July 9, 2021
De parte de Nodo50
320 puntos de vista


El Caf茅 Cuan, que se encuentra en Cromac Street en el centro de la ciudad de Belfast.

El propietario del Caf茅 Cuan de Belfast ha dicho a Belfast live que no volver谩n a abrir sus instalaciones, diciendo que han trasladado a su familia a Dubl铆n por “seguridad y un nuevo comienzo”, tras las dificultades de Covid y despu茅s de lo que llamaron “una campa帽a de odio sectario”.

El Caf茅 Cuan era operado por Barbara Whearty, junto con su esposo John-Paul Whearty, en Cromac Street, cerca del centro de la ciudad. Abri贸 sus puertas por primera vez en 2018.

La pareja tambi茅n hab铆a regentado el caf茅 de Arden, en Whitehead, pero se vio obligada a abandonar el 谩rea despu茅s de que el negocio fuera atacado varias veces, en lo que el PSNI llam贸 un crimen de odio.

Luego anunciaron que se hab铆an mudado a Dubl铆n para establecer una nueva empresa, tambi茅n con el nombre de Cafe Cuan, que se inaugur贸 a principios de 2021.

Ahora, la propietaria Barbara Whearty ha anunciado que el Caf茅 Cuan original en Cromac Street cerrar谩 definitivamente.

En una declaraci贸n compartida en las redes sociales, Barbara dijo: “Es con una mezcla embriagadora y dif铆cil de cuantificar de emociones que compartimos que no volveremos a abrir Cuan Belfast. Habiendo mudado a nuestra familia a Dubl铆n por seguridad y un nuevo comienzo , nos hemos dado cuenta de que debemos hacer lo mismo por nuestro negocio”.

La propietaria tambi茅n cit贸 las dificultades que enfrent贸 la empresa debido al COVID, as铆 como otras preocupaciones, incluida lo que llam贸 una “campa帽a de odio sectario”.

En la declaraci贸n, ella aleg贸 que hombres enmascarados sacaron a su familia de su casa y que su pareja, JP Whearty, fue obligada a salir de la carretera en Navidad y le pusieron una escopeta en la cara.

En declaraciones a Belfast Live sobre el cierre, Barbara dijo que la pareja hab铆a elegido el Norte como su hogar porque cre铆an en su potencial, pero que la experiencia de los 煤ltimos a帽os les hab铆a “robado la energ铆a”.

Ella dijo: “Todo lo que dir铆a es que John-Paul y yo somos ni帽os de la generaci贸n del Viernes Santo que, despu茅s de haber estudiado y vivido en todo el mundo, eligieron Irlanda del Norte como nuestro hogar juntos porque cre铆amos de todo coraz贸n en su potencial y en la promesa de progreso.

Nuestra experiencia puede habernos robado esta energ铆a, junto con mucha m谩s que no se puede cuantificar, pero tenemos la esperanza de que, al compartir nuestra realidad, otros puedan verse impulsados 鈥嬧媋 redoblar sus esfuerzos para sacar a Irlanda del Norte a la luz y evitar que otra familia tenga que enfrentar este trauma”.




Fuente: Nortedeirlanda.blogspot.com