March 24, 2021
De parte de SAS Madrid
168 puntos de vista

Los casi dos a帽os de Isabel D铆az Ayuso al frente del Gobierno de la Comunidad de Madrid se han caracterizado, entre otras cosas, por una escas铆sima producci贸n normativa. Durante estos veinte meses, s贸lo se han aprobado en la C谩mara regional un par de proyectos de Ley salidos directamente de la Puerta del Sol, textos con marcados tintes ideol贸gicos. Eso no quiere decir, por supuesto, que la actividad en la Asamblea de Vallecas no haya sido fren茅tica. Lo ha sido, y mucho. Sin embargo, el adelanto electoral tira por tierra el intenso trabajo de los grupos parlamentarios a lo largo de la legislatura. Porque la nueva cita con las urnas no solo refuerza al PP y desactiva pol铆ticamente a un Ciudadanos en descomposici贸n, sino que tambi茅n fulmina las dos investigaciones que acorralaban a la l铆der del Ejecutivo madrile帽o. Y, de paso, mete directamente en un caj贸n los intentos de la oposici贸n de poner en marcha normas contra la pobreza energ茅tica y anticorrupci贸n en una regi贸n profundamente golpeada por esta lacra.

Con la disoluci贸n de la C谩mara, todo se viene abajo autom谩ticamente. En el tintero quedar谩n 1.320 preguntas para respuesta escrita al Ejecutivo, casi tres millares de peticiones de informaci贸n al Consejo de Gobierno o cerca de trescientas proposiciones no de Ley. Sin embargo, lo que m谩s preocupa a la oposici贸n es todo lo relativo a las dos comisiones de investigaci贸n que consiguieron poner en marcha, que provocaron sonados roces entre los dos socios del Ejecutivo y que cercaban a la presidenta madrile帽a: Avalmadrid y Residencias. Son meses de trabajo y decenas de comparecencias que se van, directamente, a la basura. “Es un desastre. Vamos a tener que empezar nuevamente de cero”, se帽ala al otro lado del tel茅fono Purificaci贸n Causapi茅, portavoz del Grupo Socialista en el 贸rgano parlamentario que trataba de arrojar luz sobre la dram谩tica situaci贸n vivida en los centros sociosanitarios durante la primera ola de la pandemia. 

El adelanto electoral pill贸 a los miembros de la primera comisi贸n, encargada de analizar las presuntas irregularidades en la concesi贸n y seguimiento de operaciones por parte de la entidad semip煤blica Avalmadrid, con los trabajos ya concluidos. Los dict谩menes de los grupos se votaron a finales de febrero, si bien es cierto que la aprobaci贸n de dos textos contradictorios 鈥揅iudadanos y Vox鈥 provoc贸 un embrollo jur铆dico que tard贸 un par de semanas en ser resuelto. Al final, el rodillo de la formaci贸n naranja y el PP en la Mesa de la Asamblea se encarg贸 de resolver el entuerto elevando a Pleno exclusivamente el primer dictamen, mucho m谩s suave y que salvaba la cara a la presidenta regional en lo relativo al aval de 400.000 euros concedido en 2011 por la entidad a MC Infort茅cnica, empresa del 谩mbito sanitario propiedad en un 25% de los progenitores de D铆az Ayuso. Una suma de dinero que Avalmadrid nunca recuper贸.

A pesar de la decisi贸n de la Mesa, algunos diputados de la izquierda parlamentaria celebraban que al menos el asunto se terminase abordando en el hemiciclo. Al fin y al cabo, los conservadores intentaron hasta el 煤ltimo minuto que la comisi贸n se cerrara sin dictamen. De hecho, en la oposici贸n conservaban la esperanza de dar la vuelta a la tortilla a trav茅s de los votos particulares, impulsando un texto que, aunque correspondiese a la ultraderecha, era mucho m谩s duro que el de los naranjas en todo lo relacionado con el caso Ayuso. Sin embargo, no hubo tiempo. Cuarenta y ocho horas despu茅s de que Ciudadanos y el PP acordasen llevar al Pleno el documento naranja, D铆az Ayuso puls贸 el bot贸n nuclear, disolvi贸 la C谩mara regional y expuls贸 a sus socios de la Puerta del Sol de malas maneras. Al final, la consecuencia directa de este movimiento de los conservadores es que ni habr谩 debate ni se aprobar谩 dictamen alguno.

“El coste pol铆tico que eso pod铆a tener para el PP desaparece”, se帽ala a infoLibre Eduardo Guti茅rrez, portavoz de M谩s Madrid en esta comisi贸n. De hecho, Jacinto Morano, diputado de Podemos en el 贸rgano, recuerda que la Asamblea de Vallecas fue disuelta coincidiendo en el tiempo con los plazos para la presentaci贸n de los votos particulares por parte de los grupos de la oposici贸n. “Era muy posible que hubieran prosperado al final unas conclusiones que recogiesen que Isabel D铆az Ayuso hab铆a recibido trato de favor en relaci贸n con Avalmadrid. Con la disoluci贸n de la C谩mara eso se acaba y ella se quita el problema personal“, sostiene el parlamentario morado, quien conf铆a en que en la pr贸xima legislatura puedan reactivar de nuevo este asunto bajo el argumento de que la labor qued贸 incompleta. A la espera de c贸mo se configure la Asamblea, Guti茅rrez tambi茅n espera poder recuperar el tema. “Si no es posible con ese nombre, se abre una sobre operaciones fraudulentas en la Comunidad de Madrid y se mete ah铆 el caso”, dice. 

Algo m谩s complicado lo ve la portavoz socialista en dicha comisi贸n, Pilar S谩nchez Acera. “Queda todo en una situaci贸n de tinieblas”, dice. No ve factible que, una vez arranque la nueva legislatura, se pueda retomar en el futuro Pleno el dictamen pendiente. Otra cosa ser铆a volver a poner en marcha un nuevo 贸rgano parlamentario sobre este tema una vez arranque la legislatura, que celebre pocas sesiones y con el objetivo de aprobar un nuevo texto que se pueda llevar al hemiciclo. De nuevo, le ve algunos problemas. El primero, que si la derecha controla la Mesa es algo que no va a prosperar. Y el segundo, que al no celebrarse comparecencias no se podr谩n incluir en el texto alusiones directas a lo que se dijo durante todos los meses de trabajo desarrollados a lo largo de la legislatura a la que ahora se pone fin.

El adelanto electoral tambi茅n supone un torpedo en la l铆nea de flotaci贸n de la investigaci贸n parlamentaria sobre la situaci贸n provocada por la primera ola de la pandemia en las residencias de la Comunidad de Madrid, un agujero negro en la gesti贸n del Ejecutivo regional [ver aqu铆 la investigaci贸n de infoLibre] que tambi茅n abri贸 una gran brecha entre los dos socios de Gobierno. A diferencia de la comisi贸n de Avalmadrid, en este caso los trabajos se encontraban todav铆a en marcha. Eso s铆, las diferentes comparecencias celebradas hasta la fecha ya hab铆an permitido ir despejando algunas inc贸gnitas. Por ejemplo, que el protocolo de exclusi贸n de residentes fue firmado digitalmente por un alto cargo del Gobierno de D铆az Ayuso y, por tanto, era un documento oficial, algo que tira por tierra la teor铆a del borrador que se encarg贸 de difundir la presidenta madrile帽a y el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero. Y que dicho texto fue enviado a los centros sociosanitarios.

“Que se venga abajo es una de las cosas que m谩s siento, con todo el trabajo que se estaba realizando. Es un disgusto”, reconoce Paloma Villa, de Podemos. En la misma l铆nea se pronuncia Causapi茅, quien recuerda que en la regi贸n “la situaci贸n de las residencias” durante la pandemia “ha sido dram谩tica”. Por eso, dice, es necesario que se “aclare” hasta el 煤ltimo detalle. “No solo para depurar responsabilidades pol铆ticas, sino tambi茅n para que estas cosas no vuelvan a suceder. Tenemos que ser justos con las personas mayores”, sentencia la socialista. Por todo ello, los tres grupos de la izquierda parlamentaria ponen sobre la mesa su firme “voluntad” de volver a abordar este asunto en cuanto eche a andar la nueva legislatura. Aunque eso implique “empezar de cero”. Habr谩 que ver, no obstante, c贸mo queda configurada la aritm茅tica parlamentaria. Porque Ayuso, recuerdan, ha acusado en repetidas ocasiones a la izquierda de intentar “politizar” con esta comisi贸n de investigaci贸n.

Regeneraci贸n democr谩tica, corrupci贸n y pobreza energ茅tica

Los diputados tambi茅n insisten en que el 4M tiene consecuencias que van m谩s all谩 de estos dos 贸rganos parlamentarios. As铆, por ejemplo, recuerdan que el Gobierno central tiene hasta el 30 de abril para remitir a Bruselas los proyectos de las diferentes comunidades aut贸nomas en relaci贸n con los esperados fondos europeos, de los que Madrid espera recibir 22.371 millones de euros. O que los presupuestos no van a llegar hasta despu茅s del verano. Y, por supuesto, no se olvidan de todas aquellas proposiciones de Ley que la nueva cita con las urnas lleva directas a un caj贸n de la C谩mara regional. Porque en el momento en el que Ayuso decidi贸 pulsar el bot贸n rojo tras el terremoto pol铆tico iniciado en Murcia, en la Asamblea de Vallecas figuraban pendientes de tramitaci贸n casi una veintena de textos de los diferentes grupos parlamentarios. “Todo el trabajo que hemos hecho, por tanto, no ha servido para nada”, se lamenta Morano.

Se quedan en el tintero iniciativas a derecha e izquierda. Hay una del PP orientada a la modificaci贸n de la Ley General de Subvenciones para que no puedan obtener la condici贸n de beneficiarios aquellos entes o entidades que “discriminen o llamen al boicot por raz贸n de origen, etnia, nacionalidad, nacimiento, raza, sexo, religi贸n, opini贸n, ideolog铆a o creencias”. U otra de Vox sobre deducciones en el tramo auton贸mico del IRPF, que contrasta con la de M谩s Madrid para fijar un impuesto sobre el patrimonio de las grandes fortunas. Tambi茅n hay textos de car谩cter social. Por ejemplo, la proposici贸n para la democracia energ茅tica en la regi贸n, con la que la formaci贸n liderada por M贸nica Garc铆a pretende “erradicar la pobreza energ茅tica en los hogares vulnerables” para 2030. Una norma que recoge, entre otras cuestiones, la prohibici贸n de que las empresas corten los suministros energ茅ticos a personas en situaci贸n de vulnerabilidad o la creaci贸n de una Oficina Ciudadana de Transici贸n Energ茅tica.

Tambi茅n decaen otras iniciativas centradas en la regeneraci贸n democr谩tica o en la lucha contra la corrupci贸n. Es el caso de la de Unidas Podemos que buscaba reformar las normas auton贸micas para establecer, entre otras cuestiones, una limitaci贸n de mandatos, de forma que no pudiera ser presidente quien ya hubiera ejercido el cargo por un periodo de ocho a帽os. U otra de la formaci贸n morada con la que se pretend铆a establecer un concurso de m茅ritos para la cobertura de vacantes del Tribunal Superior de Justicia de Madrid que destierre “cualquier atisbo de discrecionalidad o arbitrariedad en el proceso”. Se vienen abajo, del mismo modo, una iniciativa legislativa de M谩s Madrid ante el Congreso de los Diputados orientada a la creaci贸n de una Agencia Anticorrupci贸n del Sistema Nacional de Salud o la proposici贸n de Ley de Ciudadanos de protecci贸n a los alertadores de corrupci贸n. “En definitiva, una legislatura perdida“, sentencia S谩nchez Acera.

Enlace relacionado InfoLibre.es (21/03/2021)




Fuente: Sasmadrid.org