November 21, 2020
De parte de SAS Madrid
2,315 puntos de vista

La suspensi贸n de empleo obliga a declarar el IRPF a partir de 14.000 euros anuales y reduce deducciones como la de maternidad, avisan los asesores fiscales.

Las r茅plicas de un terremoto de las proporciones de la Covid-19 tambi茅n llegar谩n a la declaraci贸n de la renta que los ciudadanos presentar谩n a mediados del 2021. El grueso se ver谩 en los millones de trabajadores que este a帽o, a ra铆z de la pandemia, han sufrido 鈥搊 sufrir谩n鈥 un ERTE. No hay que olvidar que en los peores momentos de la primera oleada nada menos que 3,4 millones de asalariados tuvieron el empleo suspendido. Por ello, los expedientes de regulaci贸n temporal de empleo son uno de los principales condicionantes para la campa帽a de la renta del 2020, tal y como destac贸 ayer el Registro de Asesores Fiscales del Consejo General de Economistas (Reaf-CGE).

Los asesores fiscales recordaron que los empleados que este a帽o al perder el empleo o estar en un ERTE han cobrado una prestaci贸n ver谩n c贸mo el m铆nimo para ser obligatorio hacer la declaraci贸n de la renta pasa de 22.000 euros anuales a 14.000 euros, ya que tendr谩n m谩s de un pagador. Adem谩s de estar obligado a presentar la declaraci贸n, en territorios como Catalunya, donde el tipo impositivo supera el nivel fijado por la parte estatal (19%), este colectivo va a sufrir una presi贸n fiscal superior a contribuyentes con ingresos id茅nticos pero con un solo pagador. De momento, el Govern catal谩n es el 煤nico que ha decidido aprobar una deducci贸n para evitar este castigo a los trabajadores con salarios m谩s bajos.

En todo caso, el ERTE tiene otras implicaciones fiscales, algunas vinculadas al foll贸n administrativo que ha generado la avalancha de solicitudes en un servicio estatal de empleo (SEPE) mermado y absolutamente superado por las circunstancias. Seg煤n advirtieron los asesores fiscales, todos aquellos con un ERTE que han percibido por error una prestaci贸n superior a la que les corresponde habr谩n de tributar por la cantidad abonada (a la que adem谩s no se le han aplicado retenciones). 鈥淓l SEPE se ha comprometido a resolver las discrepancias鈥, apuntaron y a帽adieron que 鈥渓o deseable es que se regularice antes del final de a帽o para evitar inconvenientes鈥. Es m谩s, los expertos reconocieron que, hasta que se abra la campa帽a de la renta el pr贸ximo mes de abril, es posible evitar tener que incluir una prestaci贸n que se ha de devolver y la posterior reclamaci贸n a la Agencia Tributaria, siempre y cuando el trabajador reciba la comunicaci贸n del SEPE y devuelva lo err贸neamente percibido.

Por otra parte, como los afectados por una suspensi贸n de empleo se pasan al desempleo, desde el Consejo de Economistas precisan que Hacienda descontar谩 ese periodo de tiempo para los trabajadores que cuenten con una deducci贸n en el IRPF por familia numerosa, persona con discapacidad a cargo o por ser madre de un hijo de menos de tres a帽os, puesto que est谩n vinculadas a la condici贸n de ocupado.

En cuanto a nuevas realidades como la extensi贸n del teletrabajo para combatir la extensi贸n del coronavirus, los asesores fiscales reclaman a la Agencia Tributaria que 鈥渁clare鈥 que no se consideran rentas del trabajo en especie 鈥搚,鈥塸or tanto, est谩n exentas de tributaci贸n鈥 la 鈥渦tilizaci贸n para fines privados de los ordenadores y otros dispositivos鈥 que las empresas entregan a sus empleados para desarrollar el trabajo a distancia, as铆 como compensaciones en met谩lico abonadas por las empresas 鈥減or los gastos por ellos incurridos como consecuencia del teletrabajo鈥.

En una situaci贸n similar se encuentran una serie de ayudas y subvenciones destinadas a la poblaci贸n vulnerable por la pandemia 鈥損or ejemplo, las destinadas al alquiler a inquilinos en dificultades鈥. 鈥淓s importante que se declaren como exentas鈥, insistieron.

Finalmente, los asesores fiscales recomendaron tener en cuenta los cambios fiscales que incluye el proyecto de los presupuestos generales del Estado para el 2021 en la planificaci贸n hasta que concluya este a帽o. As铆, se mostraron partidarios de aumentar en la medida de lo posible la aportaci贸n a los planes individuales de pensiones, puesto que, de aprobarse las cuentas de la ministra de Hacienda, Mar铆a Jes煤s Montero, la cantidad m谩xima que desgravar pasar谩 de 8.000 euros a 2.000 euros.

Adem谩s, animaron a adelantar a este a帽o el cobro de rendimientos del trabajo 鈥揵onus, gratificaciones鈥 u otros ingresos, como ventas de viviendas, para eludir el aumento de los tramos m谩s altos del IRPF previstos para el 2021. El proyecto presupuestario fija una subida del tipo marginal en dos puntos para las rentas superiores a 300.000 euros y un incremento de tres puntos de la base del ahorro que supera los 200.000 euros.

Enlace relacionado LaVanguardia.com 20/11/2020.




Fuente: Sasmadrid.org