October 24, 2022
De parte de Periodico Anarquia
240 puntos de vista

ggghh

En la mitología griega los dioses eran inmortales pero no eternos. Significa entre otras cosas que hasta ellos estaban sujetos a fuerzas mayores, no representaban un orden inmóvil, desde siempre y para siempre. Zeus, «el padre de los dioses y los hombres», perdería también su reino, ningún orden tenía la capacidad de eternizarse. El orden puede imponerse mucho tiempo pero no para siempre.

Esa idea que acompañaba los mitos, fondo de la psicología de esxs antiguxs, intenta ser tapada por todo orden social instituido conocido. Las voces que hablan de «El fin de la historia», «el mejor de los sistemas posibles», etc., no hacen más que intentar detener el tiempo. El poder intenta hacer creer su eternidad, destruir la historia, porque eso nos podría hacer olvidar nuestra capacidad de crear o cómo funciona eso que llamamos realidad y el rol que poseemos todxs en ella.

Mientras levanto una pala, millones de otras personas la levantan conmigo, millones están detrás de mi capacidad para hacer un pozo. Quienes aprendieron a trabajar la madera, quienes aprendieron a forjar el hierro antes que yo participan en ese acto individual al igual que en cómo creo mi realidad. Ese aporte social y todos los relacionados a mi herramienta son parte de una historia que no se detiene nunca.

La historia y la eternidad se repelen, seguimos desobedeciendo al presente, o sea, haciendo historia, y mostrando que nada hay eterno y para siempre. La injusticia social, su injusticia impuesta no puede perpetuarse al infinito. Millones de otros seres humanos trabajaron en lo que somos, personas esclavizadas, aventurerxs y creadorxs, para seguir desafiando a la idea de eternidad…

Ni los dioses ni el capitalismo son eternos.

R.M.




Fuente: Periodicoanarquia.wordpress.com