April 1, 2023
De parte de Grup Antimilitarista Tortuga
32 puntos de vista

1.

Inteligente perro sanguinario

Viviendo la mitad de mi tiempo en La Habana, me asalta una y otra vez la cuesti贸n del “comunismo real”. Tanto en Cuba como en Corea del Norte o en otros rincones olvidados del mundo, el comunismo efectivo se me aparece como un zombi, un “muerto viviente”.

Lo singular es que estuvo muerto desde el principio; que naci贸 muerto, por as铆 decirlo.

El radicalismo de izquierdas, hijo de la Ilustraci贸n, arrastr贸 en todo momento los estigmas del neo-fanatismo, de la intransigencia ante las diferencias, de la pulsi贸n homologadora y de la afici贸n a las cruzadas culturales; vale decir, en t茅rminos de E. Cioran, que se erigi贸, desde su cuna en la Revoluci贸n Francesa, en una “farsa sangrienta”. El estalinismo sovi茅tico ratific贸 sin ambages esta circunstancia…

A. Wajda reflej贸 muy bien, en “Danton”, la g茅nesis intelectual del Terror en la Francia jacobina. Y P. Sloterdijk, abordando la deriva “blanda” de la Revoluci贸n desde fines del siglo XIX, m谩s identificable con la pr谩ctica pol铆tica de P. A. Antonelle, el alcalde de Arl茅s (partidario de “mantener un grado soportable de desigualdad en las fortunas”), que con las posiciones de G. Babeuf, el “tribuno del pueblo” pre-comunista; evaluando a esa socialdemocracia alemana que aplast贸 violentamente un movimiento popular simplemente reformista e hizo asesinar a R. Luxemburgo y K. Liebknecht, eligi贸, para caracterizarla, con una precisi贸n sobrecogedora, la siguiente expresi贸n: “el inteligente perro sanguinario”.

2.

Aliento vital del “pensamiento negativo”

En la Modernidad, la “voluntad de sistema” alcanza su paroxismo, afectando a todos los campos: sistema comunista, sistema socialista, sistema liberal, sistema fascista, en lo pol铆tico; los sistemas de Kant, Hegel y Marx, en lo filos贸fico; los afanes sistematizadores de las Vanguardias y de la arquitectura racionalista, en la esfera est茅tica; etc茅tera. Y empezamos, por tanto, a vivir entre zombis, muertos vivientes, cad谩veres ambulantes…

De un tiempo a esta parte, como reacci贸n al aroma de desierto de todos los sistemas, a su evocaci贸n del vac铆o, del hueco, de la esterilidad y de la muerte, diversas tradiciones intelectuales empezaron a defender lo fragmentario, lo discontinuo, lo irregular, lo “interrumpido”, lo marginal, lo heter贸clito, lo descentrado, lo no-ordenable; comenzaron a esgrimir la fertilidad de la contradicci贸n y el aliento vital del “pensamiento negativo”.

Para ayudarnos a escapar del disecante encanto de los sistemas, tenemos autores como Nietzsche, Mallarm茅, Dostoievski, Artaud, Bataille, Blanchot, Gide, Poe, Vig贸, Bukowski, Onfray… Para dicha fuga, y casi a modo de socorro, nos asisten tambi茅n t铆tulos tal “La crisis de la Raz贸n” (Cacciari), “Contra la Raz贸n destructiva” (Subirats), “Contra la historia” (Cioran), “La experiencia interior” (Bataille), “Discursos interrumpidos” (Benjamin)…

3.

La vida irregular

Dando un paso m谩s, e ingresando en la 贸rbita de la psico-pol铆tica, cabr铆a ampliar el sentido de esa refutaci贸n de lo sistem谩tico. Se podr铆a apostar por la “vida irregular”, por la “experiencia desordenada”, por la “sensualidad po茅tica”, por la “biograf铆a sin parang贸n”, por la “invenci贸n de la cotidianidad” y el “dise帽o art铆stico de los d铆as”; por una recuperaci贸n de la creatividad, de la imaginaci贸n, de la locura saludable y de la fantas铆a no domada, a la hora de forjar la propia existencia.

Es lo que sugiere el t茅rmino “desistematizaci贸n”, enfrentado en lo psicol贸gico y en lo vital-pr谩ctico a la pretensi贸n de eternidad del Capitalismo, asunto de que me ocup茅 en “La Peste pedag贸gica”:

www.pedrogarciaolivo.wordpress.com

La Habana – Alto Juliana de Aldea Sesga




Fuente: Grupotortuga.com