November 20, 2021
De parte de ANRed
207 puntos de vista


Lucas con la camiseta de Barracas Central. Ten铆a 17 a帽os y jugaba de enganche

El asesinato de Lucas conmocion贸 al pa铆s y se instal贸 en los medios masivos de comunicaci贸n. Algunos portales tuvieron que corregir la informaci贸n falsa que hab铆an publicado en un principio. De difundir de manera recurrente casos de inseguridad incitando a promover el discurso de 鈥渕ano dura鈥 y apolog铆a abierta al uso indiscriminado de armas, a tener que exhibir las tremendas consecuencias de ello. Por su parte, la Coordinadora contra la Represi贸n Policial e Institucional 鈥 CORREPI-  convoca a su informe anual represivo el pr贸ximo 17 de diciembre, en el que informa la cantidad de personas asesinadas por la represi贸n institucional, y anticipan que en 2021 ser铆an m谩s de 400. Por Ramiro Giganti (ANRed).


Lucas y sus compa帽eros sal铆an del entrenamiento en el club Barracas Central, como cualquier otro d铆a. Ten铆a 17 a帽os, y como tantos pibes de su edad con talento para el f煤tbol so帽aba con llegar a primera. Antes de llegar a Barracas hab铆a pasado por las inferiores de Defensa y Justicia,, y Racing, donde los testimonios de sus ex compa帽eros lo recuerdan como un buen pibe. Al igual que sus compa帽eros se levantaba a las 6 de la ma帽ana para entrenar.

Al salir del entrenamiento, Lucas y sus compa帽eros pararon a comprarse un jugo. Polic铆as de civil los empezaron a perseguir, sin mostrar placa ni anunciarse como efectivos. Ante el miedo, Lucas y sus amigos subieron al auto y se fueron. Sin motivo fueron perseguidos. Los polic铆as de civil realizaron varios disparos. Uno dej贸 a Lucas herido. Afortunadamente no hubo m谩s v铆ctimas, ya que otra bala impact贸 en el auto.

Lucas y sus amigos solo ten铆an en sus bolsos la ropa sucia usada en el entrenamiento, y algo de dinero, ninguno estaba armado. Pero los efectivos plantaron un arma y reportaron enfrentamientos inexistentes. Algunos medios publicaron la versi贸n policial, como tantas otras veces, omitiendo un criterio b谩sico del periodismo: consultar al menos dos fuentes distintas antes de publicar la noticia.

Familiares y amigos de Lucas convocan a una movilizaci贸n pac铆fica con velas a Tribunales el pr贸ximo lunes 22

鈥淚nseguridad. Persecuci贸n y tiroteo en Barracas: un ladr贸n fue baleado en la cabeza鈥, titul贸 鈥渆l gran diario argentino鈥, Clar铆n. No fue el 煤nico medio en titular de esa manera. 鈥淭iroteo entre delincuentes y polic铆a en Barracas: hay un herido de bala y dos detenidos鈥, sentenciaba el diario Perfil.

Cintia  L贸pez, la madre de Lucas le hab铆a mandado un mensaje de Wasap preguntado cuando iba a llegar. Al pasar el tiempo y ver el mensaje con un solo tilde empez贸 la preocupaci贸n. El m谩s chico lo esperaba siempre para jugar. En el comedor se pon铆an a jugar al futbol ac谩 adentro. Era un beb茅, una criatura. No ten铆a maldad para nada. Desde los cuatro a帽os jugaba鈥, relat贸 luego.

Mario Gonz谩lez, padre de Lucas, vio la noticia del tiroteo en Barracas. Ni se le cruz贸 por la cabeza que se trataba de su hijo, si bien sinti贸 algo de preocupaci贸n al ver que el episodio fue cerca de donde entrenaba Lucas. Los medios hablaban de 鈥渦n delincuente鈥, no de un joven futbolista que sal铆a del entrenamiento.

Postergar el duelo para desmentir la calumnia

Lucas estuve herido durante horas. Se le neg贸 el traslado en helic贸ptero al Hospital de alta complejidad en El cruce de Varela. Mientras Lucas agonizaba, su padre intentaba desmentir la calumnia. Ten铆a contacto con algunos periodistas porque un familiar suyo hab铆a sido v铆ctima de otro episodio de inseguridad poco tiempo atr谩s en Quilmes. Tambi茅n los clubes donde Lucas jug贸 fueron otro elemento para desmentir lo publicado.

Lucas fue trasladado al d铆a siguiente al hospital, ten铆a muerte cerebral. Pocas horas despu茅s falleci贸.

Sus compa帽eros pasaron una noche detenidos en un instituto de menores. Fueron tratados como delincuentes, privados de su libertad. No hab铆an cometido ning煤n delito.

鈥淟es dir铆a que se pongan de mi lado. Les preguntar铆a c贸mo es que le tiraron a matar a mi hijito; que pongan los cojones para decir 鈥榶o fui鈥 y no intenten taparlo con cualquier cosa. Les pedir铆a que admitan que ellos los mataron, por favor, as铆 como fueron capaces de dispararle dos tiros en la cabeza鈥, respondi贸 Mario a la pregunta sobre qu茅 le dir铆a a los polic铆as que mataron a su hijo, identificados como Fabi谩n L贸pez (43), Jos茅 Nievas (36) y Gabriel Isassi (40),  en una entrevista en Radio Mitre, del mismo grupo empresario que hab铆a titulado 鈥渦n ladr贸n鈥 en referencia a Lucas.

Un episodio recurrente

El caso de Lucas no es un hecho aislado. Probablemente impacte m谩s que otros por el evidente nivel de alevos铆a, que excede a la calificaci贸n de 鈥済atillo f谩cil鈥. Con pocas horas de diferencia y a poca distancia, en la Plaza Garay, del barrio vecino de Constituci贸n, un polic铆a dispar贸 entre 12 y 15  balazos a una persona con un cuchillo en un enfrentamiento. Uno de esos balazos impact贸 sobre el hombro de un vecino del barrio que nada ten铆a que ver con el episodio.

En C贸rdoba, una mujer fue v铆ctima de una brutal golpiza policial. Muy pocas horas separan a estos tres episodios.

La Coordinadora contra la Represi贸n Policial e Institucional 鈥 CORREPI-  a trav茅s de sus referentes, enumer贸 diversos casos similares al de Lucas. Alejandro Mirabete fue un caso emblem谩tico de los a帽os 90, un joven asesinado por la espalda mientras corr铆a asustado por la polic铆a. El caso de la masacre de San Miguel del Monte es un ejemplo muy similar. All铆, Gonzalo Dom铆nguez (14), Camila L贸pez (13), Danilo Sansone (13) y Carlos An铆bal Su谩rez (22), fueron asesinados por la polic铆a.

Las v铆ctimas de la masacre de San Miguel Del Monte, un episodio similar al de Lucas Gonz谩lez.

El pr贸ximo 17 de diciembre en Plaza de Mayo., la CORREPI, como todos los a帽os, va a presenta el informe anual de situaci贸n represiva. El organismo de Derechos Humanos ya adelanto que tiene, al menos 400 casos sucedidos este a帽o, lo que mantiene la triste estad铆stica de una persona asesinada pro fuerzas represivas cada 20 horas.

Acusar a la v铆ctima: otro accionar frecuente

鈥淟a disponibilidad es una medida fuerte que genera cierta condici贸n de culpabilidad鈥, declar贸 Patricia Bullrich en entrevista con Luis Majul en La Naci贸n +, defendiendo a los polic铆as implicados en el crimen de Lucas. 鈥淣o hay que pasar a disponibilidad a un polic铆a que actu贸 en cumplimiento de su deber鈥, agreg贸 segundos despu茅s. 鈥淯n polic铆a que act煤a correctamente defendiendo la ciudadan铆a no se lo puede pasar a disponibilidad鈥, volvi贸 a declarar, nuevamente refiri茅ndose a los polic铆as que dispararon contra Lucas y sus amigos.

No es la primera vez que la ex ministra de Seguridad de la Naci贸n, justifica cr铆menes institucionales o encubre a los responsables. 鈥淣o voy a tirar a un gendarme por la ventana鈥 fueron sus palabras cuando Santiago Maldonado estaba desaparecido. 鈥淣osotros le damos a la versi贸n que nos da la Prefectura el car谩cter de verdad鈥, hab铆a declarado aquel mismo a帽o en referencia al asesinato por la espalda de Rafael Nahuel. En aquel entonces, Bullrich difundi贸 la hip贸tesis del enfrentamiento, cuando Rafael Nahuel fue asesinado por la espalda: la bala ingreso por su gl煤teo. Los dermo-test realizados sobre su cuerpo desmintieron las versiones que hablaban de un intercambio de disparos.

Algo similar ocurri贸, tambi茅n durante la gesti贸n de Bullrich, cuando la polic铆a asesino a Facundo Ferreira, un ni帽o de 12 a帽os, en San Miguel de Tucum谩n. La versi贸n policial apunt贸 contra los chicos. Quisieron instalar que Facundo y un amigo estaban armados y que los agentes se defendieron de una agresi贸n sin saber que eran ni帽os. No solo fue desmentida la criminalizaci贸n hacia el ni帽o asesinado sino que luego los polic铆as no pasaron un examen de rinoscopia.

Durante la gesti贸n de Patricia Bullrich las muertes por la represi贸n institucional crecieron de manera sostenida. Cuando asumi贸 el cargo en diciembre del 2015 una persona mor铆a a causa de la represi贸n estatal cada 26 horas. En el a帽o 2016 muri贸 una persona cada 25 horas. En 2017 la cifra sigui贸 creciendo: una muerte cada 23 horas. Dej贸 su cargo en diciembre de 2019 con la triste estad铆stica de una persona asesinada por el estado cada 20 horas. Cifra que se mantuvo con el actual gobierno.

En relaci贸n al crimen de Lucas, se les pregunt贸 a sus amigos 鈥渟i hab铆an votado鈥 como si fuera algo relevante. Sus amigos permanentemente ten铆an que explicar por qu茅 se vest铆an como lo hac铆an. La criminalizaci贸n est谩 metida en la sociedad de un modo tremendo. El 鈥渜ueso gruyere鈥 propuesto por Jos茅 Luis Espert, fue tomado y apoyado por las declaraciones de Sergio Berni: 鈥渢engo 150 delincuentes abatidos鈥, sostuvo jact谩ndose de ser 芦peor que Espert禄.

Mientras Patricia Bullrich se pronunciaba p煤blicamente defendiendo a los polic铆as, la familia de Lucas Gonz谩lez decidi贸 donar los 贸rganos de chico asesinado. 鈥淓n alg煤n lugar de este pa铆s el coraz贸n de mi hijo va a seguir latiendo. Don茅 los 贸rganos. No s茅 qui茅n va a ser la persona pero le sacar谩n sus pulmones o su coraz贸n. Era un chico muy sano鈥, dijo la madre de Lucas, entre l谩grimas, al recordar a su hijo poco tiempo despu茅s de su fallecimiento.





Fuente: Anred.org