September 26, 2021
De parte de Nodo50
304 puntos de vista


La Benito, No voy a estar cuando me vean, Bocetos, Cacao y The Club for Performance Art Gallery: cinco recomendaciones de la escena teatral independiente porte帽a, para leer e ir a ver. Una recorrida de un solo fin de semana a puro escenario: de la danza a la performance, de la calle a los espacios que reabrieron con muchas y variadas propuestas.

Todas las historias caben en un escenario. 

Amplias salas de pisos de madera con reflectores y escenograf铆a, o una plaza que ocupa una manzana o una reserva natural pueden ser el espacio donde el hecho teatral suceda. La propuesta art铆stica, en este momento de reapertura, es inmensa y variada: desde lo tem谩tico hasta la oferta de horarios en los que se puede apreciar el arte en todas sus formas. Aqu铆 te presentamos una muestra de lo que es posible disfrutar en la escena porte帽a independiente hoy. Desde una caminata por una plaza de Villa Crespo; pasando por dos obras de danza que despiertan los sentidos y la capacidad de que afloren algunos interrogantes; el surrealismo de las pinturas de cuadros que cobran vida; hasta una performance en la que dos personas se detienen a contemplar el r铆o鈥

La Benito, ensayos sobre encuentros

La Benito

La plaza Benito Nazar en el barrio de Villa Crespo es el escenario al aire libre que propone La Benito, ensayos sobre encuentros. A cada participante le llegar谩n indicaciones mediante un grupo de Whatsapp.  Hay tres puntos de encuentro y cada une puede elegir desde d贸nde partir: kiosco, cafeter铆a o veterinaria, ubicados en las diferentes esquinas de Apolinario Figueroa y Olaya. A la hora de inicio, suena un silbato: es momento de ponerse los auriculares y escuchar el audio recibido. Comienza la aventura.  Les participantes arrancamos la caminata motivades por las se帽as que nos hacen les performers. Cada une viste de un color determinado, rojo, verde, azul, violeta, amarillo y m谩s. Nuestra tarea es estar atentes a sus movimientos y en nuestras orejas se despliega una hoja de ruta, un episodio de 40 minutos a la intemperie, con pies inquietos que se deslizan sobre las piedritas naranjas que cubren la plaza y los enormes c铆rculos de cemento que la recorren. Caminata, trotecito, m谩s caminata y la invitaci贸n a bailar cuando la m煤sica incita a improvisar una coreo. Los ojos absorben,  los o铆dos se regocijan y el coraz贸n agradece cuando  alguien vestido de un solo color coincide con nuestra mirada, levanta el brazo y la mano ondea de un lado a otro. Ese saludo a la distancia tiene un valor in茅dito. Esta obra 鈥 concebida en cuarentena, potenciada por Roseti Espacio y su director Juan Coulasso, con su asesoramiento art铆stico y el de Romina Trigo 鈥 es, como dice en el t铆tulo, un ensayo para volver a encontrarnos. 驴C贸mo lo hacemos? Algunas pistas transitadas en el recorrido: mirarse a los ojos, saludarse, asomarse a lo que viene con fascinaci贸n infantil y caminar juntes.  Algunes ni帽es miraban con curiosidad a les j贸venes y adultes que ocup谩bamos la plaza y decidieron sumarse a la caminata  驴Adultes jugando? No hay que desperdiciar esta oportunidad. 

Les performers que nos instigaron a jugar son: Guadalupe Arata, Candela Arregui, Brenda Chi, Fabiana Colagiovani,  Melina Cruz, Rodrigo Dist茅fano, Micaela Zaninovich, Mart铆n Labarca, Celeste Martinez Cal y Sebasti谩n Rocha. Todes eran alumnes de Juan Coulasso de manera virtual, hasta que se habilit贸 la posibilidad de las pr谩cticas al aire libre. Algunes viv铆an cerca de la plaza Benito Nazar y un d铆a se juntaron  鈥減ara vernos a los ojos despu茅s de mucho tiempo de estar vi茅ndonos a trav茅s de pantallas鈥, coinciden les directorxs Brenda Chi y Pablo Racciatti.  驴Qu茅 elementos quer铆an  que estuvieran presentes en La Benito? 鈥淟a convivencia con otras pr谩cticas que existen y existieron siempre que nosotres fuimos a la plaza. La vuelta del arte a las calles, donde antiguamente sol铆a habitarse el espacio p煤blico para generar cultura a la que todo el mundo pudiera tener acceso. La fantas铆a, la nostalgia, el volver a un espacio para crear con otres鈥.

Plaza Benito Nazar, Apolinario Figueroa y Olaya, CABA

S谩bados, 19 hs

Hasta el 27/11

@labenitoencuentros

No voy a estar cuando me vean

La obra de danza-teatro dirigida por la bailarina, core贸grafa, directora y docente Jazm铆n Titiunik despierta la curiosidad desde su nombre. 驴D贸nde est谩n si no est谩n ah铆? 驴Si las veo y no est谩n, estar茅 yo para ver y ser vista? Cuatro int茅rpretes 鈥擬ar铆a D铆az, Agostina Galarza, Marina Zanollo y Jazm铆n鈥 desentra帽an la inc贸gnita, la fragmentan y la saborean.  Un cartel led nos da la bienvenida, anfitri贸n mudo pero elocuente, en este encuentro con los interrogantes que desatan los cuerpos y sus devenires. Hay oscuridad y de repente se enciende una luz.  Cada bailarina nos mira y habla, nos interpela acerca de ese presente en esa sala. 驴Qui茅nes somos en ese instante? Al salir, 驴seremos les mismes?  La invitaci贸n a mirar y dejarse mirar es un ejercicio vital.  Tras esa pr谩ctica tan sencilla como profunda, volvemos a fijar la mirada en ellas, seducides por la belleza encantadora de los cuerpos que danzan. 

El germen de la obra fue un verso del poeta franc茅s Arthur Rimbaud: 鈥淵o soy otro鈥.  Esta resonancia se aline贸 a una investigaci贸n que Jazmin viene haciendo desde hace un tiempo y 鈥渢iene que ver con encontrar un lugar de la ficci贸n que sea un poco m谩s peque帽o que la representaci贸n y m谩s abierto que la narrativa. Poder darle universo a un mundo lleno de estas existencias menores, estas presencias mucho m谩s fr谩giles que planteen una posibilidad m谩s abierta鈥. Otras inquietudes se suman: 鈥溌緾u谩ndo podemos decir que algo empieza a ser danza? La danza siempre es m谩s definida en t茅rminos de movimiento y para m铆 es m谩s la relaci贸n entre el cuerpo y el tiempo鈥.

Un cuerpo entra en escena y dice 鈥淵o voy a intentar ser yo delante de ustedes鈥, otro propone volverse un objeto, otro,  tratar de ser ella misma en escena. 鈥淟a obra se mueve todo el tiempo, con esta intenci贸n de cambiar el modo perceptivo, de hacer aparecer lo que ya estaba ah铆, como si tuviera que ver m谩s con limpiar la percepci贸n para poder ver lo que ya est谩 pasando鈥.

驴C贸mo estar juntes? 驴C贸mo ser con les otres? En estas preguntas que tanto significan en esta 茅poca, indaga la obra. 鈥淟a fisicalidad no asegura el contacto鈥, aclara Jazm铆n. Mirar y ser mirades puede ser una primera respuesta. Las otras surgir谩n de la profundidad en la que nos reflejamos y de la sabidur铆a que anida en cada cuerpo.

El taller de Omar, Fitz Roy 1245, CABA

S谩bados, 21 hs

Hasta el 30/10

@novoyaestarcuandomevean

Bocetos

Anochece en una galer铆a de arte y sucede lo inesperado.  Una osada presentadora nos introduce en un mundo surrealista en el que todo puede pasar, incluso que los cuadros cobren vida.  Las palabras revelan la trama escondida  y quiz谩s sugerida por alg煤n elemento del cuadro.  Lo que parece, no es, y lo que es insiste en colarse por la rendija y salir a la luz.  La apreciaci贸n de un cuadro en una galer铆a de arte o en un museo, aqu铆 se transforma en la observaci贸n de un cuerpo que palpita su verdad y estalla en un grito cuando el arte es mensajero de las historias que sucumbieron al silencio.

En marzo, la actriz Rosita Micale aludi贸 en su Instagram a las ganas de volver a actuar y buscaba c贸mplices para esa aventura. Romina Palermo, ex compa帽era de la UNA, le respondi贸 casi instant谩neamente y decidieron juntarse. Luego se sumaron Antonella Valese y Violeta Gros, con quienes tambi茅n se conoc铆an de la UNA y de esos encuentros fue surgiendo la idea de Bocetos

El cuadro 鈥淟a chiquita piconera鈥, de Julio Romero Torres fue la imagen que atrap贸 la mirada de la actriz Romina Palermo.  Con esas sensaciones fue creando su texto. 鈥淓mpec茅 a escribir de acuerdo a lo que me generaba pero lo que m谩s me deton贸 fue su pasado de ni帽a que sufri贸 trabajo infantil鈥.

Antonella se inspir贸 para su mon贸logo en uno de sus cuadros favoritos, 鈥淓l beso鈥, de Gustav Klimnt.  Su personaje es una coqueta mujer que acepta modelar para un pintor que la seduce. 鈥淣o quise que fuera algo rom谩ntico y feliz porque ten铆a esa data de Klimt, de que era medio ghosteador, para adaptarlo al vocabulario actual鈥. 

La periodista alemana Sylvia von Harden fue abordada por el pintor Otto Dix una noche en Berl铆n en 1926 y le rog贸  que posara para 茅l. Le atrajo su aspecto ambiguo, ni hombre ni mujer y le asegur贸: 鈥淩epresentas toda una 茅poca鈥. Ese retrato conocido como 鈥淎garre las manos鈥, fue el que acapar贸 la atenci贸n de la actriz Rosita Micale, quien rescata la naturaleza de las obras creadas en pandemia: 鈥淎hora se prioriza el instante, cierta lucidez de la situaci贸n que aparece y desaparece porque no sab茅s cu谩ndo va a volver a pasar. En verdad el teatro siempre fue as铆, la pandemia fue eso, nadie sab铆a qu茅 iba a suceder, todo fue improvisado. Este es un producto pand茅mico鈥. 

La actriz Violeta Gros interpreta en Bocetos a una ni帽a de mirada siniestra, bastante alejada del estereotipo de la infancia  angelada e inocente. Su inspiraci贸n nace de la obra 鈥淟a hija del torturador鈥, de la pintora argentina Mildred Burton. Por debajo del cuello de la ni帽a retratada pende un trozo de dedo humano. La obra de Burton, nacida en Paran谩, con ascendencia irlandesa, es exquisita y perturbadora. De chica dibujaba cosas extra帽as a los ojos de la familia y la encerraron por considerarla fuera de sus cabales. A los 15, la casaron con un militar con quien tuvo  5 hijos y en cuanto pudo se escap贸 a Buenos Aires para seguir pintando. Parti贸 en 2008, en La Boca, barrio que eligi贸 para vivir y morir.

Suma Violeta con respecto a la creaci贸n teatral: 鈥淓s un material que se puede trasladar a cualquier lugar, no tiene escenograf铆a, son mon贸logos que podemos actuar en vidrieras, en una sala, en un patio. Lo que est谩 por delante es la actuaci贸n, surgi贸  como clima de 茅poca.  No sab脥amos ni d贸nde ni cu谩ndo, no sabemos qu茅 va a pasar. Eso marc贸 el proceso creativo. Hay algo del contagio, del volver a hacer, de sumarse desde el goce, poner el cuerpo en acci贸n, sentir que podemos hacerlo鈥.

Animal Teatro

Castro 561, CABA

S谩bado 25 de septiembre, 20 hs

@animalteatro

Cacao

El nombre de esta obra de danza despierta las papilas gustativas y nos subyuga con la idea de este milenario manjar que alegra y energiza.  La obra posee las mismas propiedades. El escenario es una de las salas del espacio MOVAQ Aquelarre en Movimiento, ubicado en el barrio de Villa Crespo y comandado por las bailarinas Anal铆a Slonimsky, L铆a Mazza, Julieta Rodriguez Grumberg y Laura Pe帽a Nu帽ez.  Al traspasar el galp贸n de la calle Malabia al 800, se forma una fila y a cada asistente se le ofrece un cuenco peque帽o con la bebida de los dioses: chocolate caliente.  Unos minutos despu茅s subimos al primer piso, donde se percibe un aroma dulz贸n. Nos entregan un peque帽o chocolate con envoltorio blanco  y nos piden que reci茅n lo degustemos en un momento determinado de esta obra que est谩 en el tramo final de su construcci贸n y que investiga las propiedades medicinales del cacao.  Dirigidas por la bailarina, core贸grafa y docente Anal铆a Slonimsky, las int茅rpretes Luc铆a Chiappe, Paula Zachar铆as, Brenie Gora y Paula Caldirola se apoderan del espacio con sus danzas y con m煤sica de Luis Della Mea. Con luces que lo ti帽en todo de colores cobrizos, los cuerpos tambi茅n se ti帽en de un vestigio ancestral. La ceremonia del cacao provoca  los sentidos y lejos de ser solo espectadorxs, quienes estamos sentados  de manera circular, nos sentimos parte del ritual.

El disparador sobre el que trabajaron fue 鈥渓a sensaci贸n de flotar los huesos dentro de la carne, volver a ser carne, tejido, volver a la tridimensionalidad del cuerpo despu茅s de esa planicie y ese vac铆o que nos hab铆a generado la pantalla 鈥攃uenta Anal铆a鈥 y luego un amigo aficionado a la gastronom铆a me comparti贸 un documental sobre lo que generaba el cacao en personas sin olfato, que te hace perder el gusto. El chef les devolv铆a alg煤n tipo de sensaci贸n de placer en el gusto m谩s all谩 de que no recuperaran el olfato, y ver a esa gente emocionada fue maravilloso鈥.  Agrega Anal铆a que en cada encuentro preparaban chocolate, hicieron una ceremonia del cacao guiadas por chamanas y se pusieron a investigar sobre sus propiedades: activa el sistema circulatorio, lo llaman la medicina del coraz贸n. 鈥淵 me parec铆a que volver a lo sangu铆neo, a lo corp贸reo, al latir del coraz贸n despu茅s de un a帽o de virtualidad, era un buen s铆ntoma para este encuentro鈥.

Sin la intenci贸n de crear una obra, Cacao fue tomando forma hasta convertirse en esta invitaci贸n a redescubrir el goce del sabor y a confiar en la vitalidad de la propia anatom铆a.

MOVAQ Aquelarre en Movimiento

Malabia 852, CABA

Estreno pr贸ximo a anunciarse

@cacaolaobra

The Club for Performance Art Gallery

Voy a hablar con el r铆o forma parte de esta propuesta de performances en un punto determinado de la ciudad, para una sola persona y viene de la mano de la actriz Agustina Mu帽oz.  La cita es en la esquina de Corrientes y Eduardo Madero a las diez de la ma帽ana de un jueves. De all铆, partimos atravesando avenidas, un puente, observando alt铆simos y modernos edificios, exclusivas viner铆as, concesionarias con autos extravagantes  que no he visto circular por mi barrio  鈥擣loresta鈥 y entidades bancarias con nombres que jam谩s hab铆a escuchado. Seguimos caminando, un guardia de seguridad escucha cumbia en altavoz. Llegamos a la Costanera Sur, el clima es de flamante primavera, me invita a acomodarme mirando hacia una laguna cubierta de vegetaci贸n, con matices infinitos de verde y habitada por unos cuantos patos negros. A nuestras espaldas, la ciudad y sus desvelos. Ante nuestros ojos, un peque帽o para铆so. Despu茅s de que un instrumento soplador de hojas y mugre se acallara y nos corri茅ramos unos metros para que la voz de la Negra Vernaci, emitida desde un carrito de comidas, quedara casi imperceptible,  ambas dimos play a un audio que nos sumergi贸 en otra dimensi贸n.  La voz me gu铆a y yo me dejo llevar, es un viaje a otro mundo, a otra 茅poca, a recuerdos que no son m铆os y a la vez, me pertenecen. Le siguen siete minutos de contemplaci贸n, en los que adquieren relevancia el canto de los p谩jaros, un ave que pasa volando al ras del agua, los patos negros que se desplazan sin prisa, se zambullen, se acercan entre s铆, se alejan.  Agustina me avisa que ya pasaron los siete minutos. Intercambiamos algunas palabras sobre lo vivido. Me sugiere continuar  la experiencia en la Reserva Ecol贸gica y si me dan ganas, escribir y dibujar.  Para eso, me entrega un sobre de papel madera, adentro hay una hoja en blanco, un l谩piz, un bol铆grafo y algunas im谩genes. Me pasa m煤sica, tambi茅n. Nos despedimos, camino hasta la Reserva, observo con ojos atentos, hay tanto para mirar. Me falta el mate. Me sent茅 en una silla de madera, sobre la mesa dibuj茅 dos paisajes: uno con edificios que rascan los cielos, otro con laguna y patos. Escrib铆: 驴Qu茅 espacio quiero habitar? 驴Cu谩l es mi deseo? 驴Qu茅 produzco para vivir feliz? Y m谩s abajo, enmarcado con puntitos y flechas, como si fuera una marquesina: La vida de los patos. Se lo mand茅 a Agustina por whatsapp, me pareci贸 un gesto que se correspond铆a con su generosidad al regalarme papel, l谩piz, im谩genes. Tambi茅n le mand茅 una foto de unas florcitas violetas que encontr茅 en el camino y acompa帽茅 con: La belleza de las flores. Antes de regresar al cemento, quiero mirarlas fijo un buen rato, para que se queden ac谩 pero que tambi茅n se vayan conmigo.

La performance termin贸, sigue la vida. Quiz谩s  sean lo mismo.

Alina Marinelli y Camila Malenchini llevan adelante el proyecto Club for Performance Art Gallery, que naci贸 durante la cuarentena en Berl铆n, a principios del 2020. Con las restricciones pand茅micas, decidieron habilitar la posibilidad de potenciar el encuentro y lo denominaron 鈥渆xperiencias 1.1鈥. 鈥淟uego de una hermosa 1era temporada en Berl铆n, y entrando, aqu铆 en Buenos Aires, al invierno y segundo per铆odo de aislamiento, decidimos lanzar esta versi贸n bajo el nombre Loter铆a de Performance鈥. 

Las experiencias se realizaron en diferentes espacios: edificios, parques, supermercados. Involucran a une performer y una sola persona. Hasta el momento ya sucedieron 42 performances en CABA y La Plata. En el momento de adquirir la entrada, se puede elegir d铆a, horario y lugar y la performance es sorpresa. Unos d铆as antes, llegar谩 un mail brindando algunos datos puntuales y el nombre de le artista asignade.

Disponerse a la aventura que esconde la ciudad y entregarse al azar es la clave de esta propuesta que cruz贸 el oc茅ano. Como en una loter铆a, atrae la promesa de una recompensa valiosa y quien se atreva, gana.

Loter铆a de Performance

脷ltimas 4 funciones

@clubforperformanceartgallery




Fuente: Lavaca.org