January 17, 2022
De parte de SAS Madrid
177 puntos de vista

Una nueva subvariante de Ómicron ha sido detectada en Israel. Se han registrado más de 20 casos de la denominada BA2, compuesta por más mutaciones que la Ómicron original. El Ministerio de Salud del país han señalado que no hay evidencias de que se comporte de distinta manera a la variante original.

Esta nueva subvariante se detectó por primera vez en China hace varias semanas a partir de la secuenciación genética de muestras de pacientes con COVID y se cree que tuvo su origen en la India. Australia, Canadá, Dinamarca o Singapur son otros de los países donde ya está presente BA2, una subvariante que si fuera más violenta que Ómicron podría agravar la situación. Por ello, científicos de todo el mundo ya están investigándola.

Israel se encuentra batiendo sus récord de contagios, con 48.000 detectados al día, aunque es probable que el número real sea mucho mayor. En la actualidad, hay más de 250.000 casos activos en el país, 306 ingresados en estado grave, de los cuales hay 86 en estado crítico y 12 conectados a respiradores. En el país israelí hay más de 4,3 millones de personas que ya han recibido la tercera dosis de la vacuna e incluso casi medio millón tiene una cuarta inyección.

Salman Zarka, jefe de respuesta ante la pandemia en Israel, señaló este jueves que podrían suspenderse los tratamientos médicos no esenciales como consecuencia de la presión hospitalaria y el aumento de contagios entre los sanitarios. Este aumento de casos “supone inmensos desafíos a la hora de preservar los servicios esenciales” y por ello se está considerando “minimizar los tratamientos no esenciales”.

¿Cómo se producen nuevas variantes?

El coronavirus está formado por una cadena de 30.000 letras que representan propiedades químicas y configuran su genoma. Su replicación se produce uniéndose al exterior de una célula humana y entrando en ella, secuestrando la maquinaria celular para hacer copias del virus. Por tanto, al infectarse la célula comienza a crear nuevos coronavirus.

No obstante, durante este proceso a veces se producen errores de copia, que son las denominadas mutaciones. Si estas son distintivas y frecuentes pasan a ser variantes, que es lo que ha sucedido con Ómicron. Cuanto más tiempo y más contagios se producen, y cuanto menor sea el porcentaje de vacunados, mayor será la probabilidad de que haya más mutaciones del coronavirus.

Enlace relacionado As.com (15/01/2022).




Fuente: Sasmadrid.org