July 21, 2021
De parte de A Las Barricadas
192 puntos de vista


Hace exactamente una semana, la clase trabajadora se levant贸 de manera espont谩nea en toda Cuba, desafiando un poder que pretende ser 鈥渃omunista鈥. Este evento es de suma importancia. No fue liderado por la disidencia reconocida internacionalmente ni por potencia extranjera como lo pretende el gobierno.

Que le guste o no a los observadores afincados en sus posiciones ideol贸gicas, sean cuales sean 茅stas, lo sucedido sucedi贸 y marca una etapa importante en el renacimiento del movimiento social en Cuba. Tenemos, desde luego, que detenernos sobre estos hechos e intentar comprenderlos mirando la realidad material que viven los trabajadores de este pa铆s.

El contexto

El estallido social que comenz贸 el domingo 11 de julio sorprendi贸 sin sorprender, fue a la vez una sorpresa sin serlo. Por una parte, las protestas 鈥 incluso a baja escala 鈥 son raras desde la Revoluci贸n, aunque sobraran razones, en un pa铆s que pod铆a tener como orgullo un alto nivel de lucha en su historia contra dictaduras y gobiernos corruptos de todo tipo. Por otra parte, todos sab铆amos que era muy probable que alg煤n d铆a, en alg煤n lugar del archipi茅lago, se iniciara una movilizaci贸n de gran escala. Esto era cada vez m谩s probable con el contin煤o atropello gubernamental, la situaci贸n econ贸mica y el hecho de que Obama pusiera fin a la apertura hacia la emigraci贸n cubana. Quit贸 de ese modo la v谩lvula de escape que manten铆a a la sociedad en una calma tensa.

Pero esta situaci贸n ten铆a cada vez menos calma y m谩s tensi贸n, sobre todo en los 煤ltimos meses. La protesta de los artistas del 27 de noviembre del 2020 era una de las se帽ales precursoras de la explosi贸n que se llegaba. No fue solamente otro s铆ntoma del autoritarismo del gobierno, sino que tambi茅n una nueva muestra de que ya el cubano no se iba a dejar caminar por encima. Lo que fue una deshonra para todos nosotros, el no hacer nada a pesar de que la situaci贸n llamara a actuar como lo hicieron las generaciones anteriores, se iba para dejar plazo a movilizaciones.

Las causas inmediatas

Las causas del 11 de julio son m煤ltiples y merecen su propio espacio para hablar de ellas en detalle. De momento, nos limitamos a hablar de las m谩s inmediatas ra铆ces:

  • El endurecimiento del embargo por la administraci贸n de Trump,
  • Las ca铆das de las principales fuentes de ingreso del pa铆s (remesas enviadas por familiares en los EE.UU., el turismo y las prestaciones de servicios m茅dicos en el exterior),
  • La reducci贸n de los abastecimientos en petr贸leo desde Venezuela,
  • La fuerte inflaci贸n acompa帽ando la unificaci贸n monetaria,
  • Las escaseces de alimentos, medicamentos y otros productos b谩sicos,
  • La situaci贸n sanitaria generada por la Covid, cuyo impacto se focaliza sobre todo en la provincia de Matanzas.

Para entender mejor la situaci贸n, veamos brevemente cada uno de estos elementos claves.

El bloqueo es un gran tema en la discusi贸n sobre la situaci贸n cubana. Para los partidarios del gobierno cubano es la causa de todos los males de un pa铆s que hubiese sido el regreso del Ed茅n a la tierra sin este obst谩culo. El propio gobierno no dejo de denunciarlo durante la pasada semana. Del otro lado, una gran parte de la oposici贸n o ignora este tema, o lo minimiza o hasta en ciertos casos lo apoya. En el 煤ltimo caso, se presenta la medida como necesaria para tumbar al estado y 鈥渓iberar鈥 el pueblo, sin siquiera tomar en cuenta su obvia ineficacia despu茅s de tantas d茅cadas y sobre todo su impacto nocivo sobra la poblaci贸n que se pretende salvar.

Sin embargo, si se dejara de lado la propaganda y los intereses de los unos y de los otros, se ver铆a claramente el papel jugado por el bloqueo. Su imposici贸n no es ninguna torpeza y responde a un plan bien claro de ciertas capas de las 茅lites norteamericanas. Se trata de hacer caer un gobierno enemigo apretando la garganta de su poblaci贸n, y esto a sabiendas. Cuando Biden propuso el 14 de julio de ver c贸mo restablecer el internet en la isla e incluso propuso vacunas, esto no fue nada m谩s que una tentativa de atraer apoyo electoral de las comunidades cubanas y venezolanas de Florida para las pr贸ximas elecciones en ese estado. Esto equivale a dar una curita a un herido que uno mismo golpea. 隆Lo m谩s f谩cil y eficiente es simplemente levantar el bloqueo y dejarse de tanto cinismo!

La situaci贸n actual del bloqueo es heredada de la era Trump. Las medidas fueron recrudecidas por este 煤ltimo. Se activaron medidas de la ley Helms-Burton que permiten perseguir a empresas extranjeras trabajando con activos que fueron nacionalizados por el estado cubano al triunfo de la Revoluci贸n, se restringi贸 a煤n m谩s el env铆o de remesas de cubanos viviendo en los EE.UU. a sus familiares en Cuba[1] y se a帽adieron obst谩culos para las visitas de turistas americanos y cubano-americanos, entre otras medidas.

Esta situaci贸n contribuy贸 directamente a la ca铆da de las fuentes de ingreso provenientes de las remesas y del turismo, incluso antes de la llegada de la Covid. El efecto de la pandemia empeor贸 por supuesto la situaci贸n. A esto se debe a帽adir la disminuci贸n tambi茅n de los ingresos provenientes de servicios m茅dicos en el exterior. El gobierno de Cuba env铆a m茅dicos en varias partes del mundo, lo cual constituye otro pilar de ingresos. Sin embargo, la llegada al poder de gobiernos de derecha/extrema derecha en Bolivia y en Brasil tuvo un impacto negativo a este nivel tambi茅n.

La situaci贸n latinoamericana tambi茅n impact贸 fuertemente a Cuba con la crisis en Venezuela. La inestabilidad en ese pa铆s limit贸 fuertemente el abastecimiento en petr贸leo. A帽adi茅ndole esto a las aver铆as ocurridas en el sistema el茅ctrico en la isla hicieron que la situaci贸n llegara a un punto extremo, causando numerosos apagones.

Estas aver铆as son s铆ntomas de problemas internos cubanos. No se puede echar la culpa de todo a la situaci贸n externa. La principal causa directa del estallido social es la inflaci贸n generada por la unificaci贸n monetaria. En plena pandemia, cuando los ingresos se cayeron y con una situaci贸n econ贸mica cr铆tica (el PIB aument贸 de 0.5% en el 2019 antes de caer -11.0% en el 2020), implementar esta reforma implica aceptar el disparo de la inflaci贸n. La falta de dinamismo econ贸mico causado por bajos salarios y el control omnipresente del estado[2] limitan la oferta frente a una demanda que sigue estable o que incluso solo puede subir si se quiere mejorar el nivel de vida.

En efecto, la cotidianidad cubana hoy en d铆a se caracteriza por un alto nivel de escasez en alimentos, medicamentos y en otros productos b谩sicos. Las colas se han multiplicado y a su vez alargado por todo el pa铆s. Ya no es solo cuesti贸n de los precios: aunque se pudiese pagar, simplemente no hay suficientes productos. Un s铆ntoma claro de esta situaci贸n es el hecho de que Cuba est谩 preparando varias vacunas contra la Covid pero carece de jeringuillas para administrarlas a toda la poblaci贸n.

En paralelo a todo esto, la situaci贸n sanitaria ha empeorado recientemente. Si hasta hace poco estuvo bajo control, manteniendo los contagios y las muertes a un nivel relativamente limitado en comparaci贸n con otros pa铆ses, los casos se han disparado hasta los 6 000 diarios. La provincia la m谩s afectada es Matanzas, como ya hemos dicho, poniendo bajo extrema tensi贸n su sistema hospitalario. La BBC report贸, el mismo 11 de julio, conversaciones que tuvo con residentes de la isla explicando que sus familiares fallec铆an en sus casas sin poder recibir asistencia m茅dica.

Tomando en cuenta todas estas circunstancias, algunos comentadores calificaron la situaci贸n de 鈥渢ormenta perfecta鈥. Todos los factores se reunieron para explotar. Ante estos, unos d铆as previos al 11 de julio, muchas voces dentro y fuera de Cuba se alzaron para pedir que el gobierno levantara las restricciones al env铆o de medicamentos a la isla. Los mensajes con las etiquetas #SOSCUBA y #SOSMATANZAS se dispararon y en algunos pa铆ses los emigrados comenzaron a colectar ayuda.

A todo esto, el gobierno respondi贸 con soberbia, ignorando la situaci贸n real y neg谩ndose a facilitar los tr谩mites. En pocos d铆as, tendr铆an que cambiar de actitud鈥

Los hechos

El 11 de julio marc贸 un antes y un despu茅s en Cuba. A pesar de la falta de informaci贸n, debida entre otras cosas los cortes de internet en el pa铆s, es importante hacer, por lo menos, un breve listado cronol贸gico que permita entender mejor lo sucedido:

Domingo 11 de julio:

Todo comenz贸 con una manifestaci贸n espont谩nea en San Antonio de los Ba帽os a finales de la ma帽ana. Una gran multitud recorri贸 la localidad tomando por sorpresa a todo el mundo, incluido a los propios manifestantes. Estos filmaron la movilizaci贸n e hicieron directas en internet con una gran repercusi贸n m谩s all谩 de la ciudad.

R谩pidamente las redes sociales se hicieron ecos de m谩s y m谩s movilizaciones en toda la isla. Llegaron reportes, videos y fotos de Oriente hasta a Occidente: Palma Soriano, Santiago de Cuba, Camag眉ey, Matanzas, C谩rdenas, Bauta, G眉ira de Melena, G眉ines, Alqu铆zar, San Jos茅 de las Lajas, La Habana (cerca del Capitolio, en el Malec贸n, en Regla, en el Vedado, etc.), Pinar del R铆o, etc.

Fueron alrededor de 40 localidades en las que hubo protestas, seg煤n las mayor铆as de los art铆culos publicados al respecto. Esto significa ser, y de lejos, la mayor movilizaci贸n contestaria desde el 59, mucho m谩s importante que el Maleconazo del 94 que s贸lo se limit贸 a la capital.

En las protestas, se oyeron los siguientes lemas: 鈥渁bajo la dictadura鈥, 鈥渜ue se vayan, que se vayan鈥, 鈥減atria y vida鈥, 鈥減olic铆a pinga鈥 y 鈥淒iaz-Canel singao鈥.

Al comienzo, no se reportaron ni represi贸n ni violencia de ning煤n lado. Se ve铆a que se destap贸 un gran descontento que hab铆a sido mantenido bajo silencio, a escondite, durante mucho tiempo. Los manifestantes gritaban tambi茅n 鈥渘o tenemos miedo鈥 y en efecto ese miedo se volatiliz贸 ese d铆a al ver que uno ya no estaba solo frente a la maquinaria represiva del estado. Esta vez, eran miles que sal铆an a las calles y el miedo se cruz贸 de bando.

Sin embargo, al transcurrir el d铆a llegaron im谩genes del env铆o de la polic铆a y de las tropas especiales para acabar con las protestas. Los primeros golpes de porra y las primeras detenciones se vieron. A la sorpresa inicial de las autoridades le sigui贸 justo despu茅s la represi贸n violenta. Tambi茅n salieron informaciones, dif铆ciles de confirmar, sobre tiros y muertes de manifestantes, en particular en Camag眉ey.

En algunos casos, los contestarios respondieron lanzando lo que encontraban a la polic铆a y en algunos casos 茅sta tuvo que escapar. Se volcaron incluso algunas patrullas.

Salieron tambi茅n videos de saqueos de tiendas en MLC (moneda libremente convertible, o sea divisas fuertes con un poder adquisitivo bien superior al peso cubano) en G眉ines y otros sitios. Estas, solo accesibles por los que tienen recursos, son un s铆mbolo de la inequidad que existe en el pa铆s pues sus precios no est谩n fase con lo que gana la clase trabajadora. Como en otros lugares del mundo y puntos hist贸ricos cuando hay revueltas, este tipo de acciones son frecuentes, sobre todo en una situaci贸n de penuria generalizada. Bien c铆nico es aquel que las juzga desde lo alto de su trono, en vez de mirar sus causas.

Desde este primer d铆a aparecieron varios mensajes denunciando cortes de las redes de celulares y de internet. Estos, junto a la represi贸n, eran la cara oculta de la reacci贸n gubernamental. Ante las c谩maras oficiales, sin embargo, la pieza se jug贸 en dos actos.

Primero, D铆az-Canel apareci贸 en persona en San Antonio de los Ba帽os quiz谩s intentando repetir la intervenci贸n de Fidel Castro durante el Maleconazo habanero, hace 27 a帽os. Seg煤n la prensa oficialista, el pueblo lo acogi贸 y march贸 con 茅l para rechazar las 鈥減rovocaciones鈥 ocurridas horas antes.

Segundo, D铆az-Canel hizo luego declaraciones antes las c谩maras de televisi贸n, desde el Palacio de la Revoluci贸n. Durante su intervenci贸n, sin hacer referencia alguna a la represi贸n que ya estaba activa, el presidente denunci贸 eventos promovidos por la 鈥渃ontrarrevoluci贸n鈥 y los relacion贸 con la estrategia de EE.UU. para tumbar al gobierno. Adem谩s, llam贸 a los 鈥渞evolucionarios鈥 a tomar las calles para enfrentarse a los manifestantes, a帽adi茅ndole as铆 m谩s gasolina al fuego. 鈥淟a orden de combate est谩 dada鈥 a帽adi贸, sin precisar que la cara la dar谩n otros que no podr谩n salir con guardaespaldas y protegidos con fuerzas represivas.

Un mapa de las protestas, incluyendo muchos videos, ha sido publicado en las redes.

Lunes 12 de julio:

Tras un intenso domingo, Cuba amanece este lunes en gran parte desconectada del resto del mundo. Los cortes a internet se extendieron y las redes sociales y aplicaciones de mensajer铆a fueron tumbadas. Muy pocas informaciones sobre las protestas se filtran. Se reporta al menos una nueva manifestaci贸n en Bauta.

El gobierno reconoci贸 la muerte de un manifestante en Arroyo Naranjo, durante una protesta delante de una estaci贸n de polic铆a, en un barrio obrero en las afueras de la capital. Esta muerte, la 煤nica admitida por las autoridades, es sin lugar a duda a una prueba de la violenta represi贸n que recay贸 sobre los contestarios.

Por falta de comunicaci贸n, el principal enfoque en las redes va a ser sobre un gran n煤mero de arrestados (con varias estimaciones, imposible de confirmar), de gente desaparecida y de heridos, y sobre la represi贸n gubernamental. En particular, se report贸 sobre decenas familiares que acudieron a las comisar铆as para saber de sus seres queridos cuyos paraderos eran desconocidos desde las protestas del d铆a anterior.

Se anunci贸 tambi茅n la liberaci贸n de varios manifestantes que se hab铆an reunidos en frente del Instituto Cubano de Radio y Televisi贸n (ICRT), en el capitalino barrio del Vedado el domingo. Varios j贸venes se concentraron de nuevo en el mismo lugar y fueron acosadas por un m铆tin de repudio y sufrieron arrestos.

En el escenario de las coronas, D铆az-Canel neg贸 que hubiese habido represi贸n en contra de los manifestantes, los cuales fueron calificados por 茅ste de 鈥渕ercenarios a sueldo de los EE.UU.鈥. El mandatorio culp贸 una vez m谩s al gobierno de este pa铆s de estar detr谩s de las concentraciones del d铆a anterior. Por su parte, Biden le ped铆a que 鈥渆scuchara a su pueblo鈥. La Uni贸n Europea se posicion贸 al mismo nivel diplom谩tico.

Martes 13 de julio:

Las redes sociales y las mensajer铆as segu铆an cortadas este martes. Muy poca informaci贸n sali贸 de lo que estaba ocurriendo en el pa铆s. Se sigui贸 sin saber el n煤mero de detenidos, heridos, muertes potenciales y tambi茅n sobre desapariciones de personas.

La youtubera Dina Stars fue detenida en vivo mientras era entrevistada por la televisi贸n espa帽ola, delante de los ojos espantados de una periodista de este pa铆s. A ver c贸mo se las arregla el gobierno para justificar este atropello. Sospechamos que la habitual palabra de 鈥渕ercenaria鈥 ser谩 empleada.

El diario oficialista Granma inform贸 de la participaci贸n de Ra煤l Castro en una reuni贸n del bur贸 pol铆tico sobre la situaci贸n de las protestas. No se coment贸 mucho m谩s al respecto.

De lo que s铆 se habl贸 fuel del hecho que el gobierno cubano levant贸, temporalmente (hasta finales del a帽o), las restricciones a las 鈥渋mportaciones鈥, por personas naturales, de alimentos, medicamentos y productos de aseo y de que estos no ser铆an sometidos a imposici贸n arancelaria. A penas unos d铆as anteriores, antes del estallido social, las autoridades se negaron a tomar esta medida a pesar de la grave crisis a la cual tiene que enfrentarse la sociedad cubana. Ahora, a penas un par de d铆as despu茅s de la movilizaci贸n popular, esta va a ser la primera concesi贸n gubernamental.

Por otra parte, tambi茅n anunciaron querer eliminar el uso obligatorio de la escala salarial en las empresas estatales. Aunque esto se vendi贸 como una promesa de aumento salarial, es en realidad una trampa a los trabajadores del sector p煤blico, como veremos m谩s tarde. Este ataque, con el peor olor liberal, es coherente con el paquete de medidas que el gobierno intenta imponer con la 鈥渢area de ordenamiento鈥.

El 16 de julio, se detallar谩n estas dos decisiones y tambi茅n una tercera en el programa de televisi贸n de la Mesa Redonda. Las veremos con m谩s atenci贸n luego en este art铆culo.

Mientras tanto, el gobierno norteamericano declar贸 que no acoger谩 a migrantes. Como hemos explicado m谩s arriba, este es un factor clave que diferencia la situaci贸n actual con los per铆odos anteriores, pues la inmigraci贸n, alentada por las administraciones americanas, en realidad permitieron al gobierno deshacerse del descontento social, export谩ndolo a 90 millas. Esto ya no es posible.

Todav铆a en los EE.UU., para ser m谩s preciso en Miami, cubanos-americanos cortaron una carretera en apoyo a las movilizaciones en Cuba. Se organizaron tambi茅n protestas en solidaridad en muchas ciudades fuera de la isla.

De este modo, comenz贸 la semana en Cuba, despu茅s de las protestas del 11-J. La conexi贸n normal a las redes sociales se restableci贸 el 15 de julio. Las informaciones siguen faltando, sobre todo sobre el n煤mero de detenidos, heridos, muertos y desaparecidos. El 16, la alta comisionada de las Naciones Unidas para los derechos humanos, Michelle Bachelet, hizo un llamado a las autoridades a que liberasen urgentemente a los presos y a que se levanten las sanciones contra la isla. Tanto el gobierno cubano como el americano ignoraron el reclamo.

Ese mismo d铆a, se dieron en la televisi贸n m谩s detalles sobre las medidas del gobierno en respuesta a las protestas, en un intento de calmar la situaci贸n m谩s all谩 de la ola represiva.

Las medidas tomadas por el gobierno

Si la represi贸n fue excesiva y violenta, no fue la 煤nica forma con que el gobierno intent贸 restablecer la calma y el sometimiento popular. Las autoridades se vieron obligadas a anunciar tres medidas en su habitual espacio televisivo de la Mesa Redonda. Como veremos, aqu铆 tampoco hubo carencia de cinismo.

Levantamiento temporal de las trabas a las 鈥渋mportaciones鈥 de alimentos, medicamentos y productos de aseo:

Cualquier cubano que viaje, sabe lo que significa los controles de las aduanas al llegar al pa铆s. Todo est谩 echo para robar al viajero cubano de los bienes que trae a su familia y/o las innumerables reglas restringiendo estas pseudo-鈥渋mportaciones鈥 son desconocidas del p煤blico y muchas veces incluso de los proprios funcionarios de la aduana.

Seg煤n las declaraciones del gobierno durante el programa, hasta ahora se impon铆an aranceles a las 鈥渋mportaciones鈥 de viajeros, personas naturales, o a los env铆os de paquetes, a partir de los 10kg de peso de estos bienes. Esta medida absurda perdur贸 durante todo este per铆odo de crisis de abastecimiento, limitando la ayuda que aportaban familiares del extranjero. Como se coment贸 anteriormente, este era uno de los reclamos que se hicieron antes del 11 de julio y que el gobierno en su soberana arrogancia rechaz贸. Ahora, esta actitud dej贸 de ser una opci贸n.

La medida pues, levanta esta restricci贸n, permitiendo que estas 鈥渋mportaciones鈥 se realicen sin limitaciones de peso y sin que sean imponibles. Sin embargo, tiene un car谩cter temporal (con una vigencia del 19 de julio al 31 de diciembre del 2021), y no ser谩 aplicable en los aeropuertos de Varadero y Cayo Coco.

Esta medida tiene todo su sentido vista la situaci贸n actual y, por supuesto, no tiene nada que ver con 鈥渕aniobras yanquis鈥.  Es una pena que la gente necesitasen salir a manifestar y ser reprimida para que el gobierno levante, aunque fuera temporalmente, una medida tan rid铆cula. Esta solo sirve a mantener el control estatal sobre cualquier cosa que suceda en 谩mbito cubano, incluso en la solidaridad familiar. Cuando se denuncia con raz贸n el embargo, no se puede dejar de lado el 鈥渂loqueo interno鈥 impuesto por el propio estado cubano con semejantes reglas.

Otorgamiento 鈥渆xcepcional鈥 de libretas de abastecimiento a personas que no cumplen los correspondientes requisitos:

Para el lector que desconoce Cuba, puede resultar algo raro esta situaci贸n. Primero, para enfrentar la escasez estructural, se ha implementa desde hace mucho tiempo una libreta de abastecimiento en el pa铆s. Esta medida, que el estado quiere suprimir 鈥済radualmente鈥 en su 鈥減erfeccionamiento de la econom铆a socialista鈥, permite a los m谩s necesitados tener una canasta de productos b谩sicos para vivir. Sin embargo, t贸mese en cuenta que su oferta es insuficiente y que desde luego hay que buscar otras formas de sobrevivir.

Segundo, en Cuba rigen reglas que limitan la movilidad de los habitantes entre las provincias del pa铆s. El objetivo es limitar la migraci贸n interna hacia La Habana, cuyo nivel de vida es mejor que en las otras regiones. No obstante, muchas personas[3] lograron mudarse a la capital a pesar de no tener la autorizaci贸n requerida, y desde luego no tienen legalmente derecho a la libreta. Vistas sus condiciones de vida, estas personas la necesitan, en general, m谩s que otros. El gobierno estima los beneficiarios de esta medida a 200 000 ciudadanos.

Aqu铆 tambi茅n queda claro que 1) el gobierno sab铆a exactamente cuales eran las condiciones de vida de estas personas y que 2) el estallido social no era una revuelta 鈥渕anipulada por el imperialismo鈥, sino una protesta de gran escala de la clase obrera del pa铆s, en particular de sus niveles m谩s pobres.

Una vez m谩s, cabe resaltar la pena que resulta ver que hizo falta tantas protestas y da帽o para un poco de justicia social. Es una l谩stima tambi茅n que esta medida, tan necesaria, solo sea temporal y aplicable 煤nicamente hasta finales del a帽o.

Flexibilizaci贸n de la determinaci贸n de los salarios en el sector p煤blico:

Vendida como una medida tremenda para los trabajadores, diciendo impl铆citamente que esto generar铆a aumentos de salarios, el gobierno acaba de tomar una decisi贸n contra la cual los sindicatos de otros pa铆ses luchan: la flexibilizaci贸n salarial. En vez de aumentar los salarios y de definirlos de manera colectiva para todos los trabajadores en convenios, las autoridades, en plena coherencia con las medidas neoliberales de la 鈥渢area de ordenamiento鈥, quieren atar los pagos a los resultados de las empresas. Si los beneficios aumentan se podr谩 aumentar el salario, siempre y cuando se mantenga la extracci贸n de la plusval铆a a un nivel decente por supuesto.

Si decrecen las ganancias o hay quiebras empresariales, situaciones que van a suceder vista la precariedad econ贸mica, pues no hay respuesta. Simplemente se record贸 de que el salario m铆nimo es de 2 100 pesos mensuales (m谩s o menos 87 USD), pero poco ayuda esto si el trabajador est谩 sin empleo.

 El gobierno puede libremente tomar tal medida, una anticipaci贸n de su programa econ贸mico para Cuba, sin negociar con trabajadores o sindicatos ya que 茅stos no existen de forma independiente. La central oficialista es una emanaci贸n del estado, exclusivamente interesada en el aumento de la productividad de la clase obrera y no de su nivel de vida, como lo demostr贸 muchas veces como cuando se encarg贸 de informar de los futuros despidos de 1 mill贸n de trabajadores del sector p煤blico (20% de la fuerza de trabajo del pa铆s).

Es interesante notar que, al contrario de las dos otras medias, 茅sta no est谩 limitada temporalmente. Al contrario, se ir谩 implementando progresivamente a todo el sector. Esta es otra se帽al clave de los futuros ataques a los trabajadores del estado cubano y valdr谩 la pena seguir denunci谩ndolo en el futuro y organizarnos.

Perspectivas

Como hemos visto, la situaci贸n est谩 llena riesgos para la clase trabajadora en Cuba. El entusiasmo que desat贸 el levantamiento del 11-J, r谩pidamente menguado por la represi贸n, no nos puede hacer olvidar las sombras que se avecinan.

Primero, el gobierno mostr贸 su voluntad en aferrarse a las riendas del poder y reprimir ferozmente toda revuelta popular. Est谩 dispuesto a montar a los cubanos los unos en contra de los otros y solo acordar migajas temporales para comprar la calma.

Adem谩s, tiene previsto atacar las condiciones de los trabajadores para facilitar sus explotaciones para la 茅lite econ贸mica del pa铆s y de afuera. Aqu铆 esta la clave da la 鈥渢area de ordenamiento鈥 y ya han dado los primeros pasos hacia ese objetivo.

Esto va a darle m谩s auge a las movilizaciones populares y muchos querr谩n tomar su liderazgo para sus propios intereses. Hablamos aqu铆 de potencias externas como los EE.UU. o generales sin ejercito que desean ser l铆deres de cualquier fuerza que pueda llevarlos al poder. Si estos lograsen hacerlo, los trabajadores habr谩n perdido. Estos tienen que organizarse a s铆 mismos, volver a estudiar la historia del movimiento obrero, tanto cubano como internacional, reconstruir sus estructuras autogestionadas e imponer sus intereses: tumbar una dictadura y remplazarla por libertades pol铆ticas; tumbar al capitalismo que explota e instaurar un socialismo real y democr谩tico.

***

[1] En Cuba se dice que para sobrevivir hay que tener FE: familiares en el exterior que env铆en dinero.

[2] El control estatal no es lo mismo que 鈥渃omunismo鈥. Este existe tambi茅n en todos los pa铆ses capitalistas, con diferentes niveles de intensidad. El 鈥渃ontrol omnipresente鈥 denunciado en este p谩rrafo no es el de un control p煤blico sobre la econom铆a, tan necesario como lo demuestra el fracaso del neoliberalismo, incluso en los pa铆ses m谩s ricos, sino del control arbitrario ejercido por una c煤pula sin ning煤n proceso democr谩tico implicando a la clase trabajadora. Esto 煤ltimo s铆 ser铆a 鈥渃omunismo鈥. Esto es un tema importante, pero que merece otro art铆culo.

[3] En Cuba se les apodan 鈥減alestinos鈥 ya que al no tener los mismos derechos que los dem谩s ciudadanos de su pa铆s, son un pueblo sin tierra.




Fuente: Alasbarricadas.org