July 31, 2022
De parte de Indymedia Argentina
192 puntos de vista

La crisis en la coalici贸n de gobierno viene de lejos, y se visibiliz贸 en estas semanas con cambios en el gabinete ministerial. El trasfondo de la situaci贸n se expresa en las remarcaciones de precios que deterioran la capacidad de compra de los ingresos populares y se proyecta a los tres d铆gitos en el a帽o. Tambi茅n en el ajuste derivado de los acuerdos con el FMI y una corrida cambiaria estimulada desde el poder econ贸mico concentrado. El resultado es un creciente descontento popular que abona al descr茅dito en la 鈥減ol铆tica鈥, y una ampliaci贸n de la resistencia con articulaciones nuevas, entre sectores de la izquierda y de quienes, a煤n insertos en la pertenencia a la coalici贸n de gobierno, se movilizan en defensa de reivindicaciones a contramano de la pol铆tica oficial.

No alcanz贸 con el cambio de Mat铆as Kulfas y la entrada de Daniel Scioli al Ministerio de Desarrollo Productivo, como no alcanz贸 con la salida de Martin Guzm谩n y el ingreso de Silvina Batakis, que no solo se comprometi贸 a seguir la ruta del acuerdo con el FMI, sino que visit贸 en Washington, como 煤ltimo acto de su gesti贸n, a las autoridades econ贸micas del gobierno de EEUU, a las del FMI y ratific贸 todas las metas suscriptas con el Fondo Monetario Internacional en marzo 2022. Ahora se incorpora al Poder Ejecutivo a Sergio Massa, con un operativo clamor de muchos gobernadores alineados con el Frente de Todos, cerrando filas en el oficialismo y con el aval de distintos sectores del poder econ贸mico.

A煤n antes de la designaci贸n de Massa se generaron algunos movimientos en el mercado de cambios, haciendo bajar la fort铆sima presi贸n cambiaria de la corrida. El nuevo funcionario del ejecutivo asumir谩 la semana pr贸xima y la cotizaci贸n de la divisa estadounidense baj贸 desde 350 a 290 pesos por d贸lar, achicando la brecha cambiaria, el 鈥渞iesgo pa铆s鈥 y dejando acciones y bonos en alza. La fusi贸n de tres ministerios: 鈥淓conom铆a鈥, 鈥淒esarrollo productivo鈥 y 鈥淎gro, ganader铆a y pesca鈥 en uno solo, bajo el mando de un personaje amigable con el poder econ贸mico local y global, fue garant铆a suficiente para empezar a frenar la furiosa corrida.

Faltan las designaciones de equipo y las primeras medidas para definir las tendencias y los rumbos de los poderosos. Parece haber satisfacci贸n en el poder econ贸mico vinculado al modelo productivo de inserci贸n subordinada en la econom铆a mundial; de extractivismo para la exportaci贸n; de ensamble industrial y fuertemente vinculado a la especulaci贸n financiera. Estos sectores quer铆an una se帽al m谩s all谩 de las que dio Guzm谩n para tranquilizar la econom铆a argentina, pero tambi茅n, m谩s all谩 de las se帽ales que di贸 Silvina Batakis. No alcanzaba con la continuidad de la pol铆tica de ajuste y cumplimiento con los acuerdos del FMI pronunciados por Batakis, e incluso del renunciado Juli谩n Dom铆nguez, cuyos dichos eran bien receptados por los grandes propietarios de la tierra. El poder reclamaba un interlocutor m谩s af铆n a los objetivos liberalizadores de la econom铆a.

Por todo ello, la designaci贸n de Sergio Massa fue receptada con entusiasmo por los principales beneficiarios del modelo productivo y de desarrollo. Habr谩 que ver si puede congeniar con el 谩rea energ茅tica, sector apuntado para ejecutar el ajuste suscripto con el FMI, tanto como el v铆nculo del nuevo funcionario con la AFIP y el BCRA. Hay que registrar que, en simult谩neo al anuncio de Massa, el BCRA increment贸 las tasas de inter茅s. Una disposici贸n en sinton铆a con la nueva suba de la tasa de inter茅s dispuesta por Reserva Federal de EEUU, el Banco Central de EEUU, del mismo modo que lo hizo el Banco Central Europeo. Las subas de tasas preanuncian un tiempo de desaceleraci贸n y/o recesi贸n de la econom铆a mundial. En ese sentido, el FMI pronostica menores expectativas de crecimiento de la econom铆a mundial para el presente y el pr贸ximo a帽o. De hecho, ya existe una recesi贸n t茅cnica en EEUU, con dos trimestres en baja, cerrando un primer semestre del 2022 con ca铆da de la producci贸n, que se suma a una tendencia similar en Europa, e incluso, una desaceleraci贸n de la econom铆a en China.

Argentina creci贸 en el 2021 respecto a la fort铆sima ca铆da del 2020, pero el crecimiento del 2022 viene desaceler谩ndose. Es muy probable que con esta suba de la tasa de inter茅s del Banco Central, que con seguridad no ser谩 la 煤ltima, y con las medidas de ajuste que se esperan para el segundo semestre de este 2022, las perspectivas no son halag眉e帽as, menos para los sectores populares de ingresos fijos.

Lo que podemos suponer para los primeros anuncios, apuntados a desarmar la corrida cambiaria y la presi贸n del poder econ贸mico, pasar谩n por acelerar la devaluaci贸n del tipo de cambio oficial, acompa帽ado de nuevas subas en las tasas de inter茅s. La intencionalidad ser谩 crecer en reservas internacionales para atender los acuerdos con el FMI. El sendero de la econom铆a a futuro en tanto y en cuanto se cumple con los acuerdos con el FMI, es de un ajuste que va encaminado a una perspectiva de reformas estructurales en materia previsional y laboral. No hay horizonte de medidas a favor de los m谩s perjudicados, salvo alguna disposici贸n compensatoria, al estilo de los bonos por 鈥溍簄ica vez鈥 a lo que nos acostumbr贸 la pol铆tica de distribuci贸n regresiva del ingreso. Tampoco resultan esperables pol铆ticas antinflacionarias, aplicaci贸n de la ley de abastecimiento, o controles de precios, ni medidas de reforma tributaria que afecten a los grandes ingresos. Nada de eso es esperable bajo un ministerio con el perfil asociado al poder econ贸mico y pol铆tico local y global del funcionario designado.

Este es un tiempo de profundizaci贸n del ajuste, por lo que resulta esperable un avance la conflictividad social. La novedad de los 煤ltimos tiempos presenta a los movimientos sociales populares vinculados a la izquierda articulando con otros que mantienen su adhesi贸n a la coalici贸n gobernante. Esta es la novedad pol铆tica en la movilizaci贸n callejera de los 煤ltimos tiempos y es de esperar que la protesta social se canalice como conflicto para generar condiciones para una alternativa pol铆tica, que es la asignatura pendiente para la Argentina de nuestro tiempo.

Buenos Aires, 30 de julio de 2022




Fuente: Argentina.indymedia.org