October 10, 2022
De parte de Tejiendo Historia
182 puntos de vista
Imagen de una calle bombardeada en Palma durante la Guerra Civil. Archivo Mancini.

Si tiene informaci贸n sobre los bombardeos de Mallorca, por favor, escr铆bame un correo a manuelaguilerapovedano@gmail.com. Gracias

Tal d铆a como hoy, hace 85 a帽os, la poblaci贸n de Palma sufri贸 un doble bombardeo de la aviaci贸n republicana. Seis mallorquines murieron y ocho quedaron heridos sin que nadie, actualmente, haya publicado sus nombres ni defienda su memoria. Ning煤n historiador se ha molestado nunca en investigarlo ni en hacerles homenaje alguno, as铆 que yo lo voy a contar en esta columna.

A las diez de la ma帽ana del 7 de octubre de 1937 un total de 15 aviones rusos Katiuska arrojaron decenas bombas sobre Palma. Uno de los barrios m谩s castigados fue el de Santa Catalina, entonces un arrabal obrero con mayor铆a de voto izquierdista. Los proyectiles cayeron alrededor de la iglesia de San Mag铆n y asesinaron a Guillermo Vaquer Adrover cuando intentaba protegerse pegado a una pared. Sobre su muerte, la prensa public贸 que 鈥渘o hubiese ocurrido de haber seguido las 贸rdenes, porque tuvo tiempo de sobra para llegar hasta el refugio, pero prefiri贸 quedarse arrimado a una pared cercana a la iglesia de la Inmaculada Concepci贸n鈥.

La finca de Can Florit, situada junto a la iglesia y el actual restaurante Spot, qued贸 acribillada de metralla desde el portal hasta la azotea. Esta finca est谩 todav铆a arreglando problemas de estructura debido a aquel bombardeo. As铆 lo comunic贸 hace poco el presidente de la comunidad a los vecinos.

Los aviones continuaron hasta la base italiana de Son Sant Joan y, como todav铆a les quedaba carga, arrojaron bombas sobre fincas colindantes en el Pla de Sant Jordi. All铆 mataron a otras dos personas: Bernat Ramis Nadal, hijo del que hab铆a sido maestro del Pla de Sant Jordi y autor del libro Doble Assassinat, y Margalida Pou Vich, de s鈥橝ranjassa. Quedaron heridos Margalida VichJosep Campins y Francesc Mulet.

El libro Pla de Sant Jordi, historia d鈥檜n poble, recoge el testimonio de una testigo: 鈥淓l d铆a que muri贸 Bernat Ramis sentimos un fuerte ruido de motores que se acercaban. Eran unos catorce aviones que volaban a mucha altura. (鈥) Todos los payeses de los huertos cercanos corrimos hacia el refugio de Can Vico de Darrere, mientras se o铆an las r谩fagas de ametralladoras de Son Sant Joan鈥.

A eso de las cuatro de la tarde volvieron los aviones. Esta vez la peor parte se la llev贸 el casco antiguo de Palma: la zona de Sa Gerreria y Es Baluard des Pr铆ncep. Arrojaron unas 80 bombas pero no todas explotaron. Una de 150 kilos cay贸 en el patio de una casa de la plaza del Pes de Sa Palla y milagrosamente no deton贸. No tuvieron tanta suerte en una vivienda cercana y una mujer muri贸 bajo los escombros de su casa. Su hija peque帽a result贸 herida. Por ahora no he encontrado sus nombres.

Cayeron bombas tambi茅n en el hist贸rico Convent de Sant Jeroni. All铆 murieron aplastadas en la Enfermer铆a las 煤nicas dos monjas que no pudieron bajar al refugio. Una estaba ciega y gravemente enferma, as铆 que no pod铆a moverse. Se llamaba Amparo de Jes煤s Mir Jaume y era prima segunda del obispo Josep Miralles. La otra no quiso dejarla sola y muri贸 con ella. Se llamaba Antonia del Sagrado Coraz贸n de Jes煤s Pons Alcover y era natural de Lloseta.

No entiendo por qu茅 mi admirado Josep Massot i Muntaner nunca public贸 ninguno de estos nombres en su libro ni quiso humanizar una historia tan tr谩gica como los bombardeos de Mallorca.

Diario La Almudaina, 9 de octubre de 1937.
El Correo de Mallorca, 7 de octubre de 1937.
El Correo de Mallorca, 9 de octubre de 1937.



Fuente: Manuelaguilerapovedano.wordpress.com