March 6, 2021
De parte de Acracia
272 puntos de vista


Rese帽amos este libro, por un lado para comprender la oposici贸n libertaria a la cruel Dictadura de Franco en los a帽os 60 y 70, por otro, para aprender de la historia sobre posibles t谩cticas y estrategias transformadoras, en las que el anarquismo debe tener mucho que decir, huyendo de toda tentativa dogm谩tica e inmovilista.

El fin de la Segunda Guerra Mundial, todav铆a con la esperanza de una intervenci贸n de las potencias occidentales para acabar con la Dictadura franquista, llev贸 a las organizaciones cl谩sicas del anarquismo a cierta espera e inmovilismo renunciando a la acci贸n revolucionaria.  La situaci贸n parec铆a que iba a ser muy diferente con el Congreso de la CNT en Limoges, en 1961, que supondr谩 la reunificaci贸n de la CNT. Como Luis Andr茅s Edo aclara en el pr贸logo, la base de este libro est谩 en un Dictamen elaborado en dicho Congreso, que promulga la creaci贸n de un organismo conspirativo que iba a recibir el nombre de Defensa Interior (D-I); se pretend铆a romper con el inmovilismo y fomentar la acci贸n directa radical contra la Dictadura de Franco.

Este Dictamen contemplaba la participaci贸n, no solo de la Confederaci贸n Nacional del Trabajo, tambi茅n de la Federaci贸n Anarquista Ib茅rica y de la Federaci贸n Ib茅rica de Juventudes Libertarias. En el Congreso de CNT de 1963, en Toulouse, se inicia un proceso org谩nico de disoluci贸n del D-I, que culminar谩 dos a帽os m谩s tarde en el Congreso de Montpellier. Se denuncia que este proceso 芦oficial禄 de disoluci贸n del D-I, que no aceptar谩 la FIJL, y continuar谩 respaldado adem谩s por sectores de base de la CNT, iniciado adem谩s despu茅s de un momento clave como es la ejecuci贸n de Granado y Delgado, crea una falsa pol茅mica sobre la 芦ilegalidad org谩nica禄 de la organizaci贸n de Defensa Interior. Sea como fuere, estamos hablando del testimonio clave de dos personas, protagonistas hist贸ricos, firmantes de un libro, que ya conoci贸 una primera edici贸n en 1975.

El Movimiento Libertario sufri贸 en Espa帽a, tras la Guerra Civil, una ruptura generacional provocada por la cruel represi贸n y por el forzado exilio de cientos de miles de militantes; a ello se une el tr谩gico suceso de la Segunda Guerra Mundial, que supondr谩 la muerte de unos cien millones de personas. El anarquismo necesitar铆a, ya en la segunda mitad del siglo XX, una reactualizaci贸n urgente. El contexto ser谩, en los a帽os 50, el del nacimiento de la Guerra Fr铆a con el temor constante de un tercer conflicto mundial; ese miedo llevar谩 al paralizamiento de la actividad pol铆tica y sindical de los partidos y organizaciones cl谩sicos produci茅ndose un profundo inmovilismo, ello a pesar de que contin煤en produci茅ndose situaciones conflictivas cuyos protagonistas ser谩n ya otros.

Este inmolivismo tendr谩 una especie de 芦mar de fondo禄 en Occidente protagonizado por una juventud de diferente calado ideol贸gico (marxistas, comunistas, cristianos鈥); el anarquismo, como no pod铆a ser de otra manera, tambi茅n ser谩 protagonista en gran medida a trav茅s de la la llamada Internacional Situacionista. Sin embargo, habr铆a una organizaci贸n espa帽ola en el exilio, la FIJL, que no romper谩 con la estructura del movimiento cl谩sico, pero s铆 con su estrategia inmovilizadora. Ser谩 la FIJL, siempre dispuesta a colaborar en acciones radicales contra la Dictadura, la que promueva la creaci贸n de ese organismo conspirativo que recibir谩 el nombre de Defensa Interior. Del seno de la FIJL nacer谩 el Grupo Primero de Mayo que, con el apoyo de algunas figuras experimentadas en el movimiento libertario, llevar谩n el anarquismo a las luchas obreras y estudiantiles producidas en el pa铆s.

El discurso central del libro es que la D-I supondr谩, no solo una ruptura con el inmovilismo imperante en la organizaciones cl谩sicas, tambi茅n una impugnaci贸n ideol贸gica a cualquier forma de dogmatismo que pudiera producirse en el movimiento anarquista; por supuesto, es un antidogmatismo que no adopta la forma de ning煤n tipo de posibilismo, sino la acci贸n directa y radical contra el autoritarismo de la Dictadura y del capitalismo. No se trataba de entronizar la violencia, es m谩s, se otorg贸 dignidad a las actividades al no producir ni una sola v铆ctima mortal. Los autores del libro consideran que ha faltado objetividad cr铆tica sobre la actividad del activismo anarquista, en los a帽os que abarca la obra. Esa impugnaci贸n que un movimiento anarquista renovado, gracias en gran medida al 铆mpetu de la juventud, realiza al enclaustramiento de gran parte de las organizaciones cl谩sicas supuso un cambio notable en los planteamientos y estrategias de las diversas corrientes revolucionarias.

Ese activismo anarquista contra la dictadura, en los a帽os 60 y 70, recibir谩 a su vez la influencia de otros grupos revolucionarios surgidos en Occidente, poniendo as铆 evidencia la crueldad de la Dictadura franquista aliada con las democracias occidentales. Si en Am茅rica Latina ya estaba pronunci谩ndose una juventud rebelde en los a帽os 60 cuya m谩xima era 芦La revoluci贸n es obra de todos los revolucionarios禄, ser谩 la condici贸n indudablemente antiautoritaria de Mayo del 68 junto al activismo revolucionario anarquista en Europa la que lleve la situaci贸n a su m谩ximo apogeo. El fracaso de todas estas tentativas revolucionarias, resultado de diversos factores, es digno de an谩lisis; el orden autoritario ir谩 perfeccionando sus formas de manipulaci贸n y su nivel de eficacia. Para el futuro, quedar谩 la estrategia anarquista de adecuaci贸n de medios a fines bien lejos de ese 芦terrorismo禄 de quienes tienen como objetivo conquistar el poder y no tardan en convertirse ellos mismos en represores.

Hoy, bien entrado el siglo XXI, cuando el orden autoritario adopta forma m谩s sutiles y perfeccionadas, pero no menos alienantes, irracionales y tambi茅n violentas, es m谩s necesaria que nunca una nueva renovaci贸n de las t谩cticas y acciones verdaderamente transformadoras en el movimiento anarquista. Al margen de la forma que adopte ese movimiento, hoy sin una gran organizaci贸n de masas, no cabe duda del importante legado de unas ideas libertarias que han impregnado la acci贸n aut茅nticamente revolucionaria de las 煤ltimas d茅cadas: cr铆tica a la familia, a la escuela, a la empresa capitalista, al Estado; negaci贸n de todo paternalismo, de la burocracia, el nacionalismo o el militarismo; reclamaci贸n de espacios autogestionarios, profundizaci贸n democr谩tica, solidaridad comunitaria鈥

Octavio Alberola y Ariane Gransac terminan su libro a mediados de los a帽os 70, en un momento en que el orden autoritario ten铆a dos caras, la liberal y la dictatorial; la tesis de su obra es que lo que condujo, en cierta medida, a una sociedad m谩s libre e igualitaria no fue una izquierda tradicional subordinada al juego pol铆tico, finalmente en Espa帽a integrada en el sistema dentro de esa farsa que fue la Transici贸n democr谩tica, sino la actividad revolucionaria de una juventud decididamente revolucionaria y antidogm谩tica. La revoluci贸n aut茅nticamente emancipadora, aquella que elimine la alienaci贸n y la explotaci贸n, y funde una sociedad libre y fraterna, es un objetivo por el que los anarquistas en el siglo XXI deben trabajar, influyendo en los movimientos sociales y en el conjunto de la sociedad, huyendo de nuevo de todo sectarismo.

En palabras de los propios Gransac y Alberola como colof贸n a su libro:

Para los anarquistas, lo esencial no es reconquistar un lugar entre las organizaciones sindicales o los movimientos pol铆ticos, sino reforzar y radicalizar todas las formas de 芦contestaci贸n禄 antijer谩rquica y de afirmaci贸n de la solidaridad revolucionaria en el seno de las sociedades en que viven y en el mundo.

Esa es la lecci贸n que hemos aprendido a lo largo de este testimonio.

Capi Vidal




Fuente: Acracia.org