June 14, 2021
De parte de Nodo50
212 puntos de vista


El cantante y líder social Junior Jein fue asesinado en Cali por la herramienta paramilitar del Estado colombiano (en la noche del 13 de junio de 2021).

En Colombia, la policía dispara contra los manifestantes y líderes sociales. Además el Estado colombiano también utiliza a su herramienta paramilitar para reprimir, asesinar y amedrentar a la población. En el accionar paramilitar y parapolicial del Estado colombiano, ejércitos privados de la clase explotadora colombiana y de las transnacionales, patrullan, disparan y asesinan a la población en total coordinación, amparo, logística y protección de las fuerzas represivas oficiales. La burguesía de Cali, articulando sus ejércitos privados con la propia policía, ha asesinado a decenas de personas durante estas últimas semanas.

El cantante Junior Jein, “El Cabaio”, apoyaba la protesta social, con presentaciones artísticas y discursos durante el Gran Paro Nacional, que lleva más de seis semanas en Colombia.

Una de las canciones en las que participó, acerca de los asesinatos contra varios niños cometidos en los cañadulzales de Cali (para amedrentar a la comunidad porque los terrenos que habita son codiciados por grandes empresarios), precisamente reflexiona acerca de cómo las masacres a manos de las fuerzas represivas del Estado y la herramienta paramilitar, suelen quedar en la impunidad. El megaproyecto Plan Jarillón de Cali, es un proyecto que ha venido desalojando a las familias pobladoras de ese sector para construir un gran ecoparque turístico que atraviese todo el oriente de la ciudad. Las familias agredidas por los paramilitares al servicio de los intereses del gran empresariado, son familias revictimizadas, ya que se asentaron en ese sector tras haber sido desplazadas de sus tierras ancestrales por procesos de despojo perpetrados por el capitalismo transnacional y local [1].

Junior Jein cantaba que: «¡Ahora soy yo, el que va a escandalizarse, con la fuerza de los gritos de Rubi Cortés en los cañadulzales, le exijo a la justicia que este caso se aclare, y que no quede impune como casi siempre hacen!  ¡Nada! ¡La vida de los negros no importa nada; lo primero que dicen es ‘andaban en cosas raras’!»[2].

Este nuevo crimen contra un artista lleno de consciencia social nos parte, todavía más, el corazón: este artista también fue asesinado por el Estado colombiano a través de su herramienta paramilitar, con lo que su familia probablemente nunca obtenga justicia, ya que los que ordenaron el crimen se van a parapetar detrás del accionar sicarial de la policía y militares. Si alguien llega a ser designado como responsable del crimen, serán los sicarios ejecutores, pero jamás el Estado planificador de un Exterminio contra la población y su protesta social, jamás los policías que organizaron la logística, y jamás por supuesto, los millonarios que acumulan fortunas moliendo pueblos. El Estado asesina y se lava las manos. Los asesinatos ejecutados por la herramienta paramilitar o parapolicial también son crímenes de ESTADO. Basta ya de tapar el genocidio con una cortina de humo que ya no se sostiene, ya que son miles los registros fílmicos y fotográficos del accionar policial y parapolicial conjunto.

Además de asesinar a manifestantes, a líderes sociales, a ambientalistas, a sindicalistas, a estudiantes, a artistas del pueblo, la policía también secuestra y desaparece: hay centenares de personas detenidas-desaparecidas por la policía colombiana en unas semanas.

El Estado colombiano está asesinando a la población colombiana.
Pero como cantaba Junior Jein, y como claman ciudades y campos de Colombia: “¡El pueblo no se rinde, carajo!”
S.O.S.  S.O.S.   S.O.S
[2] VIDEO ¿Quién Los Mató? – Hendrix B, Nidia Góngora, Alexis Play & Junior Jein

 

_____________________________
Blog de la autora:

___________________________________________




Fuente: Cecilia-zamudio.blogspot.com