June 29, 2022
De parte de Asociacion Germinal
185 puntos de vista
Juan J. Paz y Mi帽o
Hay una crisis evidente del r茅gimen y una movilizaci贸n social liderada por el movimiento ind铆gena que se ha extendido a otros sectores y por todo el pa铆s

. El r茅gimen ha respondido con una fuerte represi贸n.

Ecuador vive un drama grave. Desde el 13 de junio (2022) se inici贸 el paro nacional convocado por la CONAIE, la mayor organizaci贸n ind铆gena, que plante贸 10 demandas al gobierno (https://bit.ly/3NroE8E). Leonidas Iza, su presidente, fue encarcelado, aunque pudo salir libre despu茅s de varias horas (https://bit.ly/3yjU0K4). El hecho agrav贸 las reacciones. Y se sumaron a las movilizaciones las centrales sindicales, estudiantes, maestros, peque帽os y medianos productores, capas medias, intelectuales, artistas y otros tantos sectores sociales, que igualmente enfilaron contra el gobierno de Guillermo Lasso y la desatenci贸n en 谩reas sensibles como seguridad p煤blica, seguridad social, educaci贸n, medicina y salud. Cada d铆a las protestas han crecido. El gobierno decret贸 el Estado de excepci贸n en varias provincias y moviliz贸 al ej茅rcito (https://bit.ly/3u0HD2H).

Las paralizaciones continuaron, se extendieron a todas las regiones y miles de ind铆genas avanzaron hacia distintas ciudades y especialmente se dirigieron a Quito. La capital ecuatoriana ha sido ocupada por los manifestantes y la vida regular se ha visto convulsionada (https://bit.ly/3tYedCg).

En semejantes condiciones la escalada entre protestas y represi贸n crecieron. El vandalismo, la destrucci贸n, las agresiones y las amenazas a personas y propiedades tambi茅n se hicieron presentes. Las v铆ctimas aumentan. Hay una crisis evidente del gobierno y una movilizaci贸n social extendida por todo el pa铆s, que se ha enfrentado con fuertes represiones, que alarman en Amnist铆a Internacional (https://bit.ly/3A5FQgG) y otras entidades de derechos humanos (https://bit.ly/3HQVaje).

La confrontaci贸n no cede. Las opiniones se polarizan. Afloran las expresiones racistas y clasistas entre quienes se han convencido que 鈥渉ay que dar bala鈥. Tambi茅n aparecen manifestantes que claman por la 鈥減az鈥 y en Quito y Guayaquil grupos que salen en defensa de 鈥渟u鈥 ciudad y rechazan a Iza y a 鈥渓os indios鈥 (https://bit.ly/3HP72lD).

Es un fen贸meno de racismo similar al que vivi贸 Bolivia durante la crisis de noviembre 2019, que desemboc贸 en el golpe de Estado que instaur贸 a Jeanine 脕帽ez en la presidencia. En esferas oficiales se habla de 鈥減aro violento鈥, de 鈥渢erroristas鈥, que los ind铆genas quieren acabar con la 鈥渄emocracia鈥, que el financiamiento proviene del 鈥渘arcotr谩fico鈥 (https://bit.ly/3OuKoBk) e incluso hay quienes sostienen que atr谩s est谩n Correa y el 鈥渃orre铆smo鈥 (https://bit.ly/3brSEUr). En las calles el grito de combate es 鈥溌uera Lasso, fuera!鈥 (https://bit.ly/3Om1Rfp).

Diversos sectores, las universidades m谩s importantes, la iglesia, demandan el di谩logo y apelan a la constitucionalidad. Varias embajadas europeas y la norteamericana advierten sobre el clima pol铆tico e insisten en el di谩logo (https://bit.ly/3OGFLnA). Lo mismo hizo la OEA (https://bit.ly/3ncfnX9).

Pero en los medios internacionales poco o nada se ha difundido, en tanto la gran prensa del pa铆s y particularmente la televisi贸n, es selectiva en informaciones y sesgada a defender las razones del gobierno y a deslegitimar al movimiento ind铆gena. El papel informativo a cada momento, con videos, fotos, entrevistas y reportajes, lo han cumplido los medios alternativos por internet y las redes sociales, contra los cuales hubo el intento oficial por acallarlos, prop贸sito que logr贸 frenarse (https://bit.ly/3QKrOXN). Es una situaci贸n m谩s grave que la que vivi贸 el pa铆s en octubre de 2019, cuando tambi茅n el movimiento ind铆gena encabez贸 una protesta sostenida contra el gobierno de Len铆n Moreno (2017-2021).

La traum谩tica coyuntura merece alguna perspectiva desde la historia inmediata. Ante todo, cabe considerar la victoria de Guillermo Lasso, quien gan贸 el ballotage con el 52.36% de votos frente al candidato del 鈥渃orre铆smo鈥 Andr茅s Arauz, quien obtuvo el 47.64% de la votaci贸n. En definitiva, desde el inicio, no contaba con el apoyo de casi la mitad del electorado. Se posesion贸 como presidente del Ecuador el 24 de mayo de 2021. Y, dejando a un lado los ofrecimientos de campa帽a, pero no sus definiciones en materia econ贸mica, dio continuidad al gobierno de Len铆n Moreno (2017-2021), quien hab铆a restaurado la v铆a empresarial-neoliberal, adem谩s de avanzar en la reinstitucionalizaci贸n conservadora del Estado, el privilegio a los intereses empresariales, la persecuci贸n al 鈥渃orre铆smo鈥 y la criminalizaci贸n y judicializaci贸n de la protesta social.

El gobierno de Lasso pas贸 a representar a las fuerzas m谩s poderosas del pa铆s: banqueros, grupos econ贸micos, capas ricas, clases medias acomodadas, grandes medios de comunicaci贸n, derechas pol铆ticas y tambi茅n al capital transnacional. Todos convergen en mantener un ideal: el neoliberalismo como modelo econ贸mico, pero que ha sido aplicado en Ecuador bajo un manto olig谩rquico, conservador, atrasado y excluyente. El control del Estado se ha entendido como oportunidad para hacer buenos negocios con recursos, bienes y servicios p煤blicos. Adem谩s, se contaba con el Servicio Ampliado (SAF) con el FMI (2019, https://bit.ly/39TfALV), heredado del gobierno de Moreno y que tanto favorec铆a a sus consignas econ贸micas: reducir impuestos, achicar el Estado, privatizaciones, flexibilidad laboral, extractivismo, aperturismo. Lasso proviene directamente de las filas de esa 茅lite econ贸mica. Cuenta, adem谩s, con la identidad ideol贸gica de los gobiernos conservadores de la regi贸n y para los EEUU es un aliado imprescindible, a煤n m谩s tras el triunfo de Gustavo Petro en Colombia. Todo ello constituye la esencia de lo que sociol贸gicamente se reconoce como bloque de poder dominante o hegem贸nico en Ecuador.

Despreciando las experiencias latinoamericanas y singularmente las ecuatorianas de las d茅cadas finales del siglo XX, as铆 como los estudios que las han seguido, como los de la CEPAL, era evidente e inevitable, que el modelo empresarial-neoliberal, continuado y reforzado por Guillermo Lasso en su primer a帽o de gobierno, ahondara la dualidad social, en la cual la 茅lite del bloque de poder es la privilegiada, mientras el resto de la sociedad y particularmente los m谩s pobres -entre quienes los ind铆genas siguen a la cabeza-, no encuentran posibilidades de adelanto y bienestar. Las condiciones de vida y trabajo en Ecuador se deterioraron dram谩ticamente desde 2017, acompa帽ados por la ruina de los servicios p煤blicos b谩sicos en educaci贸n, salud y seguridad social, que llegaron a funcionar en forma aceptable durante el gobierno de Rafael Correa (2007-2017). Moreno ni siquiera atendi贸 la vacunaci贸n en medio de la pandemia Covid de 2020 que, en cambio, s铆 la asumi贸 y con 茅xito el gobierno de Lasso. Pero en un solo a帽o se sum贸 una in茅dita inseguridad p煤blica por el incremento de la imparable delincuencia. Al precario cuadro social, acompa帽an frustraciones y desesperanzas generalizadas.

Bajo el paraguas del acuerdo con el FMI, Lasso continu贸 con los ideales neoliberales de las 茅lites que le apoyan. All铆 predomina la incapacidad para comprender las demandas sociales, as铆 como el mundo ind铆gena, cuya cultura e historia se ignora. Las consecuencias de la polarizaci贸n social creada por el dominio plutocr谩tico se advierten hoy en la impresionante reacci贸n popular. En la estrategia oficial el gobierno quiere aparecer como fomentador del di谩logo y la paz, en tanto la CONAIE sostiene haber dialogado en diferentes oportunidades sin conseguir nada (https://bit.ly/3ynqNxP // https://bit.ly/3OprDzE).

Y esa diferencia ha llevado a las posiciones de fuerza, al punto que el viernes 24 el presidente, en cadena televisiva, arremeti贸 contra la 鈥渧iolencia鈥, los 鈥渃riminales infiltrados鈥, los 鈥済rupos de v谩ndalos鈥; tambi茅n contra Iza; y argument贸 que se quiere 鈥渄esestabilizar la democracia鈥, anticipando que la polic铆a y las fuerzas armadas har谩n el 鈥渦so progresivo de la fuerza鈥; pidiendo, adem谩s, que los ind铆genas y campesinos 鈥渞egresen a sus comunidades鈥 (https://bit.ly/3uovAN9).

Casi de inmediato empez贸 el asedio a los espacios donde se encuentra alojada la poblaci贸n que lleg贸 a Quito y se lanz贸 la ofensiva de represi贸n que ha resultado grave y camina a ser peor (https://bit.ly/3A1TqBT). Las im谩genes que circulan en redes son escandalosas y dolorosas.

Tiene otro espacio el que tambi茅n enfrenta a los partidos institucionales, dentro de sus propias din谩micas, intereses y c谩lculos. En la sociedad civil se plantearon salidas constitucionales: renuncia del presidente, destituci贸n legal, aplicaci贸n de la 鈥渕uerte cruzada鈥 (sale el Ejecutivo y tambi茅n el Legislativo y se convoca a nuevas elecciones) o revocatoria del mandato por las causales legales correspondientes. El partido UNES (鈥渃orre铆smo鈥) promovi贸 la destituci贸n constitucional del presidente y logr贸 que el s谩bado 25 la Asamblea Nacional iniciara el tratamiento del tema (https://bit.ly/3nnsyo4), aunque parece seguro que no existe la mayor铆a necesaria de votos. Desde luego, en contra de esa propuesta y, en definitiva, en apoyo a Lasso, se han alineado las fuerzas de la derecha: PSC, ID, BAN, un sector de Pachakutik y varios independientes (https://bit.ly/3yjGeqv // https://bit.ly/3QQWcjm).

El gobierno insiste en un intento de golpe de Estado y para aliviar la imagen ante lo que se tratar铆a en la Asamblea, levant贸 el Estado de excepci贸n (https://bit.ly/3OJ9MTS). En este juego de los actores pol铆ticos no est谩 en claro qu茅 suceder谩.

Por sobre esa esfera de la vida pol铆tica, la conflictividad social sigue en pie entre el gobierno y la CONAIE/sectores populares que, a pesar de la brutal represi贸n diaria, persisten en la agenda de los 10 puntos. Deber铆a quedar en claro que los ejes de esa agenda cuestionan el modelo econ贸mico gubernamental e implican un cambio de rumbos. En medio de esas diferencias, las c谩maras empresariales solicitan que el gobierno 鈥渆scuche los pedidos de cambio鈥, pero que se mantenga el uso progresivo de la fuerza 鈥渄e manera leg铆tima鈥 (https://bit.ly/3niNqgk // https://bit.ly/3u3433t). La salida a la situaci贸n que contin煤a viviendo Ecuador es, en este momento, impredecible.

historiaypresente.com

Share



Fuente: Asociaciongerminal.org