October 15, 2022
De parte de Nodo50
1,810 puntos de vista

Tiempo de lectura: 9 minutos

Si los pueblos ind铆genas han dicho no a este tipo de proyectos, sencillamente ya no se impulsan, pero los mecanismos de consulta son una falacia tanto para estas entidades como tambi茅n los Estados que son parte de esta confabulaci贸n en contra de nuestros pueblos. Rigoberto Ju谩rez Mateo 

Por Francisco Sim贸n Francisco

Algunas inversiones de las instituciones financieras internacionales buscan promover el desarrollo. En esa l贸gica, los proyectos financiados por bancos, -como el Banco Mundial o el Banco Interamericano de Desarrollo-, no deber铆an tener impactos negativos en los lugares donde se ponen en marcha. Sin embargo, en muchos casos, su intervenci贸n afecta a las comunidades y agravan las condiciones que encontraron a su llegada. En algunos de los municipios del norte de Huehuetenango, la poblaci贸n maya Q鈥檃njob鈥檃l y Chuj enfrentaron esta situaci贸n.

Francisco Sim贸n Francisco / Prensa Comunitaria

Esta realidad fue discutida en las Reuniones Anuales del Banco Mundial, organizadas a trav茅s de la plataforma Foro de Pol铆ticas de la Sociedad Civil, del 11 al 14 de octubre en Washington D.C., capital de Estados Unidos.

En uno de los foros p煤blicos se abord贸 el tema: 鈥淪alida responsable: la rendici贸n de cuentas ante las comunidades es necesaria para un desarrollo sostenible鈥, en donde particip贸 de manera virtual, Rigoberto Ju谩rez Mateo, autoridad del Gobierno Ancestral Plurinacional del norte de Huehuetenango.

En Guatemala, estos proyectos tienen falencias, por lo tanto fracasan y se vuelve una tendencia muy preocupante en el territorio de los pueblos ind铆genas, dijo.

Cuando hay problemas con los proyectos, los bancos terminan los financiamientos de forma silenciosa, mediante su retiro u otras formas de salida, sin tomar las medidas necesarias para reparar los da帽os ocasionados. Cuando estos proyectos fracasan, su apoyo a las empresas se reduce, haciendo menos probable que los da帽os ambientales y sociales se puedan corregir m谩s adelante. Esto deja a las comunidades solas, asumiendo el costo de esos da帽os, dijo Ju谩rez Mateo.

Caso Hidro Santa Cruz: el Banco Mundial no asume las fallas

En su intervenci贸n, Ju谩rez expuso dos casos en Guatemala. El primero que destac贸 hace referencia al financiamiento de 29 millones de d贸lares que otorg贸 el Banco Mundial a la hidroel茅ctrica Hidro Santa Cruz, subsidiaria de la empresa espa帽ola Ecoener Hidralia Energ铆a, que lleg贸 al municipio de Santa Cruz Barillas en 2012.

La empresa espa帽ola intent贸 construir este proyecto sobre el r铆o Q鈥檃nb鈥檃lam de forma arbitraria, violenta y sin consultar a la poblaci贸n maya Q鈥檃njob鈥檃l que habita en ese municipio. Adem谩s, el Estudio de Impacto Ambiental que le otorg贸 el Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales (MARN) fue emitido de forma fraudulenta, esto porque no se explic贸 previamente a las comunidades del 谩rea de influencia las implicaciones ambientales y comunitarias.

Esta situaci贸n provoc贸 que una parte de la poblaci贸n se organizara en una resistencia pac铆fica, que se concret贸 el 7 de abril de 2013. Ese d铆a, la gente instal贸 un plant贸n permanente que ocupa actualmente el lugar conocido como Poza Verde, para evitar la entrada al r铆o de constructores, ingenieros y maquinaria.

Francisco Sim贸n Francisco / Prensa Comunitaria

Sin embargo, la empresa desat贸 una actividad de criminalizaci贸n contra la sociedad civil, precisamente por reclamar esos derechos violentados, record贸 Rigoberto Ju谩rez. Durante esos a帽os de resistencia, ocurrieron asesinatos, encarcelamientos, detenciones ilegales, persecuci贸n penal y el uso de la violencia por agentes de la Polic铆a Nacional Civil y el Ej茅rcito en contra de la poblaci贸n.

Durante ese periodo de criminalizaci贸n, que inici贸 del 2012 hasta el 2021, las denuncias que presentaron las comunidades ante la justicia guatemalteca nunca avanzaron. 鈥淣unca obtuvimos una respuesta del Estado, al contrario, fue c贸mplice de la violaci贸n de los derechos humanos. El Estado se ali贸 con la empresa para invisibilizar al pueblo maya Q鈥檃njob鈥檃l en esta parte del pa铆s鈥, agreg贸.

En su exposici贸n, Rigoberto Ju谩rez dijo que se percataron que el Banco Mundial tiene sus propias normas internas para recibir denuncias, despu茅s de agotar estos mecanismos de Guatemala. El Fondo Monetario Internacional (FMI) realiz贸 la investigaci贸n y determin贸 que se violaron los derechos de los pueblos ind铆genas; por lo tanto, en el marco de sus pol铆ticas eso ameritaba el retiro de la inversi贸n.

Francisco Sim贸n Francisco / Prensa Comunitaria

Sin embargo, el retiro del banco a la empresa se dio de manera oculta. Incluso en el momento que se public贸 el informe de FMI, el Banco Mundial ignora y no admite las violaciones que se cometieron y que incumplieron sus normas internas. Adem谩s de violar, no lo quiere aceptar, pr谩cticamente asumen una actitud racista y de discriminaci贸n que se suma a la ola que hay del Estado guatemalteco hacia nuestros pueblos, se帽al贸 Ju谩rez.

Ante la p茅rdida de ese financiamiento, en diciembre de 2016 a trav茅s de un campo pagado, Hidro Santa Cruz, anunci贸 su retiro del pa铆s argumentando que hab铆a renunciado a los derechos otorgados por el Estado de Guatemala para la ejecuci贸n de su proyecto en Santa Cruz Barillas.

Lea m谩s ac谩:

Santa Cruz Barillas y la historia de la Resistencia Pac铆fica Poza Verde

Caso Yichk鈥檌sis: el BID admite la mentira y no reconoce la presencia del pueblo maya Chuj

En la microrregi贸n de Yichk鈥檌sis, ubicada en el norte del municipio de San Mateo Ixtat谩n, la poblaci贸n maya Chuj tambi茅n vivi贸 una situaci贸n similar a la de la poblaci贸n de Barillas.

Las hidroel茅ctricas de las Generadoras San Mateo y San Andr茅s, de la empresa Energ铆a y Renovaci贸n, S.A, fueron financiadas por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en 2013, por un monto de 13 millones de d贸lares.

Est谩 vez, la empresa tambi茅n minti贸 sobre la presencia del pueblo maya Chuj del municipio, para ganar el pr茅stamo del BID de manera r谩pida y sin pasar por el filtro de la consulta a pueblos ind铆genas.

La poblaci贸n de Yichk鈥檌sis se enfrent贸 a la criminalizaci贸n, hubo asesinatos, personas encarceladas y la empresa sobrepas贸 los derechos de los pueblos originarios, expuso la autoridad del Gobierno Ancestral Plurinacional, en alusi贸n a este segundo caso.

Francisco Sim贸n Francisco / Prensa Comunitaria

Esto provoc贸 que la autoridad comunal revisara los instrumentos propios del BID para determinar si hab铆a cometido violaciones. 鈥淣os dimos cuenta que s铆, efectivamente en la pol铆tica del banco se establece lo mismo, que previo a la autorizaci贸n del financiamiento a estos tipos de proyectos, si es en territorio de pueblos ind铆genas deben agotarse los mecanismos de consulta previa, libre e informada, lo cual no ocurri贸鈥, explic贸.

El BID admiti贸 las mentiras de Energ铆a y Renovaci贸n, S.A al decir que en Yichk鈥檌sis, el lugar donde se iban a construir estos proyectos no hab铆a pueblos ind铆genas. 驴Por qu茅?, cuestion贸 Rigoberto Ju谩rez. Su respuesta obedece a que el Convenio 169 obliga a los bancos y empresas hacer consulta a los pueblos originarios si el territorio es ind铆gena. 鈥淪ino hay ind铆genas sencillamente no hay consulta. Entonces quisieron quitar esta forma de rendici贸n de cuentas y acudieron a mentirle al BID Invest para que se otorgara este pr茅stamo鈥, dijo Ju谩rez.

Por este caso, las ocho comunidades y cuatro caser铆os que integran la microrregi贸n, presentaron en agosto de 2018 una queja ante el Mecanismo Independiente de Consulta e Investigaci贸n (MICI), entidad del BID, solo que, con autonom铆a, por la violaci贸n a sus derechos.

La queja fue admitida por el MICI, entonces un equipo de esta entidad viaj贸 a las comunidades de San Mateo Ixtat谩n, en noviembre de 2019 para constatar los da帽os denunciados. En octubre de 2021 publicaron el informe en donde reconocen que el BID desconoci贸 la presencia de pueblos ind铆genas en Yichk鈥檌sis, para financiar los proyectos hidroel茅ctricos y recomendaban retirar la inversi贸n mediante una 鈥渟alida responsable鈥 que priorice a las mujeres de las comunidades.

Lea m谩s ac谩:

Informe Internacional sugiere que el BID retire su capital a dos hidroel茅ctricas en Huehuetenango

Posteriormente, el banco acept贸 los resultados del informe y decidi贸, el 29 de marzo de este a帽o, retirar los fondos a la empresa, que son propiedad de la corporaci贸n Castillo Hermanos, una red de empresas familiares que forman parte de la oligarqu铆a guatemalteca.

Lea m谩s ac谩:

El BID retira financiamiento a dos hidroel茅ctricas en Yichk麓isis y debe salir del lugar de forma responsable

Dentro de las 29 recomendaciones que el MICI da al banco, 10 de estas est谩n encaminadas a fortalecer las pol铆ticas internas del BID. 鈥淓n todo caso si la empresa o el banco decidiera seguir con estos proyectos, hab铆a que revisar de nuevo, que esas pol铆ticas sean respetadas desde un principio, por lo tanto, era m谩s costoso para la empresa hacerla y para el mismo banco, entonces se decidi贸 la desinversi贸n鈥, explic贸.

La recomendaci贸n n煤mero 29, dice, si ocurre un retiro o una desinversi贸n del banco a estos proyectos, tiene que haber una salida o retirada responsable. 驴Qu茅 implica el retiro responsable?, se pregunt贸.

鈥淓s el hecho de reconocer o de ir a investigar cuantos da帽os se ocasionaron en el territorio o a los pueblos ind铆genas con esta inversi贸n. Y hablar con las comunidades un retiro responsable que va a implicar trabajo de cinco a帽os, all铆 creo que es lo potente de este informe del MICI para el BID鈥, respondi贸.

Francisco Sim贸n Francisco / Prensa Comunitaria

Sin embargo, las comunidades y autoridades ancestrales est谩n observando, otra vez, las complicaciones que hay en la ejecuci贸n de ese retiro responsable, dado que al BID no entiende c贸mo se puede trabajar para implementar y respetar los derechos de los pueblos ind铆genas. 鈥淓ntonces lo que nos evidencia estos dos casos, es que los bancos corporativos invierten, pero sin el m谩s m铆nimo de reconocer o investigar si existen o no pueblos ind铆genas y c贸mo es el ejercicio de esos derechos de los pueblos ind铆genas, que deben ser materializados en aras de cumplir instrumentos internacionales reconocidos鈥, asever贸.

Los bancos internacionales siguen invisibilizando a los pueblos ind铆genas

En el an谩lisis del representante del Gobierno Ancestral Plurinacional, los bancos corporativos apenas est谩n intentando reconocer sus actuaciones en los territorios ind铆genas; y el Estado tambi茅n se vuelve violador de estos derechos, en este caso oficializa la violaci贸n de los derechos de los pueblos ind铆genas, porque no hay la m谩s m铆nima actitud de reconocer estas faltas, mucho menos de llevar a la justicia nacional a aquellos responsables de las grav铆simas violaciones a los derechos humanos e incluso el asesinato y las violaciones de mujeres en ambos proyectos.

鈥淣o ha habido ninguna investigaci贸n por parte del Ministerio P煤blico (MP), mucho menos llevado a la justicia a los responsables de estos graves delitos, que podr铆amos llamar tambi茅n delitos de lesa humanidad, porque ya son colectividades las que son violentadas sus derechos en ambos proyectos鈥, anot贸.

Nuestra exigencia es que deben tomar muy en serio lo que se llama, no solamente el retiro responsable sino m谩s bien el resarcimiento de los da帽os que ocasionaron a pueblos ind铆genas sus financiamientos, que contradictoriamente se dice que van a motivar proyectos, que va a mover el desarrollo, 驴pero desarrollo hacia qu茅, desarrollo en qu茅 y a qui茅nes? El desarrollar la muerte de nuestros pueblos, desarrollar la desaparici贸n de nuestros pueblos en aras de los intereses econ贸micos de unos cuantos o efectivamente es el desarrollo de la humanidad, que es lo que vemos que hay contradicci贸n en este sentido鈥, cuestion贸.

Francisco Sim贸n Francisco / Prensa Comunitaria

Al respecto, Rigoberto Ju谩rez demand贸 a los bancos financieros la responsabilidad de cumplir y reparar esos derechos vulnerados sobre sus tierras y territorios, vulnerados en el marco de la financiaci贸n, 鈥渜ue son sencillamente para la destrucci贸n, no solamente de los territorios sino de la vida de los pueblos originarios鈥.

El consentimiento que se debe obtener de los pueblos ind铆genas previo a la ejecuci贸n de cualquier proyecto, debe estar en el centro de los financiamientos, insisti贸. No obstante, asegur贸 que, para los pueblos ind铆genas, las empresas a煤n no han mejorado sus pol铆ticas de salida responsable. C贸mo podemos resolver los da帽os que se han causado, por ejemplo, del Banco Mundial no ha habido un retiro responsable, m谩s bien no quiso asumir su responsabilidad en la violaci贸n a los derechos de pueblos ind铆genas en Barillas, en el pueblo maya Q鈥檃njob鈥檃l, insisti贸 Rigoberto Ju谩rez Mateo.

Puso de ejemplo el caso reciente de Yichk鈥檌sis: dijo que el BID no logra aterrizar, qu茅 y c贸mo va a ejecutar ese retiro responsable que el mismo reconoci贸 en su informe, entonces sigue estando ausente en su pensamiento el ejercicio de los pueblos ind铆genas. Hace falta que las corporaciones financieras hablen directamente con poseedores de estos bienes naturales, bien sean minerales, miner铆as, hidroel茅ctricas, petr贸leos o siembra de productos agr铆colas, pero est谩n en territorios de pueblos ind铆genas, entonces sigue estando ausente en sus pol铆ticas la efectiva participaci贸n de los pueblos ind铆genas.

Hemos visto en Guatemala acciones que buscan beneficiar a los pueblos ind铆genas pero que dejan: matanzas, muertos, encarcelamiento y detenciones injustas o territorios desolados. Entonces eso no es desarrollo para nosotros, lament贸.

Al cierre de su participaci贸n, Rigoberto Ju谩rez, cuestion贸 a las corporaciones financieras: 驴Cu谩ndo van a considerar estas corporaciones financieras como sus clientes a los pueblos ind铆genas?

Porqu茅 cuando hablan de sus clientes, como dec铆a, son agentes que ni siquiera los conocemos, sin embargo, que es lo que dejan de garant铆a estos clientes a los bancos, resulta que son los bienes naturales que hay en los territorios de pueblos ind铆genas, los cerros, los r铆os, las monta帽as, estos son los que dejan de garant铆a para que las corporaciones financieras les otorguen los pr茅stamos, y qui茅nes son los poseedores de estos bienes, son los pueblos ind铆genas, entonces cu谩ndo nos van a ver como sus clientes, con quienes s铆 hay que negociar, discutir y hablar, concluy贸.

Mira la transmisi贸n completa aqu铆:




Fuente: Prensacomunitaria.org