November 2, 2020
De parte de Indymedia Argentina
257 puntos de vista


Docentes de Ademys rechazan la vuelta a clases presenciales en febrero y extienden el paro hasta el sábado.

La caravana docente del pasado 27 de octubre. Fotos: Prensa Ademys.

“Contra la política del gobierno que intenta abrir las escuelas a actividades educativas presenciales, continuamos el plan de lucha”, anunciaron desde el sindicato de docentes porteño Ademys.

“Intensificamos la campaña de alerta con las familias para extender el rechazo a las reaperturas de escuelas a actividades educativas presenciales en pandemia (incluyendo afiches, nueva carta a las familias, impulsar reuniones, etc.). Paro de actividades presenciales de lunes a sábado en la semana del 2 al 7 de noviembre. Caravana educativa el miércoles 4/11”, detallaron.

El secretario adjunto de Ademys, Jorge Adaro, detalló en declaraciones a la Agencia Télam que el gremio profundizará la medida de fuerza que cumple desde el pasado miércoles en rechazo al retorno de las actividades educativas presenciales y señaló que las autoridades deberían convocar a las organizaciones gremiales para escuchar su postura.

“La medida de fuerza es la continuidad de la que arrancó el miércoles de la semana pasada y seguirá hasta el sábado”, indicó Adaro.

Al referirse a la propuesta lanzada por la ministra de Educación del distrito, Soledad Acuña, para que el ciclo lectivo 2021 comience de manera presencial el 17 de febrero próximo, Adaro aseguró que “lo que correspondería es que la ministra convoque a las organizaciones sindicales y escuchar la opinión de la docencia, y esto no se ha dado”.

El referente sindical afirmó que “el hecho de que las clases empiecen el 17 de febrero no soluciona ninguno de los problemas profundos que tiene la educación en el marco de la pandemia”.

“Esto -agregó- es puro maquillaje si no se resuelve con decisión política suministrar computadoras y conectividad a los pibes y docentes. Si esto no es así, no hay ninguna posibilidad de garantizar un proceso de educación continuo”.

Asimismo, criticó las “burbujas” que fueron planteadas por el Gobierno de la Ciudad para escolarizar a los alumnos sin conectividad al decir que fueron “un fracaso rotundo, ya que nadie está yendo, porque los padres no tienen certeza de las medidas de salud e higiene”.

“Desde que el Gobierno abrió las burbujas tenemos seis casos de compañeros afectados por el Covid en las escuelas y el Gobierno oculta esa información”, argumentó el dirigente de Ademys.

Sobre las condiciones que pondría el gremio para la vuelta a clases presenciales en 2021, el dirigente sindical consideró que “sería aventurado hacer una definición cuando no se sabe cuál va a ser el marco de la pandemia en ese momento. Por eso insistimos en que, como esto está en un campo incierto, lo que hay que garantizar es la virtualidad para el proceso de aprendizaje”, concluyó.

Carta a las familias

En el marco de las medidas de fuerza, el gremio difundió una carta abierta dirigida a las familias de la Ciudad, que a continuación transcribimos:

El Gobierno de la Ciudad sigue proponiendo cada vez más aperturas de escuelas, grados, niveles y programas educativos. A los últimos grados de la escuela primaria y secundaria, se agregan los primeros grados, primeros años y salas de 5.

Con el objetivo de hacer política a costa de poner en riesgo a toda la comunidad educativa, deciden seguir aumentando los riesgos. Incluso, el propio Ministro de Salud Porteño Fernando Quiroz reconoció que hay que prepararse para una nueva ola de contagios, como sucede en toda Europa, como sucede en muchas provincias y países donde volvió la escuela. Como ya pasó en cuatro de ellas, donde se han detectado contagios y hubo que cerrar.

Pero docentes y familias sabemos cuidarnos. Por eso las aulas burbuja vienen fracasando en todo sentido. Muchas burbujas están prácticamente vacías. En el nivel primario el 98% de lxs alumnxs convocadxs no asistió. A esto se suma una gran cantidad de escuelas que no pudieron abrir por falta de auxiliares o insumos.

Nosotrxs más que nadie sabemos que el encuentro es irremplazable a la hora de construir el conocimiento. También entendemos perfectamente las necesidades que tienen lxs chicxs de verse. Pero hasta eso resulta una decepción para lxs pocxs chicxs que se encuentran con sus compañerxs en una situación muy poco amigable y pedagógica.

Todo esto se agravaría con las aperturas para lxs más pequeñxs. Cualquiera que haya pisado una sala de cinco o conozca la actividad pedagógica en primer grado sabe que evitar el contacto físico es imposible. El abrazo para consolarlxs cuando están tristes o el juego donde se pone el cuerpo son sólo algunos ejemplos. Se convoca a les niñes a no jugar, a no expresarse, a no aprender, sólo para legitimar esta parodia con la que el Ministerio busca rédito político.

No hay una genuina preocupación por el aprendizaje de los alumnos y alumnas con más carencias y problemas de conectividad. Si esta preocupación realmente existiera, hubiese sido el libre acceso a la conectividad y la entrega de computadoras la forma de avanzar en garantizar la educación para todxs. Es eso lo que necesitamos ahora, es eso lo que venimos reclamando juntxs, para seguir educando y cuidándonos.

Queremos volver, claro que sí, pero cuando las condiciones sanitarias estén garantizadas y cuando el objetivo no sea usar a nuestres alumnes para hacer marketing.




Fuente: Argentina.indymedia.org