September 27, 2021
De parte de La Haine
136 puntos de vista


27/09/2021 :: Nacionales E.Herria
x Juanjo Basterra, kazetaria eta m. soziala * E.H
“No merecía la pena que hubieran muerto por esta gente que han dejado aquí”

Diego Paredes (hermano de Txiki, fusilado por Franco): “Entre moquetas no se lucha, se lucha en la calle”

“No merecía la pena que hubieran muerto por esta gente que han dejado aquí”

“Ahora todos los políticos juegan a lo mismo: a ver quién se reparte el mejor trozo de pastel. Es la política clásica”

“Recuerdo a Doris Benegas como muy luchadora, hoy en día no hay en el Estado una persona luchadora como ella, ninguna”

“Hemos perdido la calle y la está cogiendo la extrema derecha”

Juanjo Basterra, kazetaria eta m. soziala * E.H

Diego Paredes, hermano de Txiki (Jon) fusilado por orden de Franco en 1975, habla de lo que está pasando en nuestra sociedad y los recuerdos de aquellos momentos trágicos cuando el dictador decidió acabar con la vida de su hermano junto a cuatro luchadores más. “Mañana cuando yo muera, no me vengáis a llorar, nunca estaré bajo tierra, soy viento de libertad, escribió Jon Paredes antes de someterse al pelotón de fusilamiento. “Tenía claro que le iban a fusilar. Extremeño en una organización independentista vasca y un antifascista”, explica su hermano, mientras añade que sufrió torturas durante 23 horas al día. No entiende el giro que han dado los” sucesores” de la ilegalizada Herri Batasuna y les denomina “aburguesados”. Para él, “la lucha se hace en la calle, no entre moquetas” y cree que “algunos” prepararon esta “desescalada” de la lucha por la independencia, el socialismo, la amnistía…

Diego Paredes destaca, por otro lado, la vida de Doris Benegas, que se han cumplido cinco años de su muerte y confirma que es parte de la Fundación que mantendrá viva su lucha y su recuerdo. “Sí, era una revolucionaria. Comunera. Euskal Herria le atraía. Muy buena persona” finaliza, mientras detalla que llevó su caso y el de Baena, otro de los fusilados en 1975 en este caso del FRAP, ante la jueza argentina Servini.

¿Qué recuerdas de aquel 1975 cuando fusilaron a tu hermano y Ángel Otaegi, José Luis Sánchez Bravo, Ramón García Sanz y José Humberto Baena Alonso?

Tenía 17 años. Era un chaval. Mis recuerdos son que el estaba liberado y nosotros estábamos en el Frente Obrero, luchando en el tema. Era lo cotidiano, en aquel momento. Recuerdo que un año antes, Txiki se fue de liberado y le vinieron a buscar a casa por un intento de secuestro, algo del rey. Le veíamos clandestinamente. Mis recuerdos son buenos, porque había gente que apoyaba, que luchaba y era algo que se vivía de verdad. No fue tan malo ese momento. Luego cuando se produce la detención, sí; empiezan los problemas. Siempre he sido bastante realista y tampoco me cogía nada de sorpresa. Hablaba bastante con él, solía quedar conmigo y algunos de mi cuadrilla y solíamos ir a visitarle. El decía que estaba en una organización armada. Y que corría un peligro. Tenía claro que le podía pasar cualquier cosa al día siguiente o el mismo día. Y decía que esperaba que a quienes vendrían de frente ‘les pase antes que a mi’. Lo decía bien claro, porque defendía sus ideas. Entonces para la edad que tenía, lo tenía muy asumido. Era joven, pero bastante maduro. Fueron a por él porque había coincidido en algunos atentados y con alguna gente. Sean verdad o mentira, pero por la causa que le condenaron se probó en el juicio que no participó. Yo ya esperaba que pasara algo de eso.

¿Cómo lo vivisteis?

Cuando anunciaron que le iban a fusilar, yo estaba convencido. Algunos decían que el Papa, etc, pero yo lo tenía claro que Franco se lo iba a cargar. Pensaba que iban a ser más, incluso. A Jon pensaba que sí, porque era extremeño en una organización independentista vasca y un antifascista, ante todo. Le tuvieron un montón de días torturando. Le daban -nos enteramos después- una sola hora para descansar, le tenían durante 23 horas y varios días. Fue el tío que más torturas ha recibido en aquel momento, según dijeron compañeros de él. No dijo nada. Se apuntó todo, era la solución que tenía. Era un idealista. Creo que de esos ya no quedan, son de los que salen cada mucho tiempo. Fueron momentos buenos de la organización, y muy importantes. Luego hubo otros, aquellos vivían las ideas, miraban por los demás. Aquello lo hemos perdido hoy en día.

¿Por qué dices que lo hemos perdido?

Creo que después de todo lo que se ha luchado por conseguir unas libertades y ver el resultado, pienso que ha sido una lucha baldía sin ningún resultado positivo porque la situación ha mejorado para un sector y no para la sociedad en general. Todos los partidos son lo mismo y, por lo tanto, el resultado va a seguir siendo el mismo. Como decía Groucho Marx ‘la política es el arte de buscar problemas, encontrarlos y aplicar las soluciones equivocadas’. Es lo que hacen estos políticos que juegan en los parlamentos. Hubo un momento que en Euskal Herria sí hubo una política popular, con sus fallos y aciertos, con Herri Batasuna. Fue algo bonito, espectacular y una forma diferente de hacer política. De hecho, desde que la ilegalizaron, la izquierda ha brillado por su ausencia y los que se llaman de “izquierdas” para mi son sucedáneos entre el PNV y PSE. Juegan a lo mismo: a ver quién se reparte el mejor trozo de pastel. Es la política clásica. También diré que es totalmente lícito (no ético) que los partidos y sus dirigentes hagan lo que les parezca. Mientras tengan como colaboradores a quienes les votan, no se les puede achacar nada.

¿Se ha perdido esa clave de ‘independentzia eta sozialismoa’?

Sí. La hemos perdido. Y ellos lo saben. Todos los que nos venden esa ‘moto’, saben que la hemos perdido.

Solía hablar mucho con Periko Solabarria y , con este tema de la ‘Independentzia eta sozialismoa’, luego el derecho de autodeterminación, más tarde el derecho a decidir … Él me decía que estamos ‘bajando los peldaños’ y al final…

Nos hemos quedado sin peldaños, pero esto ha estado muy preparado, organizado. No ha sido de cuatro días. Sobre ese tema se podría hablar mucho.

¿Crees que estaba preparada esta desescalada, vamos a decir?

Estoy convencido y te pondré un ejemplo. Cuando se hablaba de que algunos dirigentes y que una parte del PSOE estaban aleccionados por el antiguo régimen, y que lo del 15M estaba organizado por el capitalismo, mucha gente en Euskal Herria lo creía. La pregunta es la siguiente, ¿acaso pensáis que aquí no se organizan esas tramas? Pues, igual que en el Estado español sin lugar a dudas.

Además, si te das cuenta, aquí en 60 años de lucha y lo que conlleva (muertos, torturas, presos, exiliados, sufrimiento etc), estamos exactamente en la casilla de salida y no hemos llegado a ninguna parte. Y, sinceramente, no creo que la culpa sea de quienes combatieron dándolo todo. 

Ahora todo el mundo dice que los tiempos han cambiado (yo diría que han evolucionado), pero quienes hemos cambiado, hemos sido las personas. Nosotros manipulamos los tiempos como nos interesa. Pero, ¡no han cambiado! Siguen siendo lo mismo, aquí es la gente la que hemos cambiado y los de arriba saben manipularnos, saben hacerlo.

¿Crees que vamos a ver algún día la independencia de Euskal Herria?

No. Ni la autodeterminación. Con el Gobierno español nunca lo vamos a ver.

¿Cómo ves a la clase obrera, está en marcha, está activa, la están desactivando?

La están desactivando. Influirán muchas cosas, que haya mucha gente que no tenga esa conciencia social, que teníamos antes, pero la clase obrera está por el que me den de comer, aunque sea poco, pero que me den de comer. De hecho, está votando mucho a la derecha y todo el mundo sabe que la derecha no va a apoyar a la clase trabajadora. Creo que ha perdido su rumbo la clase trabajadora, o han hecho que lo pierda, ojo.

¿Las reformas laborales…. te llevan a eso?

Ya, pero nadie ha hecho una presión suficiente en contra de esas agresiones a los derechos laborales. Están hablando de un montón de cosas que nada tienen que ver con lo que es la vida cotidiana de la gente. Por contra, tienen la suerte de que la gente tampoco hace nada.

Quienes apoyan al PSOE y Unidas Podemos en el Gobierno español hablaban que iban a revocar la reforma laboral, la ley mordaza…pero siguen ahí, ¿qué te parece?

Y las pensiones, etc, etc. No hacen nada de eso y la gente te dice ¿Y que vas a hacer? Pues si vas a ir, como diría el humorista, ‘si hay que ir se va, pero ir para nada, no voy’. Siempre mantengo que hay que negociar hasta con el diablo, pero en unas condiciones más dignas. Se ha perdido mucho. La clase trabajadora esta acomodada y nos hemos vuelto egoístas. Nos importan tres narices los demás.

¿El secreto del capitalismo es que nos ha individualizado, no pensamos en colectivo?

Sí. En casos puntuales como Tubacex o alguna que otra empresa grande se movilizan, pero no están por la labor. Quizás también es por la gente ha empezado a trabajar después de que se hubieran conseguido muchas cosas y no tiene la conciencia de clase y no saben lo que costó conseguirlas, ni cuántos de aquellos logros se han ido quitando poco a poco, hasta que les dejen sin nada.

Ya, pero no se actuó contra la raíz, las reformas laborales restan y quitan derechos y, al final, ¿somos los propios trabajadores quienes nos peleamos por unas migajas?

Es que es así. Ha influido mucho en estos temas la paralización de las protestas en la calle. Se paralizó a la juventud vasca, por intereses políticos, creo yo. No tengo duda. Se paralizaron las luchas de la calle, porque decían que si era peligroso y tal y cual, pero siempre ha sido peligroso y se han hecho. Hemos perdido la calle y la ha cogido la extrema derecha, que no aparecía para nada. Han sacado la pata y ya no la meten. La extrema derecha es el futuro de España. Yo creo que la Moncloa será ocupada por la derecha/extrema y demás popurrí de partidos en las próximas elecciones, el PSOE (que está lleno de derechistas) se está fundiendo.

¿En qué te basas para decir eso?

Porque se les nota. Está haciendo la misma jugada, aparte de que el PSOE no va a hacer nada con la reforma laboral, ni con las pensiones, ni con sanidad. De hecho, cada año hacen más recortes en todo tipo de ayudas, pero suben el presupuesto a los militares, policía e iglesia.

Cuando has mencionado a la extrema derecha, los ultras han creado el sindicato Solidaridad ¿como lo ves?

Creo que esos han estado siempre, con otros nombres, pero han estado. Pero lo que pasa es que han estado acojonados, por razones equis, que cada uno piense las que quiera y no han salido a la calle. Ahora se les ha dado fuerza. Las bases del Gobierno están bien montadas. A Vox no le hace falta instaurar nada nuevo, la base está montada por quienes han estado y están en el Gobierno. Ellos suben arriba y montan el follón y se llevan a la masa. Y, al final, conseguirá gobernar esa gente, porque ya les han preparado el terreno, no porque lo hayan preparado ellos. Viene y está muy estudiado desde los tiempos de Felipe González, y posteriores. Es como si vas a hacer una casa desde la base, te cuesta mucho empezar de cero, pero estos tienen la estructura afianzada. Las medidas judiciales, y otras de todo tipo, están hechas para ellos. Solo tienen que abrir la puerta y coger la casa: entrar y a vivir, no tienen que hacer nada más. Eso es porque el franquismo siempre ha estado ahí y sigue estando ahí. Ahora muchos apoyan a ese franquismo, gente que por intereses de que estaba mal visto ser franquista se metieron al PSOE, al PP, incluso, en otros sitios, ahora ya no les importa. Recuerdas esa frase de Almeida ‘somos fascistas, pero sabemos gobernar’. O nos agarramos a la realidad, o lo tenemos claro.

¿Crees que el fascismo va a seguir creciendo?

Sí, estoy convencido. Como he comentado, creo que el fascismo nunca ha estado bajo. El fascismo está bien crecidito, lo que ocurre es que en estos momentos ha salido a tope. Ha salido a la calle. Ellos están convencidos de lo que dicen y viven de eso. Es lo que tiene.

¿Cómo ves el futuro después de todo?

Lo veo muy oscuro. La juventud lo tiene muy jodido. Y una de las razones es que no se da cuenta de lo que le viene encima. Están en pausa. Hay mucha gente que está en paro. Pero gente de 30 y 45 años, que tienen una calidad de vida porque tienen dos sueldos en casa, viven bien. A esos les jode que les quiten 500 euros de ese sueldo, porque bajan el nivel de vida. A nosotros, si nos quitan lo poco que tenemos ya comeremos bocadillos, ya hemos pasado por eso. Ellos no saben vivir así. Tienen mucho miedo y no se mueven para nada, pero no saben que el golpe les va a venir igual.

También es verdad que hay una juventud que sale a la calle y que es consciente de lo que sucede, pero les dan hostias por todos los lados y no hablo sólo de las fuerzas represivas. Hablo de gente que se supone o dicen defender lo mismo.

¿Se ha construido esa sociedad del miedo, de si te mueves no podrás mantener una calidad de vida elevada?

Sí, se ha creado. Toda aquella lucha que inició el Movimiento de Liberación Nacional Vasco (MLNV) hace más de 60 años venía de bases aburguesadas del PNV y ellos apostaron por cambiar la sociedad. Ahora ha terminado ese movimiento y volvemos a lo mismo. Ahora son muchos de quienes apoyaron quienes están o estamos aburguesados. Nos hemos vuelto cómodos, hemos vuelto a las raíces como se suele decir. Después de tanto sufrimiento, muerto, torturado y mucha lucha, nos han hecho volver a lo mismo que empezamos, incluso peor. Porque antes había conciencia de clase, de lucha, de todo y hoy en día, no. Hay egoísmo.

¿Estamos cambiando las poltronas dejando el pensamiento y la lucha más combativa y reivindicativa?

Sí. Los partidos políticos clásicos, los de toda la vida, caen en lo mismo, entran a los sitios, tocan la moqueta y ya no quieren volver al cemento. Se olvidan de los verdaderos problemas. Se aseguran el porvenir, se montan la película, montan su empresa política; con los votos cobran dinero y se asegura el poder, de ellos, sus familias y un grupo reducido. No les importan los demás, antes sí les importaban, Una vez que han entrado son colegas de gente impresentable de la Ertzaintza, de políticos corruptos etc, etc, se les olvida de dónde vienen. Es así de sencillo, porque se han vuelto burgueses. 

¿Entre moquetas no se lucha?

No, se lucha en la calle.

¿Qué recuerdos tienes de Doris Benegas, cinco años después de su muerte? 

Una maravilla. Era una persona de esas que cada doscientos años nace una. Luchadora, muy coherente y lo demostró. Toda su vida fue por la lucha, por la igualdad, por las mujeres. Estaba en Valladolid, en un barrio que le llamaban Los Pajaritos, que había mucha droga, lo limpió metiéndose allí, haciendo manifestaciones…De hecho, tuvo muchos problemas, le quemaron su despacho de abogada…era una maravillosa persona. Muy luchadora, no hay en todo el estado un o una política tan luchadora como ella, nadie.

Tenía mucha relación con ella desde el 2007. Iba mucho a Valladolid. Era una persona encantadora. Te sabía convencer. Soy muy escéptico para las cosas, no me fío ni de mi madre, pero me dijo para presentar el tema de Txiki ante la Justicia argentina, ante la jueza Servini, que también llevaba lo de Baena, y le dije que no me convencía. Hablamos cinco minutos y me convenció. A la semana estaba con una carta escrita por mi y que entregó en Buenos Aires a Servini. Metió todo. Lo que decía, lo hacía. Es así, sí era una revolucionaria. Comunera. Euskal Herria le atraía y de hecho participó en muchas ocasiones con la Izquierda Abertzale en mítines y demás. Creo que cuando se presentó en la iniciativa internacionalista ella iba en la lista. Muy buena persona.

¿Qué piensas de la creación de la Fundación Doris Benegas?

Me parece estupendo. No tengo todos los datos, con el tema de la pandemia no he podido participar activamente, pero creo que son 19 quienes impulsan la fundación, y he tenido el honor de que me incluyan entre ellos. Por Doris, lo que haga falta. Por la gente que merece la pena se puede luchar, porque hoy en día hay muchos por los que no merece la pena. 

¿Ves alguna salida?

Tal y como se ve el momento y como está la situación, te da que pensar que no hay futuro. Pero creo que algún día esto se levantará, porque va a llegar un momento que toda esta gente que vive tan cómoda no lo va a tener tan fácil. Entonces, cuando vean a sus hijos con problemas y apurados, van a tener que rebelarse. Algún día, algo habrá. En sitios como Latinoamérica, cuando la derecha lleva muchos años gobernando, siempre ha habido una insurrección, siempre hay algo cíclico. Espero que aquí pase lo mismo.

Ahora que se cumplen diez años del 15M, pensábamos que iba a salir algo, que se encendía alguna chispa, pero se apagó rápidamente, ¿no te parece?

Cuando se empezó a hablar de que era un montaje del PSOE y todo eso ya empiezas a dudar de las cosas. Entonces había una crisis laboral y económica brutal y a los aparatos del gobierno no le resultaba fácil solucionarlo y creo que prepararon y organizaron todo aquello para salir del paso y tranquilizar a la gente (algo que a “su manera” consiguieron) de hecho solo hay que ver lo fracturada que ha quedado esa “izquierda”con los años. 

No estuve convencido nunca y eso que considero a Pablo Iglesias como uno de los mejores políticos que hay en el Estado español (ojo, digo como político) aunque ha sido el personaje que ha roto toda la izquierda en Madrid y otros lugares del Estado. Además que se lo ha montado bien y se ha asegurado su futuro. Por eso, también es buen político porque es lo que hacen todos, una cosa no quita la otra. 

https://sareantifaxista.blogspot.com/2021/05/diego-paredes-hermano-de-txiki-fusilado.html




Fuente: Eh.lahaine.org