March 31, 2021
De parte de La Haine
74 puntos de vista


Se acerca la segunda vuelta de la elección ecuatoriana entre el candidato de la revolución ciudadana correísta Arauz y el banquero Lasso

Y se aceleran las cosas en el eje conformado por Lenín Moreno y EEUU, con sus servicios de inteligencia a la cabeza.

En fechas recientes se produjo una reunión secreta en las Islas Galápagos entre el gobierno ecuatoriano y el estadounidense. Del lado ecuatoriano, tomaron parte el Presidente Lenín Moreno, la Vicepresidenta María Alejandra Muñoz, y el Secretario General de Gabinete de la Presidencia Jorge Wated; por EEUU, su Embajador Michael Fitzpatrick y altos mandos militares.

En dicha reunión, Lenin agradeció a EEUU por el apoyo dado por la Embajada de EEUU en Quito, para someter al polígrafo a todos los funcionarios de su gobierno y diplomáticos ecuatorianos en Washington que pudieran haber filtrado la información que hicimos pública el 4 de febrero en torno a los planes desestabilizadores para evitar la victoria de Andrés Arauz y el correísmo.

Asimismo, se instruyó al Secretario de Gabinete Jorge Wated el monitoreo de las cuentas de correo electrónico y redes sociales de todos los funcionarios de Carondelet, el Palacio de Gobierno ecuatoriano.

Por su parte, el Embajador Fitzpatrick le entregó a Lenin Moreno un informe secreto que otorga a Andrés Arauz una ventaja de 20 puntos sobre el banquero Lasso, basado en los análisis que realizan las agencias de inteligencia estadounidenses.

Asimismo, se acordó sacar del Gabinete al Canciller Luis Gallegos, pues se opuso a cumplir las órdenes de Moreno-Fitzpatrick de escalar el conflicto diplomático con Buenos Aires. Gallegos debía elaborar una nota de protesta a su homólogo argentino por las declaraciones de Alberto Fernández sobre Lenin Moreno. Pero el verdadero objetivo era tensar las relaciones entre Ecuador y Argentina, debido a las simpatías que despiertan tanto Rafael Correa como Andrés Arauz en Alberto y Cristina Fernández.

También, y por impulso de varios senadores estadounidenses, se le pidió a Lenin Moreno deshacerse del exsecretario de la Presidencia Juan Sebastián Roldán por permitir la victoria de Arauz en primera vuelta y no aplicar todas las medidas acordadas con el Gobierno de Colombia para vincular al correísmo con la guerrilla del ELN.

***

Por su parte, la exministra de Gobierno María Paula Romo insiste en preparar la salida de Moreno utilizando como justificación una supuesta dolencia de corazón, para posteriormente, anunciar la renuncia de Moreno desde EEUU.

Ya desde hace semanas, en horario de madrugada, se produce en Carondelet la evacuación de información clasificada y dinero de Moreno y su familia, así como la destrucción de información sensible por parte de funcionarios de confianza del actual gobierno.

Es en el propio Carondelet donde el Embajador de EEUU Fitzpatrick tiene una oficina permanente, muy cercana al despacho presidencial.

Y es en esos pasillos donde, ante el inminente deterioro de la situación nacional, se estudia conformar un Comité de Crisis para dirigir el país, conformado por la propia María Paula Romo, la Vicepresidenta María Alejandra Vicuña, la OEA, y el Embajador Fitzpatrick.

También se siguen haciendo reuniones vía Zoom dirigidas por Romo para analizar la situación del país. Toman parte Lenin Moreno, senadores de EEUU como Marco Rubio y Robert «Bob» Menéndez y la funcionaria del Departamento de Estado Martha Constanza Youth.

***

También en marzo se han producido reuniones con directivos de medios públicos y privados, y miembros de la Secretaría de Comunicaciones (SECOM). El objetivo, elaborar una estrategia mediática para el escenario de la segunda vuelta electoral, con instrucciones para crear una campaña mediática nacional que le reste posibilidades al correísmo.

Los ejes principales: Arauz convertirá a Ecuador en una nueva Venezuela, el financiamiento de la campaña correísta por parte de las guerrillas colombianas, y supuesta corrupción de la campaña correísta. Para ello, contrataron 250.000 cuentas falsas de Twitter.

De manera complementaria, Lenin Moreno analizó con la DEA y la Policía Nacional como vincular actividades de narcotráfico aéreo y marítimo, detectados recientemente en las fronteras de Ecuador con Colombia, con la campaña de Arauz. Esto con el objetivo de impugnar las elecciones y evitar la elección del 11 de abril.

***

Otra vía explorada en estos días por Lenin Moreno, en conjunto con la coordinadora nacional del movimiento Pachakutik, Cecilia Velázquez, es la de usar las manifestaciones y la solicitud presentada ante el Tribunal Contencioso Electoral, para evitar la victoria del correísmo.

También se hizo un llamado para que este movimiento vote nulo en la segunda vuelta del 11 de abril, aunque al interior de Pachakutik existen bases que no comparte las posiciones cipayas de Yaku Pérez, rechazan la alianza Yaku Pérez-Lasso-Moreno, sobre todo a la alianza entre Yaku y la Embajada de EEUU, y prefieren respaldar a Andrés Arauz. En horas recientes la nacionalidad shuar (provincia Sucumbíos) ha decidido dar su apoyo a la lista 1 que encabeza Arauz.

***

El 11 de abril se juega el futuro de Ecuador, a un lado, el banquero Lasso, apoyado por Lenin Moreno, la Embajada de EEUU, y la burocracia indígena de derecha; del otro, Andrés Arauz y un proyecto de justicia social basado en la revolución ciudadana impulsada por Rafael Correa.

Una vez derrotada el golpe de Estado en Bolivia, es tiempo de que Ecuador se vuelva a unir en esta nueva fase del cambio de época, y al nuevo ciclo progresista que lideran la Argentina de Alberto y Cristina Fernández de Kirchner, y el México de López Obrador.

katuarkonada.info




Fuente: Lahaine.org