March 16, 2023
De parte de Nodo50
1,700 puntos de vista

El ├║ltimo grito del neoliberalismo espa├▒ol son las becas para alumnos ricos de colegios privados que concede el Gobierno Ayuso y las ayudas sociales para mitigar los efectos del alto precio de la luz entre los consumidores vulnerables dise├▒adas por el Gobierno estatal, que han permitido a las ├ęlites pol├şticas madrile├▒as (aunque sin duda habr├í m├ís casos en el resto del territorio) con tres hijos o m├ís recibir descuentos en la factura de la electricidad presentando una solicitud y el libro de familia numerosa. 

Los casos de Enrique Ossorio, vicepresidente del Gobierno madrile├▒o; Alfonso Serrano, secretario general del PP en Madrid, y M├│nica Garc├şa, l├şder de M├ís Madrid y de la oposici├│n a Ayuso, que solicitaron ayudas estatales te├│ricamente destinadas a los consumidores vulnerables sin serlo, han puesto sobre la mesa el dise├▒o de algunas pol├şticas p├║blicas te├│ricamente pensadas para ayudar a las clases m├ís desfavorecidas tras la pandemia y la guerra de Ucrania.

Basta echar un vistazo a los requisitos del bono social y el bono t├ęrmico lanzados por el Ministerio de Transici├│n Ecol├│gica para darse cuenta de que se trata de una pol├ştica p├║blica que favorece la trampa; la parte dedicada a las rentas m├ís bajas parece inspirada en la burocracia napole├│nica y exige requisitos complicados y habilidad inform├ítica. La universal, para las familias numerosas, es de una sencillez absoluta. La ministra Teresa Ribera ha garantizado que modificar├ín la norma que permit├şa acceder a las ayudas a todas las familias de tres hijos o m├ís, a├▒adiendo una renta m├íxima. Deber├şa garantizarse tambi├ęn que esas medidas correctoras no supongan mayores barreras para las familias realmente vulnerables a la hora de acceder a esos recursos, y que se adoptasen despu├ęs de un estudio pormenorizado, y no al calor ef├şmero de unos titulares. Hay demasiados ejemplos de intentos de taponar v├şas de agua usando el primer elemento a mano, que han tenido como resultado abrir otras, o el hundimiento de todo el proyecto. Una unidad familiar de m├ís de dos personas con una renta de 26.000 euros es vulnerable, sea o no numerosa, sobre todo con los actuales precios de la energ├şa.

El problema de fondo es que, seg├║n un reciente informe de la OCDE, las familias m├ís ricas de Espa├▒a se llevan el triple de ayudas que las m├ís pobres. El 20% de los hogares de m├ís renta recibe el 30% de las ayudas totales, mientras el 20% m├ís pobre accede al 12%. El informe recomendaba dise├▒ar ayudas espec├şficas para los m├ís vulnerables para compensar ese enorme desequilibrio. 

Parece evidente que, en el pa├şs del Lazarillo de Tormes, el principio universalizador de las ayudas p├║blicas (que es el preferido en los pa├şses n├│rdicos, por ejemplo) necesita correcciones. Como se ve en Ossorio, es toda una tradici├│n que la gente de m├ís renta y los pol├şticos de la derecha critiquen las ayudas sociales (las paguitas), aboguen por desmantelar lo p├║blico y al mismo tiempo trinquen todas las subvenciones disponibles. Basta recordar a Arias Ca├▒ete y las exenciones al lino, el habitual cobro de las dietas de transporte por parte de diputados que residen en Madrid, o las mamandurrias de Abascal. 

Si hay alguna posibilidad de que la izquierda logre arrebatar la Comunidad a la derecha corrupta, esta pasa por que sus l├şderes sean inatacables

Lo novedoso del asunto es que adem├ís de los vulnerables Ossorio (el diputado m├ís rico de la Asamblea de Madrid) y Serrano (vulnerable severo), en el equipo del abuso figura la pol├ştica progresista M├│nica Garc├şa, l├şder de M├ís Madrid. Estamos de acuerdo con Garc├şa en que su caso no es igual que el del vicepresidente madrile├▒o, un tipo que no conoce la verg├╝enza. Y se debe reconocer a la l├şder de MM su rapidez al reconocer el ÔÇťerrorÔÇŁ, incluso creer que no le constara haber cobrado la ayuda porque fuera su marido quien la pidiera, sin dec├şrselo, y elogiar que quiera devolver lo que recibi├│. Pero esto no significa que Garc├şa no sea pol├şticamente responsable de un hecho bochornoso, que mina su legitimidad y su credibilidad. Si hay alguna posibilidad, por remota que sea, de que la izquierda logre arrebatar alg├║n d├şa la Comunidad de Madrid a la derecha corrupta, esta pasa por que sus l├şderes sean inatacables por los ├ícidos. 

La campa├▒a electoral ha empezado, y M├│nica Garc├şa se ha convertido en un blanco muy f├ícil para una derecha y un PSOE que dominan la pr├íctica totalidad de los medios capitalinos. Exigirle que dimita mientras sus adversarios se van de rositas ser├şa seguramente excesivo. Pero ┬┐es la m├ís indicada para seguir al frente de la cruzada contra el PP de Ayuso, Ossorio y Serrano? La l├şder progresista m├ís votada en las ├║ltimas elecciones auton├│micas deber├şa reflexionar adem├ís sobre el efecto desmovilizador que puede tener el caso entre su electorado. Y si considera que ser├í una r├ęmora, dar un paso atr├ís ser├şa lo m├ís convincente y honesto.

El ├║ltimo grito del neoliberalismo espa├▒ol son las becas para alumnos ricos de colegios privados que concede el Gobierno Ayuso y las ayudas sociales para mitigar los efectos del alto precio de la luz entre los consumidores vulnerables dise├▒adas por el Gobierno estatal, que han permitido a las ├ęlites pol├şticas…

Este art├şculo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aqu├ş



Fuente: Ctxt.es