April 11, 2022
De parte de C铆rculo 脕crata
2,175 puntos de vista
cgt ccoo ugt sindicatos anarcosindicalismo

Ni la degradaci贸n de los servicios p煤blicos (miles de profesionales de la Sanidad apartados en varias Comunidades aut贸nomas), ni los problemas en la Educaci贸n, ni el coste del recibo de la luz que viene padeci茅ndose desde hace meses, ni la salvaje subida de gasolinas y gasoil con lo que eso conlleva en la cadena econ贸mica, ni los nuevos precios de productos b谩sicos fruto de casi un 10% de inflaci贸n oficial, ni los sueldos-basura, ni el precio de alquileres que impide a los j贸venes independizarse, ni los esc谩ndalos reales, ni nada de nada, provoca grandes movilizaciones sociales en este momento, aqu铆 y ahora. 

Sabido es que, en una determinada coyuntura, la energ铆a y predisposici贸n a un nuevo periodo de movilizaciones depende de la moral y la convicci贸n con que se haya salido de un ciclo anterior. Sin duda, la m谩s que in煤til (salvo para colocarse en medio de peleas internas) canalizaci贸n electoral de los que nos iban a ayudar a asaltar los cielos ha hecho que ese activismo necesario para impulsar las luchas no est茅 en su mejor momento.

Pero una menci贸n especial en esto de la recurrente 鈥減az social鈥 en curso es la que se merecen los dos sindicatos mayoritarios, que son expertos bien lubricados por los Presupuestos Generales del Estado desde que contribuyeron a dar origen al R茅gimen del 78 de cuyo entramado son parte necesaria. Aunque su prestigio entre los trabajadores es casi nulo, siguen contribuyendo a transmitir la desaz贸n, el para qu茅, el todo es igual que invita a la inacci贸n, tal y como quiere el sistema. 

cgt ccoo ugt sindicatos anarcosindicalismo

Los gobiernos pactan y festejan esta funcionalidad acomodaticia y se hacen fotos con los secretarios generales de turno por saber entender el momento pol铆tico (desde hace 40 a帽os). Tienen, eso s铆, el problema de que la lucha de clases no se detiene y esto hace posible el surgimiento de organizaciones, plataformas, que puentean a los sindicatos amaestrados. Una l铆der de UGT (entre esc谩ndalo y esc谩ndalo) se lamentaba hace unas horas que el problema es que no atraen a los j贸venes. Y tanto. Es sabido que esa 芦chispa禄 que incendia las sociedades surge en cualquier lugar y no avisa, y que obliga a las fuerzas del orden y sus mandos a estar vigilantes y con las tanquetas listas.

Por cierto, ya que hablamos de la chispa imprescindible (adem谩s de imprevisible), hay que cuidarse de esa estratagema de los mismos sindicatos del r茅gimen del 78 (hoy con la ayuda de buena parte de los mencionados 鈥渁saltacielos鈥) de acusar de reaccionarismo y hasta de extremismo de derecha a cualquier sector que, golpeado por las medidas gubernamentales al servicio de la oligarqu铆a parasitaria, caliente la calle. 

Bueno ser谩 que el activismo m谩s consciente tenga en mente aquello que defend铆a Engels en una carta a una revolucionaria rusa, cuando ven铆a a decirle que no hab铆a que preocuparse por la calidad de la chispa, 鈥測a que una vez que la chispa toca la p贸lvora, una vez que han sido puestas en libertad las fuerzas y que la energ铆a nacional ha sido transformada de potencial en cin茅tica鈥, lo de menos es el discurso con el que la chispa incendi贸 鈥渓a cosa鈥. Que no nos quepa duda: pocas cosas m谩s reaccionarias que esa 鈥減az social鈥 que impide que las crisis las paguen los par谩sitos que prolongan la guerra social, as铆, sin comillas.

Fuente: Insurgente




Fuente: Circuloacrata.blogspot.com