September 1, 2022
De parte de SAS Madrid
273 puntos de vista

DomusVi es el grupo de residencias hegem贸nico en Espa帽a. Cuando lleg贸 la pandemia gestionaba 139 centros, con casi 18.500 plazas, y era el 煤nico que ten铆a presencia en todas las comunidades aut贸nomas. En manos de fondos con inversores que se esconden en el para铆so fiscal de Jersey, si hay una empresa que ejemplifica la hecatombe sufrida en las residencias espa帽olas durante la primera ola de la pandemia, esa es DomusVi. En 2020 fallecieron en sus instalaciones 2.100 mayores, m谩s de la mitad con covid o s铆ntomas compatibles.

La cat谩strofe en DomusVi fue general, da igual fijarse en los datos de Madrid, Catalu帽a, Pa铆s Vasco o Baleares. Pero, si cabe, fueron especialmente sangrantes en Galicia, precisamente la comunidad donde gestionaba mayor n煤mero de geri谩tricos. Los datos de fallecidos desglosados por centros desvelan que casi la mitad de las muertes en dicha comunidad en marzo y abril de 2020 eran personas residentes en DomusVi.

La multinacional, que tiene su sede espa帽ola en Vigo, acudi贸 a los tribunales para impedir que infoLibre tuviera acceso a la informaci贸n. Primero hab铆a sido la Xunta, gobernada entonces por Alberto N煤帽ez Feij贸o, quien neg贸 los datos a este peri贸dico. El Gobierno gallego aport贸 la informaci贸n de fallecimientos en residencias p煤blicas, pero mantuvo ocultos los de las privadas.

Despu茅s de que la Valedora do Pobo 鈥揺l 贸rgano auton贸mico con competencias en transparencia鈥 ordenase hacer p煤blica la informaci贸n, la Xunta se mostr贸 dispuesta a facilit谩rsela a infoLibre, pero entonces DomusVi acudi贸 al Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) para tratar de impedirlo. La sentencia del TSXG, dictada a finales de mayo y que gan贸 firmeza en agosto al no ser recurrida ante el Tribunal Supremo, tumb贸 las maniobras de la multinacional y la Xunta entreg贸 finalmente la informaci贸n solicitada por este peri贸dico.

Adem谩s de la concentraci贸n de fallecimientos en los centros de DomusVi, la informaci贸n oficial de la Xunta desvela que la mortalidad en las residencias de gesti贸n p煤blica en Galicia fue muy baja.

LOS P脡SIMOS DATOS DE DOMUSVI

En marzo y abril de 2020 estaban operativas en Galicia 220 residencias, que contaban con 19.348 plazas. El n煤mero de residentes fallecidos con covid o con s铆ntomas compatibles ascendi贸 a 275, lo que sit煤a la tasa de mortalidad por debajo del 1,4%, una de las m谩s bajas de Espa帽a durante la primera ola.

Pero los p茅simos resultados de DomusVi son incuestionables: gestionaba el 21,6% de las camas (4.192 en n煤meros absolutos) y registr贸 el 48,0% de las muertes (124 personas). Una gigantesca diferencia de m谩s de 26 puntos porcentuales.

Tres residencias se convirtieron en trampas mortales para las personas mayores: San L谩zaro en Santiago, con 40 fallecidos; Barreiro en Vigo, con 31 decesos, y Ald谩n en Cangas do Morrazo (Pontevedra), con 29 muertes. En este 煤ltimo centro llama especialmente la atenci贸n que 20 de las muertes se produjeran en la residencia, un 68,9% del total, porcentaje muy por encima de la media de Galicia. Familiares de las v铆ctimas protestaron p煤blicamente de forma reiterada por la falta de traslados al hospital que se produjo en dicho geri谩trico.

El segundo grupo m谩s relevante en Galicia es la Fundaci贸n San Rosendo, que est谩 controlada por el Obispado de Ourense. En su caso no se produjo ninguna desproporci贸n entre fallecimientos y plazas gestionadas: dispon铆a del 14,5% de las camas (2.819) y acumul贸 el 13,1% de las muertes (34 personas). La mayor铆a de los decesos se produjo en la residencia Nuestra Se帽ora de la Esperanza, en Ourense, donde perdieron la vida 28 personas.

El dato m谩s positivo fue el de los 28 centros de gesti贸n p煤blica (21 del Gobierno auton贸mico, seis municipales y uno de una mancomunidad): en total ten铆an el 13,2 de las plazas residenciales (2.562), pero 煤nicamente registraron el 2,3% de los decesos (6 personas). Cuatro de esos fallecimientos se produjeron en la residencia de la Xunta en la localidad ourensana de Castro Caldelas.

CENTROS DE CUIDADOS INTERMEDIOS

Galicia fue pionera en la creaci贸n de centros de cuidados intermedios. El objetivo era sacar de los geri谩tricos a residentes con covid para evitar que contagiasen a sus compa帽eros y llevarlos a dichos centros. La intenci贸n inicial era crear uno por provincia 鈥揳unque finalmente durante la primera ola s贸lo se abrieron dos en Ba帽os de Molgas (Ourense) y en Santiago鈥, para atender sobre todo a enfermos procedentes de peque帽os geri谩tricos, que habitualmente no disponen de m茅dicos o enfermeras. Esos centros deb铆an tener unos medios similares a los de una unidad hospitalaria.

La idea se la plante贸 a la Xunta Miguel 脕ngel V谩zquez, presidente de la Sociedade Galega de Xerontolox铆a e Xeriatr铆a (SGXX), que explica a infoLibre la motivaci贸n que se escond铆a tras su propuesta: 鈥淣os parec铆a una aberraci贸n absoluta la respuesta que estaban dando los geriatras en Madrid de no permitir la derivaci贸n hospitalaria de muchos residentes, y tem铆amos que algo as铆 terminase sucediendo en Galicia y nos quisimos adelantar. La Xunta fue receptiva a la idea y en muy pocos d铆as se puso en marcha鈥.

El personal proced铆a de los centros de d铆a, que estaban cerrados por el estado de alarma. V谩zquez asumi贸 la direcci贸n de la residencia de Ba帽os de Molgas y un vicepresidente de la SXGG la del centro de Santiago.

M谩s all谩 de lo pionero de la medida, lo cierto es que las derivaciones a los centros intermedios se realizaron con moderaci贸n. 鈥淟a ocupaci贸n m谩xima que tuvimos en Ba帽os de Molgas fue de 35 plazas, aunque la residencia dispon铆a de 93 plazas鈥, se帽ala V谩zquez.

En la informaci贸n facilitada por la Xunta, se indica que en el centro intermedio de Santiago fallecieron 11 personas y en el de Ba帽os de Molgas murieron 5. No consta cu谩les eras las residencias de origen de esos mayores, por lo que el n煤mero de fallecidos que eran residentes de DomusVi podr铆a ser a煤n algo m谩s alto.

Galicia no fue el 煤nico lugar donde se crearon este tipo de centros intermedios en Espa帽a durante la primera ola. La medida tambi茅n se adopt贸, por ejemplo, en Cantabria o Gipuzkoa.

DERIVACI脫N A LOS HOSPITALES

Entre los datos solicitados por infoLibre a la Xunta figuraba el n煤mero de residentes fallecidos en el propio centro y en un hospital.

De los 275 fallecimientos totales en aquellos dos meses, 17 se produjeron en centros especiales (16 en los intermedios y 1 en una residencia de Nigr谩n donde se traslad贸 a residentes con test negativo de Vigo y Cangas). En cuanto a los 258 decesos restantes, 138 se produjeron en la residencia donde viv铆a la persona mayor y 120 en el hospital. Por tanto, el 53,5% del total de decesos se produjo en el propio centro.

Un porcentaje alto respecto a situaciones de normalidad 鈥揹onde suele estar por debajo del 20% y contando siempre con el consentimiento de los familiares鈥, pero que est谩 muy lejos del registrado durante la primera ola de la pandemia en aquellas comunidades donde se frenaron de forma masiva las derivaciones hospitalarias. En Madrid se produjeron en las residencias el 77% de las muertes, en Catalu帽a el 72% y en Castilla y Le贸n el 71%. Castilla-La Mancha no facilita esa informaci贸n porque alega que no la tiene, pero otros datos relacionados con el impacto de la pandemia apuntan a que tambi茅n super贸 o se acerc贸 a esa cifra.

En otras palabras: el n煤mero de fallecimientos sin derivaci贸n hospitalaria se situ贸 en la Galicia de Alberto N煤帽ez Feij贸o m谩s de 23 puntos porcentuales por debajo del Madrid de Isabel D铆az Ayuso. Eso s铆, como se indic贸 con anterioridad, con centros como el de DomusVi en Cangas do Morrazo con cifras muy por encima de la media gallega.

El impacto del covid en las residencias de Galicia fue similar en la segunda ola, como prueban los datos tambi茅n oficiales publicados por Praza P煤blica, que indican que a principios de diciembre de 2020 el n煤mero de residentes fallecidos con covid (sin contabilizar por tanto en este caso a los que ten铆an s铆ntomas compatibles) ascend铆a a 509.

Enlace relacionado InfoLibre.es (30/08/2022).




Fuente: Sasmadrid.org