November 24, 2020
De parte de CGT Castilla Y Leon
233 puntos de vista

 

Fue un 25 de noviembre de 1960 el fatídico día en el que tres activistas, las hermanas Mirabal, Patria, Minerva y María teresa, fueron asesinadas a manos de la policía secreta del dictador Trujillo, en la República Dominicana. La causa: su lucha a favor de la democracia y la defensa de los derechos de las mujeres. Tuvieron que morir para que el mundo, a través de sus innumerables organismos, contrajera la sensibilidad, moralidad y responsabilidad de hacer pública una situación frecuentemente apegada al género femenino: la violencia de género. 

Cada año, cada mes, cada día, mujeres del todo el mundo mueren asesinadas a manos de hombres por motivos diversos; todos ellos incoherentes, injustos e inadmisibles. Verdugos que, en demasiadas ocasiones, incluso se eximen de su crimen.  

En España el terrorismo machista suma durante este año 2020 y hasta el día de hoy 81 víctimas. No desconocemos que la situación de confinamiento provocada por la pandemia actual no hecho otra cosa sino recrudecer una situación ya suficientemente grave al tener que convivir, a todas horas, con su agresor. 

No debemos tampoco olvidar que, en ocasiones, este drama se torna en una invisibilidad, al amparo de la casa, que casi distrae de su existencia, más aún si no hay denuncias de por medio. 

Otras siguen sin ser consideradas incluso violencia, convirtiéndolas en asuntos menores socialmente admitidos o cuanto menos consentidos. Hechos como: abusos, amenazas, coerciones, controles personales, insultos… podrían a llegar a malentenderse y, finalmente, ignorarse.  

Por si todo esto fuera poco, hemos llegado a un punto en el que pareciera que la violencia machista este adquiriendo especialidades y niveles de gravedad, provocando con ello una peligrosa minimización del problema real y cierta despersonalización.  

Desde CGT CyL: 

  • Manifestamos nuestra total repulsa a todo tipo de violencia por cuestión de género. 
  • Reclamamos políticas eficaces para erradicar esta lacra social. Que el sistema educativo se involucre de manera real y que la respuesta de la justicia evite toda impunidad. 
  • Proponemos emplear el mayor efectivo humano y económico posible en educación, prevención y protección. 

 

SP Mujer CyL 

                               ¡BASTA DE VIOLENCIAS MACHISTAS! 

 

Este poema va dedicado a todas esas mujeres que a consecuencia de la violencia que sufren en el hogar están viviendo una vida entre paréntesis. 

 

ENTRE PARÉNTESIS 

Desterrada de tu alma 

es la piel la que aún te visualiza. 

La piel aguanta, sostiene los bordes de un cuerpo, casi tuyo, 

Mientras susurra quedo con tan solo la mirada. 

La mirada, mitad piel, mitad alma. 

Y, comienza el silencio a conversar contigo 

sin razón aparente ni convicción. 

Y comienza, en su superioridad de tiempo, 

a dialogar con elocuencia codiciosa, a dividir tu palabra 

a encarar tu voz. 

Él sigue allí.  Incluso cuando se va sigue allí. 

Merodeando, observando, cuestionando, amenazando, 

maldiciendo…acechándote. 

La tierra está afligida. Dónde se esconderían los sueños, 

el futuro, el roce acompañado de tus manos, la risa. 

                                                                       Dónde la vida. 

Porque fuera existe un mundo entero pernoctando 

tras tus labios. Dentro el despertar maldito. 

Y, mientras, te difuminas cada día más, un poco más cada día 

en ese tiempo entre paréntesis. 

 

Concha González. 




Fuente: Cgt-cyl.org