December 25, 2021
De parte de Lobo Suelto
217 puntos de vista

Se anhela poder escribir como se canta en un momento cualquiera, cuando nadie nos mira; el esfuerzo que hacemos para arribar a la nota es gratuito, despreocupado, movido m谩s por el deseo de provocarnos un goce propio que no para ser escuchados ajustadamente. 

   Si la mirada del lector que somos funcionara de igual manera que la del auditorio imaginario que nos rodea cuando cantamos, 驴a d贸nde ir铆an nuestras palabras, qu茅 lugar nos descubrir铆an de nosotros mismos?

   La escritura es una forma de lectura: la nuestra propia. Leemos como sentimos una canci贸n, infantilmente, cerrados, alegres鈥 se puede bailar con la mirada una rima, tanto como escuchar la musicalidad de un p谩rrafo cuando leemos en voz alta. 

   Ahora, por ejemplo, se hicieron dos pausas: con 茅sta, una tercera. El n煤mero tres -de los silencios- se corresponde con los t茅rminos 鈥渁hora鈥, 鈥渄os鈥 y 鈥溍﹕ta鈥, que son sonoros. Son sonoros porque resuenan en nuestra mente mientras los leemos, y desde all铆 por las vibraciones que hacen temblar sutilmente a nuestro cuerpo. Algunos escritores llaman a esto conmoci贸n

   Pocas cosas logran conmovernos. Dicen que el abrazo con un ser querido luego de un tiempo distanciados puede acerc谩rsele. Hay una diferencia: en el abrazo el encuentro es con el otro; en la lectura, en la m煤sica, el abrazo es sostenido y cambia, o m谩s bien, es m煤ltiple. Se alarga y se abraza a muchos otros, y nosotros pasamos a ser otros con ellos. De all铆 lo de 鈥渢ransformarse鈥 o 鈥渧olar con la imaginaci贸n a otra parte鈥 del clich茅 tan mentado de los manuales de escuela.  

   Muchos escritores comentan que de j贸venes, cuando quer铆an aprender a escribir, les recomendaban en los talleres de escritura precisamente provocar esta 鈥渢ransformaci贸n鈥 del lector. Algunos lo llamaban 鈥渄es-automatizaci贸n鈥, o distanciamiento. Se les busca, s铆, y es a trav茅s de recursos del lenguaje literario que nos no dicen -pero que est谩n all铆 en el texto- c贸mo se provocan. Uno de ellos es la sinestesia, muy utilizada en las canciones rom谩nticas y en los art铆culos de cr铆tica de arte: 鈥淟a piel que mira, a trav茅s de sus poros, c贸mo se despedaza su tejido lleno de palabras acalladas por las cicatrices del tiempo鈥. Pero 鈥渢ransformarse鈥, o 鈥渧olar con la imaginaci贸n鈥︹ tienen algo de asincr贸nico, o mejor dicho, de salto imposible de capturar en un gesto autom谩tico como una t茅cnica; un hiato dif铆cilmente puenteable entre la palabra que se pronuncia y su resonancia en nuestro cuerpo. 

   Creo personalmente que los talleres de escritura -conservatorios de la palabra escrita- pretendieron siempre algo inevitable: las ondulaciones de las letras, negro sobre blanco, se adjuntan unas con otras de manera tal que, como bailarinas, son imposibles de capturar en una imagen si lo que se pretende es acompa帽arlas con nuestra mirada, un铆rseles mientras est谩n en movimiento y danzar con ellas. 

Como un abrazo: no se puede cerrar.




Fuente: Lobosuelto.com