January 22, 2023
De parte de Oiradilos
208 puntos de vista

Edward L. Bernays, sobrino de Sigmund Freud y uno de los pioneros en el estudio de la psicolog铆a de masas escribi贸 en su libro Propaganda (1928): 鈥淟a manipulaci贸n deliberada e inteligente de los h谩bitos y opiniones estructurados de las masas es un elemento importante en las sociedades democr谩ticas. Los que manipulan este mecanismo oculto de la sociedad constituyen un gobierno invisible que es el verdadero poder gobernante de nuestro pa铆s. Estamos gobernados, nuestras mentes moldeadas, nuestros gustos formados, nuestras ideas sugeridas, en gran parte por hombres de los que nunca hemos o铆do hablar. Asimismo, funda el mantenimiento de todos los sistemas de gobierno en la 鈥渕anipulaci贸n de la opini贸n p煤blica鈥, afirmando que 鈥渓os gobiernos, ya sean mon谩rquicos, constitucionales, democr谩ticos o comunistas, dependen del asentimiento de la opini贸n p煤blica para llevar a cabo sus esfuerzos, y de hecho el gobierno es gobierno s贸lo en virtud de este asentimiento p煤blico鈥.

consumo dictadura sociedad

En otro de sus libros, Crystallizing Public Opinion (1923), desentra帽a los mecanismos cerebrales del grupo y la influencia de la propaganda como m茅todo para unificar su pensamiento. As铆, seg煤n sus palabras, 鈥渓a mente grupal no piensa, en el sentido estricto del t茅rmino. En lugar de pensamientos, tienes impulsos, h谩bitos y emociones. A la hora de tomar una decisi贸n, su primer impulso suele ser seguir el ejemplo de un l铆der en el que conf铆a. Este es uno de los principios m谩s firmemente establecidos de la psicolog铆a de masas. Por ello, la propaganda del establishment no se dirigir谩 al sujeto individual, sino al Grupo en el que la personalidad del individuo unidimensional se diluye y queda envuelta en fragmentos, expectativas falsas creadas y deseos comunes que la alimentan禄.

Por su parte, el estadounidense Harold Lasswell (uno de los pioneros de la 鈥渋nvestigaci贸n de la comunicaci贸n de masas鈥) estudi贸 las t茅cnicas de propaganda tras la Primera Guerra Mundial e identific贸 una forma de manipular a las masas (la teor铆a de la aguja hipod茅rmica o 鈥渂ala m谩gica鈥). Present贸 esta teor铆a en su libro La t茅cnica de la propaganda en la guerra mundial (1927), que se basa en 鈥渓a inyecci贸n de una idea espec铆fica en la poblaci贸n con la ayuda de los medios de comunicaci贸n para dirigir la opini贸n p煤blica en su beneficio 鈥.

Esto permite a los individuos adherirse a su ideolog铆a pol铆tica sin recurrir a la violencia, lo que ser铆a el resultado del encefalograma plano de la conciencia cr铆tica de la sociedad actual favorecida por una pr谩ctica period铆stica peligrosamente mediatizada por la ausencia de ex茅gesis u objetividad en los art铆culos de opini贸n. Para ello, el reglamento inscrito en el c贸digo deontol贸gico del periodista es v铆ctima, traduci茅ndose en la aplicaci贸n de la autocensura y la sumisi贸n 鈥渘olis volis鈥 a la l铆nea editorial de sus medios. El periodista se ha convertido as铆 en una simple correa de transmisi贸n de los postulados del establishment o sistema dominante.

El sistema dominante actual -el establecimiento de las sociedades occidentales- utilizar铆a as铆 la dictadura invisible del consumismo compulsivo de bienes materiales para anular los ideales del individuo original con el fin de transformarlo en un ser acr铆tico, temeroso y conformista que se unir谩 inevitablemente a las filas de una sociedad homog茅nea. Por lo tanto, al llevar un uniforme, es f谩cilmente manipulable mediante t茅cnicas de manipulaci贸n de masas. As铆, el soci贸logo y fil贸sofo alem谩n Herbert Marcuse, en su libro El hombre unidimensional (1964), explica que 鈥渓a funci贸n fundamental de los medios de comunicaci贸n es desarrollar pseudonecesidades de bienes y servicios fabricados por gigantescas empresas, vinculando a los individuos al coche del consumo y a la pasividad pol铆tica鈥.

Est谩 la creaci贸n de sistemas pol铆ticos que ser谩n un caldo de cultivo para el virus pat贸geno llamado 鈥渁utos-kratos鈥 o autocracia. Sin embargo, gracias a la interactividad que ofrecen las redes sociales de Internet (el llamado Quinto Poder que conecta y ayuda a formar las identidades modernas), el aislamiento y la pasividad end茅micos del individuo sumiso y acr铆tico en las sociedades de consumo occidentales se estar铆an rompiendo. El Hombre Unidimensional es un nuevo individuo que ya est谩 emergiendo. El Hombre Unidimensional ser谩 sostenido por una s贸lida conciencia cr铆tica, sustentada por valores que han ca铆do en desuso pero que est谩n presentes en nuestro c贸digo at谩vico como la solidaridad, el respeto al medio ambiente y la indignaci贸n colectiva frente a la corrupci贸n y a la injusticia vigentes, y generar谩 un caos constructivo que terminar谩 por diluir el opi谩ceo inhibidor de la conciencia cr铆tica (el consumismo compulsivo).

Fuente: Germ谩n Gorraiz L贸pez (Asociaci贸n Germinal)

Autor: fargov

Interesado en temas sociales y m谩s concretamente en la solidaridad, el apoyo mutuo, los derechos humanos y todo aquello que represente una mejora para la sociedad.




Fuente: Oiradilos.wordpress.com