October 4, 2021
De parte de A Las Barricadas
378 puntos de vista


Union Communiste Libertaire

Tras la explosi贸n en el puerto de Beirut y ante el desconocimiento de los riesgos industriales en Francia y su impacto en nuestra salud, los activistas medioambientales fundaron el a帽o pasado un colectivo de inteligencia e informaci贸n popular. Buscando recuperar el control sobre los riesgos industriales, comenzaron a explorar estrategias sindicales.

En septiembre de 2019 tras el incendio de la planta qu铆mica de Lubrizol en Rouen, clasificado umbral alto Seveso, se tomaron medidas de emergencia para proteger a la poblaci贸n: confinamiento, cierre de escuelas, suspensi贸n de determinadas actividades agr铆colas … almac茅n no sujeto a controles peri贸dicos, los riesgos se consideran m铆nimos, no hubo muertos ni heridos, pero sigue siendo dif铆cil conocer las consecuencias para la salud a largo plazo. El 4 de agosto de 2020, en Beirut, la explosi贸n de 2.750 toneladas de nitratos de amonio mat贸 a 220 personas e hiri贸 a casi 6.500.

驴El conocimiento es poder?
Paul Poulain[1], especialista en riesgos e impactos industriales, llamado como experto durante el incendio de Rouen, fue contactado nuevamente por los medios de comunicaci贸n. Es consciente del grado de desconocimiento en Francia de los riesgos industriales y su impacto en nuestra salud. Durante la entrevista que nos concedi贸 este verano, explica que eso es lo que le empuj贸, acompa帽ado de unos activistas verdes, a fundar el colectivo Notre Maison Brule (NMB), un a帽o despu茅s de Lubrizol. 驴Cu谩ntos de nosotros sabemos que hay miles de sitios de almacenamiento de nitrato de amonio en Francia, muchos de los cuales superan las 2.750 toneladas del puerto de Beirut (60.000 en Saint-Malo)?

驴Qui茅n de nosotros se da cuenta de que los accidentes laborales no ocurren solo en otros lugares, que hay decenas de ellos en Francia cada a帽o? Tenemos poca conciencia de las consecuencias a largo plazo sobre nuestra salud de la contaminaci贸n t贸xica del suelo y el agua por parte de las industrias. La crisis del Covid-19 en s铆, recuerda Paul, tiene un origen industrial, ya sea la consecuencia de una fuga de laboratorio o la destrucci贸n acelerada de la flora y fauna silvestres …

Para el colectivo de la NMB, es de vital urgencia volver a poner la cuesti贸n de la producci贸n industrial y la gesti贸n de riesgos en el debate p煤blico. Los activistas se han propuesto el objetivo de informar al mayor n煤mero posible de personas sobre el tema. Con el deseo de poner en marcha una red de educaci贸n popular y seguimiento colectivo de estos riesgos y sus impactos, intervinieron este a帽o con diversos grupos ambientalistas locales. Les presentaron m茅todos para analizar las bases de datos p煤blicas Basias y Basol[2], y as铆 esperan que una mayor parte de la poblaci贸n pueda hacerse con esta informaci贸n y actuar sobre ella.

No todos en el mismo barco
Esta estrategia basada en una mayor conciencia general de los peligros industriales que nos plantea el capitalismo y que tiene como horizonte la democratizaci贸n de la gesti贸n de estos riesgos, puede parecer idealista. Los miembros del colectivo NMB saben que informar no ser谩 suficiente para crear un equilibrio de poder efectivo, sobre todo porque no todos somos iguales ante estos riesgos. En la columna publicada en su sitio web[3]queda claro que esta lucha ecol贸gica y de salud es ante todo una lucha por m谩s justicia social: los m谩s expuestos son los trabajadores de la industria pero tambi茅n los que viven en barrios populares.

Solo el 6% de las sustancias qu铆micas que circulan en la UE est谩n sujetas a umbrales de riesgo, lo que deja a los empleadores total libertad en el uso de m谩s de 28.000 productos en contacto con los trabajadores. Su esperanza de vida es quince a帽os menor que la de los ejecutivos en Francia. Y, por razones hist贸ricas, las poblaciones m谩s pobres y racializadas, que se encontraron desempleadas, en parte tras la reubicaci贸n de la industria francesa, contin煤an viviendo donde el suelo y el agua siguen siendo los m谩s contaminados.

La desindustrializaci贸n no ha eliminado la contaminaci贸n y de alguna manera ha aumentado los riesgos, haciendo que las causas del envenenamiento sean menos obvias. En Seine-Saint-Denis, por ejemplo, muchos huertos de parcelas se encuentran en los p谩ramos de antiguas f谩bricas …

Aliarse con los sindicatos
Ya sea en el foro de la NMB o en el discurso de Paul Poulain, brilla t铆midamente a trav茅s de la necesidad de una revoluci贸n productiva anticapitalista que solo se puede lograr con los trabajadores. Su manifiesto destaca que la desorganizaci贸n del trabajo y el recurso a la subcontrataci贸n son responsables del aumento de los peligros industriales.

Paul reconoce que, informado o no, actualmente no tenemos poder de decisi贸n. Ante esta observaci贸n, explica que la NMB intercambia peri贸dicamente informaci贸n de campo con los sindicalistas, mientras que, por su parte, ha iniciado labores de consultor铆a con Sud Chimie para organizar la reconversi贸n profesional voluntaria de los trabajadores a partir de 2022.. El objetivo es prepararse paulatinamente para detener o reducir determinadas actividades contaminantes y peligrosas (producci贸n de petr贸leo, caucho, pesticidas, etc.).

Un nuevo lema: 隆 deserci贸n generalizada! No son los accionistas los que vendr谩n a trabajar a la f谩brica … Mientras tanto, el colectivo NMB organiza a finales de septiembre, con motivo del 20 aniversario de AZF y los dos a帽os de Lubrizol, una movilizaci贸n para Denunciamos la carrera por los beneficios capitalistas que d铆a a d铆a atentan contra nuestra seguridad colectiva.

M茅lissa (UCL Orleans)

Notas

[1]Paul Poulain, Todo puede explotar , Fayard, 2021.

[2]Disponible en Georisques.gouv.fr .

[3]Se puede encontrar en Notremaisonbrule.net .

https://www.unioncommunistelibertaire.org/?Notre-maison-brule-S-organiser-face-aux-dangers-industriels




Fuente: Alasbarricadas.org