November 7, 2020
De parte de La Haine
314 puntos de vista


 1. 驴De d贸nde nace Red Roja y cu谩les han sido vuestras primeras actividades como organizaci贸n?

Red Roja nace en el 2012 como una reagrupaci贸n de militantes comunistas que provienen de diferentes experiencias en el 谩mbito comunista. Desde nuestro primer encuentro, frente a otro tipo de organizaciones que tambi茅n se reivindicaban del 谩mbito comunista que hac铆an de lo ideol贸gico, de los diferentes 鈥渋smos鈥 y guiones su criterio de agrupaci贸n (trostkismo, mao铆smo, etc.) propusimos que el criterio en una coyuntura como la actual de crisis del movimiento comunista y de crisis econ贸mica del capitalismo, deb铆a responder antes que a etiquetas te贸ricas a criterios pol铆ticos; en concreto lo que en un primer momento concebimos como el 鈥tricriterio鈥: la apuesta por la ruptura con el r茅gimen del 78 frente a quienes pretend铆an su reforma en forma de una segunda transici贸n, la lucha por la instauraci贸n y defensa del socialismo contra quienes en ese momento reivindicaban la vuelta a un supuesto 鈥渆stado del bienestar鈥, y la defensa irrenunciable de toda forma de lucha contra el imperialismo independientemente de la adscripci贸n ideol贸gica del agredido, su vinculaci贸n o no con nuestro movimiento o nuestras posiciones pol铆ticas.

Desde el primer encuentro entre militantes, adem谩s, Red Roja trat贸 de distanciarse tambi茅n a la hora de caracterizar las movilizaciones y los movimientos sociales surgidos como respuesta al anterior ciclo de crisis, calificados 鈥渁 priori鈥 y desde fuera por determinadas organizaciones simplemente como 鈥渞eformistas鈥, una actitud que les conduc铆a al autoaislamiento. En Red Roja cre铆mos que era importante intervenir en toda esa amalgama de luchas y reivindicaciones sectoriales. Desde entonces Red Roja ha tratado de sistematizar y mejorar la intervenci贸n militante en los movimientos de masas y las luchas parciales que surgen en el d铆a a d铆a con un doble prop贸sito: ganar legitimidad entre las masas, para a partir de ese momento ser capaces de pacientemente acompa帽ar la superaci贸n de las contradicciones existentes en esos mismos movimientos, tratando de impulsarlos hacia la confrontaci贸n con el poder pol铆tico y econ贸mico. En nuestras tesis expresamos la idea de que lo primero que un comunista debe hacer es saber estar entre el pueblo, compartir sus sufrimientos y angustias para ganarnos el derecho a ser escuchados.

 A partir de ese criterio de partida, la militancia ha venido interviniendo desde su fundaci贸n en el movimiento en defensa de la sanidad p煤blica, las plataformas anti-desahucios, el sindicalismo alternativo, la marea pensionista y hasta su autoliquidaci贸n en el movimiento de Marchas de la dignidad-22M entre otras movilizaciones de car谩cter local. Todo esto en el plano social. Red Roja simult谩neamente ha tratado de impulsar actos de solidaridad internacionalista, movilizaciones anti-represivas dedicadas a conquistar la libertad de todos los presos pol铆ticos, y fomentar la lucha contra el r茅gimen pol铆tico parido por la Transici贸n, as铆 como ha realizado actos en defensa de las diferentes experiencias hist贸ricas de construcci贸n del socialismo. Sin embargo, intentamos diferenciar claramente entre los diferentes planos para que el trabajo en un 谩mbito no contamine el resto de planos. Creemos que la lucha por la autodeterminaci贸n, por el socialismo, o incluso por la propia amnist铆a no pueden esperar a ser asumidas por la mayor铆a para ser impulsadas, y al mismo tiempo, tampoco podemos esperar a que el movimiento obrero asuma esas reivindicaciones para intervenir en 茅l.

 2. 驴Qui茅n es 脕ngeles Maestro?

脕ngeles Maestro es una compa帽era militante que a su vez ejerce como portavoz de la organizaci贸n. Es conocida por haber sido diputada por Izquierda Unida en el Congreso y miembro del PCE, organizaci贸n que abandon贸 en 2005. All铆 encabez贸 una alternativa pol铆tica enfrentada a la direcci贸n, entregada ya entonces completamente al apuntalamiento del r茅gimen actual.

Nines Maestro
Ha sido reconocida por su solidaridad internacionalista con causas como la Palestina, y por la defensa del derecho a la autodeterminaci贸n de los pueblos, especialmente en las luchas de los pueblos catal谩n y vasco. M茅dica de profesi贸n, especializada en Salud P煤blica, ahora ya jubilada, tiene un papel destacado en la lucha por la defensa de la Sanidad P煤blica y en contra de la privatizaci贸n.

 3. 驴Qu茅 es la revista 鈥淧im Pam Pum鈥?

La revista Pim Pam Pum es una de las publicaciones hecha por militantes de Red Roja, en este caso del n煤cleo de Vallekas. Pero no es la 煤nica ya que entendemos que las revistas son un medio no solo de difusi贸n, agitaci贸n e informaci贸n, sino tambi茅n de formaci贸n pol铆tica. Por ello la organizaci贸n cuenta con diferentes 贸rganos de comunicaci贸n, siendo el central y principal la revista de Red Roja, donde adem谩s de diferentes art铆culos sobre la coyuntura actual, destacamos los editoriales que transmiten la l铆nea de la organizaci贸n. Os invitamos a visitar nuestra web y consultar tanto estas revistas como otras publicaciones realizadas por algunos de nuestros militantes, colaboradores y gente cercana de diferente 谩mbito, como la revista internacionalista Cuba+: https://redroja.net/category/revistas/

4. 驴Qu茅 propon茅is para la situaci贸n de crisis econ贸mica y sanitaria que padece Espa帽a?

Esta pregunta implica una exposici贸n algo detallada de nuestra propia l铆nea. La crisis sanitaria que est谩 sufriendo nuestro pueblo es una plasmaci贸n emp铆rica de los l铆mites del propio sistema para abordar de manera coherente una cuesti贸n de primer orden como es la propia salud p煤blica. El gobierno de coalici贸n PSOE-Podemos desde el primer minuto se ha puesto al servicio de la 茅lite empresarial y ha implementado una 鈥渢erapia鈥 contra el virus a todas luces fraudulenta, incoherente y err谩tica, al servicio 煤nicamente del capital monopolista, de la oligarqu铆a financiera y el gran capital financiero nacional e internacional. De un sistema como el capitalista y un Estado como el nuestro dif铆cilmente pod铆a salir cualquier tipo de programa coherente para atacar la pandemia, y el gobierno ha corroborado todos los pron贸sticos. En lo que ata帽e a la crisis sanitaria, desde el primer minuto Red Roja ha abogado por denunciar la irresponsabilidad que supon铆a la no implantaci贸n de una estrategia planificada de lucha contra el Covid, basada en la intervenci贸n de sectores estrat茅gicos (desde el parque hotelero hasta la industria farmac茅utica, pasando por la expropiaci贸n de la sanidad privada) para dar respuesta a las necesidades de la poblaci贸n en t茅rminos de salud. All铆 donde Red Roja ha intervenido durante estos 煤ltimos meses, como en las luchas en defensa de la sanidad, ha tratado de impulsar este tipo de consignas y reivindicaciones, al mismo tiempo que ha tratado de denunciar el car谩cter represivo y policial del Estado de alarma.

Sin embargo, debemos poner de manifiesto que la vertiente sanitaria s贸lo es una parte de la actual crisis. El Covid 19 ha sido el detonante de una crisis estructural del capitalismo, una crisis que llevaba tiempo fragu谩ndose y anunci谩ndose 鈥搃ncluso por sus propios voceros-, que ya ha comenzado a degradar todav铆a a煤n m谩s las condiciones de vida de la inmensa mayor铆a, y a agudizar todav铆a m谩s la ofensiva del gran capital contra los escasos derechos de los trabajadores en nuestro pa铆s, pero que, y esto es muy importante, como toda crisis, supone un momento de agudizaci贸n tambi茅n de las contradicciones entre los de arriba, entre las diferentes facciones de la clase dominante, y como consecuencia, trae consigo la apertura de 鈥渧entanas de oportunidad鈥 que pueden ser aprovechadas de manera audaz por los de abajo, parafraseando la consabida frase de Lenin.

 

En concreto la actual crisis, como su anterior r茅plica del 2008, se caracteriza por el rol colosal que ocupa en el coraz贸n del sistema el capital financiero, sus mecanismos como la deuda, y su capacidad de parasitar, controlar y corroer la propia econom铆a productiva real, y conducirla hacia c铆clicos y cada vez m谩s agresivos callejones sin salida.

 Ante esta situaci贸n de crisis general del capitalismo internacional Red Roja en las condiciones concretas de nuestro marco de intervenci贸n estatal, cree que urge construir lo que hemos conceptualizado como un 鈥淩eferente Pol铆tico de Masas鈥. Esto es, un movimiento pol铆tico dedicado a aglutinar, a elevar e impulsar hacia el enfrentamiento contra el enemigo principal de la coyuntura actual (esto es, el capital financiero) a todos los sectores populares afectados por la crisis. Entendemos que la lucha contra el capital financiero supone la contradicci贸n principal de la coyuntura actual, aquella que puede movilizar a la inmensa mayor铆a de sectores populares hacia la lucha de clases, y que al mismo tiempo supone un ataque a la l铆nea de flotaci贸n del capitalismo contempor谩neo en su actual forma de dominaci贸n. Expropiar a la banca, impagar la deuda, y luchar por una planificaci贸n racional de la econom铆a, son medidas que, pese a no reivindicarse nominalmente por el socialismo, conducen en la tesitura actual a avanzar por la v铆a de los hechos como ninguna otra, hacia la superaci贸n, hacia la 鈥渘egaci贸n de la negaci贸n鈥 en forma de crisis en que nos ha introducido el capitalismo. Creemos que de la construcci贸n de ese tipo de movimiento pol铆tico de naturaleza flexible y de masas, depender谩 la capacidad de los revolucionarios de antagonizar con el poder real y la superaci贸n de la actual crisis en clave popular.

5. 驴Ten茅is alguna opini贸n sobre la crisis y divisi贸n que hay en el movimiento comunista?

La desaparici贸n de la URSS y el campo socialista a nivel internacional, y la autoliquidaci贸n del PCE por parte de su direcci贸n en nuestro propio marco estatal, trajo consigo una crisis en nuestro movimiento que se ha traducido en una tendencia hacia la fragmentaci贸n, y la debilidad de las organizaciones que nos reclamamos como comunistas, y hasta a cierto descr茅dito a los ojos del pueblo, lo que afecta a nuestra capacidad de influencia y acci贸n entre nuestra clase. En cierto sentido todav铆a estamos quit谩ndonos de encima los cascotes del muro de Berl铆n de encima de la cabeza. Somos conscientes de las limitaciones que tiene el movimiento comunista en la actualidad y el estadio todav铆a embrionario de la inmensa mayor铆a de organizaciones obreras (incluida la nuestra). Sin embargo, la agudizaci贸n de las contradicciones de clase que se ha producido en los 煤ltimos a帽os ha permitido comenzar un proceso pausado de recomposici贸n y re-legitimaci贸n a los ojos de los trabajadores.

Creemos que ser谩 la lucha la que forje a los futuros revolucionarios capaces de recomponer en el futuro la unidad comunista en nuestro pa铆s, por eso decimos que 鈥渘o podemos esperar a tener El Partido para ser partido鈥; es decir, no podemos esperar a la unidad nominal de los revolucionarios para intervenir en las luchas sociales, para destacarnos en el trabajo pr谩ctico entre nuestra clase, y para trabajar por la recomposici贸n de la organizaci贸n revolucionaria, al contrario, desde ya nuestro papel tiene que ser el de revolucionar la realidad, el de influir y trabajar codo con codo con nuestra clase, de forma seria y humilde, huyendo de etiquetas y sopas de siglas, aunque eso no repercuta en un crecimiento directo de nuestro movimiento, influir en que el pueblo avance en t茅rminos pol铆ticos.

6. 驴Hab茅is colaborado con otras organizaciones comunistas en proyectos comunes?

Podemos decir con orgullo que el habernos distanciado de los debates 鈥渦ltra te贸ricos鈥 nos ha permitido -pese a las diferencias- colaborar en la pr谩ctica con distintas organizaciones comunistas, no solo en lo que se refiere a la defensa del socialismo como alternativa, sino en 谩mbitos tan diferenciados como la lucha antiimperialista, o la intervenci贸n en frentes de masas y sociales como la defensa de la sanidad p煤blica, la lucha contra los desahucios, el trabajo dentro del movimiento obrero, etc.

Esa colaboraci贸n y coordinaci贸n intentamos vehicularla primero hacia la intervenci贸n en las luchas diarias y en l铆nea con nuestro proyecto de construcci贸n de un Referente Pol铆tico de Masas y en segunda instancia, hacia la reconstrucci贸n de la unidad comunista.

7. 驴Est谩is a favor de la reconstrucci贸n del 鈥淧artido Comunista鈥?

Creemos que la reconstrucci贸n del Partido Comunista es la tarea m谩s importante que recae sobre cualquier organizaci贸n que se reivindique del comunismo en nuestro marco estatal. Desde la transici贸n hubo grandes esfuerzos por su reconstituci贸n, que fueron reprimidos por el r茅gimen a sangre y fuego, y que deben ser estudiados en profundidad para extraer lecciones sobre cu谩l es el papel de los revolucionarios en un Estado imperialista como el nuestro, un Estado que implementa una terapia de contra-revoluci贸n preventiva contra cualquier conato de organizaci贸n y poder popular. Sin embargo, como hemos dicho anteriormente somos muy esc茅pticos con la materializaci贸n a corto plazo de esta tarea. Creemos que quienes pretendemos 鈥渞ecoger la bandera roja del suelo鈥 por emplear una met谩fora, todav铆a tenemos mucho trecho por delante a la hora de granjearnos el respeto del pueblo, de desterrar comportamientos tendentes al dogmatismo y el esquematismo, y de bregarnos en la lucha popular.

8. 驴Qu茅 opin谩is del feminismo y el papel de los/as progresistas en sus filas?

La lucha por la liberaci贸n de la mujer trabajadora ha sido un pilar fundamental del movimiento comunista. No hay que olvidar que fue la II Conferencia Internacional de Mujeres Socialistas de 1910 quien instaur贸 el 8 de marzo como D铆a internacional de la mujer trabajadora a iniciativa de Clara Zetkin y que muchos de los avances m谩s importantes para nosotras fueron instaurados en reg铆menes pol铆ticos como la URSS. Eso no impide que a煤n hoy sigamos teniendo muchos retos por delante porque el sistema capitalista contin煤a benefici谩ndose de nuestra doble explotaci贸n: las mujeres trabajadoras continuamos soportando dobles jornadas que nos impiden acceder al trabajo asalariado en igualdad de condiciones, lo que implica percibir un menor salario y jubilaciones irrisorias que hacen que la precariedad y la pobreza sea una constante en nuestras vidas. Somos conscientes de que esto tambi茅n provoca que nosotras no podamos incorporarnos en la misma medida que nuestros compa帽eros a la militancia pol铆tica y a la lucha del movimiento obrero. Y tampoco debemos olvidar que muchas contin煤an sufriendo violencia machista, asesinatos y agresiones por el hecho de ser mujeres.

Pero nosotras no apoyamos ni compramos el discurso interclasista que pretende equiparar a las mujeres burguesas con las mujeres trabajadoras. Lo tenemos claro: ellas no son nuestras compa帽eras, son nuestras enemigas de clase. Pese a los intentos de desviar el foco con fines electoralistas y desviacionistas, de dividir a nuestra clase y de plantear metas que pretender eliminar de nuestra lucha cualquier planeamiento revolucionario, creemos firmemente que no habr谩 emancipaci贸n de la mujer trabajadora, sin emancipaci贸n de nuestra clase.

9. 驴Qu茅 opini贸n ten茅is sobre la Rep煤blica Catalana? Algunos piensan que apoyarla es colaborar con los recortes de la burgues铆a catalana…

Red Roja asume como uno de sus principios b谩sicos el derecho a la autodeterminaci贸n de los pueblos y, por tanto, defendemos la legitimidad del refer茅ndum y de la creaci贸n de un Estado independiente catal谩n si as铆 lo decide la mayor铆a de la poblaci贸n. El movimiento independentista catal谩n ha supuesto un gran desaf铆o en los 煤ltimos a帽os para el R茅gimen del 78, pero, como mencionamos en nuestro 煤ltimo informe pol铆tico, no podemos obviar que ha sido un movimiento sin una direcci贸n pol铆tica revolucionaria y lleno de ilusionismos, donde la cuesti贸n nacional ha estado por encima de la cuesti贸n de clase. El papel jugado por la burgues铆a catalana y sus partidos -que nunca ha estado dispuesta a ir con todo para romper con el Estado espa帽ol- y de la Esquerra independentista del 谩mbito institucional – subordinada a la direcci贸n del Proc茅s- no debe impedirnos reconocer el aprendizaje que ha supuesto esta experiencia que ha elevado el nivel del conflicto en sectores de la poblaci贸n catalana; una experiencia que ha redundado en la organizaci贸n popular.

Por otra parte, tambi茅n creemos imprescindible se帽alar c贸mo se debe entender la lucha por la autodeterminaci贸n en relaci贸n con la propia lucha de clases. Esta, por defi颅nici贸n, necesariamente es internacional y se organiza en marcos de lucha que en la inmensa mayor铆a de casos no elegi颅mos nosotros, que nos vienen impuestos. Si por motivos hist贸ricos nos encontramos en el marco de un estado que sujeta por la fuerza diferentes nacionalidades, es deber nuestro aspirar a unir las mismas contra ese aparato estatal, principal ene颅migo a batir, acumulando las mayores fuerzas posibles en todo el territorio que este est谩 presente.

 

Los comunistas nos debemos a una in颅ternacional, aunque esta a煤n no exista org谩nicamente. Y este es un principio que no entra en contradicci贸n con la defensa consecuente de la autodetermi颅naci贸n o de la independencia. Nuestra propia experiencia reciente, y por su颅puesto la experiencia hist贸rica de nues颅tro movimiento, muestra que es posible defender y luchar por la autodetermina颅ci贸n 鈥揹efendiendo de ser necesario el S脥 en un referendum鈥, en la misma Cata颅lunya y en otras partes del estado, y a la vez aspirar a unir fuerzas a nivel estatal para superar el estado actual de cosas.

 10. 驴Est谩is vinculados a alg煤n sindicato?

No, no estamos vinculados a ning煤n sindicato en particular, pero nuestra militancia s铆 trabaja en el seno del movimiento obrero en diferentes sindicatos. Para nuestra organizaci贸n el trabajo en el movimiento obrero es fundamental, pero siempre desde la perspectiva de ir m谩s all谩 de trabajar por y para siglas sindicales. Para Red Roja el camino es la formaci贸n de verdaderas estructuras de confluencia sindical, que superen los 鈥減atriotismos sindicales鈥, es decir la defensa de unas siglas concretas, ya que, desde nuestro punto de vista, los sindicatos llamados 鈥渁lternativos鈥 no tienen fuerza por s铆 solos para liderar el movimiento obrero ni para luchar contra los abusos de la patronal y de las leyes y reformas laborales.

 

Nos encontramos en una situaci贸n en la que la clase obrera ya no est谩, de forma general, agrupada en f谩bricas y empresas, sino que est谩 dispersa, con condiciones de trabajo muy dispares, lo que dificulta la unidad de las y los trabajadores de las plantillas y, como consecuencia, la defensa de sus derechos. Por tanto, estas estructuras de confluencia permiten estar al lado y entre los sectores m谩s precarizados y favorecer su participaci贸n en las luchas para hacer frente a sus propios conflictos laborales y estar al lado de otros compa帽eros y compa帽eras que requieran de su solidaridad y su presencia en otras luchas.

11. 驴Qu茅 opin谩is de que los sindicatos CGT y CC.OO apoyen el golpe de estado en Bielorrusia?

Evidentemente no defendemos la misma posici贸n. No debemos olvidar que el imperialismo utiliza un discurso oportunista de los derechos humanos (en el que en el fondo los derechos es lo que menos importa), ya que detr谩s del mismo se esconden intervenciones interesadas que buscan desestabilizar y derrocar Gobiernos como ya hemos vivido con las famosas revoluciones de colores en Siria, Libia, Ucrania etc. Y en el caso de Bielorrusia es su situaci贸n econ贸mico-social, superior a la del resto de su entorno, y su relaci贸n con Rusia 鈥搄unto con China uno de los grandes enemigos a abatir por los estadounidenses – lo hace que sea especialmente un objetivo a destruir.

 

Por eso, nosotros frente a una agresi贸n imperialista, nos ponemos al lado del agredido independientemente de la 鈥渃alidad pol铆tica鈥 de su gobierno. Aparentemente el golpe de Estado contra Lukashenko ha sido repelido, pero llamamos a todas las organizaciones progresistas a no bajar la guardia. Tanto el imperialismo yankee como el imperialismo euroaleman son aves de rapi帽a que tratar谩n por todos los medios de acabar con cualquier reducto de resistencia.

 12. 驴Apoy谩is los procesos bolivarianos de Am茅rica Latina?

Definitivamente si, por el mismo criterio. Desde el coraz贸n de la bestia debe apoyarse cualquier proceso de lucha anti-imperialista independientemente de lo que en t茅rminos te贸ricos est茅 m谩s o menos en concordancia con los presupuestos del movimiento comunista internacional.

13. 驴Qu茅 posici贸n tiene Red Roja sobre la monarqu铆a y la III Rep煤blica Espa帽ola?

La monarqu铆a es la clave de b贸veda del R茅gimen del 78, no est谩 ah铆 por casualidad, la coronaci贸n del rey Juan Carlos era parte crucial en aquel momento en la operaci贸n de Reforma pol铆tica para dejar todo 鈥渁tado y bien atado鈥. Las clases dominantes de este pa铆s han tenido muy malas experiencias con la rep煤blica, por lo que han tenido de momento de efervescencia de la lucha social y de participaci贸n de las clases populares 鈥 la 鈥渞ebeli贸n de las masas鈥 a la que hac铆a alusi贸n Ortega – en la pol铆tica. En concreto, el triunfo del Frente Popular decanto la balanza entre las distintas facciones de la oligarqu铆a a la hora de cerrar filas en su apoyo al fascismo, y al mismo tiempo 鈥損ese a las contradicciones y l铆mites internos- la defensa del Frente Popular y la lucha contra el fascismo se consagrar铆a como la experiencia social m谩s elevada de construcci贸n del socialismo que se ha dado en nuestro territorio. En ese sentido el estudio y reivindicaci贸n de esa rep煤blica popular tiene para nosotros un gran peso a la hora de retomar el hilo rojo de nuestra memoria de clase.

No podremos encontrar el camino sin avanzar sobre los hombros de esos gigantes que dieron la vida luchando contra el fascismo en una gesta heroica. Sin embargo, no podemos pretender que el movimiento popular actual en esa etapa de organizaci贸n y desarrollo embrionarios del que hemos hablado, trasplante ese legado a las condiciones actuales de forma mec谩nica. Si bien los 煤ltimos esc谩ndalos de corrupci贸n han puesto de manifiesto la inmoralidad de la monarqu铆a, las clases populares no ven todav铆a a la misma como un gran problema, m谩s bien como a uno de tantos otros par谩sitos de los que librarse. Creemos que la tercera rep煤blica m谩s que pretendidamente, ser谩 conquistada al fragor de la lucha del pueblo por liberarse de las cadenas que lo atan a la oligarqu铆a financiera, a la gran patronal 鈥patria鈥 e internacional y sus formas de dominaci贸n.

14. 驴Con el papel de VOX en las instituciones puede haber un creciente aumento de la actividad fascista y por consiguiente antifascista?

En los 煤ltimos tiempos estamos asistiendo a un repunte de la actividad de grup煤sculos de extrema derecha. Efectivamente Vox hace de punta de lanza de una guerra cultural desde el parlamento que quiere legitimar un sentido com煤n reaccionario (nacionalismo espa帽ol, discurso racista, en contra de los derechos de las mujeres, etc.) y lo que ha reactivado a grupos neonazis y de la ultraderecha tradicional hasta hace poco 鈥渄escabezados鈥. Hay ejemplos de c贸mo Vox se帽ala y estos grupos ejecutan. Por ejemplo, cuando desde el Parlamento se帽alaron a Teruel Existe a ra铆z de las pasadas elecciones y grupos de la ultraderecha hicieron pintadas amenazantes contra estos diputados, o las 煤ltimas movilizaciones por el 12 de octubre, donde estos grupos neonazis han asistido a las convocatorias de Vox. Celebramos y apoyamos la reorganizaci贸n del movimiento antifascista que est谩 respondiendo a estas agresiones en los barrios obreros de todo el pa铆s como Vallecas o San Blas. Sin embargo, queremos alertar del peligro que existe en que la lucha contra las organizaciones de extrema derecha sea instrumentalizada por las organizaciones reformistas, por el 鈥減odemismo鈥 para cerrar filas con el gobierno en su intento de aplastar y criminalizar cualquier atisbo de movilizaci贸n social.

 

El 煤nico recorrido a los ojos del pueblo que le queda a este fraudulento gobierno para ejecutar todos los recortes que se va a ver obligado a ejecutar bajo los designios de la UE, va a ser la excusa de que 鈥渧iene la derecha鈥. Cometer铆amos un error si identific谩semos toda explosi贸n social como lo vivido estos d铆as en Barcelona y Burgos como manifestaciones de la 鈥渆xtrema derecha鈥, en lo que son estallidos m谩s o menos espont谩neos de una juventud desencantada con su situaci贸n de ausencia de futuro, de derechos y que ahora ve cercenadas libertades tan elementales como el derecho de manifestaci贸n. Estallidos que si la izquierda revolucionaria no sabe canalizar y caracterizar correctamente, obviamente ser谩n instrumentalizados por este otro tipo de organizaciones reaccionarias pero que ni mucho menos lo son per se. El antifascismo no puede traducirse en la defensa del status quo junto con las fuerzas 鈥渃onstitucionalistas鈥 del r茅gimen. Nuestro antifascismo tiene un horizonte revolucionario en el que unir a todos los sectores afectados por esta crisis social y econ贸mica en clave de ruptura con el r茅gimen y sistema actual, independientemente del color o el partido que est茅 en el gobierno. Sin querer hacer paralelismos con la coyuntura hist贸rica, por emplear una met谩fora, creemos que como en 1917 la mejor manera de luchar contra los 鈥淜ornilovs鈥 y sus centurias negras -contra lo m谩s reaccionario- es desbancar a los 鈥淜erensky鈥 de turno.




Fuente: Lahaine.org