June 22, 2022
De parte de ANRed
55 puntos de vista

Entrevista con Eduardo Belliboni dirigente del Polo Obrero, quien comentó cuáles fueron las decisiones que tomaron los movimientos sociales reunidos el lunes 13 de junio en el Plenario Piquetero Nacional. «Un plan de lucha que es imprescindible frente al avance de la inflación, de la caída de los ingresos fijos, del incumplimiento de parte del ministerio de Desarrollo Social con la asistencia a los comedores populares que es escandaloso que desasista a los comedores populares como lo está haciendo y que esté aplicando un ajuste hasta en la polenta en la Argentina, esa negativa a abrir los planes sociales en un cuadro donde hay muchísima gente que necesita una atención del Estado y producto de una política de ajuste el gobierno mira para otro lado y no los asiste». Por Mario Hernandez


-Estamos en comunicación con “Chiquito” Belliboni del Polo Obrero. Buenas noches, Chiquito.

-¿Qué tal? ¿Cómo te va, Mario?

-Bien, bien. Tuvieron una actividad el pasado lunes 13 de junio en el Obelisco, un Plenario piquetero nacional con delegados y delegadas de los movimientos sociales de la Unidad Piquetera (UP) de 24 provincias para discutir la situación nacional y definir la continuidad de las medidas de lucha. ¿Qué nos podés comentar al respecto?

-Primero, en sí mismo, el acontecimiento, porque no es común que haya plenario de delegados consultando a las bases, consultando a los compañeros de las provincias, consultando a las compañeras y compañeros de todo el país cómo ven la situación. Eso me parece que es también para destacar porque no es común, lamentablemente.

Lo hicimos en el Obelisco a propósito, para que lo pudieran ver todos y para que pudieran estar las cámaras. También para que pudieran estar los compañeros porque hay tanta tergiversación, tanta manipulación, de que la gente es estúpida y es llevada de las narices a una movilización. Ahí pudieron ver cómo más de 1.300 delegados debatían, deliberaban, se ponían de acuerdo, se oponían a cosas que decían unos de otros, discutían, pero finalmente logramos tener un pronunciamiento importante desde el punto de vista político, una caracterización de lo que está ocurriendo en el país.

Un planteo de un plan de lucha que es imprescindible frente al avance de la inflación, de la caída de los ingresos fijos, del incumplimiento de parte del ministerio de Desarrollo Social con la asistencia a los comedores populares que es escandaloso que desasista a los comedores populares como lo está haciendo y que esté aplicando un ajuste hasta en la polenta en la Argentina, esa negativa a abrir los planes sociales en un cuadro donde hay muchísima gente que necesita una atención del Estado y producto de una política de ajuste el gobierno mira para otro lado y no los asiste.

Entonces votamos un plan de lucha que empieza el jueves, vos tenés la primicia porque nos acaban de informar que el ministro no nos va a recibir mañana, miércoles, cuando había anunciado que nos iba a recibir la semana pasada. Ahora nos dice que no nos va a recibir. Vamos a sacar un comunicado de repudio mañana a la mañana denunciando que insólitamente el gobierno ha suspendido una reunión en vez de sentarse y proponer soluciones a los problemas que hemos planteado cuando la semana pasada había dicho que iba a hacer una reunión mañana. Había puesto horario y todo, a las 16:00 y, sin embargo, ha resuelto no realizar la reunión rompiendo todo tipo de diálogo.

Entonces vamos a ir a la medida fuerte del jueves 16 y a darle una continuidad al Plan de lucha que votamos porque el gobierno sigue sin escuchar el reclamo.

-Chiquito también estuvieron reunidos la semana pasada con la CGT y la CTA-A, qué balance… ¿Qué sacaron en limpio de esas dos reuniones?

-De la CGT y de la CTA-A que es necesario que intervengan en esta crisis que se está llevando puesto los salarios y las jubilaciones. En la Argentina el salario ahora es de ajuste, es decir, aquí el ajuste se aplica por inflación y afecta al conjunto de la población trabajadora. Jubilados y trabajadores tenemos salarios en la Argentina por debajo del índice de la indigencia. No pueden mirar para otro lado. Algunos de los trabajadores que están adheridos a la CGT van a los comedores populares porque no les alcanza el sueldo. Entonces es una medida por el salario…

Te decía que fuimos a exigirle a la CGT y a la CTA-A un Plan de lucha porque el salario no puede ser la variable de ajuste en la Argentina y lamentablemente lo está siendo y no hay una posición de la CGT, un planteo de la CGT de medidas para detener esa caída estrepitosa del salario y de la jubilación.

-¿Qué contestaron, Chiquito? ¿Qué plantearon?

-Ellos quedaron en trasladar el planteo nuestro al Consejo directivo, también decían que estaban preocupados por el tema, pero no hubo ninguna respuesta inmediata. Nosotros les presentamos el planteo nuestro que es darle continuidad, hacer un paro y darle continuidad a un plan de lucha que frene el ajuste y que coloque en primer lugar el reclamo del salario. Nadie puede tener un salario por debajo de la línea de pobreza en la Argentina y por eso hay que luchar.

Ellos quedaron en que se lo llevaban al Consejo directivo, bueno, por ahora no ha habido ninguna respuesta, ninguna reacción. Y si no la hay nosotros vamos a empujar por abajo, esto lo discutimos en el plenario, la deliberación, la necesidad de un plenario de bases, de asambleas en los lugares de trabajo para empujar este paro nacional como ya están haciendo algunos gremios.

Justo es también decir que los compañeros del SUTNA (neumáticos) están luchando por el salario, así también los compañeros docentes universitarios de CONADU-H y AGD-UBA están tirando, los docentes sanjuaninos, los riojanos, hay un proceso de luchas importantes que están mostrando la necesidad de salir a luchar en conjunto unidos a los trabajadores, reclamar por un salario justo en la Argentina.

-¿Querés agregar algo más?

-No Mario, te agradezco mucho la comunicación.

-Gracias a vos Chiquito. Un fuerte abrazo.





Fuente: Anred.org