January 25, 2022
De parte de Nodo50
179 puntos de vista

Desde que Johannes Gutenberg modernizara la comunicaci贸n con la creaci贸n de la imprenta, muchas cosas han cambiado hasta nuestros d铆as. Efectivamente, estas renovaciones constantes han servido para que cada vez m谩s la informaci贸n est茅 a nuestro alcance y ante nuestros ojos incluso en tiempo real. Sin embargo, una de las cuestiones que a priori no ha avanzado con la misma velocidad que la revoluci贸n tecnol贸gica informativa es el tratamiento, el tiempo y la mirada que se le dedica a las minor铆as sociales. Ejemplos de ello son las, a todas luces, insuficientes informaciones divulgativas o la minoritaria tarea de difusi贸n de los valores etnogr谩ficos de cualquier grupo racializado. A lo largo de la historia, y al igual que ha sucedido con la literatura o el cine, los valores etnocentristas, los prejuicios y la estereotipia de la sociedad hacia estos grupos han tenido su respectivo reflejo en los medios, y ello a su vez ha servido para alimentar filias y fobias.

Ese maltrato queda confirmado en el nuevo informe realizado por el Consejo Audiovisual de Andaluc铆a (CAA), que analiza de manera pormenorizada la presencia del pueblo gitano en los informativos de las televisiones p煤blicas (RTVE, RTVA, as铆 como las cadenas locales de la Comunidad Aut贸noma con mayor presencia rom铆 de toda Espa帽a). El n煤mero de noticias en los informativos de las televisiones p煤blicas andaluzas sobre lo gitano es p铆rrico, apenas del 0,10%, a pesar de que demogr谩ficamente hasta el 6% de la poblaci贸n andaluza es Rrom谩. Dicho de otro modo, la tasa de poblaci贸n gitana-andaluza es en proporci贸n mayor que varias capitales de provincia tanto de dentro como de fuera de Andaluc铆a. Sin embargo, su aparici贸n en los informativos es testimonial, y cuando aparece la duraci贸n en antena es menor que para las noticias sobre cualquier otra tem谩tica. De ese pobre dato se desprende que el 12% de sus noticias se centran en la creaci贸n flamenca-roman铆 y que ninguna en una d茅cada ha sido relativa a la ciencia o la tecnolog铆a. Adem谩s de esta evidente infrarrepresentaci贸n, los telediarios de las cadenas p煤blicas recogen casi la mitad de las informaciones anuales sobre la poblaci贸n gitana en torno a las dos fechas institucionalizadas: el 22 de noviembre, D铆a del Pueblo Gitano Andaluz (23,6%), y el 8 de abril, D铆a Internacional del Pueblo Gitano (23,4%). El resto del a帽o la aparici贸n en prensa es exigua. Y todav铆a, un 3% de las mismas tiene connotaciones negativas. 

Los medios p煤blicos tienen una asignatura y varios parciales pendientes sobre la informaci贸n que prestan alrededor de la minor铆a 茅tnica m谩s numerosa de Europa tanto en tiempo como en forma

A modo de resumen podr铆amos confirmar que los datos del CAA, provenientes del an谩lisis de hasta un mill贸n y medio de noticias e intervenciones emitidas por las cadenas p煤blicas en una d茅cada, son meridianamente claros: los medios p煤blicos tienen una asignatura y varios parciales pendientes sobre la informaci贸n que prestan alrededor de la minor铆a 茅tnica m谩s numerosa de Europa tanto en tiempo como en forma. Adem谩s, si comparamos los datos del anterior informe de este mismo organismo, de 2009, corroboraremos que poco o nada ha cambiado. Y efectivamente, no es algo que venga de nuevas ni que s贸lo ocurra con el pueblo gitano. 鈥淓n las c贸modas almohadas del privilegio la realidad es reducida a mera teor铆a, a juego inofensivo, a banalidad: no hay conexi贸n con las consecuencias de los actos, con los cuerpos afectados, con los efectos de la indiferencia. Las v铆ctimas son solo n煤meros sin nombre ni rostro, la pobreza es solo una palabra鈥, referenciaba en un art铆culo reciente la escritora y periodista Olga Rodr铆guez Francisco para referirse al estado del llamado cuarto poder. 

驴Tiene el tratamiento period铆stico tanto de medios p煤blicos como privados una relaci贸n vinculante con la definici贸n del antigitanismo? Dicho de otro modo: 驴Exalta la prensa por lo general al propio antigitanismo? 驴Existe una correlaci贸n directa o indirecta entre ese trato y los datos que confirman que, efectivamente, la poblaci贸n roman铆 sigue siendo la minor铆a social que m谩s rechazo provoca en Espa帽a? Son las preguntas que en este an谩lisis trataremos de dilucidar.  

Seg煤n el Consejo de Europa, y m谩s espec铆ficamente seg煤n el representante de los Asuntos Gitanos del COE,  Valeriu Nicolae, el antigitanismo se define como 鈥渦na forma espec铆fica de racismo dirigida contra los gitanos, una ideolog铆a basada en la superioridad racial, una forma de deshumanizaci贸n y de racismo institucional alimentada por la discriminaci贸n hist贸rica, que se expresa, entre otros modos, mediante la violencia, el discurso del odio, la explotaci贸n, la estigmatizaci贸n y la discriminaci贸n m谩s descarnada鈥. Siguiendo esta denominaci贸n como una de las m谩s concretas y acertadas, podemos confirmar que en el conglomerado de ideas que se proyectan sobre lo gitano en los medios de comunicaci贸n espa帽oles nos encontraremos con la pr谩ctica totalidad de las dimensiones y f贸rmulas existentes de este fen贸meno de discriminaci贸n y odio racial. Ejemplos de ello son las tertulias que se emiten en los plat贸s de televisi贸n y m谩s concretamente en los programas de las ma帽anas de cadenas como Antena 3 o Tele Cinco, por citar algunas, as铆 como tambi茅n podr铆amos incluir aqu铆 las recurrentes malas praxis que protagonizan los telediarios a la hora de citar reiteradamente la adscripci贸n 茅tnica de los protagonistas de las noticias cuando 茅stas se enmarcan dentro de las p谩ginas de sucesos. Ejemplo palmario y cercano ha sido en el pasado mes de noviembre de 2021, y m谩s concretamente con los informativos del Canal 24 horas en la cobertura de un enfrentamiento en un cementerio de T贸rrent, (Valencia): 鈥淟os hechos se han producido (鈥) tras un enfrentamiento con armas de fuego entre dos clanes gitanos鈥. Como ya sabemos, el c贸digo deontol贸gico de la FAPE (Federaci贸n de Asociaciones de Periodistas de Espa帽a) denuncia estas reiteradas malas pr谩cticas y formas, pero la realidad es bien distinta. 

El caso del tratamiento del asesinato de Manuel Fern谩ndez en 2020, un hombre gitano que perdi贸 la vida a manos de Jos茅 G. A, natural de Rociana del Condado, quien le asest贸 varios disparos por recoger habas de su parcela ante los ojos de su hijo menor de edad, nos demuestra un panorama distinto si la v铆ctima es gitana. La presentadora del programa de las ma帽anas de Telecinco emiti贸 varios juicios de valor ante sus tertulianos. 鈥淎 lo mejor la actitud del asesino se puede entender como defensa personal鈥, aseguraba tras varios reportajes en los que el mismo espacio daba a entender que Fern谩ndez pertenec铆a a una familia gitana que hab铆a protagonizado diversos problemas de convivencia. Tras varias denuncias p煤blicas, la presentadora pidi贸 perd贸n. 

El Centro de Investigaciones Sociol贸gicas, en 2007, en su informe sobre discriminaci贸n y su percepci贸n en Espa帽a, alertaba que el 59% de las personas encuestadas reconoc铆a sentir poca o ninguna simpat铆a por los y las gitanas, mientras que el Panel sobre Discriminaci贸n por Origen Racial o 脡tnico (2010) del Consejo para la Eliminaci贸n de la Discriminaci贸n Racial o 脡tnica, en el que se analiza la imagen que la ciudadan铆a espa帽ola tiene de los distintos grupos 茅tnicos, se percib铆a a los gitanos (algo que hoy d铆a se mantiene) como ladrones (17%), malas personas (10,8%) o narcotraficantes (11,8%), con unos porcentajes superiores al resto de grupos 茅tnicos. 

Tan solo en 2021, a trav茅s de su Observatorio contra la Discriminaci贸n, FAKALI ha reportado un total de 215 informaciones y contenidos netamente antigitanos provenientes de 90 medios de comunicaci贸n de toda 铆ndole

驴Cu谩nta relaci贸n tienen estos datos con la mirada que los medios de comunicaci贸n tienen sobre lo gitano? Ser铆a una respuesta que probablemente pudiera dar para una tesis, si bien habr铆a que tener en cuenta que dentro del periodismo no existe ninguna formaci贸n que deconstruya los propios idearios, quedando pr谩cticamente ello a la elecci贸n individual y al libro de estilo de cada medio. A esto habr铆a que sumarle la experiencia de FAKALI en este sentido. Tan solo en 2021, a trav茅s de su Observatorio contra la Discriminaci贸n, ha reportado un total de 215 informaciones y contenidos netamente antigitanos provenientes de 90 medios de comunicaci贸n de toda 铆ndole, por lo que la mirada antigitana de los medios no entiende de ideolog铆as, tal y como le sucede al resto de especificidades del racismo. 

Ciertamente hemos podido observar un recrudecimiento del discurso del odio entre los medios en el contexto de la crisis sociosanitaria provocada por el covid-19, caldo de cultivo para las fake news que han posicionado a las personas gitanas como las propagadoras virus (鈥淓l contagio en Santo帽a de un clan de etnia gitana deja 5 fallecidos, el Alcalde pide ayuda鈥, se帽alaban varios medios en mitad de las primeras alarmas por la pandemia); beneficiarias de subvenciones (鈥淗ordas de gitanos arrasan Mercadona despu茅s de que les ingresen 3.000 鈧 en sus 鈥榯arjetas solidarias鈥欌, titulaba Mediterr谩neo Digital); e incluso de colapsar la Sanidad P煤blica (鈥淐olapsadas las Urgencias del Hospital ante la presencia de cerca de tres centenares de personas de etnia gitana que arropaban a un familiar鈥, seg煤n Salamanca 24 horas). A todo ello habr铆a que sumarle la cantidad de reacciones que provocan este tipo de publicaciones, las cuales quedan sin moderaci贸n alguna, a pesar de que algunas de ellas sean constitutivos de delitos de odio al igual que muchos de los titulares referidos y otros tantos que no cabr铆an en este texto.  

Esos referidos bulos e im谩genes fantasmales e inciertas no son nuevos. La cl谩sica literatura espa帽ola ya en siglos pasados, y con el flamenquismo, exaltaban lo gitano salvo excepciones bajo el folklore y al vandalismo para ellos y la brujer铆a y la promiscuidad para ellas (Carmen de M茅rim茅e) en tiempos en los que el arquetipo de la idoneidad era justamente el de la castidad. En cualquier caso, lo cierto es que tanto antes como ahora, la mirada fue y sigue siendo especialmente negativa. La investigaci贸n La Sociedad Gitana en la Prensa Andaluza de AMURADI ya analiz贸 en 2009 la informaci贸n de la prensa escrita vinculada a la comunidad gitana desde 1994 a 2004. En aquel tiempo ya se alertaba la tendencia descaradamente al alza del uso de palabras como 鈥渃lanes鈥, 鈥渞eyertas鈥 o 鈥減atriarcas鈥. Por tanto, podr铆amos deducir que, de un tiempo a esta parte, los medios de comunicaci贸n ya no s贸lo se fijar铆an en la reproducci贸n de un arquetipo, sino que ahora es importante sacar el m谩ximo r茅dito econ贸mico posible a sus maniobras. As铆 nace lo que llamamos el 鈥渁ntigitanismo rentable鈥, que tiene en los realities de televisi贸n su m谩xima expresi贸n. 

En 2011 Antena 3 emite Mi Gran Boda Gitana, un espacio que marcar谩 un antes y un despu茅s en el tratamiento de la televisi贸n hacia el Pueblo Gitano. De hecho, a煤n sigue emiti茅ndose en las cadenas de Atresmedia. En 茅l se cuentan los modos de vida de los supuestos 鈥済itanos n贸madas鈥, pues ni siquiera sus participantes lo son, sino travellers, minor铆a 茅tnica irlandesa que tambi茅n sufre el racismo institucional. Meses despu茅s Mediaset contraataca con Palabra de Gitano, reality revestido de documental cuyas emisiones, maniobras y f贸rmulas lo convierten en un 茅xito sin precedentes aprovechando la escasa informaci贸n existente sobre lo gitano, as铆 como los propios estereotipos de la sociedad como hemos podido confirmar con los estudios ya mencionados. Solo en su primera temporada, los respectivos hashtags de cada uno de los episodios se convierten en tendencia nacional en Twitter con miles de mensajes de odio, los cuales se adjuntaron como prueba evidente de una maniobra tendenciosa.  

Una oleada de racismo sin precedentes, alimentada por el morbo y la excentricidad. Las continuas denuncias de FAKALI, junto al resto del movimiento asociativo y el activismo roman铆, sirvieron para que Mediaset se replantease el formato, que no la intencionalidad, y de ah铆 nacen Los Gipsy Kings, que auspiciados en el humor de guion intentan representar la vida de varias familias gitanas, evitando as铆 representar a toda la comunidad. Aun as铆, las maniobras tendenciosas, la excentricidad y el morbo siguen siendo el estandarte con el que ha crecido ya toda una generaci贸n. Y ello, a su vez, se convierte en caldo de cultivo para el resto de dimensiones del antigitanismo, ya sean en relaciones individuales o colectivas. 

Es poco com煤n recurrir a fuentes de informaci贸n cuando se refieren a la cultura roman铆, apartando de manera intencionada a aquellas personas u organizaciones expertas que pueden aportar un asesoramiento previo a una emisi贸n err贸nea

Como podemos ver, la mirada de la mayor铆a de los medios de comunicaci贸n sigue estando empa帽ada por un morbo sin precedentes, auspiciado por malas praxis que vienen marc谩ndose desde hace incluso siglos. Es poco com煤n recurrir a fuentes de informaci贸n cuando se refieren a la cultura roman铆, apartando de manera intencionada a aquellas personas u organizaciones expertas que pueden aportar un asesoramiento previo a una emisi贸n err贸nea. Como tambi茅n son inexistentes los espacios dedicados 铆ntegramente a lo gitano en las cadenas p煤blicas que, sin embargo, s铆 se lo mantienen por ejemplo a confesiones religiosas minoritarias en proporci贸n a la demograf铆a gitana.  Algo m谩s esperanzadora, aunque insuficiente, parece la radio, que dispone de dos programas, en Radio 5 de RNE y Andaluc铆a Informaci贸n de Canal Sur Radio, donde se vuelca la informaci贸n gitana. Escas铆sima presencia de profesionales de la comunicaci贸n, periodistas, columnistas o tertulianos roman铆es para tratar no s贸lo la cuesti贸n gitana, sino cualquier tema. Estos espacios los siguen ocupando de manera primorosa los hombres, dejando la diversidad de g茅nero, racial o f铆sica para otros menesteres.  

Somos conscientes de que la situaci贸n laboral del periodismo pasa por horas especialmente bajas, y que las mesas de redacci贸n se encuentran en un verdadero oasis por lo general. Sin embargo, observamos una evidente desproporci贸n informativa entre lo gitano y cualquier otro tema. Los casos de asesinatos con tintes antigitanos acontecidos por medio mundo en los dos 煤ltimos a帽os, desde Brasil a Rep煤blica Checa, pasando por Grecia o la propia Espa帽a, no tienen recorrido informativo en nuestro pa铆s a excepci贸n de los medios alternativos que, por suerte, parecen tener huecos para cubrir algunas de las ausencias y silencios reiterados. 


Activismo cal茅 contra el antigitanismo

La historia de la mayor minor铆a 茅tnica de toda Espa帽a y Europa, sin embargo, no aparece recogida en los libros de texto de la educaci贸n formal espa帽ola.

La responsabilidad no solo recae en los propios medios, aunque s铆 la intencionalidad con la que se emiten las im谩genes o se eliminan otras. La nueva Ley de Medios deber铆a aspirar a cubrir algunos de los problemas aqu铆 descritos, as铆 como la Ley de Igualdad de Trato y no Discriminaci贸n debe, por l贸gica, servirnos de arma para poder denunciar este tipo de cuestiones, as铆 como tener al pueblo gitano reconocido como minor铆a 茅tnica tanto a nivel estatal como a nivel auton贸mico, cuesti贸n que queda pendiente. Por lo tanto, 鈥榣a mirada鈥, o’ dikhipen en roman贸, sigue como le sucede al propio antigitanismo, mostr谩ndose como un problema end茅mico, estructural y que contin煤ia pendiente de resolverse judicial, pol铆tica, administrativa y medi谩ticamente.




Fuente: Elsaltodiario.com