February 5, 2021
De parte de La Haine
1,925 puntos de vista

La apuesta del corre铆smo, Andr茅s Arauz, es lograr ganar en primera vuelta, mientras que la de la derecha esir al ballottage y al fraude a trav茅s del banquero Guillermo Lasso

Lo que se juega en las elecciones del domingo 7 de febrero.  . El pa铆s hereda cuatro a帽os de Len铆n Moreno.

El pr贸ximo domingo ser谩n las elecciones presidenciales y legislativas en Ecuador. De los diecis茅is candidatos, tres encabezan las encuestas: Andr茅s Arauz, candidato de la revoluci贸n ciudadana -liderada por el ex presidente Rafael Correa- en coalici贸n con otras fuerzas, Guillermo Lasso, conocido como el candidato banquero, y Yaku P茅rez, por el partido Pachakutik.

En Ecuador, como en Argentina o Bolivia, la victoria en primera vuelta se consigue con m谩s de 40% de votos y 10 puntos de diferencia. Arauz, seg煤n la mayor铆a de las encuestas, tiene posibilidad de lograrlo, en el marco de una campa帽a que se ha enfrentado a obst谩culos, frenos e irregularidades por parte del Consejo Nacional Electoral (CNE) que comenzaron desde la hora cero de su inscripci贸n y siguen hasta estos d铆as.

El CNE, por ejemplo, prohibi贸 que Correa aparezca en los spots de campa帽a de Arauz, y recientemente anunci贸 que no se realizar谩 la elecci贸n de parlamentarios andinos que estaba prevista dentro de la elecci贸n del pr贸ximo domingo. Correa, as铆 como Evo Morales, han denunciado posibles maniobras de 煤ltimo momento del CNE.

Las candidaturas se encuentran actualmente en los cierres de campa帽a. En el caso de Arauz tendr谩 lugar el jueves en Quito. Carlos Rabascall, candidato a vicepresidente en la f贸rmula, realiz贸 el cierre en la ciudad de Guayaquil, capital de la provincia del Guayas, uno de los puntos centrales a ganar para poder acceder al Palacio de Carondelet.

El pa铆s llega a la contienda golpeado por la pandemia, ahora con epicentro en la provincia de Pichincha, donde se encuentra Quito, y la recesi贸n econ贸mica. La capital, ofrece una imagen de movimiento reducido de personas, negocios con persianas bajas producto de la crisis, y un clima apenas electoral con pocos afiches y colores de campa帽a.

Los a帽os de gobierno de Len铆n Moreno dejan un legado neoliberal, agravado en el 2020 a partir de la llegada de la pandemia que mostr贸 im谩genes tr谩gicas de cad谩veres en las calles de Guayaquil, un mayor deterioro econ贸mico, profundiz贸 el achicamiento estatal y el endeudamiento neoliberal, primero con el Fondo Monetario Internacional (FMI), y luego, en enero, con la Corporaci贸n para el Financiamiento del Desarrollo (CFD) estadounidense.

Moreno, quien dejar谩 la presidencia en mayo, realiz贸 una visita a Washington en d铆as pasados, donde se reuni贸 con representantes claves en lo pol铆tico y econ贸mico, como Juan Gonz谩lez, el director para el Hemisferio Occidental del Consejo de Seguridad Nacional, Kristalina Georgieva, directora del FMI, Mauricio Claver-Carone, presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), y Luis Almagro, secretario general de la Organizaci贸n de Estados Americanos (OEA).

El actual presidente busca, en sus 煤ltimos pasos, condicionar las posibilidades futuras del pa铆s. El pr茅stamo, por ejemplo, con la CFD, un instrumento creado en el 2018 en EEUU bajo la Ley de Mejor Utilizaci贸n de las Inversiones que Conducen al Desarrollo -Ley Build, bipartidista-, est谩 condicionado a la entrada de inversiones privadas en empresas p煤blicas en los sectores de petr贸leo, electricidad, transporte y telecomunicaciones, a la vez que exige cortar lazos con inversiones chinas de cara, por ejemplo, al desarrollo de la tecnolog铆a 5G.

En mayo comenzar谩 entonces un nuevo gobierno que, en el caso de Lasso, representar铆a una profundizaci贸n del modelo neoliberal -ya sin la pieza de transici贸n que signific贸 Moreno-, y, en el caso de Arauz, traer铆a un giro progresista a lo interno, con una agenda de integraci贸n latinoamericana en pol铆tica exterior, algo que ha comenzado a expresarse, por ejemplo, en el acercamiento con el presidente Alberto Fern谩ndez para una colaboraci贸n en materia de vacunas contra la covid-19.

La contienda en Ecuador sucede en el contexto de una Am茅rica Latina que, en los 煤ltimos a帽os ha estado marcada por fuertes disputas, con una profundizaci贸n de los mecanismos de ‘lawfare’ -siendo Ecuador un caso paradigm谩tico-, golpes de Estado, como en Bolivia, bloqueos econ贸micos, como en Venezuela, a la vez que fuertes impugnaciones al orden neoliberal con levantamientos y movilizaciones como en CHile, Colombia y la propia Ecuador, y acceso de gobiernos progresistas a las presidencias de M茅xico, en el 2018, Argentina, en el 2019, y Bolivia en el 2020. Y en Venezuela y Cuba sigue la izquierda.

Una victoria de Arauz ser铆a, en ese contexto, un nuevo paso en el mapa progresista latinoamericano, que permitir铆a avanzar en la reconstrucci贸n de instrumentos de integraci贸n, como la Unasur, un objetivo que ya fue anunciado por el candidato de la Revoluci贸n Ciudadana, o fortalecer la Celac, actualmente bajo presidencia de M茅xico. Esto significar铆a, en simult谩neo, volver a quitarle centralidad a la OEA, un organismo que ha tenido un rol central para reconocer la institucionalidad paralela creada en Venezuela en el 2019, y legitimar el golpe de Estado en Bolivia ese mismo a帽o. 

La implicancia continental de la elecci贸n ecuatoriana ha tenido su reflejo en la publicaci贸n de noticias falsas en redes sociales y en varios medios, como Clar铆n, que difundi贸 una comprobada mentira que afirmaba que Arauz ofrec铆a entregar 250 d贸lares para que lo votaran, o la revista Semana, de Colombia, que afirm贸 que Arauz hab铆a recibido financiamiento por parte del Ej茅rcito de Liberaci贸n Nacional colombiano. Una periodista de Semana confes贸 luego que la informaci贸n no era 鈥渁bsolutamente cierta鈥 (?). 

Existen entonces muchas variables en juego en la contienda del domingo, dentro del pa铆s, para la regi贸n, su unidad y posicionamiento geopol铆tico, y para el nuevo r茅gimen estadounidense de Joe Biden. La apuesta de Arauz es lograr ganar en primera vuelta, mientras que la de la derecha es llegar al ballottage a trav茅s de Lasso. 脡ste 煤ltimo afirm贸 que brindar铆a su apoyo a P茅rez en caso de que el candidato de Pachakutik (la antigua organizaci贸n lider de los ind铆genas revolucionarios, que ahora est谩 con la derecha) llegara a segunda vuelta. Por el momento las encuestas indican que Arauz podr铆a lograr la haza帽a, una posibilidad que explica el redoble de ataques contra su candidatura.

P谩gina 12 / La Haine




Fuente: Lahaine.org