November 19, 2022
De parte de ANRed
31 puntos de vista

El defensor oficial Jorge Sayago dialogó con FM De la Calle horas antes de su alegato en el juicio que se le sigue a los tres imputados que llegaron al debate oral. Insistió en que se trata de consumidores de marihuana y no de narcotraficantes. Por FM de La Calle


Este jueves continúa la instancia de juicio oral con los alegatos ante el Tribunal en lo Criminal Nº3 de Bahía Blanca para tres de los imputados en la causa por presunta comercialización de drogas que se inició tras varios allanamientos en 2020.

Están siendo juzgados Diego Schnaider, Mauro Distel y Lucio Testa. El fiscal a cargo es Mauricio Del Cero.

“Fue bastante irregular, (…) tres personas que decidieron ir a juicio que llevan detenidos dos años. Este juicio se publicitó como una gran redada contra el narcotráfico, se dio publicidad y el fiscal salió en todos los medios”, dijo a FM De la Calle Jorge Sayago, abogado de Distel.

“Hay un testigo esencial que es el que supuestamente da inicio y aporta toda la información a partir de la cual los funcionarios policiales comenzaron una pesquisa en un pueblo de 17.000 habitantes y dieron con esta ‘red’”, aclaró sobre los dichos de Torres.

El defensor oficial añadió que “ese testigo estuvo (ante)ayer declarando y dijo que él nunca dio esa información, que no tenía esa información, que vivía en otro pueblo que se llama Azopardo”.

“El año pasado -refirió Sayago- ya hizo una denuncia penal por esta falsedad que se le hizo firmar, te digo que se la hizo firmar porque a este chico le falta un ojo. Él en principio pensó que le habían hecho la firma, después le hicieron la pericia y dio que era verdadera su firma, ahí se dio cuenta que había firmado sin leer multas de tránsito que le había hecho la policía con la moto”.

De esta manera, detalló que todo este proceso inicia “a partir de un vecino que es discapacitado, que le falta un ojo, le hagan firmar una supuesta denuncia de dos hojas y media donde tiene todo relatado el movimiento de supuestamente de comercialización de cocaína y marihuana en Puan. Que venía de La Pampa, a dónde iba, quién la comercializaba, quién la vendía. Y era mentira, era todo falso”.

“El fiscal no acusa recibo como es habitual de estos casos cuando un testigo, una cosa es verlo por escrito, que declare en la fiscalía y otra cosa es tenerlo presente frente a los tres jueces, los tres abogados, la gente que estuvo presente y el fiscal y su ayudante y que el testigo sea absolutamente veraz”.

Además, según Sayago, el padre del testigo confirmó que Torres nunca estuvo estuvo en la comisaría ni realizó algún tipo de exposición ante la Policía Bonaerense. De modo que “esto implicaría concretamente que a partir de una falsedad instrumentada por la policía, los dos funcionarios policiales declararon también este testimonio, y dijeron que este chico se lo encontraron en la calle y les aportó toda esta información, ya bastante raro”.

Respecto del fiscal Del Cero, relató que “es como si tuviera una mampara a los costados, como si no escuchara nada de lo que dice el testigo, que ya se lo había dicho hace un año atrás y ya le había pedido protección incluso este testigo es asistido por la Comisión Provincial de la Memoria porque ha sido intimidado por la policía. A los fines de que no venga a juicio, no declare lo que declaró y no diga lo que dijo”.

Mauricio Del Cero, fiscal

Presos por consumir marihuana

“La imputación que le hacen a mi asistido, lo dijeron los propios funcionarios policiales que iniciaron todo este procedimiento trucho. Dijeron ‘esta gente, son consumidores y nadie vive de esto’, es decir, gente que compra para consumir”, expresó el letrado.

Este tipo de situaciones ocurre especialmente desde que “hubo un desdoblamiento del narcomenudeo, la provincia de Buenos Aires se quedó con lo pequeño, el tema narcomenudeo, y quedó en la Justicia Federal lo que es lo importante. Este criterio de decir bueno nosotros combatimos lo pequeño, terminó siendo contraproducente y en definitiva se persigue a los consumidores”.

“Como testigos en este primer procedimiento hay llamados arriba de 140 policías pero en la primera audiencia declararon 7 policías. Esto da cuenta de la irracionalidad de todo”.

“Hay 12 imputados que decidieron permanecer en juicio abreviado fundamentalmente por el tiempo que llevan detenidos y que no tiene sentido correr riesgo de un juicio y que se los condenen a más pena. Optaron por abreviar”, remarcó respecto de las demás personas involucradas.





Fuente: Anred.org