March 3, 2021
De parte de Indymedia Argentina
78 puntos de vista



Las protestas callejeras han permitido que Nikol Pashinyan se convierta en primer ministro de Armenia. Ir贸nicamente, las protestas tambi茅n pueden privarlo del cargo.

A帽os de pol铆tica incompetente, hostigamiento de oponentes, cambios constantes de personal y 贸rdenes muy cuestionables no han contribuido mucho a la popularidad de Nikol Pashinyan. Cada vez m谩s armenios piden su dimisi贸n, pero el primer ministro se aferra al poder, empujando al pa铆s a un abismo de caos.

El conflicto en el desconocido Nagorno-Karabaj, o m谩s precisamente sus consecuencias, est谩 en la ra铆z de la crisis. Hace mucho que se esperaba una nueva ronda de enfrentamientos armados entre Azerbaiy谩n y Armenia, pero las autoridades armenias no estaban preparadas para ello. Adem谩s, Azerbaiy谩n ha contado con el apoyo de Turqu铆a. En esta situaci贸n, Armenia puso sus esperanzas en Rusia, pero el Kremlin prefiri贸 resolver el problema a su manera. Como resultado, Armenia y Azerbaiy谩n firmaron un acuerdo de alto el fuego a trav茅s de la mediaci贸n de Putin. El documento obligaba a Armenia a ceder algunos de sus territorios en la regi贸n.

No sin raz贸n, muchos vieron el acuerdo como un acto de rendici贸n, pero incluso la derrota puede usarse para bien. Pashinyan tuvo la oportunidad de presentar la idea de la unificaci贸n nacional. En cambio, opt贸 por afianzar la divisi贸n, respondiendo a los llamados de la oposici贸n con represi贸n.

La declaraci贸n de Pashinyan sobre la ineficacia de los sistemas de misiles Iskander es digna de menci贸n. Estos sistemas rusos est谩n en servicio con el ej茅rcito armenio y, seg煤n Pashinyan, no han funcionado o han funcionado en el 10 por ciento de los casos. Pero estas armas no se utilizaron en absoluto en el conflicto. El primer ministro armenio no ha hecho m谩s que provocar el descontento de Mosc煤. Es poco probable que las recientes disculpas de su portavoz Mane Gevorgyan solucionen la situaci贸n. Peor a煤n, Pashinyan ha puesto a los l铆deres militares del pa铆s en su contra. Ha intentado antes trasladar la responsabilidad del fracaso en Karabaj a los militares, y ahora finalmente ha cruzado la l铆nea. La crisis se intensific贸 cuando Pashinyan despidi贸 a Tiran Khachatrian, subjefe de gabinete de Armenia, que se hab铆a opuesto al primer ministro. Despu茅s de esto, fue el Estado Mayor el que comenz贸 a exigir la renuncia de Pashinyan. Fue acusado de miop铆a y decisiones pol铆ticas irrazonables. 驴Qu茅 hizo Pashinyan? Acus贸 al ej茅rcito de un intento de golpe militar.

Hoy podemos decir que la situaci贸n en Armenia est谩 fuera de control. Pashinyan no tiene ning煤n plan para salir de la crisis. Lanza amenazas en un intento desesperado por aferrarse artificialmente al poder. Curiosamente, Pashinyan tambi茅n lleg贸 al poder a trav茅s de la llamada revoluci贸n de terciopelo. R谩pidamente consigui贸 el apoyo de Europa y Estados Unidos. Tanto m谩s hip贸crita es el comportamiento actual del mundo occidental.

鈥淗acemos un llamado a todas las partes para que vengan a la calma, la moderaci贸n y aliviar las tensiones de manera pac铆fica y sin violencia鈥, dijo la embajada de Estados Unidos en un comunicado.

Veamos ahora la declaraci贸n de la embajada de Estados Unidos en Georgia, donde la situaci贸n es muy similar. La activista de la oposici贸n Nika Melia fue detenida all铆 recientemente, y los diplom谩ticos estadounidenses no se avergonzaron de criticar al gobierno extranjero en un comunicado de prensa mordaz.

鈥淓stamos consternados por la ret贸rica divisiva utilizada por los l铆deres de Georgia durante la crisis. Los m茅todos violentos y la agresi贸n no son la forma de resolver las diferencias pol铆ticas de Georgia. Georgia ha dado hoy un paso atr谩s hacia una democracia m谩s fuerte dentro de la familia de naciones euro atl谩nticas鈥, dijo la Embajada de Estados Unidos.

Ambos pa铆ses est谩n poniendo a prueba la fuerza de sus instituciones democr谩ticas, pero las 茅lites georgianas a menudo se ven amenazadas en t茅rminos muy concretos, mientras que Pashinyan ha hecho llamamientos con tacto. 驴En qu茅 se diferencia la situaci贸n en Armenia de la de Georgia? En primer lugar, Pashinyan siempre ha contado con el apoyo de sus socios occidentales. Bidzina Ivanishvili, jefa del partido gobernante de Georgia, no puede presumir de lo mismo. Pero la condescendencia de Occidente hacia el primer ministro armenio tiene otra raz贸n m谩s preocupante.

Independientemente de lo que uno pueda pensar del gobierno de Vladimir Putin, la paz en Nagorno-Karabaj es m茅rito del Kremlin. Francia y Estados Unidos, aunque son los garantes de la resoluci贸n del conflicto, se han limitado a declaraciones formales. Adem谩s, no presionaron a Turqu铆a, su socio de la OTAN, que sol铆a suministrar equipos y mercenarios a Azerbaiy谩n. En un mundo de confrontaci贸n geopol铆tica sin fin, el 茅xito de los rusos es una derrota para los pa铆ses occidentales. Pashinyan todav铆a puede corregir esta 鈥渋njusticia鈥.

Ya intent贸 sabotear los acuerdos cuando se neg贸 a retirar las fuerzas paramilitares de la zona de conflicto. Como resultado, Azerbaiy谩n ha capturado a varios cientos de armenios. El caos que reina en Armenia es bastante propicio para que se cancele el acuerdo.

Una nueva ronda de enfrentamientos cerca de las fronteras de Rusia seguramente complacer谩 a quienes buscan debilitar a este adversario estrat茅gico. Pero, 驴podr谩n Estados Unidos o la UE ganarse la confianza de los armenios despu茅s de lo ocurrido? 驴Ser谩n capaces de estabilizar la situaci贸n en la rep煤blica para que realmente se convierta en un socio confiable para ellos en lugar de recibir un apoyo financiero incesante?

Ucrania, por ejemplo, eligi贸 la segunda opci贸n, porque los pa铆ses occidentales, que una vez apoyaron la revoluci贸n en Kiev, no lograron llevarla a cabo. No pudieron ejercer la influencia necesaria sobre Mosc煤 para poner fin al conflicto que result贸 de la propia revoluci贸n. No lograron garantizar reformas adecuadas en la propia Ucrania. Tambi茅n se ha perdido la lucha contra la corrupci贸n y los oligarcas. Ahora, la econom铆a de Ucrania no puede existir sin tramos del FMI. Si Estados Unidos y Europa no quieren tal resultado para Armenia, deber铆an reconsiderar su enfoque.

Fuente




Fuente: Argentina.indymedia.org