March 25, 2022
De parte de Peri贸dico El Roble
185 puntos de vista

Desde hace tiempo ya, los medios afines al gobierno de Fern谩ndez e incluso varios funcionarios en declaraciones se refieren al 鈥減oder real禄. Refieren a algo que se encuentra m谩s all谩 del alcance de leyes o medidas gubernamentales, un poder con el cual el gobierno debe negociar en un tira y afloje constante. Este poder se corporiza en los grandes capitalistas, due帽os de empresas y medios de difusi贸n.

En algo tenemos que coincidir: ese poder real existe. Queda claro cuando las empresas despiden a pesar de regir una prohibici贸n de hacerlo  e incluso cuando, sin mediar consecuencia alguna m谩s que el pago de devaluadas multas, resisten 贸rdenes judiciales de reinstalaci贸n de compa帽erxs o proh铆ben elecciones de delegadxs a pesar de estar en total derecho, o tambi茅n en el manejo a discreci贸n de los precios, siendo responsables del constante aumento inflacionario.

Y es as铆, este poder existe, y el gobierno con el resto de las instituciones estatales est谩n a su servicio o en todo caso arbitran a su favor. Es que la sociedad en la que vivimos es una sociedad de clases y el Estado es un instrumento de la clase dominante para ejercer el poder, m谩s all谩 de que algunas veces  la lucha de clases logre conquistas y obligue a dictar alguna ley, decreto o medidas puntuales favorables. En estos casos siempre la burgues铆a necesitar谩 de acallar demandas m谩s profundas, regular procesos que sean independientes a ella o controlar a determinado sector social (estigmatizando por los medios, silenciando o directamente reprimiendo).

En horas donde se aproxima el cierre del acuerdo con el FMI, nuestra clase no est谩 dando respuestas como tal. Aunque la correlaci贸n de fuerzas no nos sea favorable, es importante la experiencia unitaria que desde la izquierda se viene realizando en las jornadas del 11 de diciembre, el pasado 8 de febrero y que en horas de esta tarde moviliz贸 repudiando el acuerdo que se trata dentro del parlamento. As铆 se intenta configurar un polo de rechazo al acuerdo con el Fondo y al pago de la deuda que tenga una expresi贸n callejera. Hay malestar en las bases peronistas, dentro del FDT, pero pareciera ser un cacareo m谩s para la tribuna propia que para realmente promover el rechazo. La situaci贸n est谩 tensionada por el acuerdo con el fondo que  traer谩 m谩s ajuste, aumento de tarifas, retroceso en gasto social. Es decir, el mismo programa de la 煤ltima d茅cada pero agravado y monitoreado por el fondo, demostrando una vez m谩s que ese poder real existe y lleva el mando, gobierne quien gobierne.

Nuevamente grandes extensiones de tierra arrasadas por el fuego, estos 煤ltimos meses en el sur y el litoral, y el gobierno incapaz de evitarlo. Siempre detr谩s de los incendios hay grandes negocios o la patria sojera que debe incrementar su producci贸n para abastecer las granjas porcinas ya instaladas y las que vendr谩n, o las mineras o las grandes inmobiliarias. El poder real marca la cancha y el gobierno demostrando que no est谩 para pararles la mano.

驴No se puede hacer nada? 驴Este poder dominar谩 por siempre a su antojo?

Est谩 claro que  votando a tal o cual partido de la burgues铆a no lo podemos detener ya que sus instituciones no est谩n para eso sino todo lo contrario. Lo vimos en Chubut cuando a d铆as de ser elegidos los legisladores votaron a favor de las mineras, contra el pueblo que acababa de votarlos. Tambi茅n en Chubut vimos, como hace un tiempo en Mendoza, que las clases oprimidas organizadas en asambleas y con su movilizaci贸n permanente lograron ponerle freno a esa ambici贸n que el gobierno no controla, lo vimos en 2017 donde toneladas de piedras echaron por tierra al 鈥渞eformismo permanente禄 del Macrismo.

Es que con organizaci贸n y lucha ponemos de pie al otro poder real, al poder de trabajadores y oprimidos. Hoy la clase trabajadora y un archipi茅lago de organizaciones populares se expresan de forma aislada y as铆 no logran m谩s que, en alg煤n caso, obtener una demanda parcial devorada inmediatamente por el ajuste y la inflaci贸n. Es que como lo hace la burgues铆a, que a la hora de definir pol铆ticas de fondo lo hacen unidos, tambi茅n los del otro lado debemos unirnos. No podemos contar para eso con las actuales direcciones de las centrales obreras. Estamos en un a帽o de renovaci贸n de los mandatos gremiales, es una oportunidad para hacer crecer ese peque帽o n煤cleo de sindicatos clasistas como Aceiteros, el neum谩tico, varias seccionales docentes, los ferroviarios de Haedo y decenas de cuerpos de delegados y comisiones internas. Tendr铆amos que poder darles como mandato la necesidad de unificar las demandas para, golpeando como un solo pu帽o, frenar el ajuste. En la inauguraci贸n del ciclo legislativo Fern谩ndez expres贸 tres puntos fundamentales: que van a luchar contra la carest铆a y que no habr谩 reforma laboral, ni jubilatoria, nosotrxs decimos que para que esto ocurra ser谩 necesaria la movilizaci贸n de la clase trabajadora y el pueblo pobre, la Reforma laboral no est谩 precisando de leyes para llevarse adelante, por lo que al gobierno respecta seguir谩 siendo as铆, la Jubilatoria  va por el mismo camino, AF dej贸 la puerta abierta para el aumento de edad de retiro a decir que hay que facilitar al que quiera seguir trabajando los medios para hacerlo.

Es fundamental que, como hace la burgues铆a, nos organicemos m谩s all谩 de los l铆mites que la ley impone porque se trata de enfrentar a ese poder con nuestro poder, con el poder obrero, que se manifiesta parcialmente en cada lucha pero que si se unifica tras un programa puede cambiarlo todo. 

Equipo de El Roble.




Fuente: Periodicoelroble.wordpress.com