November 9, 2021
De parte de Grup Antimilitarista Tortuga
183 puntos de vista

Andr茅s Gil

Corresponsal en Bruselas

Problemas en c谩rceles y comisar铆as. Es lo que ha detectado el Comit茅 para la Prevenci贸n de la Tortura (CPT) del Consejo de Europa 鈥搊rganismo paneuropeo no dependiente de la UE que re煤ne a 47 pa铆ses鈥 en su 煤ltima visita a Espa帽a y que ha plasmado en un informe publicado este martes. Durante la visita de septiembre de 2020, la delegaci贸n del CPT examin贸 el trato y las condiciones de detenci贸n de hombres y mujeres recluidos en varias prisiones y en los dos hospitales psiqui谩tricos penitenciarios de Alicante y Sevilla, as铆 como en un centro de detenci贸n para menores en Algeciras. Adem谩s, se examin贸 el trato y las garant铆as ofrecidas a las personas privadas de libertad por la polic铆a.

As铆, el Comit茅 para la Prevenci贸n de la Tortura insta en su informe a las autoridades espa帽olas a tomar “medidas decididas para prevenir los malos tratos en prisi贸n y garantizar que los casos se investigan de forma eficaz”. Tambi茅n propone medidas para mejorar el tratamiento de los presos y pacientes recluidos en hospitales psiqui谩tricos penitenciarios y para hacer frente a los malos tratos por parte de agentes de polic铆a-

“La mayor铆a de las personas entrevistadas durante la visita afirmaron que los agentes los hab铆an tratado correctamente”, afirma el informe. Sin embargo, la delegaci贸n del CPT “recibi贸 un n煤mero significativo de denuncias de malos tratos”, afirma el documento, que detalla una veintena, “principalmente contra la Polic铆a Nacional, consistentes en bofetadas, pu帽etazos y patadas, as铆 como, ocasionalmente, el uso de porras con el supuesto fin de obligar a las personas a proporcionar informaci贸n, confesar delitos o castigarlas por el presunto delito cometido”.

En este sentido, el comit茅 “enfatiza la importancia de una adecuada supervisi贸n y capacitaci贸n de los agentes”.

En las c谩rceles de hombres adultos visitadas 鈥揅astell贸n II, Madrid V y VII, Sevilla II y Valencia Picassent鈥, la delegaci贸n del CPT recibi贸 “muchas denuncias consistentes y cre铆bles de malos tratos f铆sicos recientes por parte de funcionarios de prisiones, que consistieron principalmente en bofetadas en la cabeza y el cuerpo, pu帽etazos, patadas y golpes con porras”, relata el informe: “En varios casos, los presuntos malos tratos fueron respaldados por lesiones documentadas por la delegaci贸n o anotadas en el historial m茅dico de la persona”.

La delegaci贸n tambi茅n recibi贸 “varias denuncias cre铆bles de personas a las que se les hab铆a sometido las plantas de los pies a repetidos golpes de bast贸n, un m茅todo de tortura conocido como falaka”.

Seg煤n el informe, “el maltrato parece ser una reacci贸n punitiva al comportamiento recalcitrante de los presos. Abordar ese comportamiento requiere una supervisi贸n m谩s rigurosa por parte de la direcci贸n, la formaci贸n del personal en t茅cnicas de control, contenci贸n y desescalada, la documentaci贸n precisa de todas las lesiones y la denuncia inmediata de todas las denuncias de malos tratos a las autoridades fiscales”.

En lo que respecta al problema que se arrastra de la fijaci贸n mec谩nica de una persona a una cama, el informe se帽ala “los considerables avances realizados en todas las c谩rceles de Espa帽a en la reducci贸n tanto del n煤mero como de la duraci贸n de las aplicaciones de la medida. Sin embargo, el CPT considera que el objetivo debe seguir siendo abolir esta medida en prisi贸n, ya que est谩 expuesta a abusos”.

En lo que respecta a las reclusas, el informe pide “un enfoque espec铆fico de g茅nero que tenga en cuenta las necesidades de las mujeres, por ejemplo, en relaci贸n con la gama de actividades que se ofrecen, y la adopci贸n de una pol铆tica para prevenir los actos de autolesi贸n”.

El informe del CPT tambi茅n es cr铆tico con el tratamiento y las condiciones que se ofrecen a los pacientes en los dos hospitales psiqui谩tricos penitenciarios (PPH) de Alicante y Sevilla, y considera que “deben gozar de plena separaci贸n institucional y funcional del servicio penitenciario y estar bajo la responsabilidad del sistema nacional de salud. Paralelamente, deber铆a haber un cambio de paradigma en el tratamiento de los pacientes forenses basado en los principios del tratamiento individualizado, alej谩ndose del enfoque actual basado en la farmacoterapia”.

En ambos hospitales, la delegaci贸n “recibi贸 algunas denuncias de malos tratos f铆sicos consistentes en golpes con porras de goma y fijaciones mec谩nicas dolorosas e inadecuadas”, relata el informe: “El CPT es cr铆tico con la pr谩ctica de per铆odos prolongados de reclusi贸n impuesta a los pacientes, que duran hasta cuatro meses, sin las debidas garant铆as legales o una revisi贸n judicial adecuada”.

En el Centro de Detenci贸n de Menores La Marchenilla de Algeciras, la delegaci贸n del CPT tuvo una “impresi贸n positiva de la actitud solidaria del personal y de los planes terap茅uticos y de rehabilitaci贸n individuales propuestos para cada residente”. Sin embargo, “varios menores se quejaron del comportamiento del personal de seguridad al inmovilizarlos” y el CPT tambi茅n encontr贸 que los menores “continuaban siendo sometidos a per铆odos prolongados de fijaci贸n mec谩nica y se les inyectaba a la fuerza medicamentos mientras estaban fijados”. En consecuencia, el CPT “vuelve a instar a las autoridades espa帽olas a abolir la fijaci贸n mec谩nica de menores a nivel nacional”.

En su respuesta, las autoridades espa帽olas “muestran un di谩logo constructivo y sustantivo, proporcionan informaci贸n sobre las acciones emprendidas para combatir los malos tratos en las c谩rceles, reducir el n煤mero de personas recluidas en m贸dulos de r茅gimen cerrado, limitar el recurso a la fijaci贸n mec谩nica y adoptar una perspectiva de g茅nero en las c谩rceles”.

Las autoridades espa帽olas coinciden en que los PPH deben transferirse a la responsabilidad de las autoridades sanitarias para proporcionar un entorno terap茅utico m谩s adecuado. Finalmente, se informa de que se est谩n tomando medidas para aplicar varias recomendaciones relativas a los menores, en particular para abolir la pr谩ctica de la fijaci贸n de ni帽os en los Centros de Menores de toda Espa帽a.

C谩maras

El informe del Comit茅 de Prevenci贸n de la Tortura se帽ala, as铆, que “es necesaria una acci贸n concertada para abordar el problema de los malos tratos por parte de los agentes de la ley”. Y aporta orientaciones: “Esto deber铆a incluir un mensaje claro por parte del Ministro del Interior y de los jefes de la polic铆a de que tal comportamiento es ilegal y poco profesional, y que ser谩 sancionado en consecuencia”. Adem谩s, el CPT “reitera la importancia de una supervisi贸n y formaci贸n adecuadas de los agentes, y de la necesidad de llevar a cabo investigaciones eficaces sobre las denuncias de malos tratos. Tambi茅n subraya la importancia de que las grabaciones de las c谩maras de seguridad se almacenen durante un m铆nimo de 30 d铆as en todas las instalaciones”.


El Diario

Fuente con informe para descagar: https://www.eldiario.es/politica/co…




Fuente: Grupotortuga.com