February 28, 2021
De parte de Briega
315 puntos de vista


Imagen de portada extraída de Greenpeace

Cantabria ha sido la comunidad elegida por el negocio empresarial Ecoembes para anunciar su campaña anual sobre el reciclaje y la “economía circular”. El gobierno de Cantabria tiene una estrecha relación con dicha empresa. Esto es sencillo de ver a simple vista con toda la publicidad de este monopolio del reciclaje que existe en las calles y en los medios de comunicación. Un ejemplo de su influencia es la campaña “el reciclaje de los envases” llevada a cabo conjuntamente con Amica, una asociación de apoyo a personas con diversidad funcional.

Pero, ¿Qué tiene que ver Ecoembes con la economía circular que dicen perseguir? Esta es una pregunta que se hacen muchas personas preocupadas por la defensa del planeta. Sobre todo, a raíz de que la organización Greenpeace publicara la investigación Malditos Plásticos en 2019 y una más concreta y explícita llamada Ecoembes miente: desmontando los engaños de la gestión de residuos de envases domésticos en 2020. En este mismo año, la organización Changing markets publicó una investigación llamada “ Talking trash. El manual de las empresas sobre las falsas soluciones a la crisis del plástico” cuyo capítulo centrado en el estado español señala directamente a Ecoembes como falso prometedor de este tipo de economía – que resulta más justa con la práctica del reciclaje, aunque no escapa de la lógica del capital y la gestión estatal-. Alberto Vizcaíno afirma que “cuantas más latas de bebida y más plásticos de usar y tirar se pongan en el mercado, más ingresa Ecoembes, cuyo modelo de negocio es ingresos por cada envase de usar y tirar”. Aunque Ecoembes tenga prácticas en donde consigue un cierto porcentaje de reciclaje, lo cierto es que su estructura y dinámica sigue siendo lineal.

No podemos olvidar que Ecoembes nace a partir de una serie de empresas que son líderes en contaminación y producción de plásticos. Véase CocacolaPepsi o Nestlé por ejemplo. Saber de dónde viene Ecoembes es importante para entender la poca credibilidad que los llamamientos al civismo, el reciclaje y el voluntarismo de los “ciudadanos”, pueda tener a la hora de juzgar moralmente quien protege el planeta y quien no.

A partir de investigaciones ecologistas como éstas, cuyos grupos y organizaciones persiguen la instalación de un sistema de recogida de basura basado en la llamada economía circular- denunciando en contadas ocasiones que el Lobby de Ecoembes ejerce presión para boicotear alternativas como el Sistema de Depósito, Devolución y Retorno (SDDR)- , han surgido diversos artículos dónde quien quiera saber más, puede informarse mejor sobre el tema.

 

El capitalismo no es reciclable. Pero nuestra labor puntual se reduce a poner a vuestra disposición una serie de informes y artículos para ingagar. Terminamos con 5 falsedades sobre Ecoembes para contribuir a sembrar la duda y animaros a investigar.

1. “Reciclamos el 75% de los envases de plástico”: FALSO

Greenpeace ha calculado que el nivel de recuperación de envases de plásticos a nivel estatal es del 25,4%, muy lejos de los ratios anunciados por Ecoembes, de hasta el 75%. Este dato se obtuvo gracias a los datos de reciclaje de envase plástico aportados por la ciudad de Madrid, el área metropolitana de Barcelona, la Comunidad Valenciana y las Islas Baleares (lo que cubriría más del 26% de la población estatal). Además, el número de envases que algunas empresas declaran poner en el mercado está muy por debajo de los que realmente se venden (un 82% más en Baleares y un 110% más en el Área Metropolitana de Barcelona), lo que falsea las cifras de reciclaje real, aumentándolas, además de suponer un fraude.

2. “Todos los envases de plástico que depositamos correctamente se reciclan”: FALSO

Desgraciadamente, el cubo amarillo no es capaz de gestionar todos los envases que se ponen en el mercado (ni siquiera los declarados oficialmente). Muchos de estos plásticos acaban en vertederos, incineradoras y en el medio ambiente. Según el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, más del 40% de lo recogido en el cubo amarillo es rechazado en las plantas de separación. Los envases de PET de colores o los de menos de 10 cm son algunos de los ejemplos de los descartes de este sistema de recogida. Esto demuestra que el sistema implantado es ineficiente y que hace lustros que tocó techo.

3. “Los bricks son completamente reciclables”: FALSO 

Un tetrabrik está fabricado en un 75% con cartón, un 20% con plástico polietileno y el 5% restante con aluminio. Una mezcla de los tres materiales que hace imposible actualmente su completa recuperación material. Cuando el envase se desecha, el cartón se separa del resto en máquinas que, a base de agua, van desmigando las fibras del cartón. El 25% restante de polietileno y aluminio termina en un vertedero de residuos industriales de Zaragoza, pues a día de hoy no existe la tecnología en España que permita separarlos. Además, la única planta que existe para el reciclado de estos envases en España no tiene capacidad de tratar todos los briks que se ponen al año en el mercado.

 

4. “No exportamos plásticos a otros países”: FALSO 

Ecoembes ha afirmado en distintas ocasiones que no exportan envases a otros países, pero lo cierto es que sus empresas adjudicatarias sí han enviado plástico a países del sudeste asiático. En 2018 se demostró la existencia de gran cantidad de envases con punto verde (el sello que pagan las empresas productoras en España para que sus envases sean recogidos y reciclados) arrojados en vertederos de Malasia. Otra investigación, “Ecoembes Miente”, ha vuelto a poner de manifiesto la presencia de envases en varios vertederos de este país. Esto demuestra que se han exportado estos envases que tendrían que haber sido reciclados aquí. Indonesia y Malasia incluso han devuelto a España varios contenedores de residuos. En el caso malasio se han contabilizado al menos 10 contenedores con residuos (incluidos residuos de envases) devueltos a España por su exportación a este país asiático de manera irregular.

5. Ecoembes una entidad sin ánimo de lucro: FALSO

El consejo de administración de Ecoembes lo forman empresas o una agrupación de empresas como son Mercadona, Cicloplast, Nueva Pescanova, Unilever… La Junta General de accionistas de Ecoembes está formada, en un 60%, por el sector empresarial que incluye el del envase, en un 20% por el sector de materias primas y en otro 20% por el sector de comercio y distribución. Ecoembes es el único Sistema Integrado de Gestión de España (para la gestión de residuos de envases domésticos). Esto le proporciona una situación de poder sobre entidades locales y otros ámbitos. Es decir, tiene el monopolio del reciclaje de envases, y decide sobre el precio a pagar por el punto verde y cuánto dinero destinar a los ayuntamientos por la recogida del cubo amarillo. El resto de envases fuera de este cubo corre a cargo de los entes locales. 

 

 




Fuente: Briega.org