October 4, 2022
De parte de Asociacion Germinal
226 puntos de vista

Una vez perdida la libertad, todos los males llegan uno tras otro, y sin ella todos los dem谩s bienes, corrompidos por la servidumbre, pierden todo su gusto y sabor

No es la primera vez que hablo y recomiendo la lectura del libro de Etienne de La Bo茅tie (Sarlat, 1530-Burdeos, 1538)*: Discurso de la servidumbre voluntaria禄 y seguro estoy que no habr茅 acabado de leerlo m谩s veces, al fin y al acabo como dijese Italo Calvino, los cl谩sicos son aquellos libros que no se dice que se leen sino que se releen; precisamente el libro que acabo de comprar lo hice en una necesaria librer铆a, Ciutat invisible, cuyo nombre se inspira precisamente en las Ciudades invisibles del escritor italiano. En el escaparate de tal librer铆a vi una llamativa portada del libro, a la que no me pude resistir; es la editada por Libros del zorro rojo en setiembre de este mismo a帽o. De paso dir茅 que el libro, lo digo para los que est茅is en Barcelona el 28 de octubre, ser谩 presentado en dicha librer铆a con la presencia de la fil贸sofa Marina Garc茅s, quien al respecto escribi贸: 芦脡tienne de la Bo茅tie plante贸 dos cuestiones para m铆 imprescindibles: por qu茅 obedecemos si podr铆amos dejar de hacerlo, y por qu茅 nos maltratamos tanto si lo m谩s natural es confraternizar unos con otros. C贸mo vivir juntos sin dominarnos: esta es la cuesti贸n imprescindible con la que nos interpela y no deja de inquietarnos, a煤n hoy, este libro.禄

Am茅n del discurso del autor, el libro tiene el atractivo de la reproducci贸n colorida, en tonos chillones, de los bonaerenses Leandro Jacob y Mart铆n Artagabeytia, que fundaron el sello Superabundans Haut, en 2006, quienes tras leer el libro del de Sarlat realizaron una serie de carteles callejeros -en el libro se reproducen once- que recog铆an algunas de las frases m谩s significativas del libro del que hablo.

La obra fue escrita entre 1546 y 1549, perdi茅ndose, hasta 1577 en que fue publicada, manipulada por los hugonotes, protestantes franceses -ha de tenerse en cuenta que las tierras hexagonales estaban inmersas de pleno en las guerras de religi贸n-, para posteriormente publicarse en 1579 una primera edici贸n que fue a la hoguera por orden del parlamento de Burdeos鈥l final, a mediados del XIX, Mesmes, bibli贸filo y hombre de Estado, la recuper贸 y desde entonces el texto no ha dejado de publicarse y traducirse; sirviendo de inspiraci贸n a las corrientes libertarias y a los defensores de la desobediencia civil鈥e la impostura mon谩rquica, qu茅 decir.

Cualquiera que lea el libro sentir谩 un impulso potente por defender la libertad, y oponerse a la dependencia que conlleva obediencia hacia un arriba, o hacia quienes supuestamente son los m谩s indicados para detentar el poder. No le falta raz贸n al prologuista de esta edici贸n, Eudald Esplugas, al subrayar que las posturas de La Bo茅tie fueron fuente de inspiraci贸n para la visi贸n del poder de Michel Foucault y de algunos otros, al negar al poder su ubicaci贸n en un arriba y con un sujeto poseedor de 茅l; hablaba el pensador de Poitier de microf铆sica del poder, subrayando que 茅ste se basaba en la relaci贸n y no en la ubicaci贸n equis, de modo y manera que discurr铆a, por medio de ciertas tecnolog铆as, en el seno de la sociedad, sirviendo ciertas instituciones en conductoras de las tendencias a la domesticaci贸n. Ven铆a a decir el autor de Vigilar y castigar que el poder no puede ser enfocado como algo meramente negativo (opresi贸n, represi贸n, fuerza y castigo), ya que en tal caso no ser铆a posible que se mantuviesen durante mucho tiempo, sino que la producci贸n de efectos positivos es lo que hac铆a que 茅ste, fuera aceptado y pudiese filtrase sus garras en el tejido social; ciertos aires de familia pueden hallarse en lo molecular explorado por F茅lix Guattari, o lo rizom谩tico propuesto por 茅l y su colega Gilles Deleuze, reivindicando la horizontalidad frente a la verticalidad que implica jerarqu铆a y dominio. Podr铆a hablarse en cierta medida de un efecto cercano al llamado s铆ndrome de Estocolmo que hace que un secuestrado acabe valorando positivamente al secuestrador, hasta el punto de mostrarle sentimientos de afecto, de amor al poder que trabaja en pos de nuestra limitaci贸n y perdici贸n.

Algo de esto es lo que queda patente en el Discurso cuando el autor muestra su sorpresa, y enfado, al ver que quienes est谩n sometidos al Uno, al tirano, en vez de oponerse den muestras de acuerdo y hasta de amor; funciona cierta forma de transferencia que hace que las 贸rdenes, aunque sean perjudiciales para quien las reciben, sean adoptadas por estos sin chistar y a煤n m谩s, con muestras de cumplimiento fiel como que fueran las mejores propuestas en el mejor de los mundos posibles. La comodidad, el huir de problemas, el miedo a ser libre, y erigirse en responsable, y a sentirse protegidos por el manto de los poderosos, hace que no se pretenda morder la mano del que supuestamente cuida de ellos. Este es el camino que sirvi贸 a 脡tienne de la Bo茅tie para observar como la servidumbre venc铆a en detrimento de la libertad鈥β玠e momento, s贸lo querr铆a comprender c贸mo es posible que tantos hombres, tantos pueblos, tantas ciudades, tantas naciones, padezcan muchas veces a un solo tirano, quien 煤nicamente tiene la autoridad que ellos le prestan, quien no tiene poder para perjudicarlos, salvo en la medida en aque quieran ser perjudicados, quien no puede hacerles da帽o alguno, a no ser que prefieran padecerlo, m谩s que contradecirlo禄.

La obra, a pesar de pertenecer a un tiempo hist贸rico lejano, sigue manteniendo su fuerza inicial, para cualquiera que sea capaz de decir NO, de desobedecer, y de alejarse del karaoke dominante que canta loas a los poderosos, y m谩s en concreto en quienes detentan el poder fuera de cualquier forma de control popular, nada digamos del nombramiento que en el caso del poder de uno, el monarca (monosarj茅) no reside en la soberan铆a popular sino en cuestiones de sangre y genealog铆a.

La propuesta de 脡tienne de La Bo茅tie es una reivindicaci贸n de la libertad y del uso de un pensamiento aut贸nomo que se gu铆e por su puesta en pr谩ctica de la libertad y de las decisiones en vez de mostrarse sumiso y obediente con respecto a alg煤n poder heter贸nomo, ya sea el que venga del pol铆tico de turno, del cl茅rigo o de cualquier comisario de cualquier pelaje鈥ue est茅 en posesi贸n de una doctrina y que la guarde en el bolsillo izquierdo del chaleco que poetizase el otro(Leon Felipe) y cantasen los de m谩s ac谩 ( Imanol y/o Paco Iba帽ez).

鈥斺斺斺斺斺斺斺斺斺斺斺斺斺斺斺斺斺斺斺斺斺斺斺斺斺斺斺斺斺斺-

* ) Facilito el acceso a un art铆culo anterior en el que, por otra parte, se recogen otros art铆culos publicados sobe el autor y su obra

Etienne de la Bo茅tie y la vocaci贸n de servir 鈥 Kaos en la red

https://archivo.kaosenlared.net/etienne-de-la-boetie-y-la-vocacion-de-servir/

Por I帽aki Urdanibia para Kaosenlared

Share



Fuente: Asociaciongerminal.org