April 5, 2021
De parte de ANRed
352 puntos de vista


Imagen: La Tinta

A casi un mes de su desaparici贸n, una gran diversidad de organizaciones se movilizar谩 hoy a las 16 a la Casa de la Provincia de Buenos Aires preguntando 芦驴D贸nde est谩 Tehuel?禄. El jueves 11 de marzo el joven trans sali贸 de su casa de San Vicente para una entrevista laboral en Alejandro Korn, al sur del conurbano bonaerense. Y nunca regres贸. Luis Ramos, el hombre que lo cit贸 y que reconoci贸 haberse encontrado con 茅l, fue detenido. Mientras que el s谩bado detuvieron a otro hombre por encubrimiento y falso testimonio. Compartimos art铆culo de La Tinta, que sostiene que la desaparici贸n de Tehuel nos habla de que 芦la violencia cis sexista que arremete contra las identidades y existencias trans no cesa. Iba rumbo a trabajar de mozo, una changa, en tiempos de precariedad laboral e ilusiones de inclusi贸n laboral trans禄.


驴Te imagin谩s salir de tu casa, con la ilusi贸n de hacerte una moneda en un laburo, y no volver? 驴Posta, te lo imagin谩s? Hay escenarios que no se quieren ver, no solo porque se invisibilizan, sino tambi茅n por hipocres铆a, por los gestos cotidianos y estructurales de transodio, por falta de empat铆a. S铆, y el dolor por la ausencia de Tehuel nos pone de frente a la complejidad de lo que nos est谩 pasando como sociedad.

El 31 de marzo fue el d铆a internacional de la visibilidad de las personas trans, no binarias y de g茅nero no conforme. Poner una fecha se vuelve necesario para insistir y volver sobre reflexiones necesarias, para reivindicar las existencias trans, las expresiones diversas del g茅nero, las corporalidades y la demanda de derechos. Esta conmemoraci贸n surgi贸 en 2009 en Estados Unidos por la activista Rachel Crandall, centrada en la celebraci贸n de la vida, para desanclar la vida trans de las noticias por sus muertes. Este a帽o, el d铆a estuvo te帽ido del dolor porque falta Tehuel. En distintos puntos del pa铆s, hubo convocatorias por su aparici贸n y para denunciar las violencias que viven cotidianamente las personas trans. 

Tehuel De la Torre sali贸 el 11 de marzo de su casa de San Vicente hacia el barrio La Esperanza, en Alejandro Korn, Buenos Aires. El joven de 22 a帽os se dirig铆a a la casa de Luis Alberto Ramos, quien le hab铆a convocado para un trabajo, seg煤n la denuncia que realiz贸 su pareja.

Imagen: Iv谩n Brailovsky para La tinta

D铆as despu茅s, en un operativo en la casa de Ramos, la polic铆a encontr贸 el tel茅fono de Tehuel incendiado y prendas que le pertenec铆an, reconocidas por su familia. El acusado -condenado en 2009 por una causa por homicidio y denunciado por abuso sexual en 2020- fue detenido. A trav茅s del an谩lisis de la antena de rastreo, se ubic贸 el celular de Tehuel en la zona de la casa de Ramos, el mismo 11 de marzo, entre las 19:30 y las 00:30 horas. Desde el 28 de marzo, tambi茅n est谩 detenido Oscar Montes, amigo de Ramos, quien se neg贸 a declarar y est谩 acusado de 鈥渆ncubrimiento en concurso real con falso testimonio鈥. Su detenci贸n se desprende de haber encontrado, en el celular de Ramos, una foto en la que aparecen los dos hombres y el joven trans en la casa de Montes. Ver贸nica, la hermana de Tehuel, cont贸 en varios medios que era un chico muy familiero, que se encargaba de los mandados y algunas tareas de la casa, y que se encontraba en la b煤squeda de trabajo. 鈥淐uando yo llegaba, le ped铆a que me haga alg煤n mandado, tom谩bamos mates, compart铆amos muchas cosas, es muy divertido鈥, agreg贸. A Tehuel le falta un a帽o para terminar la escuela secundaria. Abandon贸 para poder 鈥渁garrar m谩s changas鈥, tales como cortar el pasto o vender cosas de panader铆a. 鈥淰iv铆an el d铆a a d铆a, era necesario su aporte en la casa鈥, dijo su hermana.

Derecho al Travajo

En septiembre del a帽o pasado, por Decreto presidencial, el Cupo Laboral para personas travestis, transexuales y transg茅nero en el sector p煤blico nacional se convirti贸 en normativa, para garantizar un m铆nimo del 1% de la totalidad de cargos y contratos para elles. Si bien varias provincias, municipios y universidades adhirieron e implementaron medidas en respuesta a la demanda hist贸rica de los activismos disidentes, hay una dificultad en avanzar en la real implementaci贸n de la normativa. C贸rdoba es un caso donde no hay un r茅gimen jur铆dico, estatal ni privado que obligue a cumplir con los cupos laborales y s铆 proyectos legislativos pendientes de tratamiento.

Ivanna Aguilera, primera mujer trans que ocupa un cargo dentro de la Universidad Nacional de C贸rdoba (UNC), referente del 脕rea Trans 鈥 Travesti y G茅nero No Binario de la Facultad de Filosof铆a y Humanidades, afirm贸 a La tinta: 鈥淟a pol铆tica de inclusi贸n trans travesti de C贸rdoba es solo discursos y una escenograf铆a. Hacen uso y abuso de las necesidades de las compa帽eras y sostienen solamente una escenograf铆a. No hay pol铆ticas para la verdadera inclusi贸n trans. Siguen poni茅ndonos planes sociales que mantienen un c铆rculo de precariedad. Nos incluyeron en los servidores urbanos que es muy poca plata鈥.

En tiempos de precariedad laboral y uberizaci贸n de los trabajos a los que acceden las juventudes, el empleo digno es una urgencia y, para el colectivo travesti trans, una deuda de la democracia. Est谩 claro que el cupo no resuelve el problema, pero 鈥渘o adherir a la ley de cupo laboral significa seguir estando por fuera del derecho; en la marginalidad; en las esquinas prostituy茅ndonos, con lo que eso conlleva; que se agrave la problem谩tica de las personas trans y travestis鈥, expres贸 Aguilera a La tinta.

Imagen: Iv谩n Brailovsky para La tinta

Un informe de la Asociaci贸n de Travestis, Transexuales y Transg茅neros de Argentina (ATTTA), y la Fundaci贸n Hu茅sped, realizado en el a帽o 2014 -la falta de datos oficiales tambi茅n habla de la invisibilizaci贸n del colectivo trans y travesti-, da cuenta de la escasa terminalidad educativa. Aunque la mayor铆a ingres贸 al sistema de educaci贸n formal, es muy frecuente la deserci贸n: entre los mayores de 18 a帽os, 6 de cada 10 mujeres y 7 de cada 10 hombres trans abandonaron el secundario, y la gran mayor铆a de mujeres trans dicen haber sido discriminadas en las escuelas: 7 de cada 10, por sus compa帽eros de clase y 4 de cada 10, por sus directores y profesores. El estudio revela que, despu茅s de la Ley de Identidad de G茅nero, sancionada en el 2012, 1 de cada 10 mujeres y 3 de cada 10 hombres trans retornaron al sistema educativo. La experiencia del Bachillerato Popular Trans Mocha Celis en la Ciudad de Buenos Aires, una de las 煤nicas secundarias p煤blicas y gratuitas para personas trans y travestis del mundo, debe ser un faro para pensar y multiplicar formas educativas con acreditaci贸n, pero creadas desde la perspectiva de g茅neros y diversidades.

Los silencios medi谩ticos y la expresi贸n medi谩tica de la discriminaci贸n

La Ley 26.743 de Derecho a la Identidad de g茅nero -sancionada en mayo del 2012- es clara: toda persona tiene derecho a ser tratada de acuerdo con su identidad de g茅nero y, en particular, a ser identificada de ese modo en los instrumentos que acreditan su identidad respecto de el/los nombre/s de pila, imagen y sexo-g茅nero con los que all铆 es registrada.

En relaci贸n a los medios, la Ley 26.522 de Servicios de Comunicaci贸n Audiovisual -sancionada en octubre del 2009-, y que regula los servicios privados y estatales de comunicaci贸n en la Argentina, establece entre sus objetivos: 鈥淧romover la protecci贸n y salvaguarda de la igualdad entre hombres y mujeres, y el tratamiento plural, igualitario y no estereotipado, evitando toda discriminaci贸n por g茅nero u orientaci贸n sexual鈥.

La bater铆a de normativas que ampliaron derechos en estos 煤ltimos a帽os son muchas y de las m谩s avanzadas en la regi贸n. Sin embargo -y no vamos a decir ninguna novedad-, los medios de comunicaci贸n en Argentina siguen sin cumplir y siguen reforzando discriminaciones, estereotipos transodiantes y legitimando pr谩cticas de odio.

El abordaje de la desaparici贸n de Tehuel demuestra, una vez m谩s, que no alcanza lo que tenemos. En numerosos medios de comunicaci贸n (y no s贸lo los cl谩sicos del periodismo anti derechos y medievales, esos a los que nosotres les decimos que #nosoncolegas), hubo muchas dificultades para nombrar a Tehuel, confusiones sobre su identidad de g茅nero. Su familia se mostr贸 鈥渙fuscada鈥 por algo tan b谩sico como su derecho a la identidad de g茅nero como var贸n trans.

Imagen: Iv谩n Brailovsky para La tinta

Seg煤n los 煤ltimos datos recolectados por el Observatorio Nacional de Cr铆menes de Odio LGTB -coordinado por ATTTA, la Federaci贸n Argentina LGTB y la Defensor铆a del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires-, en nuestro pa铆s, la expectativa de vida promedio para personas trans travestis es de 35 a 40 a帽os. Nos duele repetir estos datos: las causas son los transfemicidios -cr铆menes de odio- o por enfermedades prevenibles que se agravan por falta de tratamiento m茅dico y la integralidad de la salud que se ve afectada por la marginalidad de quedar fuera de sus familias, escuela, trabajo, afectos.

La visibilidad es un camino de reivindicaci贸n de las existencias trans, de lucha y de resistencia, pero que hoy tambi茅n asume riesgos, en una regi贸n de avance de los conservadurismos y las violencias transodiantes presentes en distintos niveles: en lo m谩s familiar y cercano, y en lo macro del Estado, la polic铆a, el poder judicial, el sistema sanitario, las escuelas, etc.  

Hoy, nos falta Tehuel. Y vos: 驴qu茅 vas hacer para que este tiempo sea un poco m谩s justo y amable para las vidas trans? 驴Hasta cu谩ndo vamos a soportar esto?





Fuente: Anred.org