June 14, 2021
De parte de La Haine
194 puntos de vista


Claudio Katz participa en el curso ‘El mundo despu茅s de la pandemia’, de la Academia de Pensamiento Cr铆tico y la FIM

Joe Biden, presidente electo de EEUU en enero de 2021, se estren贸 en el cargo con un bombardeo en el este de Siria contra milicianos respaldados por Ir谩n, el 26 de febrero, que se sald贸 con 22 muertos seg煤n el Observatorio Sirio de DDHH.

En Mayo Biden autoriz贸 la venta de armamento de precisi贸n a Israel por valor de 735 millones de d贸lares, pocas fechas antes que el ej茅rcito israel铆 iniciara los bombardeos en Gaza (m谩s de 250 palestinos muertos en dos semanas, 67 de ellos menores).

A primeros de junio el mandatario del Partido Dem贸crata firm贸 una orden ejecutiva que ampliaba el n煤mero de empresas chinas en las que se proh铆ben las inversiones estadounidenses, entre otras la tecnol贸gica Huawei. Adem谩s, a mediados de abril, la Casa Blanca orden贸 nuevas sanciones econ贸micas contra Rusia y la expulsi贸n de una decena de sus diplom谩ticos. En cuanto a Venezuela, la actual presidencia estadounidense califica al presidente Maduro de 鈥渄ictador鈥, reconoce a Juan Guaid贸 como 鈥減residente interino鈥 y mantiene la 鈥減resi贸n鈥 contra el gobierno bolivariano.

El economista argentino Claudio Katz, resume la cuesti贸n de fondo en el art铆culo titulado La recuperaci贸n imperial fallida de EEUU (enero 2021): 鈥淓l intento estadounidense de recuperar dominio mundial es la principal caracter铆stica del imperialismo del siglo XXI. Washington pretende retomar esa primac铆a frente a las adversidades generadas por la globalizaci贸n y la multilateralidad. Todas sus acciones se cimentan en el uso de la fuerza. Perdi贸 el control de la pol铆tica internacional que exhib铆a en el pasado, pero mantiene un gran poder de fuego鈥.

Claudio Katz es profesor de la Universidad de Buenos Aires (UBA), investigador del Consejo Nacional de Investigaciones Cient铆ficas y T茅cnicas de Argentina (CONICET) e integrante de la red Economistas de Izquierda (EDI). Sus dos 煤ltimos libros son Neoliberalismo. Neodesarrollismo.

o (2015) y  La Teor铆a de la Dependencia. 50 a帽os despu茅s (2018), que recibi贸 el XII Premio Libertador al Pensamiento Cr铆tico. Los art铆culos y reflexiones de Katz pueden leerse en el blog https://katz.lahaine.org/

Katz hace referencia al art铆culo del polit贸logo Rodrigo Chac贸n 驴Imperios por doquier? Usos y abusos del concepto de imperio (Foreign Affairs Latinoam茅rica, 2019): desde el final de la Segunda Guerra mundial, EEUU ha realizado 211 intervenciones militares en 67 pa铆ses, divide el mundo en cinco comandos regionales, con 700 bases en 150 pa铆ses y 250.000 soldados estacionados; en el libro Base Nation (2015), el investigador David Vine elev贸 a 800 la cifra de bases militares estadounidenses por todo el mundo.

鈥淏ajo las sucesivos presidentes, EEUU implement贸 la demolici贸n de Afganist谩n (Reagan-Carter), Irak (Bush) y Siria (Obama). Esas masacres implicaron 220.000 muertos en el primer pa铆s, 650.000 muertos en el segundo y 250.000 en el tercero. La disgregaci贸n social y el resentimiento pol铆tico generado por esas matanzas desencadenaron, a su vez, atentados suicidas en los pa铆ses centrales鈥, explica Claudio Katz (las cifras difieren seg煤n las fuentes; el periodista Nicolas J.S. Davies y la activista Medea Benjamin han calculado que cerca de 2,4 millones de iraqu铆es murieron como consecuencia de la invasi贸n de Irak en 2003; el periodista de investigaci贸n y autor del libro Blood on our hands se帽ala tambi茅n que cerca de 1,2 millones de afganos y paquistan铆es murieron tras la invasi贸n de Afganist谩n en 2001; y aproximadamente 1,5 millones en la guerra de Siria (Consortium News, 2018).

Claudio Katz ha participado en el curso El mundo despu茅s de la pandemia, organizado por la Academia de Pensamiento Cr铆tico y la Fundaci贸n de investigaciones Marxistas (FIM), con una ponencia titulada 驴Est谩 en declive el imperio liderado por EEUU? El curso se celebra por videoconferencia entre el 10 de mayo y el 16 de junio, y se divide en dos ejes tem谩ticos: Malestar social y Declive imperial.

El 煤ltimo informe del Instituto de Estudios para la Paz de Estocolmo (SIPRI) apunta que en 2020 el gasto militar de EEUU sum贸 778.000 millones de d贸lares -un 4,4% superior al de 2019-, lo que representa el 39% del gasto militar mundial. El centro de investigaci贸n explica el incremento 鈥損or tercer a帽o consecutivo- del gasto estadounidense por las cuantiosas inversiones en investigaci贸n y desarrollo: los proyectos a largo plazo como la modernizaci贸n del arsenal nuclear y la adquisici贸n de armas a gran escala; la 鈥減ercepci贸n de amenaza鈥 ante competidores como China y Rusia; y la pol铆tica de rearme promovida por el expresidente Trump.

El centro de investigaci贸n apunta adem谩s que las cinco mayores empresas mundiales de armamento en 2019 eran norteamericanas: Lockheed Martin, Boeing, Northrop Grumman, Raytheon y General Dynamics; todas ellas vendieron armamento por un valor conjunto de 166.000 millones de euros anuales. Adem谩s el 16 de marzo el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, inform贸 de que los socios europeos de la alianza y Canad谩 aumentaron en 2020 el gasto militar un 3,9% respecto al a帽o anterior, y 鈥渆speremos que la tendencia contin煤e en 2021鈥, afirm贸 (los aliados europeos de la OTAN han incrementado el gasto en defensa por sexto a帽o consecutivo).

Claudio Katz subraya la importancia de las guerras de nuevo tipo: 鈥淎 trav茅s de las guerras h铆bridas EEUU intenta controlar a sus rivales, sin consumar intervenciones en regla. Combina el cerco econ贸mico y la provocaci贸n terrorista, con la promoci贸n de conflictos 茅tnicos, religiosos o nacionales en los pa铆ses diabolizados. Las guerras h铆bridas incluyen campa帽as medi谩ticas m谩s penetrantes que la vieja bater铆a de posguerra contra el comunismo. Con nuevos enemigos (terrorismo, islamistas, narcotr谩fico), amenazas (estados fallidos) y peligros (expansionismo chino), Washington despliega sus campa帽as, mediante una extendida red de fundaciones y ONG. Tambi茅n utiliza la guerra de la informaci贸n en las redes sociales鈥.

El economista y docente menciona los ejemplos de las revoluciones de colores -de inspiraci贸n occidental- en el 谩mbito postsovi茅tico y de influencia rusa: la revuelta de las rosas en 2003 en Georgia; de color naranja en 2004 en Ucrania; la llamada revuelta de los tulipanes en Kirguist谩n, en 2005; o en Bielorrusia, en 2006. En el contexto de las agresiones imperiales en Am茅rica Latina, la guerra jur铆dica o lawfare -basada en la persecuci贸n judicial y la complicidad medi谩tica- se ha utilizado contra los expresidentes de Brasil, Lula da Silva; o de Argentina, Cristina Fern谩ndez, entre otros casos.

Pero la fractura interna es, a juicio de Claudio Katz, una de las dificultades que afronta el gigante norteamericano. De hecho, 鈥淲ashington ya no embarca en sus incursiones a un ej茅rcito de reclutas, ni justifica esas acciones con mensajes de ciega fidelidad a la bandera. Para consumar operativos quir煤rgicos opta por un armamento m谩s adecuado y de mayor precisi贸n. Prioriza el impacto medi谩tico y la contenci贸n de bajas en sus propias filas. La privatizaci贸n de la guerra sintetiza esas tendencias鈥.

En el libro Blackwater. El auge del ej茅rcito mercenario m谩s poderoso del mundo (Paid贸s, 2008), El periodista Jeremy Scahill destaca que menos de una d茅cada despu茅s que la compa帽铆a surgiera, en 1997, en Carolina del Norte, contaba con m谩s de 2.300 soldados privados y desplegados activamente en nueve pa铆ses, incluido EEUU; as铆, Blackwater (la actual Academi) se convirti贸 en la mayor empresa mundial de mercenarios, un icono en la llamada guerra contra el terror iniciada por el expresidente George W. Bush; una muestra de la relevancia del sector es que, a finales de 2006, hab铆a en Irak cerca de 100.000 soldados de empresas contratistas privadas, recuerda Jeremy Scahill.

鈥淓sta modalidad de belicismo sin compromiso de la poblaci贸n explica la p茅rdida de inter茅s general por las acciones imperiales鈥, subraya Claudio Katz. Un factor a帽adido son los costes de la guerra. Un estudio de la Universidad de Brown estima que EEUU ha gastado 2,26 billones de d贸lares en la guerra de Afganist谩n durante la 煤ltima d茅cada (6,4 billones de d贸lares desde 2001, en el conjunto de las denominadas guerras contra el terrorismo).




Fuente: Lahaine.org