February 28, 2021
De parte de SAS Madrid
277 puntos de vista


Chocan los pa铆ses que quieren que agilice la movilidad con los que temen una discriminaci贸n.

– En tres meses, Bruselas tendr谩 que presentar las bases t茅cnicas del certificado digital.

– El certificado incluir谩 la vacunaci贸n, los tests recientes y la inmunidad por tener anticuerpos.

Europa tendr谩 un pasaporte de vacunas, y probablemente para el verano, pero en este momento nadie sabe a煤n para qu茅 servir谩. La constante presi贸n de los pa铆ses del sur, y de los m谩s dependientes del turismo como Espa帽a y Grecia, ha ido ara帽ando aliados entre los 27 hasta conseguir el paso que se dio el jueves: activar el proceso para dotarse de este certificado digital. Arrancan ya los trabajos t茅cnicos, pero pronto entrar谩n en terreno de decisiones pol铆ticas sobre las que no hay consenso.

Lo que m谩s preocupa a algunos pa铆ses, entre los cuales est谩n Francia y Alemania, es el potencial elemento discriminatorio que puede suponer convertir el certificado de vacunas en pasaporte que abra unas fronteras que contin煤en cerradas a los que no dispongan de tal documento. En este sentido, el presidente franc茅s, Emmanuel Macron, fue el m谩s contundente al advertir que 鈥渆ste documento no puede proporcionar derechos espec铆ficos a las personas vacunadas鈥.

En realidad, ya se trabaja con un concepto m谩s amplio que el de la vacunaci贸n. El certificado digital que se empieza a preparar incluir谩 tanto si una persona est谩 vacunada, como si se ha realizado en fecha reciente un test con resultado negativo, sea PCR o de ant铆genos, y tambi茅n si es inmune porque ha desarrollado anticuerpos al haber sufrido la covid.

La Comisi贸n Europea dispone de tres meses de tiempo para realizar los trabajos t茅cnicos que garanticen unos est谩ndares comunes y tambi茅n la interoperabilidad entre los distintos estados miembros. Los datos seguir谩n en cada estado y solo se intercambiar谩n las m铆nimas informaciones indispensables para proteger la privacidad.

Tres meses es poco tiempo, habr谩 que ir muy de prisa, dijo la presidenta de la Comisi贸n Europea, Ursula von der Leyen, y tiene raz贸n, porque son multitud las cuestiones que resolver. No solo la interoperabilidad, tambi茅n qu茅 vacunas se consideran homologadas para el certificado, y el papel del pasaporte fuera de la Uni贸n Europea.

Adem谩s, quedan muchos interrogantes por resolver. Ni hay por el momento consenso cient铆fico sobre cu谩nto tiempo duran los efectos de las vacunas, ni tampoco hay pruebas de que una persona vacunada no sea transmisora de la covid.

En paralelo y en muchos casos entrelazados con los aspectos t茅cnicos, llegan los pol铆ticos, donde la discusi贸n est谩 muy abierta. No hay consenso sobre los usos que se dar谩n al pasaporte en cuesti贸n. La voluntad de los pa铆ses tur铆sticos de que garantice la libre circulaci贸n de los que lo posean, choca con la resistencia de los que detectan en una operaci贸n de este tipo una discriminaci贸n a los no vacunados, m谩s a煤n en un momento en que el porcentaje de poblaci贸n que ha recibido las dosis es muy reducido.

En la videoconferencia del jueves, la canciller Angela Merkel mostr贸 reticencias a una aplicaci贸n general del certificado digital, aunque fue ella misma la primera que anunci贸 el encargo de los trabajos t茅cnicos para que la Comisi贸n Europa los terminara en un plazo de tres meses. 鈥淓n el futuro, ser谩 positivo tener este certificado pero esto no significa que solo los que dispongan de tal pasaporte podr谩n viajar; sobre esto no se han tomado a煤n decisiones pol铆ticas鈥, dijo Merkel.

M谩s contundente estuvo el presidente franc茅s, Emmanuel Macron, tanto dentro como fuera de la conferencia. 鈥淣o aceptar茅 un sistema que condicione el acceso a un pa铆s u otro a disponer de un certificado鈥, dijo Macron, poniendo adem谩s el ejemplo de los j贸venes. Son los 煤ltimos en el calendario de vacunaci贸n, con lo cual en junio o julio muchos no estar谩n vacunados, y no ser铆a l贸gica que precisamente a ellos se les redujera la movilidad.

Meses lleva este debate en el seno de la Uni贸n Europa, desde que lo plante贸 Grecia, un pa铆s en que el turismo supone el 20% del PIB, y al que se sum贸 enseguida el presidente espa帽ol, aunque lo ha hecho de forma m谩s discreta.

Fuentes diplom谩ticas se quejan de que se ha producido 鈥渦na teologizaci贸n del debate, como si el pasaporte te hiciera pecador o te llevara al cielo directamente鈥, cuando en realidad su objetivo es m谩s modesto, se trata de agilizar la movilidad. 鈥淨ueremos disponer de una base t茅cnica que, cuando la situaci贸n evolucione, nos permita pasar a su aplicaci贸n pr谩ctica鈥, a帽aden estas fuentes.

鈥淩ecuperar cuanto antes la movilidad y el turismo, sin aumentar el riesgo sanitario鈥, dijo el presidente espa帽ol, Pedro S谩nchez, que plantea 鈥渋mpulsar el debate sobre los usos futuros de los certificados de vacunas鈥. Algo que el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, espera que avance lo suficiente como para que pueda discutirse a fondo en la cumbre de la UE de finales de marzo.

Con suerte, los pasaportes son para el verano. Tambi茅n entonces tiene que haber mejorado sustancialmente el ritmo de vacunaci贸n. El objetivo es tener un 70% de la poblaci贸n adulta europea vacunada el 21 de septiembre, todo dependiendo del ritmo de fabricaci贸n de las tres vacunas autorizadas y de una cuarta, la de Janssen que se espera que reciba la luz verde de la EMA a mitad de marzo. Hasta el momento, seg煤n los datos de Von der Leyen, en la UE se han administrado 29 millones de dosis, lo que supone que un 8% de los mayores de 18 a帽os han recibido como m铆nimo una dosis.

Enlace relacionado LaVanguardia.com 27/02/2021.




Fuente: Sasmadrid.org