June 11, 2021
De parte de Amor Y Rabia
134 puntos de vista


Acotaciones a Koin茅

por Jos茅 Luis Mart铆n Ramos

Aunque el Presidente Puigdemont haya querido desviar la atenci贸n de la carga pol铆tica del manifiesto, sosteniendo hoy -6 de abril- en el Parlament que se trata de un debate acad茅mico cuya discusi贸n no corresponde a la c谩mara, lo cierto es que se trata de una declaraci贸n pol铆tica, con intenci贸n pol铆tica, que pretende partir de posiciones [鈥

Aunque el Presidente Puigdemont haya querido desviar la atenci贸n de la carga pol铆tica del manifiesto, sosteniendo hoy -6 de abril- en el Parlament que se trata de un debate acad茅mico cuya discusi贸n no corresponde a la c谩mara, lo cierto es que se trata de una declaraci贸n pol铆tica, con intenci贸n pol铆tica, que pretende partir de posiciones acad茅micas para presentarse cargado de raz贸n; por cierto que la interpretaci贸n del President Puigdemont puede entenderse como una manera de zanjar un incipiente debate, pero tambi茅n de cerrarlo aceptando la invocada raz贸n acad茅mica. Se trata de una declaraci贸n pol铆tica que pretende intervenir en el debate constituyente abierto en Catalu帽a -presente tambi茅n en Espa帽a se quiera ver o no- marcando un punto que se considera fundamental de esa constituci贸n en marcha, sea legal o material, firmado por algunos fil贸logos con conocida activa militancia pol铆tica, y responsabilidades gubernamentales pasadas algunos de ellos (Joaquim Arenas, cap del Servei d鈥檈nsenyament del Catal脿 durate veinte a帽os despu茅s de 1983) y por pol铆ticos, tambi茅n de militancia conocida (Juli脿 de Jodar, las hermanas Blanca y Eva Serra, por citar solo algunos que no pueden negar su larga trayectoria militante). Adem谩s el documento no est谩 firmado por cuatro especialistas, sino por una nutrida representaci贸n de un sector profesional de la universidad catalana, del Institut d鈥橢studis Catalans, y de la intelectualidad cat贸lica catalanista 鈥 algunos dir铆an montserratina, para precisar m谩s-. La penosa intervenci贸n del President ha sido en respuesta a la intervenci贸n del diputado de 芦Catalunya si que es Pot禄 Llu铆s Rabel que lo ha calificado de racista; d铆as antes en un editorial de La Vanguardia se le atribuy贸, con un tono m谩s moderado, un 芦tufillo etnicista禄. Dejando fuera el juego de calificativos, lo cierto es que, cuando menos, la m煤sica y gran parte de las letras del documento destilan un argumentario de distinci贸n de poblaciones y de guerra de lenguas que choca con la imagen que se pretende -y algunos seguimos defendiendo- de Catalu帽a como pa铆s integrador y tolerante; e incluso con algunas operaciones pol铆ticas recientes de formaciones del proceso independentista, a las que pertenecen -o est谩n vinculados- una parte importante de los promotores y firmantes del manifiesto, como la que ha representado la asociaci贸n 芦S煤mate禄.

Lo m谩s importante del documento no es la relativamente equ铆voca proposici贸n final, que elude utilizar expresamente el t茅rmino de lengua oficial pero que, de acuerdo con la pol铆tica dominante del eufemismo, adopta el concepto bajo la identificaci贸n de una sola lengua como natural del pa铆s con plena legitimidad para ser 芦el eje integrador禄; como estamos ante un escrito profesionales de la lengua, el uso del art铆culo determinado 芦el禄 no es en balde, sino representativo de un deseo de exclusividad. Lo m谩s importante, sin dejar de serlo esa propuesta de eje determinado/exclusivo, es la argumentaci贸n que se va utilizando a lo largo para llegar a esa conclusi贸n.

El concepto que se tiene de Catalu帽a y del pueblo catal谩n es un concepto petrificado, inm贸vil, no precisamente republicano, sino de entidad y colectivo formado en todas sus caracter铆sticas de una vez para siempre. El trato que se da a la inmigraci贸n es sonrojante en muchos sentidos, pero sobre todo en uno: se la trata de poblaci贸n ex贸gena, puesto que es portadora de una lengua ex贸gena, distorsionadora de la cohesi贸n social, instrumento 芦involuntario禄, etc. Etc. Para los autores del manifiesto la evoluci贸n hist贸rica de Catalu帽a desde finales del siglo XIX no ha producido una evoluci贸n social paralela, con sus connotaciones culturales incluidas.

Su problema no solo es lo que sostiene, su falta de matiz, su trazo grueso que no se borra con una invocaci贸n final, y ret贸rica, al multiling眉ismo, sino las conclusiones en contrario, las consecuencias l贸gicas de las argumentaciones que se utilizan; consecuencias que quedan impl铆citas, sin explicitar, pero que no por ello dejan de estar presentes en su ausencia. Un ejemplo, quiz谩s el de mayor gravedad por las consecuencias que se derivan, o se pueden derivar, es el de la dicotom铆a end贸gena-ex贸gena referida a la lengua y asociada a la de poblaci贸n natural-poblaci贸n inmigrada. Por ese camino la integraci贸n se convierte en asimilaci贸n y abre la puerta a la marginaci贸n o exclusi贸n de los no asimilados. Y es de menor trascendencia, aunque significativo de la ligereza con la que se trata de nuestro complejo pasado, su escaso rigor hist贸rico en algunos puntos, como el de la precariedad del biling眉ismo hasta 1939.

Entrando en el detalle, algunas de las frases y p谩rrafos del documento, merecen acotaciones concretas (en adelante el texto del manifiesto se reproducir谩 entre comillas y cursiva). Estas son.

1. 芦llengua end貌gena del territori de Catalunya, on s鈥檋a format i ha evolucionat hist貌ricament, i des d鈥檕n es va estendre (鈥) la llengua end貌gena i l鈥檈x貌gena禄

Ya he se帽alado la perversidad de la dicotom铆a endo/exo. S贸lo a帽ado, esa extensi贸n de la lengua hacia el Sur el Norte y el Este , 驴se hizo de manera natural o por imposici贸n pol铆tica? Parece que sin la 芦reconquista禄 y el expansionismo din谩stico mediterr谩neo el catal谩n dif铆cilmente se hubiera extendido en los t茅rminos que lo hizo鈥a argumentaci贸n entra aqu铆 en un c铆rculo vicioso. 驴Qu茅 lengua end贸gena tendr铆an que reivindicar los pueblos sobre los que la nueva lengua se extendi贸? Seguir con ese razonamiento es absurdo; en cualquier caso invocar la historia para remodelar el presente puede tener consecuencias aberrantes, con graves consecuencias para las gentes del presente. El ejemplo actual paradigm谩tico es el de la reconstituci贸n forzada del reino de Israel, hoy, claro est谩, bajo forma de rep煤blica.

2. 芦d鈥檈n莽脿 del 1714, el castell脿, com a llengua de dominaci贸, li disputa coercitivament aquest estatus de llengua territorial i ha intentat i continua intentant repressivament de despla莽ar-la dels 脿mbits d鈥櫭簊 ling眉铆stic general禄

Ese es un ejemplo del tratamiento de la cuesti贸n en t茅rminos de 芦guerra de lenguas禄. 驴Es el castellano el que disputa coercitivamente con el catal谩n? 驴El que reprime al catal谩n y lo desplaza? Pero una lengua es el instrumento de comunicaci贸n propio de las personas 驴Son los inmigrantes lo que ejercen la coerci贸n? Ese p谩rrafo podr铆a haber tenido una redacci贸n que hubiese evitado la formulaci贸n de la guerra de lenguas; y que se hubiera mantenido en los t茅rminos de la dominaci贸n pol铆tica, de la pol铆tica de estado- la denuncia inicial, compartible, porque es evidente y condenable que hubo imposici贸n pol铆tica de un idioma oficial y persecuci贸n pol铆tica de la lengua catalana. Sin embargo no ha sido as铆, se ha sostenido el argumento de la guerra entre una 芦lengua territorial禄 y otra lengua 芦extra-territorial禄; un argumento utilizado de manera deliberada por una comunidad redactora y firmante de primer nivel acad茅mico y con voluntad pol铆tica de configurar un nuevo poder. Uno de los t茅rminos en boga desde hace alg煤n tiempo es el del 芦territorio禄, utilizado habitualmente para identificar la Catalu帽a eterna, inmanente, presente sobre todo en las tierras cismetropolitanas. La 芦territorialidad禄 tiene en ese uso popular del t茅rmino un tufillo, como dir铆a con su cautela interesada habitual La Vanguardia, excluyente, 驴lo tiene tambi茅n el t茅rmino de lengua territorial, referido al catal谩n, con respecto al castellano, que habr谩 de ser por tanto forzosamente extraterritorial? Parece que no estemos ante una correcci贸n de la persecuci贸n pol铆tica de una lengua, sino ante una propuesta de darle la vuelta a la tortilla.

3. 芦el mecanisme per a aconseguir la implantaci贸 del castell脿 a Catalunya va ser i continua essent la biling眉itzaci贸 for莽osa de la poblaci贸n禄

驴Bilinguizaci贸n forzosa de la poblaci贸n? Pudo haber intenciones pol铆ticas en ese sentido, aunque ser铆a m谩s propio decir que las intenciones pol铆ticas fueron las de imponer el castellano, sin m谩s, no generar un sistema de dualidad de lenguas. El biling眉ismo, como se deduce de la m煤sica y de algunos versos del manifiesto est谩 fundamentalmente asociado a la imigraci贸n. El manifiesto rezuma evocaciones de Vandell贸s, y quiz谩s alguna gota de influencia pompeyana (Pompeu Gener), aunque no se le cite de manera expl铆cita, quiz谩s por no ser pol铆ticamente oportuno todav铆a. Dada la importancia trascendente de la inmigraci贸n en la poblaci贸n catalana del siglo XX, los inmigrantes aragoneses, murcianos, gallegos, extreme帽os y andaluces, al pasar el Ebro tendr铆an que haber renunciado a su lengua para trabajar en las f谩bricas, los tajos鈥 Se elude el an谩lisis de la realidad, de toda ella, de todo el proceso hist贸rico real, de manera que el 煤nico referente de la contemporaneidad parece ser 1714; y se introduce un concepto con gran carga dram谩tica que hace recaer, de forma impl铆cita, la culpa 鈥 el t茅rmino 芦forzoso禄 remite a la coerci贸n, es una adjudicaci贸n de culpa- el retroceso del uso del catal谩n a la poblaci贸n inmigrada.

4. 芦Un proc茅s que va costar segles i que fins el 1939 encara era for莽a precari pel que fa a la major part de les classes populars禄

Falso. Se ha pasado de negar que entre las clases populares tambi茅n se hablaba catal谩n a sostener que fundamentalmente se hablaba catal谩n y el uso del castellano era residual. No desde luego en el principal componente de esas clases populares, las clases trabajadores. Aunque, con toda l贸gica hist贸rica en el mundo campesino, donde la inmigraci贸n no tuvo impacto, el catal谩n sigui贸 siendo la lengua predominante, y no solo entre las clases populares; pero eso sigui贸 siendo as铆 despu茅s de 1939, all铆 donde no alcanzaron las nuevas oleadas migratorias de postguerra. 驴En qu茅 lengua se public贸 Solidaridad Obrera? 驴Cu谩l era la lengua 芦de uso禄 de las zarzuelas? 驴Se han le铆do estos doctos fil贸logos las actas de las reuniones obreras de los veinte y los treinta?. El PSUC ten铆a un diario oficial en catal谩n Treball, por la ma帽ana, un diario oficioso, de tarde, en castellano, La Rambla. El diario de la UGT de Catalunya era Las Noticias. Por cierto que la CNT catalana fracas贸 en su proyecto de llevar adelante un diario propio en catal谩n, Catalunya, por falta de p煤blico. 驴Cu谩l era la lengua de 芦La Batalla禄. 驴C贸mo puede ser tan ignorante gente tan docta? El biling眉ismo estaba bien presente, y no de manera precaria, entre las clases populares urbanas de Catalu帽a mucho antes de 1939. Como consecuencia de la inmigraci贸n, no de las pol铆ticas oficiales; el factor fundamental fue la inmigraci贸n y la resurrecci贸n, no confesa, de Vandell贸s considera la inmigraci贸n, el biling眉ismo, como un mal, como la base de una guerra de lenguas.

5. 芦la utilitzaci贸 d鈥檜na immigraci贸 arribada de territoris castellanoparlants com a instrument involuntari de colonitzaci贸 ling眉铆stica禄

Es una reformulaci贸n vergonzante de la vieja acusaci贸n hacia la inmigraci贸n como agente de la castellanizaci贸n. Se ha incluido lo de 芦involuntario禄 supuestamente para no ofender; por el contrario, ofende m谩s ya que convierte al inmigrante en una elemento inferior, d茅bil, apto para la manipulaci贸n. Una vez m谩s la idea se pod铆a haber formulado de otra manera, pero no se ha hecho. Se habr铆a podido decir que la pol铆tica franquista de castellanizaci贸n forzosa -esta s铆- se vio beneficiada por la nueva oleada inmigratoria y punto; pero no es eso lo que se sostiene, sino que esa inmigraci贸n actu贸 como instrumento. Nos hemos olvidado de Candel, los otros catalanes y la aportaci贸n de la inmigraci贸n a la lucha por lo que entonces llam谩bamos libertades catalanas, por la reivindicaci贸n del uso del catal谩n. Pero esa acci贸n, instrumental si se quiere tambi茅n, no conviene recordarla, porque distorsiona la linealidad del relato hist贸rico p茅treo sobre el que se sustenta el manifiesto.

6. 芦El r猫gim constitucional del 1978 ha refermat la continu茂tat de la imposici贸 politicojur铆dica del castell脿 a Catalunya

La legislaci贸 de la Generalitat鈥an servit per a superar en certs 脿mbits i for莽a prec脿riament la minoritzaci贸 total soferta pel catal脿 a mans del franquisme, per貌 no pas per a revertir la norma social d鈥櫭簊 subordinat del catal脿 al castell脿 que condiciona l鈥櫭簊 ling眉铆stic quotidi脿 de la immensa majoria dels parlants i que porta a una indefectible substituci贸 de la llengua del pa铆s per la llengua imposada per l鈥橢stat禄

Parece que algunos de los promotores hacen autocr铆tica de la pol铆tica de inmersi贸n ling眉铆stica y del pacto cultural, que entonces promovieron; pero no la hacen del todo. En los t茅rminos victimistas habituales se ve la paja en el ojo ajeno y no la viga en el propio. Desde 1980 gobierna el pa铆s, con un amplio margen para desarrollar pol铆ticas ling眉铆sticas -y desplegarlas en medios de comunicaci贸n de masas- formaciones pol铆ticas que han aportado por la normalizaci贸n del catal谩n, su uso social, etc. etc. 驴No ser谩 que esas formaciones han fallado en algo? 驴Qu茅, a lo peor, el nuevo nacionalismo pol铆tico ha generado reacciones contrarias a las de los a帽os sesenta? Se habla demasiado castellano en los patios de las escuelas, en el transporte p煤blico, en los hospitales p煤blicos metropolitanos鈥 es una queja frecuente. 驴Es razonable? Esa obsesi贸n por controlar el uso privado de la lengua es extraordinariamente preocupante y no resulta, precisamente, una muestra de criterio democr谩tico; por el contrario es una puerta abierta al totalitarismo comunitario.

Por lo dem谩s, 驴es una situaci贸n com煤n a todo el 芦territorio禄 o es caracter铆stico de la gran conurbaci贸n de la capital? 驴No subyacer谩 en esa queja una aspiraci贸n de control pol铆tico del nacionalismo, ni que sea el nacionalismo cutural, de las 谩reas que todav铆a no dominan?

7. 芦la situaci贸 actual de la llengua catalana鈥 茅s extremament cr铆tica (鈥) cam铆 de convertir-se en una mena de dialecte del castell脿禄.

Afirmaciones apocal铆pticas que son, con toda evidencia, demag贸gicas. La lengua catalana puede tener problemas, 驴pero est谩 en situaci贸n cr铆tica? 驴se est谩 convirtiendo en un dial茅ctico del castellano? Con todos los respectos esas exageraciones bordean la sandez. O son manifestaciones de una aspiraci贸n monoling眉铆stica -del monopolio de una sola lengua- que no tiene suficiente con la inmersi贸n educativa y persigue una inmersi贸n social, ya; sin considerar las implicaciones y consecuencias. Aunque s铆 que es cierto que los medios de comunicaci贸n de masas p煤blicos habr铆an de procurar que sus presentadores, en particular de los informativos, atropellasen menos la lengua propia.

8. 芦Tampoc no 茅s la llengua predominant entre les generacions de la dita 芦immersi贸禄: en les zones m茅s poblades la coneixen per貌 l鈥檜sen m铆nimament禄

驴Y eso se resuelve imponiendo un monoling眉ismo b谩sico? 驴Mediante decisiones de autoridad o por pol铆ticas de consenso? Quiz谩s se tendr谩n que revisar las formas de aplicaci贸n de la pol铆tica de inmersi贸n y practicar mejor las pol铆ticas de consenso, el uso de los medios de comunicaci贸n p煤blicos.

9. 芦Denunciem la ideologia pol铆tica de l鈥檃nomenat 芦biling眉isme禄, que s鈥檋a anat inoculant des de les esferes de poder a tota la poblaci贸 catalana d鈥檈n莽脿 del 1978鈥

驴El 芦biling眉ismo禄 es una ideolog铆a? 驴se reduce a una ideolog铆a? 驴la misma? 驴cu谩l? Es decir que esa parte de la poblaci贸n que es biling眉e, o se considera biling眉e, son un colectivo cobaya que contamina al conjunto de la comunidad. Una vez m谩s, lo peor es el tono de la argumentaci贸n.

10. 芦un dels grans problemes d鈥檈stat de la nova rep煤blica, potser el m茅s important, ser脿 el problema ling眉铆stic, perqu猫 afecta la base mateixa de la cohesi贸 social

articular la llengua catalana com a eix integrador de la nostra ciutadania en un marc d鈥檃ssumpci贸 p煤blica del multiling眉isme com a riquesa individual i social禄

No s茅 si ser谩 el principal problema. Es mucho suponer y quiz谩s esa afirmaci贸n sea un ejemplo de soberbia profesional. La cohesi贸n social se fractura por muchas razones y no solo por la lengua. Sea como sea, esa postulaci贸n del catal谩n como 芦el eje integrador禄, como 煤nico eje integrador tal y como ha de deducirse del texto general, no parece que case bien con el multiling眉ismo que dice respetarse, en una frase sobrevenida al final del documento, qui茅n sabe si a帽adida para convencer a los que pudieran dudar del tono monoling眉铆stica del texto, o para hacer una concesi贸n verbal a la correcci贸n pol铆tica. A menos que ese multilung眉ismo sea 芦subordinado禄 y, por tanto, en la l铆nea de como argumentan los autores del manifiesto, con menores derechos.

El camino que se propone, una imposici贸n forzosa, constituyente de la nueva rep煤blica como se pretende, de ese eje integrador parece el m谩s directo para la ruptura de la sociedad catalana en dos comunidades, la integrada y la no integrada; una de las dos dominada por la otra, y en la rep煤blica independiente la dominada ser谩 la no integrada. Proponer una aceleraci贸n, de ingenier铆a socio-cultural, en la cuesti贸n ling眉铆stica dif铆cilmente evitar谩 una reacci贸n social cuyo control ser谩 problem谩tico; a menos que esa ingenier铆a socio-cultural se acompa帽e del uso de la fuerza de la autoridad, m谩s all谩 de los democr谩ticamente aceptable 驴Los castellanopensantes y biling眉eparlantes que nos consideramos catalanes, aunque no tengamos estirpe que mostrar, porque hemos nacido aqu铆 y son sentimos parte de esta comunidad, nos hemos de sumar a eso tambi茅n?

Y, por cierto y para acabar, abanderar el multiling眉ismo y denostar el biling眉ismo es una ofensa a la inteligencia y a una buena parte de la poblaci贸n catalana; con todos los respetos para el urdu, el amazhig, el 谩rabe, el w贸lof y otras lenguas africanas, el peso y uso social del castellano no es comparable a ellas, no es una pieza igual de un supuesto mosaico ling眉铆stico, aunque pudiera llegar a serlo con el tiempo, si nos empe帽amos en no cerrar fronterasling眉铆sticas tambi茅n. El camino no son las fronteras y la asimilaci贸n, sino el respeto a la diversidad, los puentes y la integraci贸n en la comunidad en pie de igualdad de derechos, culturales tambi茅n; nunca dividida por sus culturas y tradiciones, de las que solo hay que excluir aquellas que atentan a los derechos individuales, la igualdad y la democracia.

Este art铆culo ha sido publicado en el n煤mero 4 de la revista Prisma, que puede descargarse gratuitamente aqu铆.



Fuente: Noticiasayr.blogspot.com