April 2, 2022
De parte de SAS Madrid
227 puntos de vista

A pesar de que en un primer momento Nestlé no reconoció el origen del brote de esta intoxicación grave, los análisis practicados por la Agencia de Salud Pública de Francia así lo demostraron.

Hasta el momento, dos niños han fallecido en Francia y otros 75 han resultado intoxicados a causa del síndrome urémico hemolítico (SUH) tras comer pizzas Fraîch’Up de la marca Buitoni, del grupo Nestlé. La masa de las pizzas congeladas estaba contaminada con la bacteria Escherichia coli, productora de toxinas Shiga. La media de edad de las criaturas intoxicadas es de 7 años.

A pesar de que en un primer momento Nestlé no reconoció el origen de este brote de intoxicación grave, los análisis practicados por la Agencia de Salud Pública de Francia así lo demostraron. El 18 de marzo, Buitoni retiró todas las pizzas de esa gama en Francia y las autoridades sanitarias han pedido a los consumidores que las tiren a la basura, si guardan alguna en el congelador.

Los primeros casos graves de SUH fueron notificados a la Agencia de Salud Pública el 1 de enero. Este síndrome es una afección grave que daña e inflama los vasos sanguíneos de los riñones, provocando insuficiencia renal. El primer síntoma es la diarrea, que puede ser sanguinolenta, dura varios días y puede estar acompañada de calambres abdominales, fiebre y vómitos.

La noticia de esta intoxicación ha saltado a los medios de comunicación internacionales después de que Mickaël y Lestlie, padres de Bérénice, de 6 años, publicaran el miércoles un vídeo en el que manifiestan su deseo de que su hija despierte del coma. “Ha sido un descenso a los infiernos”, explica el padre. “En tres, cuatro días, vimos a nuestra hija consumirse, sin poder hacer nada, solo acompañarla”, añaden. 

Enlace relacionado ElSaltoDiario.com 01/04/2022.




Fuente: Sasmadrid.org