February 23, 2021
De parte de Algrano Sembrando La Duda
335 puntos de vista


• La nominación, a propuesta ciudadana, está motivada por las podas abusivas año tras año, a las que se está sometiendo al arbolado presente en el tramo de carretera EX-203, a lo largo de su travesía por esta población.  

• Con La Motosierra de Atila, accésit de sus galardones anuales Premios Atila, Ecologistas en Acción de Extremadura anima a la ciudadanía a denunciar los desmanes que ciertos Ayuntamientos y Organismos Públicos provocan año tras año, sobre el patrimonio urbano arbolado, y anima reiteramos, a promover una «Nueva Cultura del Arbolado Urbano».
Ecologistas en Acción de Extremadura continúa con la campaña de participación ciudadana denominada La Motosierra de Atila, con la que pretende llamar la atención de la sociedad y los organismos públicos sobre el maltrato y abuso que se está infringiendo al arbolado urbano en Extremadura.
Con motivo de estas actuaciones repetidas, no se han hecho esperar las colaboraciones ciudadanas en esta campaña y esta Asociación ha recibido una alerta por el tipo de poda que se está realizando al arbolado urbano de Aldeanueva de la Vera, especialmente a los Plataneros de sombra o jardín, a olmos, a ciruelos y prunos pisardis situados en a lo largo de casi toda la travesía de la carretera Verata. Estas podas se repiten todos los años por parte de los encargados de obras y jardines municipales («podadores jardineros y personal contratado a tal fin»), sin ningún criterio técnico ni control.
Es lamentable observar las podas abusivas a las que se está sometiendo a estos árboles, sin ninguna justificación, puesto que se ubican en espacios abiertos públicos donde, con alguna limitación técnica por razonable, pueden desarrollar su mayor potencial con una poda dirigida, creciendo sobre todo en su proyección de ramaje hacia el eje de la carretera, por ejemplo, pero no sometiéndoles, año tras año, a la «poda a cabeza gato».
Sorprendentemente, en este caso se trata de especies de sombra, por lo que este tipo de podas tan agresivas no sólo acorta la vida de estos árboles, los envejece, desestabiliza y desestructura, sino que con ellas se está impidiendo que nos aporten todo su potencial de beneficios: mayor sombra, humedad, oxígeno, paisaje, serenidad, refugio de aves, etc.
Al igual que ocurre en muchos municipios de la región, estas actuaciones se realizan bajo el consentimiento directo o dejación manifiesta de quienes ostentan las Alcaldías y Concejalías Delegadas en las Corporaciones Municipales, quienes frecuentemente alegan que estos tipos de podas son responsabilidad del personal municipal de arbolado y jardines, y que justifican con diferentes excusas habituales (incremento de los trabajos de limpieza por acúmulo de hojas caídas; quejas de vecinos porque las ramas alcanzan sus balcones o dificultan el tránsito de camiones de gran tamaño o daños al acerado por acción de las raíces). Algunos de estos problemas, paradójicamente, son consecuencia de estas brutales podas, pues cada año han de compensar su estructura radical para conseguir una nueva estructura arbórea.
Esto se podría evitar, simplemente, aplicando una mirada racional y respetuosa hacia el arbolado, poniendo en relieve su valor ambiental en la situación tan crítica que se nos avecina de cambio climático y su incidencia en la salud de los ciudadanos.  En el caso de que quienes son responsables políticos y quienes deben ejecutar estos trabajos desconozcan o ignoren otras formas de realizar las podas (de aclareo, de rejuvenecimiento, etc), se les recuerda que disponen de recursos a los que solicitar ayuda y orientación, como los técnicos Medioambientales de la Consejería de Transición Ecológica, el profesorado de los Ciclos Formativos Forestales que se imparten en el IES de Jarandilla o del Centro de Capacitación Agraria de Navalmoral de la Mata, quienes, a buen seguro, no regatearán esfuerzos para darles la  respuesta oportuna.
Por todo ello, Ecologistas en Acción de Extremadura, a petición ciudadana, incorpora la nominación del Ayuntamiento de Aldeanueva de la Vera, a los Premios Atila 2021 en su accésit La Motosierra de Atila de Extremadura, que esta Asociación otorga todos los años con motivo de la celebración del Día Mundial del Medio Ambiente en el mes de junio, cuando serán desvelados los ganadores de la edición de este año. La asociación espera y confía en que esta nominación llame a la reflexión de los responsables de tal acción de maltrato al arbolado que, hay que recordar, se ubican en los espacios públicos municipales que los Ayuntamientos, como Entidades Públicas al servicio de los ciudadanos que son, deben gestionar con el mayor respeto y eficacia.
Con la campaña La Motosierra de Atila, Ecologistas en Acción de Extremadura anima a la ciudadanía a denunciar los desmanes que ciertos ayuntamientos y organismos públicos provocan sobre el patrimonio urbano arbolado y apuesta por promover una «Nueva Cultura del Arbolado Urbano».
 

Ecologistas en Acción es una confederación de más de 300 grupos ecologistas distribuidos por pueblos y ciudades. Forma parte del llamado ecologismo social, que entiende que los problemas medioambientales tienen su origen en un modelo de producción y consumo cada vez más globalizado, del que derivan también otros problemas sociales, y que hay que transformar si se quiere evitar la crisis ecológica.




Fuente: Algranoextremadura.org