del mundo es insistir en que la “agresión rusa es no provocada”. Esta guerra la estaban buscando, provocando y llamando cada minuto desde el triunfo del golpe de Maidan. No fue el enano Zelensky y sus guardias paramilitares, fueron los dueños de su poder, los que en sus círculos íntimos, quitándose las máscaras de pacifistas, se felicitan por el cumplimiento con su gran sueño: los eslavos matándose, porque para deleitar sus apetitos deben desocupar estos enormes territorios, con sus inmensas riquezas para poder llegar a la frontera norte de la China. Una gran fiesta fuera de las cámaras y sus lágrimas de cocodrilo. Los ucranianos para ellos son los mismos rusos, solo una subespecie más domesticable. Tal vez hablando de las víctimas civiles de Ucrania sería justo mejor hablar de una vez de todas. Miles de muertos en esta guerra y cientos de miles de muertos por el desastre social planificado y organizado por este gobierno que ahora miente tanto sobre la independencia y soberanía. La sistemática destrucción del sistema de salud ucraniano es solo uno de los ejemplos del genocidio económico contra los jubilados, enfermos y otros sectores “no productivos” bajo las ordenes del FMI. ¿Estaba matando a cuántas personas al día? ¿A cuántos miles de kilómetros de Kiev se tomaron estas decisiones para imponerlas a la administración del botín de guerra llamado Ucrania? Un galardón que hoy levanta las banderas de patriotismo y clama por “la defensa de su independencia” frente a un “ataque no provocado”.

Desde hace tiempo la manera más simple y precisa para explicar en Latinoamérica las realidades de Ucrania es hablar de una Colombia en el corazón de Europa. Un hermoso y riquísimo país, con una ubicación estrategica inmejorable, convertido por sus élites vendidas en una república bananera de los EEUU, con una democracia formal que se basa en el estricto control de los medios, la desarticulación de las obligaciones sociales del estado, la destrucción de la memoria, una imposición de una historia falsa y los grupos paramilitares al servicio del poder para amedrentar y acallar las pocas voces disonantes. Rusia – el país más cercano y más inseparable cultural, humana, económica e históricamente de Ucrania – fue declarado el principal enemigo de su pueblo.

Es sabido, que nuestras ideas y convicciones se basan más que nada en nuestras emociones. Las emociones son una reacción de nuestra consciencia a las señales que nos llegan de nuestros sentidos. Aproximadamente un 90% de la información del mundo la recibimos por nuestros ojos. La dictadura mediática de hoy es prácticamente ilimitada. En las actuales guerras informativas una mentira directa es una herramienta del pasado. Es mucho más eficiente una correcta distribución y dosificación de las verdades. Todos los que tuvieron la experiencia de colocar sus productos en un supermercado saben que el precio por ponerlos en determinados estantes, donde son mejor vistos, puede ser varias veces más alto, pero económicamente siempre se compensa. En las estanterías de los medios de hoy, existe prácticamente de todo, pero por la información más valiosa siempre tenemos que ir a los polvorientos estantes de atrás o detrás de las cortinas de la publicidad ajena, mientras toda la comida chatarra siempre esta a la vista de todos y con rebajas. La demanda para estas verdades importantes suele ser bastante baja, ya que supone otro nivel de atención y educación general del ciudadano-cliente, cosas que en todas partes nos enseñan a desaprender. Es nuestra civilizada cultura occidental basada en drogas, fármacos y alcohol, que construye esta percepción de la realidad como un comic o un tema de música pop, el sistema cultiva y reproduce sus carnes de cañón de la más alta calidad, llenas de patriotismo, orgullos nacionales y las respectivas banderitas auspiciadas y repartidas por las corporaciones y los oligarcas.

La gente en Donbass es diferente. El mejor logro de la gran civilización soviética fue la humanidad de los seres que la vivieron. La gente sencilla, verdadera, cercana, que no aparenta, que sabe mirar a los ojos, que no habla mucho y no prende ser lo que no es. Sentí estar entre las personas así, sólo en dos lugares: en Siberia y en Donbass. En el discurso nacionalista ucraniano a los de Donbass se les llama despectivamente “los vatnik”. “Vata” es algodón en ruso y en ucraniano, y “vatnik” es un abrigo de algodón, típica ropa sencilla y tosca de los obreros soviéticos. Desde el clasismo y el arribismo de la “clase media” de Kiev que apoyó al nacionalismo, “la ordinariez soviética” de Donbass era un equivalente del atraso e impedía al país avanzar hacia “la civilización europea”. También les llaman “los separatistas” o “los separ”. Es curioso que los que realmente dividieron y destrozaron a Ucrania, haciéndola invivible para la gran diversidad cultural que siempre representaba la región, acusan de separatistas a los que se rebelaron contra ello.

Lo que dejaron las tropas nazis

Fue extraño ver a mi país como sacado de las crónicas de la Segunda Guerra Mundial, pero a color. Los infinitos campos sin sembrar, manchados con cráteres de las minas y proyectiles de tanques. Decenas de kilómetros de franjas de árboles a lo largo de los caminos, con las ramas, la corteza y los troncos destrozados por metralla y choques de las máquinas pesadas. Los tanques, camiones y buses quemados entre los retenes militares y los viejos letreros indicando las distancias a diferentes puntos de los tiempos de paz, todavía en ucraniano.

El 14 de marzo de este año, a las 11:31, el centro de Donetsk se estremeció de una explosión. Fue un misil ucraniano “Punto U”, derribado por las defensas antiaéreas de la República. Estos misiles son para destruir la técnica pesada, que no existe en el centro de Donetsk. Según su trayectoria calculada, el “Punto U” se dirigía hacia un centro comercial, a esta hora lleno de gente. Los restos del misil cayeron al lado del edificio del gobierno, cerca de un banco, donde una cola de personas esperaba su turno del cajero. Murieron 21 y más de 30 quedaron heridos, entre ellos varios niños. Por suerte una plazoleta de juegos infantiles al lado estaba en ese momento vacía. Es el misil número 15, derribado sobre Donetsk. “Punto U” es un arma de racimo. Cada misil contiene 50 dispositivos, y dentro de cada uno hay unos 316 fragmentos de metralla que se dispersan en un radio de hasta 400 metros. En este caso, felizmente (si esa es la palabra), se abrió solo un dispositivo de estos 50. Las autoridades de Kiev aseguraron que el misil fue disparado desde Rusia a modo de provocación contra Ucrania. Para los grandes noticieros del mundo, la noticia pasó prácticamente desapercibida.

Gorlovka, una pequeña ciudad en las cercanías de Donetsk, uno de los tristes símbolos de esta guerra que aquí empezó en el 2014, en la escuela número 50 hace un poco más de un mes llegó un proyectil en pleno día laboral, dejando muertas a dos profesoras que estaban en planificación de clases. Al lado de su muerte, un texto de una crónica en ucraniano, recordando la importancia de la luz de la sabiduría de los libros.

Entre Donetsk y Mariupol, la importante urbe en la costa del mar de Azov, donde ahora siguen los combates más duros de esta guerra, se encuentra o más bien, se encontraba, Volnovaja. En el 2014 su población era de 23.164 habitantes.

La versión oficial ucraniana, que se puede encontrar en Wikipedia en español, cuenta que los combates por Volnovaja se iniciaron el 25 de febrero y terminaron el 12 de marzo de 2022 y que se dieron entre las Fuerzas Armadas de Ucrania, las Fuerzas Armadas de Rusia y las “Separatistas de Donbass” (¡cuyo nombre oficial es Ejército de la República Popular de Donbass!). Wikipedia nos cuenta: “Durante los primeros días de la invasión rusa de Ucrania de 2022, las fuerzas rusas participaron en bombardeos indiscriminados de Volnovaja y Shchastia, bombardeando áreas civiles. El bombardeo terrorista de las ciudades violó el derecho internacional y se hizo eco de las tácticas que Rusia había utilizado previamente contra objetivos civiles en Siria. Se informó que Volnovaja estaba al borde de la crisis humanitaria el 28 de febrero, y casi destruida el 1 de marzo, con alrededor del 90% de sus edificios dañados o destruidos. A los residentes sobrevivientes se les cortó la comida, el agua y la electricidad Después del asalto, los cuerpos yacían sin recoger en las calles.”

Las profesoras de la escuela de Gorlovka asesinadas por un misil

Wikipedia miente. Estuvimos en Volnovaja pocos días después de la tragedia. No sé si fueron destruidos 90% como dicen unos o 85% como aseguran otras fuentes, pero la ciudad ya no existe. Estuvimos con decenas de los sobrevivientes y lo que nos cuentan TODOS, es que fue el ejército ucraniano quien destruyó Volnovaja. Retirándose de la ciudad bajo presión de los rusos, ponían tanques frente a cada edificio y disparaban. Destruyeron la clínica y la escuela, saquearon las casas y las tiendas. La población no pudo salir porque los militares ucranianos no dejaban salir a nadie, usando a los civiles como escudo humano. La misma táctica que ahora están repitiendo en Mariupol. Por eso la población de Volnovaja, antes dividida sin mayores fanatismos entre prorrusos y pro-ucranianos, ahora TODA recibió al ejercito ruso como sus liberadores. Los militares rusos y de Donetsk reparten agua y comida, mientras la gente de esta ciudad fantasma les pide que no los abandonen.

De Volnovaja a Mariupol son 66 kilómetros. Por razones de tiempo y seguridad no pudimos llegar a Mariupol, pero todo el mundo – los civiles y los militares – no dejaban de hablar de esto, seguramente hasta el día de hoy el mayor drama de esta guerra. Muchos tienen en Mariupol amigos y familiares. Mariupol es una de las principales ciudades de Donbass, tiene casi medio millón de habitantes y es un puerto con acceso al Mediterráneo, así que el control sobre esta ciudad es clave. También es el lugar de concentración más grande en el país del grupo paramilitar Azov, que aquí prácticamente controla al ejército ucraniano. Nadie sabe cuántos son exactamente, pero las cifras oficiales dicen que son unos 700, nadie lo cree, y se habla que solo en Mariupol pueden ser cerca de 5 000. También se sabe que son claramente fascistas y entre ellos hay varios mercenarios extranjeros, de EEUU, Europa Occidental, Georgia, Rusia y otras partes. Ellos han tomado como rehenes a toda la población civil, no dejan salir a nadie y disparan a cualquiera que trate de abandonar la ciudad. Decenas de civiles ya durante semanas están en los sótanos, muchos desde hace tiempo sin agua ni comida y debajo de los edificios derrumbados. Las víctimas pueden ser decenas de miles, nadie lo sabe. La ciudad esta completamente rodeada por las tropas rusas y las de Donetsk, siguen los combates callejeros. El ejército ucraniano prácticamente cada día trata de organizar rescate de sus mandos con los helicópteros que cada vez son derribados con el fuego ruso. Se rumorea que tratan de evacuar a los instructores militares norteamericanos e ingleses. La prensa mundial sigue mintiendo sobre la barbarie rusa.

En la plaza de la capital de la otra república rebelde, la de Lugansk, para el visitante hay varios puntos de interés: uno de ellos es el edificio del gobierno, que el 2 de junio de 2014 fue atacado por dos aviones ucranianos. Por los misiles murieron 8 personas, entre ellos la ministra de cultura y 28 más fueron heridos. El representante del gobierno de Kiev dijo entonces que fue una “explosión del aire acondicionado del edificio”. También hay un memorial a los periodistas rusos muertos cerca de Lugansk en 2014, una galería de fotos de los combatientes caídos, defensores de la república, y el monumento al poeta nacional ucraniano Tarás Shevchenko que parece mirar esta locura desde otros tiempos, casi el único recuerdo de nuestro gran pasado soviético internacionalista en medio del medioevo de hoy. Y también está una pequeña muestra fotográfica improvisada, sobre las atrocidades de los nazis ucranianos en Donbass. Con el avance de las tropas rusas y las de las repúblicas hacia el territorio que hace poco permanecía bajo el control ucraniano, se descubren nuevos crímenes nazis. Se hace un detallado registro de terribles hallazgos, los restos humanos con huellas de torturas, simbólica fascista y otras cosas que tanta indiferencia y desconfianza generan entre los medios de información del “mundo democrático”. No se trata se justificar o juzgar esta guerra, se trata es de entender varios de sus porqués, lo que la prensa occidental simplemente oculta. Es también para entender, por qué los habitantes del Donbass piden a los soldados rusos, que por favor no se detengan.

Volnovaja

Hay que pisar la tierra de Donbass para sentir cosas que no se sienten desde Moscú o desde Kiev. Para ver que lo del fascismo no es ninguna exageración. Y siendo absolutamente contrario a la guerra, una y otra vez hacerse estas jodidas preguntas: ¿La paz realmente sería paz?, ¿Es posible la paz con un gobierno que hizo posible todo esto?, ¿Realmente habría otro modo? … Y luego despedir con la mirada a los tanques que siguen avanzando hacia el occidente y tomar un poco de aire de Donbass antes de volver a este otro mundo paralelo dominado por el Goebbels colectivo de los medios.

Donbass, fines del marzo de 2022.

Mira el fotoreportaje aquí

La entrada Desde Donbass, contra la guerra y contra la paz aparece primero en Desinformémonos.

]]>

https://desinformemonos.org/desde-donbass-contra-la-guerra-y-contra-la-paz/feed/
0

A un año de la revuelta. Cali, dignidad y esperanza
https://desinformemonos.org/a-un-ano-de-la-revuelta-cali-dignidad-y-esperanza/
https://desinformemonos.org/a-un-ano-de-la-revuelta-cali-dignidad-y-esperanza/#respond

Mon, 04 Apr 2022 14:33:27 +0000

https://desinformemonos.org/?p=185400

<![CDATA[

Fotos: Felipe Martínez “Prefiero morir, a seguir viviendo así”, decían los jóvenes de las barriadas populares de Cali, cuando se lanzaban contra el odiado Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad). Jessica relata lo que sentía y vivía un año atrás, a partir del paro lanzado el 28 de abril por las centrales sindicales que millones de jóvenes […]

La entrada A un año de la revuelta. Cali, dignidad y esperanza aparece primero en Desinformémonos.

]]>
<![CDATA[

Fotos: Felipe Martínez

“Prefiero morir, a seguir viviendo así”, decían los jóvenes de las barriadas populares de Cali, cuando se lanzaban contra el odiado Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad). Jessica relata lo que sentía y vivía un año atrás, a partir del paro lanzado el 28 de abril por las centrales sindicales que millones de jóvenes decidieron desbordar, desde abajo y a puro corazón, para expresar la rabia largamente contenida.

“El paro se inicia con muchos pelaos que querían morir”, coincide Karen. “Pero ya no. Ahora quieren seguir viviendo y vivir sabroso”, una expresión del pueblo negro colombiano que ha sido asumida por los sectores populares, que la emparentan con el Buen Vivir de los pueblos originarios andinos.

Las dos participaron en los Puntos de Resistencia, espacios abiertos por las y los jóvenes en una ciudad racista y excluyente que les niega los derechos, cuyas clases privilegiadas están dispuestas a resolver a bala la menor disidencia social y cultural. Forman parte de la ronda de más de cuarenta que comparten lo aprendido durante la revuelta y hacen balance un año después, en una mañana lluviosa y calurosa.

Resulta estremecedor el contraste: cuando se refieren a lo que vivieron en las barricadas y puntos de resistencia, escriben: “dignidad”, “fuerza”, “claridad”, “rabia” y “armonía”, además del natural “miedo” y “angustia”, ya que la represión se cobró decenas de víctimas y desaparecidos, visibles cuando comenzaron a aparecer trozos humanos en bolsas de plástico dejadas en las calles por el Esmad, para intimidar.

Un año después, en el mismo papelógrafo, escriben: “mentira”, “hambre” y “miedo”, ya que la represión va cazando de uno en uno a los que pudo identificar. Otros más ponen “esperanza” al lado de “desesperanza”, y alguien coloca “Petro”, en referencia al candidato progresista para las elecciones presidenciales de mayo, que concita el apoyo de la mayor parte de la ronda.

La palabra camina en círculos y aparecen reflexiones profundas. “El acuerdo de paz rompe el movimiento social”, explica Jessica. “Por eso el paro no fue liderado por las organizaciones sociales y lo hacen los jóvenes de forma espontánea”. El “Profe” (los varones no dan sus nombres), afro de unos 35 años, quiere destacar todo lo que aprendieron con la revuelta: “Hubo un crecimiento personal y colectivo, el Punto se desarrolla en el territorio, con proyectos caminantes”.

“Desconfiado”, algo más joven, dice que llegó a la ciudad desde el campo hace apenas dos años: “La dignidad no depende de Petro ni de Francia”, en referencia a Francia Márquez, candidata a vice, negra y muy popular en las periferias más pobres. “Lo malo de estos 200 años es por nosotros, por lo que no hicimos. El cambio tiene que venir desde los pueblos”, agrega. “Peleón”, que vivió algunos años en Argentina, asegura que “para los negros no es fácil vivir en la ciudad”, mientras “La Firma”, algo mayor y del mismo color de piel, añade: “La pobreza no se va a acabar hasta que se acabe el racismo”.

De Puerto Rellena a Puerto Resistencia

Con tres millones de habitantes, Cali y su área metropolitana se expanden linealmente en el valle del río Cauca, entre la región andina y el Pacífico, apenas a cien kilómetros de Buenaventura, el principal puerto de Colombia. Cuenta con grandes obras de infraestructura desde que albergó dos veces los Juegos Panamericanos (en 1971 y 2021), amplísimas autopistas urbanas que corren de norte a sur, hacia la cordillera y el mar.

Dos tercios de la población es negra o mestiza, habita los barrios más pobres de la zona norte y los cerros que rodean la ciudad. Por su ubicación estratégica, es el paso obligado de las rutas de droga, de la montaña hacia el puerto, y es por lo tanto una ciudad violenta dominada por machos armados.

Los 24 Puntos de Resistencia se ubicaron, en su mayoría, en los ejes viales norte-sur, impidiendo de ese modo toda movilidad, tanto de autobuses como de coches, en los 60 días más intensos del paro. Cuando quieren dibujar en un esquema de la lucha urbana que protagonizaron, colocan en el centro el “árbol de la resistencia”, o “anti-monumento”, al que también nombran “Mano de la Resistencia”, con seis metros de altura en cemento, construido durante 19 días y noches por la comunidad.

Sentados en el paseo donde las madres venden artesanías, a metros del anti-monumento, Karen explica la historia del lugar. Como parte de la Minga de Comunicación, elabora una perspectiva histórica: “Durante la huelga estudiantil de diciembre de 2018 nos comenzamos a reunir en aquella esquina, unos 15 o 20 apenas”, dice señalando al cruce de la Simón Bolívar con la 46.

Se trata de una inmensa intersección donde la alcaldía viene construyendo el sistema de transporte Masivo Integral de Occidente, al que llaman MIO. Recuerda que los sindicatos no querían llegar hasta la periferia norte, y que durante el paro iniciado el 21 de noviembre de 2019, comenzaron a reunirse en el mismo punto muchas más personas, momento en que lo bautizaron como Puerto Resistencia.

El nombre anterior, Puerto Rellena, provenía de los expendios que vendían el plato típico y popular “rellena”. Durante la pandemia, explica Karen, “era el punto donde el Proceso de Liberación de la Madre Tierra repartía comida que recolectaban las comunidades nasa del Norte del Cauca”. Fueron varias Marchas de la Comida que llevaron toneladas de alimentos y de afecto a las poblaciones de este distrito conocido como Aguablanca (https://bit.ly/3iQK5mG). Con el estallido de 2021, Puerto Resistencia se convirtió en el centro de la movilización, donde diariamente se reunían cientos de jóvenes.

Un año después

“No se trata de quejarse sino de resistir”, sostiene el “Profe”, que se mueve en el entorno del anti-monumento. Entre las construcciones de la comunidad barrial, destaca la “olla popular” que ahora cuenta con su propio monumento y sigue alimentando a quien necesite; la biblioteca que funcionaba en el predio policial mal llamado Centro de Atención Inmediata (CAI), las huertas comunitarias que se han extendido durante este año, y las célebres “primeras líneas”.

Algunos cuentan hasta cinco líneas. Richard explica que detrás de la primera, que resistía directamente a la policía, había una segunda que las abastecía de piedras y escudos. Detrás estaba la de primeros auxilios para atender heridos, y así hasta la quinta línea “formada por mujeres que sacaban tinas con bicarbonato para que los pelaos siguieran resistiendo”. Agrega: “Eso hace que nazca la esperanza. Ver tanta dignidad en la gente, te enamora, todo el núcleo familiar se volcó a la calle trabajando en cadena”.

Luz asiente y destaca que “el estallido nos puso a trabajar en colectivo, ya no hay apatía sino esperanza”. Cree que la organización de base es el verdadero sujeto político que no necesita intermediarios para presentarse ante las instituciones. Catherin añade que “se levantó el bloqueo pero no la resistencia, porque ahora el trabajo es barrio adentro”.

Todos acuerdan que la represión sigue actuando, golpeando sobre referentes de las comunidades. Pero aquel enamoramiento está lejos de haber menguado. Los días 28 se conmemora el levantamiento activando las ollas comunitarias, volviendo a reunirse pese a los riesgos, conscientes de que ese día comenzaron “a vencer la ignominia, el oprobio y el terror estatal” y comenzaron a “cambiar la historia”, como señala un texto colectivo de Puerto Resistencia.

Una de las principales conquistas de la revuelta es la conciencia de autonomía y de la fuerza de abajo, que se resumen en el lema “Cali capital de la Resistencia”. Pero también han sabido comprender que las clases dominantes desprecian a la población negra y afrodescendiente. “No les importamos”, dice “La Firma”. “Sólo 47 familias nos han hecho ver al pueblo como una minoría”, razona “El Costeño”.

El comité de seguridad recoge la experiencia de las primeras líneas, y sigue funcionando para cuidarse colectivamente con integrantes de cada punto de resistencia. Forma parte de la Unión de Resistencias Cali (URC), que cuenta con un coordinador, la Mesa de Vocerías. Según los voceros, están funcionando 24 puntos. Unos pocos bien nutridos, como Puerto Resistencia, pero los más han mermado.

Los desarrollos del pensamiento colectivo durante este año, son inmensos. “El gobierno nunca halló una cabeza que cortar”, asegura el texto colectivo de Puerto Resistencia, para añadir que pese al daño que produce, “tenemos la certeza de que lo estamos derrotando”. Optimismo que nace de una autoestima que nunca habían vivenciado.

El anti-monumento La Mano es quizá el mayor símbolo que aún perdura de la revuelta. Las rebeldías lo consideran “un bofetón a la institucionalidad estatal”, en cuya construcción participaron 500 personas y 80 artistas gráficos. Un sueño hecho realidad, como el monumento a las ollas en homenaje a las madres. Creaciones colectivas de una comunidad que necesita luchar para seguir viviendo. “Aquí corrió el Esmad”, sigue desafiando uno de los grafitis.

La entrada A un año de la revuelta. Cali, dignidad y esperanza aparece primero en Desinformémonos.

]]>

https://desinformemonos.org/a-un-ano-de-la-revuelta-cali-dignidad-y-esperanza/feed/
0




Fuente: Desinformemonos.org