July 28, 2021
De parte de A Las Barricadas
249 puntos de vista


Total, que el otro d铆a contaba lo dif铆cil que es auto-aceptarse en ciertas circunstancias personales, cuando resulta que uno tiene una imagen de lo que es, y en el espejo resulta que ve otra cosa. Eso el que la lleva la entiende. Todo esto porque mi amigo Nick Cravat, un trans-hombre ten铆a miedo de operarse y hacerse la histerectom铆a. Y pensando 茅l que las cosas naturales de autoayuda pod铆an ayudar 鈥 Como dec铆a, est谩bamos en una finca cerca de San Juan del Puerto. En mayo. Quien quiera saber qu茅 pas贸, que se lea lo que pas贸 antes (1). Y que conste: cuando me pongo a hablar, sobre todo si estoy borracho, es que no paro.

Nos fuimos a dormir temprano, y gracias a mi previsi贸n, Nick y yo nos hab铆amos aposentado en una casita con cama de matrimonio y ba帽o, mientras el resto del grupo se quedaban en la nave donde hab铆an puesto unos catres de los que se pliegan, y otra cama de matrimonio que ocupaban Salom贸n y la Dietista. Todos juntos. Muy comunitario.

Y, claro, yo no me lo pens茅 dos veces. Me qued茅 en calzoncillos, me met铆 en la piltra. Hac铆a calor. Nick estaba un poco cortado, y tambi茅n se qued贸 en calzonas y camiseta, y me dijo que no sab铆a si iba a poder dormir a mi lado, porque no estaba acostumbrado a dormir con nadie. Le dije que pusiera una almohada entre los dos, y as铆 le parecer铆a que estaba solo. Y que por m铆 no se preocupase, porque me hab铆a tomado un bromacep谩n, un triptizol y un tranxilium, y en breve me iba a dormir, como as铆 fue. Por el bochorno abri贸 la ventana. Las nueve de la noche.

Me despert茅 a eso de las seis y pico de la ma帽ana, con la sorpresa de que en la cama, aparte de Nick, estaba una t铆a en camiseta y bragas, donde deber铆a estar la almohada de separaci贸n. Sin sorprenderme lo m谩s m铆nimo (atraigo a las mujeres 鈥損ens茅鈥), me levant茅, y me vest铆. Nick ten铆a los ojos como platos y me miraba. Buenos d铆as. La chica gem铆a. Era de piel blanca y ten铆a ronchones de mosquitos por doquier. Que me voy a ver amanecer Nick, 驴te vienes? No, quiero ver si puedo dormir un poco. 驴Has dormido mal? No he pegado ojo porque esta t铆a鈥 隆No me lo cuentes! Vale luego nos vemos, yo [mirada al techo] necesito meditar

Y sin mayor ceremonia acarici茅 la cabra, cog铆 el coche y me largu茅 a Alan铆s, me met铆 en la primera tasca que vi abierta, y me puse entre pecho y espalda tres caf茅s con leche, dos tostadas grandes de pan con aceite, una cu帽a de queso de oveja鈥 Tambi茅n compr茅 un bocadillo de tortilla de patatas con tomate en rodajas. Y una botella de vino. Unos pocos de paisanos 鈥揹e los que madrugan para tomar copas de aguardiente鈥, me miraban de forma siniestra. Hechas estas operaciones de mera supervivencia, volv铆 al encuentro de desarrollo personal con el alba. 

Entr茅 como si tal cosa en la finca, y all铆 se estaban ya levantando las personas, y preparando algo que llamaron desayuno, sabiamente guiadas por la Dietista, que consist铆a b谩sicamente, en fruta fresca. Manzanas, peras, uvas pasas. Cus c煤s en la cena, fruta en el desayuno鈥 Aquella banda de alternativos posmodernos filatelistas estaba desmay谩, pero como nadie se quejaba, y hac铆an ejercicios de yogalate, no dije ni p铆o. La gente parec铆a muy animada, y Nick estaba mascullando algo en solitario. Luego salimos al c茅sped, extendiendo unas esterillas, y comenzaron los ejercicios. Meditaci贸n al principio, con las piernas cruzadas y creo que la gente se quedaba dormida, porque Salom贸n dec铆a que cerraran los ojos, iba dando instrucciones para relajarnos, yo -por supuesto- me quedaba mirando y parec铆an que estaban a punto de poner un huevo y caer de lado. Salom贸n tambi茅n parec铆a dormitar. Luego hab铆a que conectar por parejas, mirando a los ojos cogidos de las manos. Hubo una que se le saltaban los lagrimones. Y m谩s testimonios. Y m谩s abrazos que evit茅 cuidadosamente. Y, oye, que me di cuenta de que la cabra comparec铆a cuando hab铆a abrazos. Qu茅 misterios tienen las cabras. Y qu茅 sabia es la naturaleza que cuando est谩s m谩s tranquilo viene la gripe y te mata. 

A todo esto a eso de las doce, dije que iba al ba帽o, y me com铆 el bocadillo de tortilla con el vino. Entre esto y lo otro, que lleg贸 la hora de comer, y la dietista sac贸 unas verduras a la plancha. La receta era simple: calabac铆n, berenjena, zanahoria, cebolla, todo cortado en rodajas, vuelta y vuelta, sin sal. Una gota de aceite. Y a comer. Yo cog铆 un trozo de zanahoria, meditabundo, y me sent茅 al lado de la pava que estaba esta ma帽ana en la cama. 驴Y t煤 d贸nde eres? De C谩i. 驴Y a qu茅 te dedicas? Soy Coach. Hostias, luchadora, qu茅 interesante, 驴como las de lucha americana? No, coach, entrenadora, ayudo a la gente a recuperar la ilusi贸n. 驴Qu茅? 驴No has o铆do hablar del coaching? Ni puta idea, 驴c贸mo te dio por ah铆? Pues estaba insatisfecha con mi vida, hac铆a cursos de autoconocimiento, estaba perdida y me entr贸 un c谩ncer de mama. 隆Co帽o! No, de mama, y entonces hice una transformaci贸n. 隆La hostia! Vi que ten铆a que cambiar de vida, guiarme por mi intuici贸n, y me trat茅 por medio de la sanaci贸n espiritual鈥 驴Y te funcion贸? Claro que s铆, cuando me dieron [resumen] la radioterapia, la quimioterapia y la cirug铆a pas茅 por todo sin sobresaltos. Puede decirse que el c谩ncer gui贸 mi vida鈥 隆La hostia puta! He dejado mis miedos atr谩s, he hecho un m谩ster de coaching y liderazgo鈥 隆Joder! 驴Y t煤 por qu茅 est谩s aqu铆? Pues porque ese -se帽alo a Nick fam茅lico atacando un calabac铆n- est谩 busc谩ndose a s铆 mismo y me ha pedido que le acompa帽e para encontrarse con 茅l mismo [ella se rasca con frenes铆]. Oye, t煤 eres la que estaba esta ma帽ana durmiendo en nuestra cama. S铆. 驴Y eso? Es que Marisa (la dietista) ronca much铆simo, Salom贸n que estaba en la cama con ella no ha podido dormir, y casi nadie ha descansado, as铆 que fui a vuestra cama y me met铆 en el medio, 驴no te habr谩 importado? Para nada, insomnio, catres duros, mosquitos y dieta ligera ayudan mucho [hago un gesto que abarca a la pe帽a] a la hora de tener alucinaciones

Total, que entre pitos y flautas se fue la tarde hubo m谩s talleres y Nick, que me manifest贸 en una pausa a las claras 鈥損or fin鈥, que ten铆a much铆sima hambre. Lo s茅 Nick, lo s茅. 驴T煤 no tienes hambre? No. Qu茅 duro eres. Lo s茅 lo s茅, que voy a meditar un rato sobre lo que est谩 pasando鈥  Y all铆 lo dej茅 casta帽e谩ndole los dientes.

Me fui disparado a San Nicol谩s del Puerto, donde me zamp茅 de cena un salmorejo, un arroz con gurumelos y siete ca帽as de Cruzcampo. Volv铆 a eso de las nueve y de inmediato me fui a la cama tras tomarme un noctamid, un tranxilium, un lexat铆n, mi triptizol y un bromacep谩n que llevaba en la cartera. Y ca铆 en un sue帽o profundo y reparador hasta las seis de la ma帽ana, que despert茅 apartando mosquitos, cuerpos quejosos y yendo de inmediato a la tasca, tras acariciar amablemente a la cabra.

Otro d铆a sigo, porque les que me pongo a hablar y no paro.鈥斺斺斺斺斺斺斺斺斺-

————————————————

(1)  Ver art铆culo El duro camino de la autoaceptaci贸n y algunos anteriores

 




Fuente: Alasbarricadas.org