February 2, 2023
De parte de El Salto
1,745 puntos de vista

Max Nettlau (1865-1944), a quien Rudolf Rocker llam贸 鈥淓l Her贸doto de la Anarqu铆a鈥, se帽al贸 en su libro La Anarqu铆a a trav茅s de los tiempos que el anarquismo franc茅s perdi贸 fuelle a partir de 1894 por centrar su inter茅s en especialidades a las que antes no hab铆a prestado atenci贸n, entre las que destacaban el naturismo, el vegetarianismo y el neomalthusianismo. Achacaba a colonias veganas como las de la anarquista Sophie Za茂kowska[1] (1880-1939) y escuelas naturistas como la de Paul Robin (1837-1912) 鈥渓a desconcentraci贸n de ideas libertarias de todos esos a帽os鈥 que hicieron que aquellas ideas lideradas por gente como Kropotkine y la familia Reclus, que hab铆an atra铆do la atenci贸n del mundo, fueran desplazadas por el socialismo de Jean Jaur猫s, la aparici贸n de la Conf茅d茅ration G茅n茅ral du Travail y los intelectuales dreyfusards que m谩s tarde subir铆an al poder, como Georges Clemencau, primer ministro de la Rep煤blica Francesa entre 1906 y 1909. Para Nettlau, el af谩n por aprender lenguas como el esperanto y otras ficticias parecidas, restaron fuerzas al anarquismo galo, pues se dejaban de aprender las lenguas europeas vecinas, como el ingl茅s, el alem谩n, el italiano y el espa帽ol. El 鈥淭eatro del pueblo鈥, las 鈥淯niversidades populares鈥, la educaci贸n de la infancia y 鈥渙tras actividades 煤tiles y simp谩ticas鈥, debilitaban a las ideas 谩cratas. En sus palabras, traducidas al espa帽ol, 鈥渓os anarquistas ten铆an otra cosa que hacer entonces, tal me ha parecido siempre, que entregarse al esperanto, al neomalthusianismo sexual y a desviaciones semejantes. No lo hicieron y eso los releg贸 a un plano secundario鈥[2].

Tocsin Revolutionnaire 1909

Tocsin Revolutionnaire, 1909

No todos los pensadores son de la misma opini贸n que Nettlau. Tina Tomasi, en su Breviario educativo libertario, recuerda las palabras del pedagogo italiano Luigi Fabbri (1877-1935), el maestro que se exili贸 en Francia huyendo de la Italia de Mussolini por negarse a hacer el juramento obligado al r茅gimen fascista: 鈥渆l op煤sculo subversivo por excelencia es el silabario鈥, dijo Fabbri, calificando a la educaci贸n como uno de los mayores actos revolucionarios.

Aquella labor incipiente iniciada en Par铆s en 1897 por la Liga de la Ense帽anza Libertaria tuvo una amplia difusi贸n m谩s all谩 del final de su proyecto pr谩ctico, 鈥淟鈥橢cole Libertaire鈥, en 1900. Uno de los ejemplos m谩s palmarios fue el de la Escuela Moderna, de la mano de Ferrer i Guarda junto a otros pedagogos y pedagogas a quienes la historia siempre ha relacionado m谩s con los convulsos tiempos revolucionarios que les toc贸 vivir que con el germen de una educaci贸n integral, racional y mixta, propia de las sociedades democr谩ticas, que en gran medida hoy d铆a beben de aquellos modelos de ense帽anza.

Le Neo Naturien

Le Neo-Naturien, revista naturista.

En Extremadura dicha escuela racionalista tuvo su eco en diversos lugares, ya estudiados en lo referente a principios de siglo XX en un art铆culo anterior (La Escuela de los sindios, 1902-1907). La mayor parte de las experiencias fueron breves, peque帽os chispazos que alumbraron por momentos el oscurantismo de una tierra dominada por una ense帽anza autoritaria, miserable, lastimera, tal y como la defini贸 y combati贸 uno de los maestros racionalistas que pasaron por estas tierras, Luis Garc铆a Mu帽oz, pedagogo, escritor y, con el tiempo, anarcosindicalista revolucionario y secretario general de la Federaci贸n de Grupos Anarquistas de las dos Castillas y Le贸n.

Ligado durante toda su vida a Azuaga, pueblo al sur de la provincia de Badajoz, donde naci贸 en una fecha incierta de 1890[3], comenz贸 muy temprano sus colaboraciones en la prensa liberal, con una columna casi semanal en el peri贸dico La Regi贸n Extreme帽a, Diario Republicano. En uno de esos primeros art铆culos[4], en octubre de 1908, con solo 18 a帽os, combate el estado deplorable de la ense帽anza en su pueblo, Azuaga, donde, dice, 鈥渟e consiente la apertura de salas peque帽as, sin aire, sin luz, sin material y sin condiciones pedag贸gicas, llamadas escuelas, regidas por zapateros, braceros agr铆colas y por mineros sin la necesaria instrucci贸n, y en las cuales mezclados con el canto se oyen los llantos, los golpes crueles de la palmeta y las imprecaciones soeces de un jefe iracundo y deslenguado鈥.

Ligado durante toda su vida a Azuaga, pueblo al sur de la provincia de Badajoz, donde naci贸 en una fecha incierta de 1890, comenz贸 muy temprano sus colaboraciones en la prensa liberal, con una columna casi semanal en el peri贸dico La Regi贸n Extreme帽a, Diario Republicano

En ese mismo art铆culo da noticia de su condici贸n como cofundador del peri贸dico Nuevo Azuaga, junto a Tom谩s Meneses Uriz y Luis Fabritzies, de corta duraci贸n, as铆 como tambi茅n de la escuela racionalista 鈥淓l Progreso鈥, puesta en marcha por 茅l mismo, en calidad de profesor de instrucci贸n primaria, y del bachiller Adriano Rodr铆guez Bernab茅, escuela que, a pesar de contar con un local bien iluminado y aireado, tuvo que cerrar sus puertas al poco de abrir, 鈥減orque los enga帽ados padres de los ni帽os consienten asesinar la inteligencia, la memoria, la voluntad y la naturaleza f铆sica de sus hijos antes que prestar apoyo a la bienhechora obra de la ense帽anza鈥.

Azuaga contaba en 1909 con unos 14.000 habitantes. Foco minero de gran importancia en la extracci贸n del plomo, se constitu铆a como la cuarta ciudad en importancia de Extremadura y asist铆a al nacimiento de un incipiente y agitado movimiento obrero, focalizado en las dos tendencias del momento: socialistas y anarquistas[5]. Las relaciones entre ambas agrupaciones eran bastante malas, hasta el punto de que practicaban el boicot mutuo de m铆tines y encuentros.

En su primera etapa como periodista, con colaboraciones en La Regi贸n Extreme帽a entre 1908 y 1909, a su estilo como cronista de la vida local azuague帽a a帽ade la denuncia de la dejadez ejercida por las autoridades en los asuntos p煤blicos, los abusos practicados sobre la espalda de los pobres y las pr谩cticas macabras e irracionalistas de la Iglesia. Como bot贸n de muestra sirvan el llamamiento que hace al Ayuntamiento para que se incremente en el municipio el n煤mero de escuelas p煤blicas y las dote de condiciones dignas[6], dado que por censo le corresponden 12 centros y sin embargo solo cuenta con cuatro, la denuncia de la pr谩ctica de los propietarios de dar de comer a los mozos de labor y criados en general los cerdos que se les mor铆an a causa del mal colorado (la erisipela porcina), lo que provoca la aparici贸n de enfermedades graves en humanos[7], y el desprecio de la Iglesia y de la feligres铆a hacia los cad谩veres de los pobres, con ocasi贸n de la conmemoraci贸n del D铆a de los fieles difuntos, cuando acudi贸 al cementerio y pudo observar que, mientras 鈥渓os restos del amo se conservan en rico mausoleo, haciendo prevalecer in煤tilmente su convencional superioridad鈥, se arrojan 鈥渇uera de su p煤trida envoltura de tierra los de aquellos sirvientes que con su trabajo sostuvieron por toda una vida el fastuoso rango del superior鈥, para lo cual ped铆a que se echara 鈥渟obre ellos siquiera sea una capa de tierra que cubra la desnudez de sus huesos, ya que en vida casi no tuvieron las ropas necesarias para tapar la desnudez de sus carnes鈥[8].

Tesoro de las escuelas, Calleja

Tesoro de las escuelas, Calleja.

Durante esta etapa manifiesta tambi茅n su vertiente sindical. Denuncia la explotaci贸n que sufren los oficiales de barber铆a en Azuaga, la mayor parte j贸venes entre 15 y 20 a帽os que trabajan durante todo el a帽o desde las cinco de la ma帽ana en verano y desde la seis en invierno, a quienes sus jefes solo conceden seis horas de descanso el Viernes Santo. Luis Garc铆a solicita la intervenci贸n de las autoridades para que frenen este abuso y anima a tales peluqueros a agruparse como gremio para ir a la huelga[9].   

Durante esta etapa manifiesta tambi茅n su vertiente sindical. Denuncia la explotaci贸n que sufren los oficiales de barber铆a en Azuaga, la mayor parte j贸venes entre 15 y 20 a帽os que trabajan durante todo el a帽o desde las cinco de la ma帽ana en verano y desde la seis en invierno

A su condici贸n de corresponsal, une tambi茅n la de cronista teatral, glosando la representaci贸n de dramas en el teatro de Azuaga y describiendo a actores y actrices en su interpretaci贸n.  No en vano 茅l mismo se convertir谩, con el tiempo, en dramaturgo de renombrado 茅xito en los c铆rculos libertarios. El 16 de junio de 1909 estrena en el teatro de invierno de Azuaga la que ser铆a su primera obra dram谩tica, una comedia dividida en cinco cuadros que llevaba por t铆tulo 鈥淒os fortalezas鈥, con un gran 茅xito y nutrida asistencia de p煤blico[10].

Sus colaboraciones con la prensa regional extreme帽a cesan en agosto de 1909, con ocasi贸n de su incorporaci贸n al Servicio Militar Obligatorio, tal y como advierte en un art铆culo publicado unos meses antes[11]. Durante dos a帽os su pluma, que comienza a ser afilada y a ganar en estilo, guarda silencio mientras asiste a la movilizaci贸n de los reservistas para las guerras de 脕frica, la Semana Tr谩gica de Barcelona y el asesinato de Ferrer i Guarda, a cargo del Gobierno Maura-La Cierva. No sabemos d贸nde cumple el obligado reclutamiento, prestando el impuesto de sangre a una patria que, como afirm贸 Olaya Morales, solo existe para los latifundistas, los due帽os de las f谩bricas o los adeptos al corporativismo militar. La mayor铆a de la poblaci贸n, dice Olaya Morales, marginados por los que acaparan la riqueza del pa铆s, no tiene patria. Nacen en un lugar como hab铆an podido nacer en otro y ocupan un sitio limitado al tama帽o de sus alpargatas, que es propiedad ajena, aunque se les imponga la obligaci贸n de defenderlo con su sangre[12].

En uno de sus 煤ltimos art铆culos en la prensa extreme帽a, Garc铆a Mu帽oz arremete contra el Estado, la leva militar y la clerigalla, proponiendo en el mismo que 鈥渞eemplacen a los reservistas casados los pertenecientes a todas las 贸rdenes religiosas y eclesi谩sticas del reino鈥, ya que 鈥渕谩s que ninguno tienen obligaci贸n de hacer frente a los incr茅dulos enemigos de la religi贸n de Cristo鈥[13].   De carne de ca帽贸n, que vayan los curas.

Regresa a Azuaga a finales de 1911 y contin煤a su labor como profesor, periodista y escritor de diversos g茅neros, ahora con una clara y comprometida actividad cultural. Su firma reaparece en la prensa nacional anarquista del momento con el seud贸nimo de Zoais, acr贸nimo formado por las 煤ltimas s铆labas de sus apellidos y su nombre.

Ya en otro lugar[14] hemos estudiado su implicaci贸n y protagonismo en los grupos de afinidad de Azuaga, como inspirador del grupo Acci贸n y Cultura, en compa帽铆a de otros azuague帽os como el zapatero Francisco Prieto y el paquetero Juan Guerrero, as铆 como su papel como impulsor de la Federaci贸n Anarquista Extreme帽a que se constituy贸 en septiembre de 1913 y que lleg贸 a contar con cerca de 40 grupos federados de toda Extremadura[15]. Fue tambi茅n fundador y director del peri贸dico anarquista Luz, del que no ha sobrevivido ning煤n ejemplar y que sali贸 a la calle en octubre de 1913 鈥渃on intenci贸n de llenar una necesidad en la regi贸n extreme帽a鈥. Dej贸 de publicarse en 1914[16].

Almanaque Tierra y Libertad 1912

Almanaque Tierra y Libertad, 1912.

Mientras tanto, colabora con otros peri贸dicos anarquistas como Tierra y Libertad de Barcelona, El L谩tigo de Baracaldo, Germinal de Tarrasa, Cultura Libertaria de Ferrol, El Hombre Libre de Madrid, Lucha Social de Santiago鈥, compaginando textos de car谩cter cient铆fico, social, po茅tico, etc. Un profuso an谩lisis de este tipo de estos textos, relacionado con la agitaci贸n cultural 谩crata, lo podemos encontrar en el libro de Lily Litvak, Musa Libertaria, Arte, literatura y vida cultural del anarquismo espa帽ol (1880-1913). La naturaleza, el proletariado militante, el neomalthusianismo, el darwinismo, el amor libre, el antimilitarismo, la educaci贸n鈥, son temas e ideas recurrentes en las muchas colaboraciones period铆sticas de Zoais, unas en forma de cr贸nicas y otras como cuentos o narraciones aleg贸ricas de una precisi贸n ling眉铆stica que lo sit煤an entre uno de los mejores escritores del momento en el 谩mbito libertario, compartiendo columnas y prestigio en las p谩ginas de Tierra y Libertad con otros escritores como Piotr Kropotkin, Miguel de Unamuno, Luis Bonafoux o Rub茅n Dar铆o, entre los m谩s conocidos, sin olvidar a otros y otras de igual talla pero que la Historia ha querido relegar al olvido por sus significadas ideas 谩cratas como Evelio Boal, Mariano Costa-Iscar, Anselmo Lorenzo, Ricardo Flores Mag贸n, Soledad Gustavo, Jos茅 Negre, Antonia Maym贸n, Tarrida del M谩rmol, S谩nchez Rosas鈥 Ser谩 con este 煤ltimo, Jos茅 S谩nchez Rosas, maestro racionalista, con quien mantenga una estrecha relaci贸n, y sobre todo con su proyecto de La Biblioteca del Obrero.

La naturaleza, el proletariado militante, el neomalthusianismo, el darwinismo, el amor libre, el antimilitarismo, la educaci贸n鈥, son temas e ideas recurrentes en las muchas colaboraciones period铆sticas de Zoais

En un art铆culo publicado en el Tierra y Libertad del 8 de mayo de 1912, dirigido 鈥淎 los pol铆ticos de Azuaga鈥, se declara 鈥渄efensor, por convicci贸n, de la acci贸n directa y enemigo de las farsas pol铆ticas鈥, neg谩ndose a prestar su apoyo a tales pol铆ticos y pidi茅ndoles que no le molesten m谩s con sus insidias. Ello supone que desde la sociedad obrera La Emancipaci贸n, ligada al PSOE desde 1911, se le atacara muy duramente, tal y como se refleja de la 鈥淐arta abierta鈥 publicada por Tom谩s Meneses Uriz en el peri贸dico La Verdad del 8 de diciembre de 1912, poco despu茅s de la visita a la localidad de Pablo Iglesias. El grupo Acci贸n y Cultura, al que tambi茅n se ataca, sale en defensa de Zoais calificando a La Verdad de 鈥渃alumniador, injurioso e indecente papelucho socialero鈥, mientras recuerda a los socialistas que, 鈥渁 fuerza de promesas incumplidas se elevaron sobre los dem谩s, entonando un fingido canto a la Igualdad que arrollaron (鈥) y desencadenaron odios contra todos los que no les aplaud铆an, ahogando la Solidaridad que hip贸critamente dec铆an defender鈥[17].

El L谩tigo, peri贸dico anarquista

El L谩tigo, peri贸dico anarquista.

En abril de 1913 se constituye el Sindicato Obrero de Azuaga, federado a la CNT. En ese mes, tambi茅n, Luis Garc铆a Mu帽oz pone en marcha en la calle Santana, N潞 8, principal, de Azuaga, la 鈥淎cademia-Colegio de primera ense帽anza elemental y superior鈥[18], fundamentada en los principios de la escuela racionalista, con las siguientes bases:

Primera: Supresi贸n de premios y castigos.
Segunda: Abolici贸n de libros de texto.
Tercera: Ense帽anza pr谩ctica-intuitiva.
Cuarta: Educaci贸n integral.
Quinta: Instrucci贸n recreativa.

Las clases ofertadas son de lectura, escritura, gram谩tica, aritm茅tica, geometr铆a, geograf铆a, historia, ciencias f铆sico-naturales, ejercicios corporales, trabajos manuales y excursiones escolares. Solo se admit铆an 35 alumnos.


Los nombres de Madame Reclus

Los hermanos Reclus fueron todos ellos hombres reconocidos en su 茅poca. Pero sus hermanas, casi desconocidas, tambi茅n llevaron a cabo importantes proyectos, fueron impulsoras de escuelas libres y participaron en c铆rculos revolucionarios.

Simult谩neamente a esta escuela, consta en diversos n煤meros del Tierra y Libertad el anuncio de las conferencias y clases nocturnas dadas por Luis Garc铆a Mu帽oz a los obreros de Azuaga, sobre muy diversos temas[19], as铆 como su participaci贸n en las conocidas como excursiones de propaganda por los pueblos de alrededor. En poco tiempo su labor pedag贸gica le pone en contacto con otro gran pedagogo, Jos茅 S谩nchez Rosa, maestro racionalista e impulsor de la Biblioteca del obrero.

Luis Garc铆a Mu帽oz, Zoais, encabeza el cat谩logo del proyecto editorial de S谩nchez Rosas con su folleto Anarquismo triunfador, en junio de 1913, en el que hace 鈥渦na disecci贸n del partido republicano, y ahondando el bistur铆 en el socialista que por autonoman铆a (sic) se denomina partido obrero, exponiendo las anomal铆as y contradicciones en que incurre con los ideales que dice representar鈥. En el folleto, adem谩s, expone lo que ser谩 la sociedad del porvenir basado en la Verdad, en la Bondad y en la Belleza, resumen de todo bien鈥[20]. Cabe decir que este tipo de folletos, muy t铆picos en la 茅poca, sol铆an tener amplia difusi贸n, edit谩ndose por miles y alcanzando varias tiradas[21].

Cabe decir que este tipo de folletos, muy t铆picos en la 茅poca, sol铆an tener amplia difusi贸n, edit谩ndose por miles y alcanzando varias tiradas

No es el 煤nico folleto aparecido en ese mes de julio de 1913 a cargo de un extreme帽o. El cacere帽o Manuel Guerrero Alcorlo, asiduo colaborador tambi茅n de la prensa libertaria (sol铆a firmar como Manuel G. Alcorlo) publica por esas fechas La mujer y la f谩brica, un folleto de 20 p谩ginas en el que se describe 鈥渓a condici贸n penosa de la obrera fabril, quien adem谩s de sufrir el yugo brutal del excesivo trabajo mal remunerado, se ve amenazada por la lubricidad del torpe burgu茅s cuando es joven y hermosa鈥. En el folleto se daban datos precisos sobre dicha explotaci贸n y se hac铆a un llamamiento 鈥渁 las sociedades obreras que deben constituir en todo caso una defensa incondicional de la mujer humillada y una garant铆a absoluta para que sea respetada y elevada por la educaci贸n societaria鈥. La primera edici贸n se agot贸 r谩pidamente. Los pedidos se pod铆an hacer a Gonzalo Vivas, calle Nueva, 13, C谩ceres[22].

En el folleto se daban datos precisos sobre dicha explotaci贸n y se hac铆a un llamamiento 鈥渁 las sociedades obreras que deben constituir en todo caso una defensa incondicional de la mujer humillada y una garant铆a absoluta para que sea respetada y elevada por la educaci贸n societaria鈥

La colaboraci贸n con S谩nchez Rosa ser谩 asidua, tal y como se desprende del intercambio epistolar que ambos maestros mantuvieron sobre proyectos de publicaciones. Aunque no se han encontrado ejemplares, consta que Zoais envi贸 a S谩nchez Rosa diversos libros y folletos para su publicaci贸n, como Afirmaci贸n libertaria (1913) y Egorqu铆a, ense帽anza, capital y trabajo (1913). De este 煤ltimo hizo una segunda parte, Guerra y capitalismo, que se desconoce si se edit贸[23]. Posteriormente publicar铆a las novelas Indecisi贸n, El poeta y la mujer y El primog茅nito. Tambi茅n publicar铆a una colecci贸n de art铆culos, De mi jard铆n, as铆 como algunos dramas:  Las dos fortalezas, La prueba, Sembrando ideas y Traidor, este 煤ltimo un drama en prosa y tres actos que fue representado por el Grupo Teatral Libertario Los Leones de Azuaga en esta localidad, en enero de 1915[24]. Este grupo hab铆a representado ya otras obras de car谩cter libertario[25], como las de 1潞 de Mayo, El obrero sindicalista y su patrono, de S谩nchez Rosa, Dios Patria y rey y Arlequ铆n el salvaje[26]. El grupo de afinidad Los Leones, de Azuaga, se encargar铆a de publicar tambi茅n el folleto de Zoais Amor y Arte.

De todos estos libros y folletos no han quedado o no se han encontrado ejemplar alguno. De la obra de Luis Garc铆a Mu帽oz solo quedan sus colaboraciones period铆sticas y un libro esencial de car谩cter pedag贸gico: La Escuela Humana, por Luis Zoais[27].

La Escuela Humana, Zoais, 1915

La Escuela Humana, Zoais, 1915.

Tal y como consta en la brev铆sima introducci贸n que Zoais hace al inicio de este libro, dirigida 鈥淎l lector鈥, el mismo fue escrito en Azuaga, en 1909, a la edad de 19 a帽os, si bien hay que tener en cuenta que ya hab铆a dirigido la escuela racionalista El Progreso. En esta introducci贸n, Zoais expresa el objetivo de la obra: 鈥淪olo aspiro a colaborar, en la medida de mis escas铆simas fuerzas, al engrandecimiento de la Humanidad, por la educaci贸n y cultura racional y cient铆fica. El Autor. Azuaga, Badajoz, noviembre, 1909鈥.

El libro no se publicar铆a hasta seis a帽os despu茅s, en 1915, cuando la Imprenta 鈥淕erminal鈥, Ronda San Pablo, 36, Barcelona, sacase la primera tirada de 2.500 ejemplares al precio de 25 c茅ntimos el ejemplar. En su portada, bajo el t铆tulo, figuraba la siguiente nota: 鈥淟os productos 铆ntegros de esta obra se destinan en su totalidad a favor de la proyectada Escuela Racionalista del Campillo (Huelva) cuya Comisi贸n ha costeado la presente edici贸n鈥.

El libro cuenta con 65 p谩ginas en las que Luis Zoais desgrana con gran acierto los principios de la Escuela racionalista. En su introducci贸n afirma que 鈥渓a mayor esclavitud que puede pesar sobre un hombre es la de su propia ignorancia. Por consecuencia, un individuo se hace tanto m谩s libre cuanto m谩s se eleva en el nivel de la cultura intelectual, moral, est茅tica y f铆sica鈥.

Denuncia la p茅sima situaci贸n de la educaci贸n en Espa帽a, as铆 como la falta de higiene y condiciones dignas de las escuelas, llevadas por malos maestros y maestras, a quienes llama 鈥渄octores en imbecilidad supina, que tan b谩rbaramente atiborran de insanos prejuicios y perniciosos rutinarismos el cerebro del ni帽o y que tan irracionalmente mecanizan la ense帽anza, convirti茅ndola en memorista鈥[28].

Parte de autores como Rousseau, Ferrer, Pestalozzi, para desarrollar una propuesta pedag贸gica en la que se suprimen los premios y los castigos, las calificaciones y divisi贸n por cursos, los libros de texto, los ex谩menes, la religi贸n, etc. Propone 鈥渦na ense帽anza pr谩ctica, instrucci贸n racional y educaci贸n integral basadas en la arm贸nica relaci贸n existente entre las leyes naturales del desarrollo corporal e intelectual del ni帽o y de los preceptos l贸gicos de la moderna Pedagog铆a鈥. Habla de las ventajas de la 鈥渃oeducaci贸n social鈥, mediante la cual 鈥渟e confunden y a煤nan los ni帽os procedentes de todas y de las m谩s distintas clases sociales, se ahoga la soberbia, el orgullo, la vanidad, la pedanter铆a, la fatuidad de los acaudalados, y se evita la humillaci贸n, el odio, el rencor de los desheredados鈥[29].

Propone 鈥渦na ense帽anza pr谩ctica, instrucci贸n racional y educaci贸n integral basadas en la arm贸nica relaci贸n existente entre las leyes naturales del desarrollo corporal e intelectual del ni帽o y de los preceptos l贸gicos de la moderna Pedagog铆a鈥

Por 煤ltimo, desarrolla las diversas materias y c贸mo deben ser enfocadas desde una ense帽anza racionalista: Gimnasia, Lectura, Prosodia, Ortograf铆a, Escritura, Geometr铆a, Dibujo, Topograf铆a, Geograf铆a, Historia, Zoolog铆a, Bot谩nica, Mineralog铆a, Sociolog铆a, Aritm茅tica, Contabilidad, Correspondencia, F铆sica y Qu铆mica, Agricultura y Bellas Artes. Finaliza el libro con el siguiente texto:

鈥溌縃ablabas, lector, de neutralidad? Muy buena para si no se tuvieran que contrarrestar otras influencias que el alumno recibe fuera de la escuela. No puede ser el maestro neutral ante las probabilidades de que el error aprisione al ni帽o. 驴Cu谩ndo cambie la sociedad? Entonces鈥 ya veremos. Azuaga (Badajoz), noviembre MCMIX.鈥[30].

Estamos, pues, ante uno de los primeros textos de car谩cter pedag贸gico integral de la Historia de la Educaci贸n en Extremadura, escrito por alguien que ha sido relegado al olvido en su propia tierra, a pesar de su labor como pedagogo.

La Escuela Humana Luis Zoais

La Escuela Humana, Luis Zoais, contraportada, Barcelona, 1915.

En julio de 1914 es el encargado de redactar por la Federaci贸n de Grupos Anarquistas de la Regi贸n Extreme帽a una memoria escrita, 鈥渞ese帽ando el movimiento libertario de esta regi贸n鈥[31], para enviarla al Congreso Anarquista Internacional de Londres que se hab铆a convocado y que finalmente no se celebr贸 a causa del estallido de la guerra mundial. A partir de entonces se prodigan sus textos antimilitaristas en la prensa 谩crata, con uno que resulta de car谩cter premonitorio al anunciar que 鈥渓a presente conflagraci贸n tal vez haga nacer de su seno a la Revoluci贸n Social鈥, anunciando lo que despu茅s acontecer铆a en Rusia[32].

Esta nueva serie de art铆culos ser谩n escritos ya desde Palam贸s, provincia de Girona, donde se le sit煤a en mayo de 1914. All铆 acude con intenci贸n de poner en marcha y regentar la Escuela Racionalista Luz (del mismo nombre que el peri贸dico anarquista de Azuaga), y ofrece dos conferencias calificadas como 鈥渘otables鈥 en el Centro Econ贸mico. En la segunda, del 30 de mayo de 1914, bajo el t铆tulo 鈥淟a mujer libertadora鈥, denuncia 鈥渓a desastrosa esclavitud que sufren las mujeres en la actual sociedad鈥 y hace 鈥渦n llamamiento a las mismas para que, saliendo del obscurantismo que les ciega, trabajen con fogosa actividad en la construcci贸n de la sociedad libre que libertar谩 al g茅nero humano de la esclavitud presente鈥[33].

Su camino, a partir de entonces, seguir谩 por ciudades como Palam贸s, Valls y Valladolid, donde participa en la escuela racionalista y laica de la Instituci贸n Libre de Ense帽anza de Valladolid. All铆, en colaboraci贸n de Eusebio Carb贸 Carb贸, impartir铆a clases a alumnos como Valeriano Orob贸n Fern谩ndez (quien fuera despu茅s el autor de la letra de 隆A las barricadas!), mientras continuaba con su labor sindicalista y revolucionaria, convirti茅ndose en el secretario de la Federaci贸n de Grupos Anarquistas de las dos Castillas y Le贸n. Su implicaci贸n en diversas huelgas de Valladolid hace que sea detenido en enero y en julio de 1916, mientras sigue con su labor educadora y sus colaboraciones en la prensa 谩crata.

Su relaci贸n con Extremadura no ces贸, a pesar de su lejan铆a, tal y como atestigua su participaci贸n en un mitin monstruo pro presos celebrado en Azuaga en diciembre de 1917, organizado por el grupo Acci贸n y cultura. En aquella ocasi贸n, intervinieron S谩nchez Rosas, por los sindicalistas, Cuenca, por los socialistas, Ram铆rez, por los mineros, Pulgar铆n, por los agricultores y Zoais, por los anarquistas. Seg煤n las cr贸nicas, 鈥渆l ampl铆simo local estaba rebosando de oyentes鈥[34].

Contra el PSOE de Azuaga Tierra y Libertad

Contra el PSOE de Azuaga, Tierra y Libertad 9-10-1912.

Hacia finales de la segunda d茅cada del siglo XX su rastro se va difuminando en la espesa niebla de la historia del movimiento anarquista y de la represi贸n que seguir铆a durante la dictadura de Primo de Rivera. Publica una nueva novela, Vida (Montejaque, 1917) y un folleto que tendr铆a amplia difusi贸n, 鈥淐ontra todo y contra todos鈥. En el verano de 1919, por las calles de Orihuela (Alicante), aparece una hoja volandera con su firma que es tildada por la prensa catolicona de la 茅poca de delictiva y clandestina[35]. Su contenido es altamente agitador, toda una declaraci贸n de principios de la utop铆a libertaria, y va firmada 鈥淧or el grupo Bolcheviquista. Luis Garc铆a Mu帽oz, Zoais鈥. Transcribimos por su inter茅s esta Hoja revolucionaria:

鈥淎 TODOS.
驴Qu茅 queremos? 隆O铆d!
Convertir la propiedad privada en comunal, pasando la tierra y los 煤tiles de labranza a poder de los Sindicatos de los Campesinos.
Declarar las f谩bricas propiedad nacional y nacionalizar las minas, los ferrocarriles, y los medios de transporte y comunicaci贸n.
Abolir el culto externo religioso, convertir los cuarteles en escuelas y las iglesias en almacenes.
Abolir la diplomacia, el clero y la nobleza.
Que solo tenga derecho a consumir el que produzca algo 煤til, para lo cual cada uno sacar谩 de los almacenes generales cuanto necesite, si presenta el bono de su trabajo.
Que cada hombre se emplee en aquello para que sea m谩s apto, y que la ense帽anza sea libre y gratuita para todos.
Que la maquinaria haga m谩s humana la tarea sustituyendo al brazo del hombre en su trabajo.
Que el matrimonio sea disoluble y fruto de amor, con real derecho positivo al efectivo divorcio.
Que todas las discuciones (sic) sean sometidas al fallo del veredicto p煤blico y quede abolida la magistratura y su an谩loga.
Que los pueblos sean los que discutan sus tratados con otras naciones y se publiquen los convenios para conocimiento de todos.
Que el servicio de defensa nacional, mientras se llegue a la ansiada abolici贸n de ej茅rcitos y fronteras, se componga de milicia roja voluntaria.
Que todos los servicios en general sean gratuitos y obligatorios.
Supresi贸n de la moneda y su cambio por el tiquet de trabajo.
Queremos que el lema LIBERTAD, IGUALDAD Y FRATERNIDAD sea un hecho real. Todo el que ans铆e un reinado de verdadera paz y justicia, ll谩mese como se llame, no acord谩ndose de bajas rencillas personales y olvidando disparidades discutibles, debe ayudarnos en nuestra obra, que es la obra de redenci贸n social.
Que el Sol que ahora nace alumbre la dicha humana.
隆隆隆En marcha!!!

Por el grupo BOLCHEVIQUISTA, Luis Garc铆a Mu帽oz (Zoais)鈥

Aqu铆 dejamos el detallado estudio de las andanzas por Extremadura de Luis Garc铆a Mu帽oz, Zoais. Reservamos las pesquisas sobre sus avatares fuera de esta tierra para otro momento u otros interesados en rescatar su memoria. Nos queda la huella de su labor como maestro racionalista y agitador cultural en tierras extreme帽as, escritor prol铆fico, periodista de combate, intelectual y activista no reconocido en ning煤n compendio de historia sobre Extremadura, autor de uno de los primeros libros en esta Comunidad inspirado en la pedagog铆a moderna, racionalista, integral, laica y libertaria, cuya pr谩ctica, como dijo Luigi Fabri a trav茅s de la voz de Tina Tomasi, supone uno de los mayores actos revolucionarios.

Gracias, a pesar del silencio de todos estos a帽os, en nombre de la escuela libertaria, semilla de la ense帽anza p煤blica y democr谩tica.   

Addenda

Queremos dedicar este art铆culo a la memoria de Tina Tomasi, nacida en Parma, en 1912 y fallecida en Pisa, en 1990.

Tina Tomasi (de soltera Tina Ventura) fue, a partir de los a帽os sesenta del pasado siglo, primero profesora de Filosof铆a y Pedagog铆a en el Instituto Magistrale de Pisa y despu茅s profesora de Historia de la Pedagog铆a en la Universidad de Florencia. En 1944 viv铆a en Pisa, junto a su marido, Enrico Tomasi, que era farmac茅utico del Hospital de Santa Chiara, y junto a su hija, Luc铆a, de 5 a帽os.

Ocupada la ciudad por los nazis, el 19 de julio de 1944 Tina y su familia fueron desalojados de su casa, convertida a partir de entonces en un hospital militar alem谩n. La familia Tomasi tuvo que refugiarse, a partir de entonces, en unas habitaciones contiguas a la farmacia del hospital de Pisa y en casa de algunos amigos. Tina Tomasi escribi贸 durante aquellos d铆as un diario que fue publicado al llegar la liberaci贸n en algunos peri贸dicos, bajo el t铆tulo de 鈥淒al diario di una mamma鈥.

Como investigadora y profesora universitaria, encargada de formar a muchos profesores y profesoras, escribi贸 y public贸 significativos libros sobre la historia de la educaci贸n y el fascismo. Algunos de sus t铆tulos, extra铆dos de la Enciclopedaia Treccani, son: Il m茅todo nella storia dell鈥檈ducazione (1965), Idealismo e fascismo nella scuola italiana (1969), La scuola italiana dalla dittatura alla repubblica (1976), Massoneria e scuola dall鈥橴nit脿 ai nostri giorni (1980), La scuola che ho vissuto (1987), L鈥橴niversit脿 italiana nell鈥檈t脿 liberale, 1861-1933) en colaboraci贸n con L. Bellatalla), 1988.

Al espa帽ol apenas tenemos traducidos un par de libros suyos, entre los que destaca el Breviario educativo libertario, un compendio general y cronol贸gico de la teor铆a y pr谩cticas educativas en los diversos pensadores, activistas y corrientes libertarias de distintos pa铆ses.

En 1912, con motivo del centenario de su nacimiento, la prestigiosa revista italiana Ricerche Pedagogiche le dedic贸 un monogr谩fico.

En su memoria. En nuestro recuerdo.

Tina Tomasi Enrico Tomasi

Tina Tomasi y su marido Enrico Tomasi, a帽os 60-70.

[1] Sophie Za茂kowska, anarquista individualista, escritora y promotora del veganismo.  Edit贸 la revista Le V茅g茅talien. Fund贸 varias colonias veganas, donde se suprimieron de la dieta los productos l谩cteos y el az煤car. Fue la autora de la entrada 鈥淰egetarianismo鈥 en la Enciclopedia Anarquista de S茅bastien Faure.

[2] NETTLAU, Max, La Anarqu铆a a trav茅s de los tiempos, Pr贸logo de Ram贸n Liarte, posiblemente traducci贸n tambi茅n suya. Editorial Antalbe, Barcelona, 1979, pp. 291-292.

[3] En una de sus colaboraciones en el diario La Regi贸n Extreme帽a, 鈥淒espedida鈥, 4/3/1909, anuncia que acaba de ser declarado recluta en el sorteo de quintos que se hac铆a el segundo domingo de febrero en todos los pueblos, de acuerdo con la Ley de Reclutamiento y Reemplazo del Ej茅rcito, de 11 de julio de 1885, modificada por la de 21 de agosto de 1896, por la que se establec铆a que todos los j贸venes que cumplieran 19 a帽os en el a帽o en curso deb铆an ser sorteados. En ese mismo art铆culo manifiesta tambi茅n haber nacido en Azuaga.

[4] La Regi贸n Extreme帽a, Diario Republicano, 21/10/1908, p. 2, 鈥淎zuaga indiferente鈥, por Luis Garc铆a Mu帽oz.

[5] Un detallado estudio del movimiento obrero de esta localidad en referencia al movimiento libertario lo podemos encontrar en OLMEDO ALONSO, 脕ngel, El anarquismo extreme帽o contra el poder. Estudio de un peri贸dico libertario: El amigo del pueblo, 1930-1933, Diputaci贸n de C谩ceres, C谩ceres, 1977. Disponible en https://issuu.com/fundacionanselmolorenzo/docs/el_anarquismo_extreme_o

[6] 鈥溌縌ue las escuelas p煤blicas, a semejanza de las privadas, no re煤nen las condiciones higi茅nicas exigidas? Obliguemos, pues que somos contribuyentes a los presupuestos de la instrucci贸n p煤blica,  para conseguir que se levanten los edificios a que haya lugar鈥. 鈥淓n Azuaga鈥, por Luis Garc铆a Mu帽oz, La Regi贸n Extreme帽a, Diario Republicano, 26-10-1908, p. 2.

[7] 鈥淓n Azuaga鈥, por Luis Garc铆a Mu帽oz, La Regi贸n Extreme帽a, Diario Republicano, 9-11-1908, p. 1.

[8] 鈥淓n Azuaga, Exposici贸n de cad谩veres鈥, por Luis Garc铆a Mu帽oz, La Regi贸n Extreme帽a, Diario Republicano, 26-11-1908, p. 2

[9] 鈥淓n Azuaga鈥, por Luis Garc铆a Mu帽oz, La Regi贸n Extreme帽a, Diario Republicano, 29-10-1908, p. 1.

[10] 鈥淒esde Azuaga. Estreno鈥, en La Regi贸n Extreme帽a, Diario Republicano, 30-06-1909, p. 2.

[11] La Regi贸n Extreme帽a, 4-03-1909.

[12] 鈥淓l conflicto marroqu铆. Diplomacia y patriotismo鈥, cita textual extra铆da de OLAYA MORALES, Francisco, Historia del Movimiento Obrero Espa帽ol (1900-1936), Confederaci贸n Sindical Solidaridad Obrera, Madrid, 2006, p. 219.

[13] 鈥溌÷÷i fuera verdad!!!, Por Luis Garc铆a Mu帽oz, La Regi贸n Extreme帽a, Diario Republicano, 7-8-1909, p. 2.

[14] 鈥淟a Federaci贸n extreme帽a de grupos anarquistas de 1913, Azuaga y los grupos de afinidad鈥, en 脕LVAREZ RODR脥GUEZ, Chema, Extremadura anarquista, Editorial Jarramplas, M茅rida, 2022, pp. 135-157.

[15] Una semblanza tambi茅n muy completa de este pedagogo y agitador es la que da Miguel 脥帽iguez en su Enciclopedia del Anarquismo Ib茅rico, en la entrada GARC脥A MU脩OZ, Luis.

[16] El L谩tigo, 脫rgano de la Federaci贸n de Grupos Libertarios de la Regi贸n Vascongada, peri贸dico publicado en Baracaldo, en su n煤mero del 16-01-1914 acusa recibo del peri贸dico Luz, de Azuaga.

[17] 鈥淎 un antimilitarista鈥, por el Grupo Acci贸n y Cultura, Azuaga, en Tierra y Libertad, 18-12-1912, p. 3.

[18] Tierra y Libertad, 16-04-1913, p. 4.

[19] Algunos son: Sindicalismo acr谩tico y socialismo estatista, Patronos y obreros, Productores y consumidores, Evoluci贸n y Revoluci贸n, Pol铆tica y sindicalismo鈥

[20] Rese帽a aparecida en el Tierra y libertad de 9-07-1913, p. 3.

[21] Javier Navarro, citando a Lily Litvak, Musa libertaria, recuerda la importancia de este tipo de folletos, que sol铆a ser de 10.000 ejemplares, alcanzando algunos hasta 130 ediciones. De La conquista del pan, por ejemplo, se vendieron en los primeros a帽os del XX m谩s de 50.000 ejemplares. En NAVARRO, Javier, A la revoluci贸n por la cultura. Pr谩cticas culturales y sociabilidad libertarias en el Pa铆s Valenciano, 1931-1939, PUV, Valencia, 2004, p. 225.

[22] Tierra y Libertad, 9-07-1913, p. 3.

[23] SORIANO, Ignacio C. y MADRID, Francisco, Bibliograf铆a del anarquismo en Espa帽a, 1868-1939,

[24] Tierra y Libertad, 6-01-1915, p. 4. Tambi茅n se anuncia la representaci贸n, a cargo del mismo grupo, de la obra Coraz贸n sublime, del compa帽ero Carrillo. Como se dec铆a en el breve, 鈥淎mbos de buena propaganda 谩crata鈥.

[25] Tierra y Libertad, 7-01-1914, p4.

[26] En Azuaga, en junio de 1914, exist铆an los siguientes grupos de afinidad anarquistas: Grupo Rayo-Luz, encabezado por Francisco Cordero, Grupo Fantasma, encabezado por Francisco Prieto, Grupo Sol Naciente, encabezado por Juan Guerrero, Grupo Pro Prensa, encabezado por Antonio Ruiz, Grupo Pro Presos, encabezado tambi茅n por Antonio Ruiz, Grupo Acci贸n y Cultura, encabezado por Manuel Mart铆nez. El Grupo Teatral Libertario Los Leones, encabezado por Francisco Prieto, aglutinaba a miembros de otros grupos. Tierra y Libertad, 24-06-1914, p. 4.  

[27] ZOAIS, Luis, La Escuela Humana, Imprenta Germinal, Barcelona, 1915. Ejemplar completo disponible en International Institute of Social History, Amsterdam.

[28] ZOAIS, Luis, La Escuela Humana, Germinal, Barcelona, 1915, p. 15.

[29] Ibid., p. 34.

[30] Ibid, p. 64.

[31] Tierra y Libertad, 29-07-1914, p. 3.

[32] 鈥淧r贸logo鈥 o ep铆logo?, en Tierra y Libertad 12-08-1914, p3. Otros de car谩cter antiimperialista y antibelicista son: 鈥溌库?鈥, en Tierra y Libertad, 19-08-1914, p. 3, 鈥淟a Guerra, La Revoluci贸n y la Paz鈥, en Tierra y Libertad, 25-11-1914, p. 2, 鈥溌ran hermanos!鈥, en Tierra y Libertad, 6-01-1915, p.2.

[33] 鈥淒os conferencias notables鈥, en Tierra y Libertad, 13-05-1914, p. 3.

[34] Tierra y Libertad, 26-12-1917, p3.

[35] Ecos, Orihuela, 28-12-1919, p. 2, 鈥淓l peligro en puertas鈥.




Fuente: Elsaltodiario.com