March 25, 2021
De parte de Sare Antifaxista
199 puntos de vista


“En Andalucía, un 2% de lo propietarios controlan el 50% de toda la tierra”

“El Congreso de los diputados está preparado y adornado, para que te olvides de la gente, de la clase, del pueblo, de la gente que lo necesita”

“¿Merece la pena el gobierno? Personalmente, para lo que el Pueblo está persiguiendo no. El pueblo no está percibiendo mejoras, salvo excepciones”

Juanjo Basterra, kazetaria eta m. soziala * E.H

Diego Cañamero “está jubilado laboralmente”, pero continua su trabajo en defensa de las condiciones laborales de las y los agricultores y de los y las trabajadoras de Andalucía. Fue máximo responsable del Sindicato Andaluz de Trabajadoras y Trabajadores de Andalucía y pasó por el Congreso de los Diputados por Unidas Podemos. Está a pie de lucha. En estas fechas se centran en Huelva y Almería en la recolección de los frutos rojos. “Una parte importante de las fresas de Huelva te puedo asegurar que están regadas con lágrimas y sufrimiento de miles de mujeres”, debido a la explotación laboral y salarios de miseria que se pagan. “Es la esclavitud moderna del siglo 21”, añade. Dice que se podría reducir con más Inspección de Trabajo específica, pero no se hace. Su breve paso por la política en el Congreso español lo recuerda bien. “Porque en el momento que pasas de los leones para adentro ya todos son moquetas, ordenadores, secretarios, secretarias, está todo preparado para que te olvides de la calle, con un salario de 5 ó 6.000 euros al mes” y respecto al gobierno de coalición PSOE. Y Unidas Podemos señala que “si me preguntas ¿merece la pena el gobierno? Personalmente, para lo que el Pueblo está persiguiendo no. El pueblo no está percibiendo mejoras, salvo excepciones”, añade.

Pregunta.-¿Cómo se ve desde fuera desde la jubilación, aunque dudo que alguien como tu se jubile?

Me jubilé hace poco, sí. Sí, me jubilo laboralmente, porque de las ideas no se puede jubilar uno nunca.Está claro que mientras escuche el grito de un hambriento, la causa es tuya; no puedes huir de tu causa.

P.- ¿Como ves la situación de Andalucía con el tema del paro, el problema que tenéis los agricultores con el campo?

Ahora lo que estamos intentando fuertemente es estar presentes en las campañas de Huelva y Almería que ahora llegan 100.000 personas para la recolección del fruto rojo: las fresas, frambuesas, arándanos, moras y en la parte de Almería lo que son los productos hortícolas, que necesitan más de 140.000 trabajadores. Ahí estamos haciendo un esfuerzo, también en pensiones, convenios colectivos, manifestaciones, protestas, pero nos estamos centrando en estas dos provincias. Es donde nos necesitan más que nadie en este momento.

P.- ¿Hay mucha explotación laboral?

Sí. Hay en toda Andalucía en el campo, pero donde llegan los emigrantes hay mucha más explotación y respetan menos las normas laborales, los convenios colectivos, ni se respeta el Salario Mínimo Interprofesional, ni nada.

P.- ¿Ha cambiado poco la situación de los hombres y mujeres del campo?

Muy poco. No estoy exagerando o dramatizando, simplemente vamos para atrás. Porque con el hambre que hay en cualquier lugar del mundo, se abren las fronteras para lo que les interesan a los grandes capitalistas, sobre todo, para llevarse el dinero a otros lugares, y para que de vez en cuando llegue esa mano de obra que viene con hambre, necesidades para introducirla en los sitios donde más les interesa para que trabajen y para conseguir unos beneficios en la agricultura. Una parte del campo se está mecanizando, pero la parte que no se mecaniza las máquinas son quienes vienen de Africa, la Europa del Este y algunos autóctonos de Andalucia. Esa mano de obra está sobreexplotada.

P.- En el siglo XXI que siga existiendo la sobreexplotación y el semiesclavismo en un país desarrollando como el Estado español, ¿qué reflexión te merece?

Cuando nosotros hablamos de la esclavitud moderna del siglo 21, me gustaría que algún periodista valiente o con posibilidades fuera con su cámara oculta y entrara en los campos de las fresas en Huelva o en los invernaderos de Almería y pudiera comprobar y ver lo que hay ahí. Una parte importante de las fresas de Huelva te puedo asegurar que están regadas con lágrimas y sufrimiento de miles de mujeres. Porque, entre otras razones, en Huelva en la fresa yo tengo dos hijos, y han estado allí. No solo voy a visitar las fresas para hacer trabajo sindical, para ver lo que pasa allí, sino que mis hijos, mi familia han estado trabajando allí. Lo conozco.

P.- ¿Te han contado que están muy mal allí?

Llevan sin ir tiempo. Porque no se gana dinero, porque pagan muy barato y después está el trato que tienen hacia las personas. El castigo si no tienes el rendimiento que ellos pretenden, número de cajas que tienes que coger. Si tu un domingo dices que tienes ganas de descansar porque no puedes trabajar los siete dias de forma continua, hay castigo. En algunos sitios, el empresario o el que controla la producción le echa los tejos a una mujer y si no se acuesta con él, pues la despiden. Le dan menos trabajo, un poco de todo. Es de vergüenza pero estas cosas se dan hoy en Andalucía.

P.- ¿Con esa explotación no se puede acabar?

Si hubiera voluntad política y sindical, sí, por lo menos por una parte de los sindicatos que tienen responsabilidad.Si hubiera voluntad, sí claro. Pero si es que el 30% de las fresas de Huelva están sembradas en tierra ilegal y el 80% de los pozos son ilegales. Si no pagan el salario mínimo interprofesional, cuando es una ley de Estado. No puedes estar por debajo de la ley. Tenemos un cuerpo de inspectores, pero nosotros estamos, pidiendo un cuerpo específico para que vaya al campo diariamente. Que no estén en el despacho esperando que llegue una denuncia, no. Porque no va a llegar de ninguna mujer marroquí. De las 19.000 mujeres de Marruecos que tienen contrato en origen no van a entrar denuncias en los despachos. Vienen miles de personas de Rumanía, tampoco; ni de Bulgaria, ni Bielorrusia, Ucrania,..no van a poner ninguna denuncia. Hace falta recorrer los campos. Y estamos planteando al Gobierno pasado, al que estuvo y está ahora, una inspección especial, pero hasta ahora no hay nada de eso.

P.- Alguna vez dicen que han detenido o actuado contra algún empresario explotador, ¿eso qué es marketing nada más?

Eso ocurre por alguna cosa escandalosa, que se entera alguien que pueda denunciar. Pero es muy difícil que una mujer pueda hacerlo, porque en el campo es un trabajo eventual y te hace venir cuando el quiera. No hay compromiso. No tiene derecho a nada. Y te pueden mandar para casa en cualquier momento. Algunas tienen contrato en origen de Rumanía, que tienen que pagar el viaje, etc y hay denuncias que les están estafando. Presentamos todos los años cientos de denuncias. Hay poca conciencia de que tienen que actuar. Porque en Huelva, sobre todo, hay una larga complicidad. Casi todo el mundo tiene algo que tapar.

P.- ¿Está muy complicado?

Sí. Nosotros hemos puesto en marcha un crowdfunding para poner un local jurídico y social en la ciudad de Huelva, para que abarque las dos comarcas y seguramente vamos a abrir otro local en Almonte, en la comarca, y en la comarca de Lepe, donde se concentra casi la inmensa mano de obra que llega para los frutos rojos.

P.- En el SOC, ahora en SAT reivindicábais la tierra para el que la trabaja, ¿ha avanzado eso? ¿Los agricultores andaluces tienen más o menos tierras en estos momentos?

Como se cuenta aquí de una manera un poco graciosa, el himno de Andalucía dice “andaluces levantaos, pedid tierra y libertad”. Nosotros nos quedamos un poco dormidos y se levantaron antes los terratenientes y la cogieron toda. En Andalucía, un 2% de lo propietarios controlan el 50% de toda la tierra. Aquí no es como en el norte que un propietario tiene cuatro, cinco o seis hectáreas, aquí hay propietarios que tienen 30.000 hectáreas, 20.000 hectáreas…En Huelva, no son tan grandes, pero ahora mismo hay sembradas 11.000 hectáreas de frutos rojos. Tener en Huelva 20 hectáreas de fresas o frutos rojos eso es un gran terrateniente. Porque 20 hectáreas de invernadero de fruto rojos es un capitalazo.

P.- ¿Seguís ocupando fincas?

Sí, seguimos. Ahora mismo tenemos una finca ocupada que llevamos con ella 9 años en Somonte, 400 hectáreas. Estamos en litigio con la Junta de Andalucía, la puso a la venta para dársela al mejor postor, para que fuera a manos de algún terrateniente porque no la va a comprar ningún albañil, ni jornalero, ni campesinos pequeños; lo dejan en manos de especuladores o un gran terrateniente. Nos opusimos y la ocupamos. Llevamos 9 años cultivando esa tierra. Es una tierra de secano. No te atreves a desarrollar ni a invertir, no está legalizada. Y la PAC de UE no nos llega a nosotros. Estamos trabajando la tierra, intentando llegar a un acuerdo con la Junta para que nos permita trabajarla en cooperativa.

P.- ¿Qué re cuerdos o mal recuerdos tienes por tu paso por política, por el Congreso de los diputados?

Esto es más complicado y más largo de analizar. El congreso de los diputados es una especie de teatro, muy bien adornado, donde ahí no se decide nada. Aprobamos presupuestos, convocamos y desconvocamos. Todo lo demás es como en ese programa de antes de la cadena SER con una entrevistadora que se llamaba ‘Hablar por hablar’. Hablas allí, pero no te escucha nadie, absolutamente nadie, porque estén presentes o no, porque podrían estar presentes y no escucharte, pero tampoco. No te escuchan, porque se van todos. A las 15:00 yo he contado 40 o 50 personas de 350. Y después de comer, irán a la siesta, no vuelven para no quedarse dormidos y pasar vergüenza. Vienen cuando toca el pitido para la votación. Tu hablas y es como si le hablaras a la pared, a un sitio donde no te escucha nadie. En los telediarios e informativos quienes salen son algunos de algunos grupos políticos mayoritarios.

Hay mas razones. El Congreso de los diputados está preparado y adornado, para que te olvides de la gente, de la clase, del pueblo, de la gente que lo necesita. Porque en el momento que pasas de los leones para adentro ya todos son moquetas, ordenadores, secretarios, secretarias, está todo preparado para que te olvides de la calle, con un salario de 5 ó 6.000 euros al mes. Tienes teléfono, tableta, todo preparado para que lentamente vayas saltando a una vida que no tiene el pueblo. Si me presento y represento a los trabajadores, pero gano 6000 euros al mes, puedo hablar como los trabajadores si a los que voy a representar no ven esa cantidad económica ni de lejos.

Luego los privilegios que tienen. El aforamiento, poliza de vida de 350.000 euros por si te pasa algo. Te dan 3000 euros para que cojas una estancia en Madrid. Te dan pases para circular gratis por autopistas, para que aparques, una serie de “derechos” que, al final está todo preparado y adornado para que como no te cuides todos los dias, hagas tu propia radiografía, hagas un examen de conciencia y ves cuando pasa un tiempo, poco a poco, que te vas alejando de lo que tu quieres representar.

P.- ¿Sobra la institución, hay que cambiarla?

Habría que cambiarla. Tu no puedes ganar tres o cuatro veces más de lo que gana un trabajador en un pueblo. No es real, cuando algunos llegan a diputados, no digo todos o todas, pero si una parte importante quieren volver. Por eso algunos se venden, se cambian, traicionan…y es porque esta vida es un poco cómoda. Si en vez de ganar todo eso y con esos privilegios, si ganas la media de un trabajador, te dicen que es poco dinero, pues que no se presenten de diputado. No hay obligación. Hay que estar por conciencia, devoción, por defender pueblos e ideas.

Luego, por ejemplo, el presidente del gobierno se jubila y te quedan 80.000 euros al año y te colocas en un consejo administración y a vivir. Por eso tiene tanto desprestigio la política, porque se ha convertido en una posición de corruptela generalizada.

Porque hay diferentes tipos de corrupción: de robar dinero de lo público, no pagar impuestos, llevar el dinero a los paraísos fiscales, pero corrupción es también un salario que no te pertenece, un privilegio que no te pertenece. O corrupción es que en un pueblo de 5.000 habitantes un concejal gane 3.000 euros, ¿pero cómo puede ser? ¿Qué trabajador gana eso?

P.- En el Gobierno español ¿ves algún cambio positivo para la gente, o todavía no ha llegado?

Las coyunturas políticas hay que analizarlas en su justo término. Sería muy injusto analizarlas igual en todas. Pero creo que el PSOE es un partido del régimen del 78, de la monarquía, de la institucionalidad europea, liberal en lo económico el partido como tal. A veces, todo el mundo lo sabemos, su electorado es progresista, que quiere más la igualdad, más derechos, etc. Dentro del PSOE, por la coyuntura de la crisis económica, hay dos tendencias: los del régimen del 78 muy arraigados, como los Felipe González, los barones, etc que no quieren que Pedro Sánchez continúe en el Gobierno, mejor dicho que no continúe en el PSOE. No tienen más remedio que tragarse lo que pasa en este momento, pero no le quieren, pero el ‘mindundi’, como ellos decían, recorrió en su coche toda España y les ganó las elecciones internas a Felipe González, a los barones, al grupo Prisa y al partido.

Pedro Sánchez por cuestiones de ego personal se dio cuenta que o gobernaba ahora o no gobernaría nunca. Si no coge poder en el PSOE y en el Gobierno, le eliminan. La única opción era gobernar. Primero lo intentó con Ciudadanos, pero no tenía mayoría y no tuvo más remedio que aceptar el pacto de gobierno con Unidas Podemos.

Ahora, si me preguntas ¿merece la pena el gobierno? Personalmente, para lo que el Pueblo está persiguiendo no. El pueblo no está percibiendo mejoras, salvo excepciones. El salario mínimo es verdad que estaba en 774 euros y está en 950 euros. Sin Unidas Podemos no hubiera sido posible. Es cierto que las pensiones han subido un 0,9%, que para las pensiones mínimas es una leche, porque fíjate lo que me queda a mi con una pensión de 650 euros. Ese 0,9% son cinco euros más. Ahí está el Ingreso Mínimo Vital, que como ha sido una reivindicación de Unidas Podemos, el PSOE lo está boicoteando y no está tirando del mismo. Independientemente, de cuatro o cinco pinceladas que se están haciendo, está claro que lo que esta pasando en Catalunya si Unidas Podemos no estuviera con PSOE en el Gobierno sería mucho peor en el sentido de una mayor represión. O por ejemplo los ERTEs, los autónomos. Hay algunas mejoras, que al estar Unidas Podemos se han ido arañando, pero el Pueblo no está visualizando ese cambio del Gobierno de coalición.

Porque en Andalucía las peonadas de los jornaleros siguen intactas, que las pensiones mínimas siguen siendo miserables, que en el tema de la reforma laboral o la ley mordaza siguen intactas, los bancos siguen anchando sus beneficios, siguen echando a la gente de sus casas con el tema de la hipoteca… No se ha hecho un corte con toda esa reivindicación popular con la crisis económica que se veía muy cercana y el pueblo no se percata de que estén llegando las mejoras.

P.- ¿Suspendemos al Gobierno?

Yo suspendería al PSOE.

P.- ¿Sigues estando en Podemos?

Sigo estando sí. Soy de la CUP, del SOC y SAT. Ese es mi proyecto. Estoy en Unidas Podemos. Es cierto que soy muy crítico con todo lo que está ocurriendo, que no se hace. Sė que estamos en el Gobierno con 35 diputados, no con 350. Tienen la fuerza que tiene. El Gobierno está hecho con 35 diputados. Pero la acción de esos 35 diputados tiene que ser mas exigente.

P.- En Andalucia, ¿cómo ves el Gobierno del PP con apoyo de Vox y Ciudadanos ha mejorado los existentes en décadas pasadas?

Al PP ni se le ve ni se le espera. Está ahí para no dar la nota en ninguna parte. El PP es como si te compras una casa redonda para poderla barrer bien para que no quede nada en los rincones. No se mete mucho en muchos fregados…aquí no ha habido un cambio sustancial. Claro que la TV Andaluza en manos del PP está siendo la octavilla y propaganda del PP y sus apoyos, más que Ciudadanos, que está en desmoronamiento, los otros están al acecho. Pero en Catalunya se habla mucho de que Vox ha cogido 8 diputados, pero no he visto ninguna tertulia que digan que los del 155 tenían 40 diputados y se han quedado con 20.

Aquí no sabemos el resultado como estamos viendo lo de Murcia y Madrid, aquí Ciudadanos y PSOE no tendrían mayoría. De esta historia no te extrañe que detrás de estas operaciones con Ciudadanos estén los Felipe González para intentar no recuperar, sino tener una pata de Ciudadanos trincada por el PSOE para que Unidas Podemos no sea el partido determinante en el futuro para el Gobierno. Que haya otro socio que sustente la situación sin cambios del estatus quo en la reforma laboral, la ley mordaza, las eléctricas, bancos, corrupción, alquiler de viviendas… Lo que el PSOE quiere es quitar a Unidas Podemos, está claro y si no se lo quita de en medio de todo, que no sea determinante.

P.- ¿Qué futuro le depara a Andalucía y al SAT?

Nosotros lo tenemos claro, seguir organizándonos, seguir participando en las movilizaciones que sea posible, seguir con nuestras reivindicaciones gobierne quien gobierne. Vamos a seguir igual y en el momento que podamos ir ocupando tierras, lo haremos. En el momento que podamos hacer alguna acción seguiremos haciéndolas e intentándolo. Defender a las personas que vienen a Andalucia a trabajar, sean de Marruecos, Madrid o de cualquier otro lugar del Mundo. Seguiremos con la lucha diaria de un sindicato a pie de calle. Y después dentro de nuestras posibilidades intentaremos que no gobierne los de la derecha.

P.- Si quieres añadir algo, es el momento.

Decir que la izquierda tiene que intentar por todos los medios siempre buscar la parte positiva de las cosas, intentar unir toda la fuerza posible para ir arrancándole al sistema capitalista mejoras para la clase obrera en pensiones, derechos, sanidad, educación, derecho de la mujer, vivienda y un sinfín de temas.




Fuente: Sareantifaxista.blogspot.com