April 15, 2021
De parte de La Haine
213 puntos de vista


Promover la desestabilizaci贸n del gobierno del presidente Daniel Ortega sobre todo en este a帽o electoral, con los comicios o por la v铆a del golpe suave

Si el filibustero William Walker (1824-1860) escribi贸 el pr贸logo de la ya casi bicentenaria historia de los intentos de dominaci贸n estadounidenses sobre Nicaragua, la actual administraci贸n de Joe Biden ya tiene en blanco y negro el nuevo cap铆tulo por el control de un enclave geoestrat茅gico vital para sus aspiraciones de supremac铆a hemisf茅rica.

As铆 lo sostuvo en declaraciones a Sputnik el director del Centro Regional de Estudios Internacionales (CREI), Manuel Espinoza, polit贸logo egresado a fines de los 80 del Instituto Estatal de Relaciones Internacionales (MGIMO) de Mosc煤. Nicaragua forma parte, junto con Cuba y Venezuela, de lo que Espinoza define como bloque antihegem贸nico latinoamericano.

“En el plano latinoamericano, la reci茅n presentada estrategia provisional de seguridad nacional tiene una lectura muy clara en cuanto al uso de las acciones del intervencionismo pol铆tico y clandestino que los estadounidenses vienen empleando en la regi贸n desde hace largas d茅cadas”, coment贸 el analista pol铆tico al contextualizar el dise帽o de la pol铆tica del Departamento de Estado para Nicaragua en el cuatrienio (2021-2025).

La agenda centroamericana del t谩ndem Biden-Blinken

Migraci贸n, corrupci贸n, crimen organizado, abusos de poder, pol铆tica interna, elecciones y COVID-19 copan la agenda para Centroam茅rica del equipo liderado por Antony John Blinken, primer jefe de la diplomacia bajo la administraci贸n Biden.

La Estrategia de Seguridad Nacional dise帽ada para la regi贸n por el Gobierno de Donald Trump desde el 2017 implica el incremento de la labor de la comunidad de inteligencia estadounidense en el 谩rea y ese frente tendr谩 continuidad, explic贸 Espinoza.

El 13 de marzo, la mayor铆a de los m谩s de seis millones de nicarag眉enses se sinti贸 saqueada, no en la forma cl谩sica de los despojos con marca de fabricaci贸n en Washington, sino en un tema tan noble como el deporte.

Al tetracampe贸n mundial de boxeo y principal 铆dolo deportivo del pa铆s, Rom谩n Chocolatito Gonz谩lez, le robaron el triunfo que sus pu帽os forjaron sobre el ring frente al mexicano Juan Francisco El Gallo Estrada.

Lo peor de la decisi贸n, calificada de escandalosa por la c谩tedra box铆stica mundial y los principales medios que le dieron cobertura a la velada escenificada en Houston (EEUU, sur) fue la votaci贸n fuera de manual y contra toda l贸gica (117-111) de Carlos Sucre, un 谩rbitro venezolano de reconocida militancia anti chavista, quien al d铆a siguiente fue suspendido por la Asociaci贸n Mundial de Boxeo.

En el suceso (anti) deportivo que podr铆a resultar ajeno a la pol铆tica, Espinoza ve la mano de la Agencia Central de Inteligencia (CIA). El caso es que el Chocolatito es un reconocido militante del partido de Gobierno, el Frente Sandinista de Liberaci贸n Nacional, y admirador del presidente Daniel Ortega.

Por si fuera poco, El Gallo Estrada pos贸 para las c谩maras con la bandera de Nicaragua volteada al rev茅s, tal como lo hicieron los protagonistas de las acciones de violencia y cr铆menes de odio de abril de 2018, que los medios internacionales calificaron de “lucha por la democracia”, y el Ejecutivo nicarag眉ense calific贸 como intento fallido de golpe de Estado (suave, a la manera dise帽ada por el polit贸logo estadounidense Gene Sharp, 1928-2018).

Nicaragua bajo la lupa de Washington

A diferencia de otras naciones del subcontinente donde EEUU hace lo indecible por contrarrestar la creciente influencia de China, Nicaragua es un caso especial, pues sus relaciones son con Taiw谩n, no con el gigante asi谩tico.

En el caso nica, la lupa de Washington escudri帽a las consideradas relaciones estrat茅gicas con Rusia y Cuba, a las cuales identifica como una amenaza para su seguridad nacional.

“El 16 de marzo el jefe del Comando Sur (del Ej茅rcito estadounidense), Craig S. Faller, acus贸 que Managua mantiene estrechos v铆nculos con Mosc煤, cuya asistencia de seguridad a Nicaragua se centra en militares profesionales. Tambi茅n asegur贸, en una comparecencia ante el Senado, que Cuba, Venezuela y Nicaragua son una amenaza directa para el territorio estadounidense”, cit贸 el polit贸logo nicarag眉ense.

“Son un desalentador desaf铆o que no podemos enfrentar por nuestra cuenta. La 煤nica forma de contrarrestar estas amenazas es fortalecer a nuestros socios en la regi贸n”, agreg贸 Faller en referencia a Colombia y Brasil en lo fundamental.

En consecuencia, Espinoza prev茅 que en primer t茅rmino el 茅nfasis de la estrategia estadounidense hacia Nicaragua apunte a crear y consolidar una oposici贸n pol铆tica que pueda desafiar de manera constante al gobierno sandinista.

“Crear mayor acercamiento entre el sector privado y la sociedad civil mientras reducen la capacidad de ciertos partidos pol铆ticos; y promover la desestabilizaci贸n del gobierno del presidente Daniel Ortega sobre todo en este a帽o electoral, con los comicios o por la v铆a del golpe suave”, es otro de los presupuestos que avizora el cientista social.

Como finalidades de tal estrategia Espinoza identific贸 en lo fundamental la de cortarle acceso a la regi贸n a Rusia y a Cuba en t茅rminos geopol铆ticos, que seg煤n los tanques pensantes de Washington amenazar铆an su seguridad nacional y, adem谩s, debilitar el bloque regional anti-hegem贸nico.

“Para cumplir con este objetivo existe todo un andamiaje de experiencias acumuladas, las cuales ya implementan, tanto de manera p煤blica como clandestina”, advirti贸.

Otra maniobra para intentar sacar a Managua del citado bloque y hacerla orbitar en torno a la agenda de la Casa Blanca ser铆a, a su juicio, un paquete de propuestas econ贸mico-financieras, de comercio e inversi贸n, al gobierno del Frente Sandinista.

Una variante diametralmente opuesta a la anterior ser铆a incrementar la guerra de sanciones (en pr谩ctica desde 2018), a la par de la presi贸n internacional permanente hasta lograr un aislamiento y debilitamiento de Nicaragua, al estilo venezolano.

Por lo pronto en fecha reciente, 24 de marzo, Ryan C. Berg, en representaci贸n de un tanque pensante como es el ‘American Enterprise Institute’, compareci贸 ante el Comit茅 de Relaciones Exteriores del Senado de EEUU con una exposici贸n sobre las actividades de China y Rusia en el hemisferio, m谩s las “dictaduras” en los pa铆ses de la que denominan Troika del mal.

Espinoza record贸 que desde hace a帽os Berg es un experto en ataques “acad茅micos” contra Nicaragua y Venezuela y en consecuencia es de esperar que sus recomendaciones a al Comit茅 de Relaciones Exteriores de la C谩mara Alta del Congreso sean seguidas a pie juntillas.

Sputnik / La Haine




Fuente: Lahaine.org