September 28, 2022
De parte de Avispa Midia
195 puntos de vista

Cosecha de ma铆z colectivo en la comunidad de San Pedro Tlanixco, Edo. de M茅xico. Foto por Santiago Navarro F.

El secretario de Agricultura de los Estados Unidos, Tom Vilsack, comunic贸 el martes (27) a los medios de comunicaci贸n de este pa铆s que podr铆a recurrir al pacto comercial T-MEC (Tratado M茅xico-Estados Unidos-Canad谩) para inhibir la decisi贸n de M茅xico, prevista por un decreto presidencial de finales de 2020, de eliminar gradualmente el ma铆z transg茅nico y el herbicida glifosato para el 2024. 

La presi贸n de los Estados Unidos no es de hoy, sin embargo, como se acerca la fecha de la prohibici贸n, Vilsack sostuvo que 2023 ser谩 el a帽o para aclarar el tema entre los pa铆ses. 

Te puede interesar 鈥 Semillas en peligro

Sostuvo que continuar谩 hablando con funcionarios en M茅xico sobre la inminente prohibici贸n. 鈥淣ecesitamos presionar sobre el tema y este a帽o [2023] tomaremos las medidas necesarias y apropiadas para plantear este problema en uno o dos puntos a medida que nos acercamos a 2024鈥, dijo el funcionario.

Estados Unidos es el mayor productor de ma铆z del mundo. De acuerdo con datos de la campa帽a Sin Ma铆z no Hay Pa铆s, EUA posee un volumen de producci贸n de 384,777,890 toneladas por a帽o. En el mundo la producci贸n es de 1,060,247,727.

M茅xico es uno de sus principales compradores del ma铆z producido en EUA. Este ma铆z es 鈥渟obre todo ma铆z forrajero, es para alimentos de animales, gen茅ticamente modificado, con su carga de glifosato鈥, sostiene Mercedes L贸pez Mart铆nez, de la Campa帽a Sin Ma铆z no hay Pa铆s.

Te puede interesar 鈥 En M茅xico tres cuartas partes del pa铆s aun siembran ma铆z nativo

Ma铆z nativo que ha cuidado por generaciones el pueblo nahua en, San Pedro Tlanixco, Eda de M茅xico. Foto por Santiago Navarro F

Presi贸n

La presi贸n es ejercida m谩s all谩 de los funcionarios del gobierno norteamericano. Viene tambi茅n de las grandes empresas, principalmente alemanas y norteamericanas, del mercado de semilla y del agrot贸xico. 

Las empresas Monsanto (EUA) fusionada con Bayer (Alemania), la Syngenta (Suiza) fusionada con la ChemChina, la Dupont (EEUU) fusionada con la Dow Chemical (EUA), y la Basf (Alemania) son las principales. Ellas se han fusionado, generando 鈥渙ligopolios entrelazados que operan en todo lo largo de las cadenas de suministro agroalimentarias鈥, expres贸 Mart铆nez.

Solamente contra la Bayer-Monsanto existen m谩s de 125 mil demandas en el mundo por causar c谩ncer por el uso de glifosato.

En M茅xico, desde 2013, se ha llevado a cabo un juicio contra estas empresas que busca frenar la siembra del ma铆z transg茅nico. 鈥淗icimos una demanda colectiva civil de acci贸n difusa contra la siembra de ma铆ces gen茅ticamente modificados ante el poder judicial鈥, explic贸 Mart铆nez, una de las representantes de la comunidad demandante contra el ma铆z gen茅ticamente modificado. 

Han existido diversas impugnaciones contra el cultivo de transg茅nico, sin embargo, el juicio principal, que demanda que se deniegue permanentemente los permisos de siembra de organismos gen茅ticamente modificados de ma铆z en M茅xico, contin煤a.

Te puede interesar 鈥 Victoria para el ma铆z nativo en M茅xico, niegan amparos a gigantes transnacionales

Otra interpretaci贸n del T-MEC

La presi贸n viene tambi茅n de organizaciones vinculadas a la industria de semillas gen茅ticamente modificadas. Un ejemplo es la declaraci贸n en el Senado de los EUA de la presidenta de la Organizaci贸n de Innovaci贸n Biotecnol贸gica, Michelle McMurray-Heath. 

M茅xico debe 鈥渞escindir inmediatamente su decreto que proh铆be la importaci贸n de ma铆z biotecnol贸gico y comenzar a crear un marco de edici贸n gen茅tica que se ajuste a las normas internacionales y a los compromisos de los acuerdos comerciales鈥, dijo.

A pesar de la presi贸n ejercida bajo el argumento de que los acuerdos internacionales respaldan la venta del ma铆z transg茅nicos de EUA en M茅xico, la investigadora Karen Hansen-Kuhn, del Institute for Agriculture & Trade Policy, sostiene que el decreto presidencial de M茅xico tiene 鈥渧iabilidad legal en el marco del T-MEC鈥, el primer tratado de libre comercio de Estados Unidos que incluye disposiciones sobre biotecnolog铆a agr铆cola.

De acuerdo con un art铆culo del mismo instituto, firmado por Sharon Anglin Treat, no cabe duda de que los proponentes del acuerdo esperaban ampliar el uso de la biotecnolog铆a en la agricultura, en parte atando las manos de los reguladores gubernamentales mediante disciplinas comerciales. Sin embargo, 鈥渆l texto final del tratado no restringe las opciones de la pol铆tica nacional de la manera que la agroindustria y sus aliados desear铆an鈥. 

Las investigadoras rescatan algunos de los art铆culos del tratado para justificar su argumentaci贸n. Primero, el art铆culo 24.3.1 del cap铆tulo de medio ambiente reconoce el 鈥渄erecho soberano de cada Parte a establecer sus propios niveles de protecci贸n ambiental鈥.

Segundo, el cap铆tulo 24.15 sobre comercio y biodiversidad establece que cada parte 鈥減romover谩 y fomentar谩 la conservaci贸n y el uso sostenible de la diversidad biol贸gica, de conformidad con su ordenamiento jur铆dico o pol铆tico鈥 y reconoce 鈥渓a importancia de respetar, preservar y mantener el conocimiento y las pr谩cticas de los pueblos ind铆genas y las comunidades locales鈥.

El art铆culo hace menci贸n a una carta conjunta del presidente del Comit茅 de Finanzas del Senado, Ron Wyden, y del miembro de mayor rango, Mike Crapo, en la cual piden que Estados Unidos 鈥溾榯ome medidas de aplicaci贸n si es necesario鈥 en el marco del T-MEC porque, seg煤n afirman, 鈥楳茅xico no ha considerado ni aprobado adecuadamente las solicitudes de productos biotecnol贸gicos innovadores de Estados Unidos鈥欌, para la comercializaci贸n de su ma铆z en M茅xico.

Sin embargo, la secci贸n de biotecnologia agr铆cola de T-MEC 鈥減reserva el derecho de M茅xico de decir 鈥榥o鈥 a los transg茅nicos鈥, sostiene Hansen-Kuhn. 

Eso porque, sostiene Anglin Treat en su trabajo, mientras que el p谩rrafo introductorio del art铆culo 3.14 de dicha secci贸n afirma, 鈥渓as Partes confirman la importancia de alentar la innovaci贸n agr铆cola y facilitar el comercio de productos de la biotecnolog铆a agr铆cola鈥, esta declaraci贸n exhortatoria va seguida inmediatamente por la afirmaci贸n inequ铆voca y sin ambig眉edades: 鈥淓sta Secci贸n no obliga a una Parte a emitir una autorizaci贸n de un producto de la biotecnolog铆a agr铆cola para que est茅 en el mercado.鈥 

Presi贸n por la no interferencia 

La presi贸n de los Estados Unidos y de los diversos actores vinculados a la industria de semillas gen茅ticamente modificadas y del glifosato ha generado reacciones por parte de organizaciones norteamericanas.

Por lo menos 80 organizaciones de agricultores, trabajadores, consumidores, de salud p煤blica, agricultura sostenible de investigaci贸n y defensa de los sistemas alimentarios estadounidenses han expresado preocupaci贸n con respecto a la interferencia continua de multinacionales de plaguicidas que buscan socavar las decisiones de M茅xico.

鈥淣os oponemos firmemente a cualquier interferencia de funcionarios del gobierno de los EUA o de los intereses del agronegocio en el derecho de un Estado soberano a promulgar medidas pol铆ticas para proteger la salud y el bienestar de su pueblo鈥, manifestaron en un comunicado.




Fuente: Avispa.org