January 28, 2023
De parte de AntiCapitalistas
1,795 puntos de vista

El compa帽ero Domingo M茅ndez Rodr铆guez (1947-2022) falleci贸 hace ahora un a帽o, el 28 de enero de 2022. Hoy recordamos al compa帽ero, al amigo, al camarada, luchador consecuente, militante, implicado en la lucha social y pol铆tica toda su vida.

La trayectoria de lucha comienza bajo la Dictadura franquista, primero como estudiante y posteriormente como trabajador. Su entrega y compromiso han sido ejemplares por m谩s de 50 a帽os. Hemos tenido la suerte de contar con su experiencia y voluntad para la construcci贸n de lo que fuera la tarea en cada momento. Su participaci贸n ha sido clave en muchos momentos de la lucha social y pol铆tica. Lo confirman quienes lo conocieron a lo largo de estos a帽os.

Domingo sintetizaba un largo combate, recogido de la acci贸n colectiva a trav茅s de su implicaci贸n en las mismas a lo largo de varias d茅cadas. Luchaba por cambiar este mundo injusto y quer铆a ir al fondo de los problemas, sin prestarse a componendas con el poder, ni utilizar artima帽as ajenas a los objetivos de la lucha. Pero tambi茅n, ten铆a la firme convicci贸n y confianza en que pod铆amos hacerlo desde la amplia participaci贸n y determinaci贸n colectivas.

Su combate ha ido parejo a las luchas que se fueron dando en esta tierra por m谩s de medio siglo y a las que 茅l no fue ajeno, ya fuera contra la dictadura franquista luchando por las libertades y los derechos sociales o posteriormente durante la transici贸n, donde no se pleg贸 a las pol铆ticas de conciliaci贸n de clases o ya bajo el r茅gimen del 78 hasta final de sus d铆as. No solo no acompa帽贸 la renuncia y claudicaci贸n de las direcciones pol铆ticas y sindicales de la izquierda en aquellos a帽os ni posteriormente, sino que nunca abandono la perspectiva de transformaci贸n social.

Domingo M茅ndez Rodr铆guez que form贸 parte de toda una generaci贸n que luch贸 contra el franquismo, cuyos estertores continuaban actuando despu茅s de la muerte del dictador, siendo procesado en 1976 y amnistiado en 1977 cuando militaba en la Liga Comunista Revolucionaria, siempre se mantuvo firme en la lucha por la libertades y la justicia social.

Fue parte de aquella izquierda revolucionaria, que ni antes ni ahora acept贸 renunciar a una ruptura radical con el anterior r茅gimen autoritario y sus instituciones, ni claudic贸 a la izquierda reformista que coadyuvo al advenimiento del r茅gimen del 78, centralista, neoliberal y mon谩rquico ni a la constituci贸n que lo consagra. Sigui贸 defendiendo los derechos y libertades de las personas oprimidas y explotadas en el Estado espa帽ol, presto a crear resistencia social y las condiciones para romper el candado de aquel r茅gimen nacido de las entra帽as del franquismo que seguimos sufriendo hoy, defendiendo el derecho de autodeterminaci贸n de los pueblos del Estado, incluido el pueblo canario, en la aspiraci贸n a rep煤blicas libres y confederadas.

Ya fuese bajo los gobiernos de la derecha o del social liberalismo del PSOE, fue parte de las luchas obreras y populares, por los derechos sociales, los derechos sindicales y los derechos civiles, amenazados por unos y por otros.

Sab铆a de la fuerza de la democracia de los de abajo, de la democracia directa, de ah铆 su compromiso contra la especulaci贸n y el ejercicio democr谩tico que fueron Asamblea por Tenerife y Coordinadora de Pueblos y Barrios; posteriormente, supo ver desde un primer momento la enorme potencialidad del 15M en tanto que ruptura con un r茅gimen del 78, (鈥溌o llaman democracia y no lo es!鈥) y que seguimos sufriendo a d铆a de hoy.

Del No a los pactos de Moncloa al No a la OTAN y al No a la guerra, al seguimiento y participaci贸n activa en todas las huelgas generales… a las luchas en defensa del territorio, defensa de la salud o en la defensa de la ense帽anza p煤blica. ..En Izquierda Unida o despu茅s en Podemos hasta nuestra salida colectiva hace tres a帽os, peleando por un programa de transformaci贸n social, o en los 煤ltimos a帽os con su participaci贸n en primera l铆nea en el movimiento de defensa del Sistema P煤blico de Pensiones amenazado por todos los gobiernos hasta ahora, con su compromiso con la COESPE y por unas pensiones p煤blicas dignas para todas las personas. En todo momento ha mantenido una constancia, continuidad y compromiso.

Una vida militante

Esa larga trayectoria de lucha, ya fuese un comit茅 de huelga, la construcci贸n de un sindicato para luchar por derechos laborales, la pelea por las reivindicaciones vecinales dentro y fuera del ayuntamiento en su pueblo de Tegueste o la autoorganizaci贸n del movimiento pensionista. En todas las tareas pon铆a pasi贸n, dedicaci贸n y an谩lisis de la realidad, con constancia, firmeza, voluntad y rigor.

Como se帽alaban Ra煤l Camargo y Manuel Gar铆 hace un a帽o atr谩s en el escrito enviado en nombre de la Coordinadora Confederal:

鈥淪iempre estuvo activo, militando contra el capitalismo, por las libertades y el socialismo. Desde muy joven, y muy unido a su hermano Jos茅 Manuel, en plena dictadura franquista se vincul贸 al comunismo siendo estudiante e intentando introducir en las aulas, barrios y cuarteles la chispa de la rebeli贸n y luego durante d茅cadas como ense帽ante y sindicalista.

Su compromiso le llev贸 a organizarse en la Liga Comunista Revolucionaria, compromiso que en las 煤ltimas d茅cadas se materializ贸 en Izquierda Anticapitalista el antecedente de Anticapitalistas de cuya Coordinadora Confederal form贸 parte hasta sus 煤ltimos d铆as. Trabajador incansable y duro polemista, defendi贸 con pasi贸n sus ideas dentro del partido, en las organizaciones y movimientos sociales y en las calles.

Ning煤n campo en el que se jugara la vida y derechos de las gentes de abajo le fue ajeno. Desde Canarias y como canario defendi贸 los derechos de la clase trabajadora y, en los 煤ltimos tiempos, especialmente de la gente jubilada, desde la calle e intentando presionar a las instituciones para arrancarles conquistas.鈥

Hoy lo recordamos, vaya nuestro reconocimiento y homenaje a quien tanto dio por los dem谩s, pero sobre todo, el mejor homenaje es continuar su lucha, la nuestra, la de todas las personas que d铆a a d铆a en este mundo luchan contra toda opresi贸n y explotaci贸n.





Fuente: Anticapitalistas.org