December 7, 2020
De parte de Amor Y Rabia
1,881 puntos de vista

6 de diciembre, 2020

En medio de la reflexi贸n sobre c贸mo adaptarnos a la situaci贸n creada por las medidas contra el Coronavirus, que afectan de lleno a la distribuci贸n de publicaciones en papel, al llevar a la ruina a los espacios habituales de distribuci贸n -bares y librer铆as-, twitter ha intervenido de manera decisiva, ech谩ndonos una mano (al cuello). El 15 de noviembre publicamos un tuit con un comunicado de la empresa Scytl negando las acusaciones de los trumpistas de haber participado en un pucherazo electoral; el tuit conten铆a el comunicado en im谩genes, para facilitar su difusi贸n y evitar que se perdiese, as铆 como tres enlaces: dos al comunicado (en la web y en archive.org), y un tercero a un art铆culo que mostraba de qu茅 se acusa a Scytl. Nada m谩s publicarlo, la cuenta fue inmediatamente bloqueada por twitter, que nos exigi贸 que lo borr谩semos para poder seguir utilizando esa red social. Dicho de otra forma, twitter nos exig铆a borrar un tuit que negaba las acusaciones trumpistas, como parte de su campa帽a para luchar contra las acusaciones trumpistas de pucherazo electoral. De esta manera, nos convertimos en v铆ctimas colaterales de la pol铆tica de twitter de matar moscas a ca帽onazos, al estrechar su definici贸n de lo que consideran v谩lido o aceptable.

Dado que nos negamos a someternos a la censura y a su hija m谩s siniestra, la autocensura, tenemos claro que nuestros d铆as en twitter est谩n contados; por ello, a partir de ahora nos centraremos en publicar art铆culos en nuestro blog, convertido as铆 en el eje de nuestra presencia en la red; adem谩s, volvemos a publicar Desde el confinamiento, esta vez con una periodicidad m谩s f谩cil de mantener y con una mezcla de art铆culos propios y otros traducidos de otros idiomas; y todo ello, sin dejar de vender nuestras revistas impresas (revista Amor y Rabia, Prisma, el Bolet铆n鈥). Vamos a seguir publicando noticias en twitter, pero pasar谩n a un tercer plano, al no ser m谩s que editar contenidos en beneficio de twitter y no tiene sentido invertir nuestras energ铆as en un trabajo que puede ser eliminado en cualquier momento por motivos m谩s all谩 de nuestra comprensi贸n.

Lo ocurrido no es algo excepcional: este tipo de censura aumentar谩 en el futuro, debido a que la dependencia de las llamadas redes sociales y la internet para comunicarnos es un tal贸n de Aquiles que permite al estado y el capital borrarnos con tan solo apretar un bot贸n. Cuanto antes acabemos con esta dependencia, mejor.




Fuente: Noticiasayr.blogspot.com